FINAL 58 SNB; Leñadores: ¡a mitad del camino!

01:35 am

 

Beisbol-Play Off Final Tunas vs VCL las tunas serie 58 jugada en Home Jorge Aloma
Las Tunas aprovechó muy bien el corrido de las bases en el segundo juego de la gran final. Foto: Ricardo López Hevia

Solo les faltan dos triunfos más. Los Leñadores de Las Tunas, jugando mejor a la pelota, apelando a todo, desde un cuadrangular hasta un squeeze play, volvieron a derrotar este domingo a los Leopardos de Villa Clara y se colocaron a dos triunfos más de ser, por primera vez, los campeones del béisbol cubano.

El mentor Eduardo Paret introdujo para el segundo juego cambios en su alineación por la presencia en el box del zurdo camagüeyano Dariel Góngora, colocando a Yunior Paumier como segundo en la tanda, César Prieto bajado al noveno turno para dar entrada al antesalista Yeniet Pérez como sexto bate.

Pablo Civil mantuvo el orden al bate del choque anterior, en parte porque las formaciones ganadoras no admiten cambios y en segunda porque de sus nueve jugadores al bate solo uno es zurdo, Jorge Jhonson, con lo cual el siniestro artemiseño Misael Villa enfrentaría a ocho derechos.

Los Leopardos rugieron temprano al marcar una en el primero y dos más en el segundo, la primera remolcada por cuadrangular de Carlos Benítez al bosque izquierdo, y otra fletada por doblete de Prieto halando la bola para su mano.

Pero los dueños de casa aumentaron la emoción en el final de la segunda entrada, al reducir la diferencia a una, combinando los sencillos de Jorge Alomáy Yasiel Santoya con un par de bases por bolas, un pasbol y un roletazo de Yunieski Larduet al campo corto.

Hubo tranquilidad en la pizarra durante un par de capítulos, pero en la parte baja de la quinta los Leñadores volvieron a la carga. Primero fue el cuadrangular de Jhonson al jardín derecho, echando abajo la famosa teoría de zurdo contra zurdo, con la cual, dicho sea de paso, nunca estaré de acuerdo. Ya era hora de reemplazar a Villa, después del tubey de Yosvani Alarcón, y Paret envió al montículo a Yosvani Torres –otro abridor convertido en relevista– y el saludo no pudo ser más irrespetuoso, cañonazos de Ayala y Alomá, el de este último al jardín central, que impulsó la ventaja, para regocijo de la entusiasta afición tunera.

Pero Torres duró lo que el clásico «merengue en la puerta de un colegio» y ya en la sexta abandonó el box, luego de dejar corredores en segunda y tercera con un out. Wilson Paredes llegó a la bien llamada «colina de los tormentos» e, igualmente, los ganadores lo recibieron sin cortesía, con un metrallazo de Jhonson para remolcar dos y colocar la pizarra 6-3 a favor de la tropa del mentor Pablo Civil.

Mientras esto sucedía, en la trinchera de los tuneros el zurdo Góngora se recompuso luego de su mal inicio, combinando curvas y rectas bajitas a las esquinas, para caminar durante todo el segundo tercio sin aceptar carreras. 

En el séptimo se complicó y necesitó la ayuda de Yoelkis Cruz, quien no las tuvo todas consigo contra los dos primeros bateadores, pero con las bases llenas y un out obligó al siempre peligroso William Saavedra a batear para el primer doble-play del encuentro en el momento que más falta hacía.

Dos anotaciones más facturaron los orientales en la parte baja de esa entrada, haciendo gala de velocidad en las bases, en buena medida gracias al cambio de receptor de la escuadra azucarera, pues robaron base, tocaron la bola y remataron con una perfecta jugada de squeeze play ejecutada por Andrés Quiala con los ángulos congestionados. Era la puntilla de un equipo grande en su concepción del juego.  

Anotaciones por entrada

Julio Antonio Mella (domingo)      C   H   E
Villa Clara      120 000 100           4   10   1
Las Tunas      020 022 20x           8   13   0

G: Dariel Góngora (2-0).
P: Misael Villa (0-1). Js: Yudier Rodríguez (1).  

Jrs: Carlos Benítez y Jorge Jhonson.


Jorge Alomá(izquierda) y Jorge Jhonson(derecha).
Jorge Alomá(izquierda) y Jorge Jhonson(derecha). Foto: Ricardo López Hevia

Quiso la casualidad que ambos respondan al mismo nombre y que sean, al mismo tiempo, dos de los tesoros ofensivos con los que cuenta la bien nutrida alineación tunera. El uno como refuerzo, el otro, hijo de este territorio, pero si de play off se trata esa diferencia desaparece.

