PARÍS – Una patada a Neymar en la victoria del PSG sobre el Estrasburgo, por 2-0, en la Copa de Francia, provocó que algunos rivales del brasileño hablaran. Anthony Gonçalvez, titular del equipo derrotado, fue duro sobre las “provocaciones” del brasileño, quien dejó el duelo, lesionado.

“¿Las provocaciones? Es su estilo… Pero cuando quieres jugar así, no te quejes si te llevas golpes… No estamos aquí para que se divierta con nosotros. No somos sus títeres. ¿Quiere divertirse? Bueno, respondemos con nuestras armas. No seremos engañados”, dijo al canal Eurosport.

“Tenemos una camiseta, unos colores y un público para defender. Así que no estamos aquí para reírnos. Él puede divertirse, no hay problema, es su estilo. Exactamente, creo que la gente también viene para eso. Le gusta hacerlo. Respeto el talento y el jugador que es. Es parte de su parafernalia. Es así, pero nosotros respondemos a nuestra manera”, agregó Gonçalvez.

En la victoria sobre el Estrasburgo, Neymar lesionó una vez más del pie derecho. A los 10 minutos del segundo tiempo, el brasileño se llevó tres entradas consecutivas del tunecino Moataz Zemzemi y se resintió del pie diestro. A pesar de levantarse y continuar en el campo, fue reemplazado.

La contusión en el quinto metatarso -la misma del año pasado- preocupa tanto al PSG como a la selección brasileña. En la última noche, el camisa 10 fue directamente al Hospital Americano de París, en Neuilly.

Aún no se sabe la gravedad de la lesión, pero una cirugía no está descartada.