El Castilla, al ‘rescate’ del Real Madrid en la Copa del Rey + La de Benzema es la ausencia más dolorosa para Solari

7:45 pm

 

 

 

  •  

 

MADRID — El Real Madrid tendrá que hacer frente a la vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey frente a Leganés con un equipo ‘juvenil’. Hasta siete jugadores se perderán el encuentro que se disputará este miércoles en Butarque debido a la ola de lesiones que aqueja al conjunto merengue.

El último en caer ha sido el cuarto central Jesús Vallejo, aquejado de un problema muscular que, a falta de un parte médico que confirme el alcance de su lesión, podría mantenerlo fuera de los terrenos de juego al menos dos semanas.

El defensa español se une así a la lista de bajas por lesión que empieza a hacerse demasiado larga.

 

Gareth Bale, Marco Asensio, Toni Kroos y Marcos Llorente continúan con sus respectivos procesos de recuperación, y aún no han visto luz verde para empezar a trabajar en el césped. Aunque Mariano y Thiabut Courtois realizaron parte del entrenamiento de este martes, aún no cuentan con el alta médica y no se les espera antes del fin de semana, cuando el equipo merengue se mida al Sevilla en Liga.

Por su parte, Karim Benzema inició este martes el tratamiento tras fracturarse un dedo de la mano derecha. En el mejor de los casos, el francés estará listo para jugar el sábado.

Con cerca de un tercio del plantel fuera, Solari ha tenido que echar mano de cinco jugadores del Castilla, Cristo, Javi Sánchez, De Frutos, Jaume y Alberto, para completar al grupo en el entrenamiento y se espera que al menos los dos primeros, que ya han debutado con el primer equipo, entren en la convocatoria para visitar a los pepineros.

Solari no ha querido dar pistas sobre el equipo que saltará al a cancha de Butarque, pero se espera que, esta vez, dé algo de juego a Isco Alarcón, que no jugó ni un minuto en la victoria por 1-2 sobre el Betis a pesar de las numerosas bajas.

Asimismo, el entrenador recupera a Lucas Vázquez tras cumplir sanción en la Liga. A falta de un centro delantero en condiciones, el gallego sería la pareja de Vinicius Júnior en ataque. La duda está en el sistema que empleará el argentino.

El fin de semana sorprendió con un planteamiento defensivo con cinco defensas y dos puntas y no es descartable que repita con el objetivo de sellar su pase a cuartos de final del torneo copero; sobre todo, considerando que el fin de semana tendrá que hacer frente a un partido clave en sus aspiraciones para el resto de la temporada frente al tercer clasificado, Sevilla, y tendrá que dar descanso a la mayor cantidad de titulares en potencia posibles.

CASILLA PREPARA SU MARCHA
Kiko Casilla, que está viviendo sus últimas horas en el Real Madrid, no se ha ejercitado con el resto del equipo, ya que prepara su salida rumbo al Leeds. El arquero no ha visto acción en toda la temporada tras ser relegado a tercera opción desde la llegada de Thibaut Courtois al conjunto merengue, por lo que ha decidido probar suerte con el equipo de Marcelo Bielsa, que pelea por el ascenso a la Premier League de Inglaterra.

Según trascendió en la prensa española, la operación se encuentra muy avanzada y podría cerrarse en el transcurso de la tarde del martes. En tanto, en Inglaterra esperan que el jugador viaje en las próximas horas para someterse a la revisión médica previa a la firma del contrato.

Ante la inminente marcha de Casilla, Luca Zidane iría a la banca en Butarque como suplente de Keylor Navas, titular en el torneo de Copa del Rey.


La de Benzema es la ausencia más dolorosa para Solari

 

 

MADRID — El único centro delantero de garantías en el Real Madrid, Karim Benzema, está entre algodones después de fracturarse una falange del dedo meñique de la mano derecha y será una de las siete bajas por lesión para el encuentro de este miércoles en que el equipo merengue se enfrentará a Leganés en la vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey; prácticamente un mero trámite sellar su clasificación a la siguiente ronda tras llevarse la ida por 3-0.

El elevado número de bajas provocarán que el técnico vuelva a echar mano de los más jóvenes del plantel y jugadores del filial, sobre todo en ataque, la zona más afectada por las ausencias. Para Solari, la del francés es la más sensible, pues no tiene otro ‘9’ con sus condiciones en el plantel y solo puede rogar por que vuelva a tiempo para medirse a Sevilla el fin de semana en un encuentro en que el Real Madrid se juega la última carta para volver a la pelea en la zona alta de la tabla.

“Hay varios jugadores que pueden (jugar en la posición)”, afirmó Santiago Solari en rueda de prensa tras el entrenamiento de su equipo. “Otra cosa es que sean especialistas. El especialista evidentemente es Karim y esperemos tenerlo este fin de semana”, agregó.

Tras la última evaluación al jugador, el cuerpo médico del club optó por un tratamiento conservador y evitar así que el jugador pase por el quirófano prolongando su tiempo de baja. Las carencias – tanto en presencia, como de gol – hacen evidente la necesidad de reforzar el ataque del Real Madrid con un jugador de garantías, ya sea como recambio de Karim Benzema (toda vez que Mariano no ha funcionado), o para acompañarlo ante la fragilidad de Gareth Bale y la falta de experiencia de Vinicius. Solari, sin embargo, evitó pronunciarse al respecto. Según argumentó, debido a que” no le compete la política de fichajes”.

En esa misma tesitura evitó – por enésima ocasión – emitir opinión alguna en torno a la situación de Isco Alarcón, condenado al ostracismo por el técnico y cuya única esperanza de ver acción se reduce a los partidos como el de este miércoles: un mero trámite al que hacer frente con hasta ocho bajas. Preguntado, esta vez, acerca de una posible marcha del jugador, Solari se ha escudado en que él es “el entrenador” y no le compete pedirle (o no) que se quede.

En cambio, ha puesto énfasis en la “evolución” de los jóvenes a su cargo. Particularmente la de Vinicius Júnior, quien suma ya dos titularidades consecutivas y podría partir como centro delantero en lugar de Benzema ante Leganés.

El técnico destacó el crecimiento exponencial del brasileño – también en importancia dentro de su esquema – desde su llegada al club hace seis meses. No obstante, advirtió que es tarea de los más experimentados “cuidarlo” y asumir la mayor responsabilidad dentro de la cancha.

“Tiene mucho talento y demuestra cuando toca demostrarlo, que es en los partidos, ante jugadores de experiencia y compartiendo cancha con jugadores de experiencia. Haber hecho este recorrido en poco tiempo tiene mucho mérito. Dicho esto, todos tenemos que cuidarlo porque no deja de ser un chico recién llegado de 18 años. El peso de la competición siempre recae en los jugadores de mayor experiencia.

“El otro día hubo muchos chicos menores de 20 años que terminaron jugando, pero siempre sustentados en Ramos, Modric, Carvajal, Casemiro… que son los que tienen que sostener no solo a los jóvenes sino al equipo a lo largo de la temporada”, afirmó Solari.

Ya no quiso decir si esa decisión de dar mayor peso a los jóvenes partía de la convicción, de la precaria situación del equipo merengue en la Liga, o a pedido expreso de la directiva.

“Es (producto de) la confección de la plantilla”, resumió.

 

Tomado de: ESPN

 

 

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.