«Ya yo venía con la preparación de un año muy bueno con Artemisa. Cuando me incorporé a Las Tunas lo que hice fue hablar con el preparador físico para darle una continuidad a lo que venía haciendo y las cosas se dieron bien, por eso es que estoy en buena forma», acotó Jorge Alomá.

«Me he enfocado mucho en la defensa porque a veces me sentía raro en segunda y hay que limar los errores, porque esta es una etapa muy dura y cada error tiene un costo muy grande», reseñó el refuerzo proveniente del conjunto de Artemisa.

Así declaró a Granma el torpedero Alomá, quien se ha ganado el cariño y la confianza de la afición tunera, que apoya su turno al bate con la frase «oye, te cogió Alomá». Eso también ha sido para él un motivo de inspiración.

«Es algo muy bonito. Lo mejor que tiene un atleta es el reconocimiento del público y lo estoy teniendo, eso me impulsa a jugar cada juego como si fuera el último de mi vida, porque disputar un play off es un gran privilegio y por eso estoy luchando. Creo que es posible alcanzar el título, todo depende de nuestro empeño y también de respetar al contrario, como es el caso de Villa Clara, que es un gran equipo, con un gran director», concluyó.

Otro que ha llegado a esta final con la disposición de entregarse por entero es el jardinero Jorge Jhonson Dixon, quien sin duda ha desempeñado un excelente papel para este resultado de Las Tunas.

«Llego a esta decisiva etapa con los mismos deseos, muy bien preparado y con ganas de dar lo mejor de mí. Creo que no debemos perder la paciencia, estar tranquilos. Si actuamos así las cosas salen. No puede haber ansiedad, ni apuro, nada que nos afecte. Simplemente jugamos y lo disfrutamos», consideró Jhonson.

«Mi mentalidad siempre está orientada a conectar. Te voy a ser sincero, mi objetivo es embasarme, porque sé que detrás de mí vienen Danel Castro, Yosvani Alarcón y Alexander Ayala. No hay ningún sentimiento de liderazgo individual, llego a la base y los demás hacen su trabajo, creo que en eso ha mejorado mucho el equipo de Las Tunas», sentenció.

Su opinión acerca de los refuerzos demuestra que realmente se han constituido como una gran familia con el resto de los jugadores tuneros.

«Los refuerzos son peloteros muy valiosos, con una entrega muy grande y una calidad humana excepcional. Lo bueno es que han llegado a un equipo que evoluciona para bien, que todos los días crece, que todos los días lucha, eso se contagia, y sin el aporte de ellos no pudiéramos estar aquí hoy», remarcó el jardinero.
Aunque tiene plena fe en la victoria, Jorge Jhonson sabe que confiarse es algo peligroso y que su equipo no se lo puede permitir a estas alturas del campeonato.

«De Villa Clara puedo decir que es un grande dirigido por un excelente pelotero, creo que este va a ser un play off muy difícil, igual que el año pasado, hay que jugarles bien todos los días para poderles ganar», finalizó.


58 SNB: Segundo hachazo con récord de Góngora

Los tuneros ganaron los dos primeros partidos de la final.
Por: Duanys Hernández Torres (duanysh@inder.cu)
 
 

Twittear

 
Foto: Roberto Morejón

Las Tunas.- LOS LEÑADORES doblegaron 8-4 a Villa Clara en el segundo juego del play off final de la 58 Serie Nacional de Béisbol. Con este resultado se encarrilan hacia la obtención de su primera corona.

Villa Clara comenzó impetuoso el partido, al fabricar tres carreras en las dos primeras entradas ante los envíos del zurdo Dariel Góngora. La primera anotación llegó por jonrón solitario de Carlos Benítez en el primer capítulo.

Sumaron otras dos en el segundo por inatrapable de Yeniet Pérez, cohete impulsor de Yulexis La Rosa después de un machucón de Norel González que adelantó a Yeniet, y doblete de César Prieto que remolcó la tercera.

Los Leñadores reaccionaron en el mismo segundo inning con dos imparables, par de boletos y roletazo al campo corto de Yuniesky Larduet con las bases llenas que sirvió para fletar la segunda.

Los tuneros ripostaron con dos más en la parte baja del quinto acto y explotaron al abridor Misael Villa. Abrió la entrada Jorge Yhonson con cuadrangular que empató el desafío. Después batearon tres imparables consecutivos Yosvany Alarcón, Alexander Ayala y Jorge Enrique Alomá respectivamente.

