PARÍS – En medio de la espera para conocer la gravedad de la lesión de su hijo, que volvió a sentir dolores en el quinto metatarso del pie derecho fracturado en 2018, en vísperas de la Copa del Mundo, el padre de Neymar fue a las redes sociales, donde escribió un texto recordando otras lesiones para rebatir las críticas al delantero del Paris Saint-Germain.

La primera contusión recordada por el papá de Neymar se produjo en los cuartos de final de la Copa del Mundo de 2014, cuando Zúñiga golpeó con la rodilla en la espalda del brasileño, que tuvo una fractura en una de las vértebras.

“Una entrada desproporcionada y sin sentido. Todo bien, aceptamos el destino, nada que hacer. Pensamos, oramos y llegamos a la conclusión de que mi hijo hasta tuvo suerte porque podría estar en una silla de ruedas”, escribió.

A continuación, el padre de la estrella citó el pisotón de Miguel Layún en los octavos del Mundial de 2018. En la oportunidad, Neymar estaba tirado fuera del campo y fue pisoteado por el centrocampista de México.

 

“Un pisotón en su tobillo cuando (estaba) fuera de juego. Dijo que no hubo nada y que, por el contrario, él simuló. Tenía VAR, tenía el mundo entero viendo, pero en fin él se consideró ‘culpable’”, relató.

La última y más reciente contusión recordada por el padre de Neymar se produjo el pasado miércoles. Enfrentado por la Copa de Francia, ante el Estrasburgo, el atacante, bastante cazado en el campo, acabó lastimándose tras una serie de faltas.

“Cuatro faltas consecutivas, en el mismo lance, hasta lograr provocar el desequilibrio de él y posteriormente la torsión”, analizó.

“Sistema socialista en el futbol”, agregó.

Ante ese historial de lesiones, Neymar rebotó las críticas a su hijo por la fama de ‘tirarse y tirarse’ y se quejó de la omisión de los árbitros. “Si cae, mi hijo es caídas-caídas. Si él se protege huyendo de la falta es simulación y si ‘simula’, mi Dios, es terriblemente atacado “, afirmó.

“Una entrada por detrás, como en 2014 no hay consejo que lo proteja, esa protección necesita ser hecha por el arbitraje. Un pisotón fuera del juego no tengo como proteger, necesita ser hecho por el arbitraje. Faltas consecutivas, típicas de un anti-juego, tampoco tenemos cómo proteger, tiene que ser hecho por el arbitraje. No es llanto de un padre, es cansancio de ese sistema socialista en el fútbol, ‘todos iguales’. ¿Driblar no puede? ¿Tener talento no puede?”, escribió.

Por último, Neymar citó algunas insatisfacciones con la prensa. “Cansado de algunos medios de comunicación más preocupados en ‘vender’ materias. Sabes … como siempre la vida continúa, el fútbol también, y los idiotas de turno, que se dicen expertos en futbol, continuarán realizando encuestas preguntando si ‘Neymar merece recibir’. Lamentable, para decir lo menos, porque la voluntad es de mandarlos a la mi…”, dijo.

“Mi hijo, como siempre, ya se levantó y comenzó de nuevo. Aprovechen ahora y guarden el veneno. Pero se preparan porque, como siempre, volverá más fuerte “, finalizó.