Es considerado un ‘revolucionario’ del futbol contemporáneo. Cuando todo parecía escrito apareció en el Barcelona sin antecedente alguno que haber dirigido al equipo B, pero desde entonces empezó una historia que lo catapultó a la inmortalidad.

Pep Guardiola está de manteles largos este viernes 18 de enero, pues cumple 48 años. El técnico que convirtió el futbol en virtuosismo, que demostró que en el camino a la victoria es posible la belleza y que lo refrendó con cualquier cantidad de títulos en el Barça, pero sobre todo defendiendo un estilo.

Pasó por el Bayern Munich y su idea no cambio, más allá de que no ganó la Champions League, que era la exigencia del gigante alemán.

Hoy cumple su tercera temporada en el Manchester City, donde nuevamente su equipo juega “a lo Guardiola”, con un juego elaborado que pondera la posesión del esférico y no renunciar a una idea. Ya ganó la Premier League imponiendo récords, pero la historia de Pep continúa.

Este viernes en la conferencia de prensa previa al juego del fin de semana, Guardiola fue cuestionado por la celebración de sus 48 años…

– ¿Algún plan para celebrar tu cumpleaños?

– No, ninguno. Con la familia… No tengo amigos.

La respuesta fue seguida por una escueta sonrisa del entrenador, que a su vez provocó las risas de los periodistas.

Así las cosas, un entrenador joven y con una larga carrera por delante si es que así lo decide, Guardiola festejará en la intimidad con su familia y seguramente con algunos amigos, que ciertamente los tiene.