Los discípulos de Pablo Civil no pararon la producción ofensiva con otras dos anotaciones en el sexto episodio por indiscutible de Denis Peña, sacrificio de András Quiala, boleto y base robada de Larduet e incogible remolcador de dos carreras para Yhonson.

En el séptimo utilizaron otra de sus principales armas: la velocidad en función de la ofensiva. Una base robada de Yasiel Santoya y squezze play suicida de Andrés Quiala sirvieron para que anotara el refuerzo yumurino. Antes, Denis Peña anotó gracias a un wild pitch del relevista Wilson Paredes.

Pablo Civil hizo un análisis del segundo juego y ponderó las cualidades de la selección que comanda.

«Los parámetros de juego se comportaron de una manera correcta. Góngora hizo muy bien su trabajo y la ofensiva en el segundo tercio de juego pudo remontar el marcador», declaró el mánager.

Los Leñadores se ven muy bien enfocados en este play off final. El director tunero aseguró que este conjunto está listo para un resultado histórico.

«Este equipo tiene una meta y compromiso diferente al del año pasado. Los refuerzos han aportado más que entonces. El equipo se ha enfocado desde el punto de vista mental en que podemos ganar el campeonato. Se está jugando bien al béisbol y empujando las carreras importantes. Un Danel Castro bien ofensivo y la conducción del receptor Yosvani Alarcón han sido fundamentales en este resultado», afirmó.

Las palmas para Eduardo Paret, quien realizó cambios en la alineación para buscar más ofensiva, al llevar a la banca a Andy Zamora y darle entrada a Yeniet Pérez, aunque no pudo llevarse el triunfo.

Polémica la decisión de sustituir a Yulexis La Rosa en el sexto acto, y poner como emergente a Raúl Reyes con mejores opciones en el banco. Julio Miranda no estuvo bien a la defensa y el equipo lo sintió.

Bastante arriesgado el intento de robo (aunque fructificó) de César Prieto con tres carreras debajo en el marcador en el llamado “inning de la suerte”. Posteriormente anotó gracias a imparable de Carlos Benítez.

El mánager anaranjado pudiera valorar la posibilidad de sentar al refuerzo Yunior Paumier, quien ha estado muy mal con el madero en este play off, con un pobre promedio de 076.

Otra vez Dariel Góngora estuvo bien efectivo ante Villa Clara con sólida actuación en 6,1 entradas de labor en las que permitió tres carreras, seis hits, propinó cuatro ponches y regaló dos boletos. Se ratifica como líder en victorias de la justa con 14.

Con este triunfo el zurdo camagüeyano consigue un récord al vencer seis veces a un mismo conjunto en una temporada. Según los datos de Osvaldo Rojas Garay superó a Modesto Verdura y Franklyn Aspillaga, quienes consiguieron cinco triunfos en 1963, ante Industriales y Orientales, respectivamente.

Góngora le ha brindado seis tazas de caldosa a Villa Clara en esta campaña, dos con Camagüey y las cuatros restantes con la franela de los Leñadores.

«No tenía conocimiento de este récord. Siempre enfoco mi trabajo en el control y en los lanzamientos de rompimiento. Este año he incrementado un cambio de velocidad que me ha facilitado el trabajo ante los bateadores de fuerza y allí ha estado la clave del éxito», dijo.

Yudiel Rodríguez ha participado en las dos victorias de la final. Se anotó punto por juego salvado, al sacar los últimos cinco outs. El zurdo de Jobabo ha sido una de las claves del bullpen tunero en esta serie final.

Los mejores leñadores fueron Jorge Enrique Alomá, de 3-3 con dos anotadas y una impulsada, así como Jorge Yhonson de 5-2 con un jonrón y tres remolcadas. Por Villa Clara se destacaron Carlos Benítez de 3-3 con dos boletos y un cuadrangular; y Yeniet Pérez de 4-2 con una anotada.

El play off se traslada al estadio Augusto César Sandino, de Santa Clara. El tercer juego promete un gran duelo entre Yoanny Yera y Fredy Asiel Álvarez.

Villa Clara está obligado a ganar cuatro de los cinco partidos que restan. Parece una tarea quimérica ante la superioridad que han mostrado los Leñadores.

Las Tunas necesita solo dos victorias para conseguir la anhelada corona que casi acarició en la temporada pasada. ¿Concretarán la faena en Santa Clara?

 

Tomado de: Granma

Tomado de: JIT

5 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. a esta gente no los para nadie. ganando 1 en el Sandino tienen el 90 % de ser Campeones, porq en el Mella no les gana nadie. VCL tiene q hacerlo todo bien, comenzando por batear y fabricar mas de 5 o 6 carreras temprano, sino q se despidan. ojalá exista mayor oposición, porq hasta ahora va siendo muy fácil para los leñadores.

    saludos

    • SIEMPRE NARANJA en 14 enero, 2019 a las 10:18 am
    • Responder

    Lo cierto es que mi VC la tiene cuesta arriba y subirla les va a ser bastante difícil. Claro no niego que, en el fondo y aunque soñar no cuesta nada, sueño con una remontada pero reconozco que el % de lograrlo es ínfimo.

    No se puede ser ciego y siendo realista el equipo Tunero presenta una forma deportiva óptima del 1er bate al 9no. Es un equipo mucho más maduro y con una dirección igualmente más profesional a pesar de pequeños detalles que al final suman para dar como amplio favorito a ese equipo. Entiéndase la ineficiente presentación de Alain Sánchez y el no bateo oportuno del VC pues opciones de hacer carreras las tuvieron.

    Por otro lado aunque en el mundo deportivo un segundo lugar deja siempre un sabor amargo por estar a las puertas de un título y quedarse fuera, este VC dirigido por Paret sobrecumplió los pronósticos más optimistas, claro uno siempre quiere más, esa es una característica intrínseca del ser humano que lo diferencia del resto de los animales.

    Yo por el momento espero que no se decida en el Sandino, nada descabellado, pues también como locales VC ha jugado bien y todos estaremos allí para apoyarlos, algo que de verdad necesita mi equipo y yo por lo menos haré acto de presencia y si por alguna casualidad se termina en mi estadio esta gran final no dudaré, y parado como una estaca, aplaudiré a mi equipo por volver a hacernos sentir que en mi tierra seguimos sintiendo al béisbol como algo especial y ratificando que el protagonismo escrito por mi provincia ha sido inalcanzable para muchas otras y eso al final nos hace sentir orgullosos. Este año llegamos a la 11na presencia (única provincia que lo ha logrado) en una final logrando cinco títulos nacionales.

    Como dice mi nick SIEMPRE NARANJA hasta la muerte…………….

    • Marcial Segura Beltran en 14 enero, 2019 a las 2:26 pm
    • Responder

    La suerte parece estar echada, los leñadores llegan al cuartel de los ¨leopardos azucareros¨, en una posición bien privilegiada, la mitad del camino recorrido. Lo cierto es que parece casi imposible detener a este equipo, con líderes y héroes diversos, ya dije en un comentario anterior, que cuando no es Yera, es Góngora, si no es Yoalkis es Yudiel, eso desde el montículo, porque empuñando el madero, si no son Larduet y/o Johnson es Quiala, y ni hablar del resto: Danel, Alarcón, Ayala, Alomá y hasta Santoya…cuando el aporte viene de cualquiera, y en la mayoria de las ocasiones combinados, el resultado no se hace esperar..
    Para el martes viene Yera, y aunque en trinchera opuesta esté Freddy Asiel, los tuneros van por el 3er y premortal hachazo….

      • Marcial Segura Beltran en 16 enero, 2019 a las 1:09 pm
      • Responder

      El ¿béisbol?, ese que no entiende de pronósticos, y echa por tierra el más atinado de los razonamientos…está de FIESTA por estos días, y los Leorpados naranjas se decidieron a animar el convite, no se amilanaron cuando tuvieron el marcador 0 – 4, y con un Freddy Asiel venido de menos a más (estuvo al borde de la explosión en el 2do), contuvo la toletería tunera, y del resto se encargaron sus compañeros, quienes encabezados por el refuerzo granmense Carlos Benitez, (y la complicidad de fallas defensivas del oponente) hicieron las carreras necesarias para anotarse su primera y estimulante victoria, para satisfacción de su entusiasta afición que desde horas temprana abarrotó las gradas del Sandino, obviando la desventaja en la Serie 0- 2 …
      Hoy toca a los Leñadores demostrar lo que muchos entendidos en la materia llevan dias afirmando, que han sido el equipo más estable y por ende el mejor de toda la temporada, y reponerse del contundente revés de anoche, donde Villa Clara hizo lo que tenía que hacer y Las Tunas tuvo su peor partido de la actual postemporada….

    • Carlos en 14 enero, 2019 a las 3:14 pm
    • Responder

    Excelentes respuestas,por el mensaje positivo que transmiten y por la ética expresada en el respeto al contrario,a la verdad merecen ser campeones.

Responder a Marcial Segura Beltran Cancelar respuesta

Tu email nunca se publicará.