Juventus abdicó este miércoles como rey de la Copa Italia, un torneo del que fue campeón en las últimas cuatro ediciones consecutivas, al perder 3-0 en el campo del Atalanta en los cuartos de final.

Un doblete del colombiano Duván Zapata y un tanto del belga Timothy Castagne acabaron con un Juventus que no recibía goles en la Copa Italia desde el 5 de abril de 2017, cuando se metió en la final pese a perder 3-2 contra Napoli.

Dejó vacío su trono el conjunto turinés y perdió además a su capitán, el defensa Giorgio Chiellini, que abandonó al equipo en la primera mitad a causa de un fastidio en la pantorrilla derecha que requerirá exámenes en las próximas horas.

Se hundió ante otra magistral prestación de Duván Zapata, que lleva veinte goles en esta campaña. El colombiano encadenó su décimo partido consecutivo viendo puerta y está jugando el mejor fútbol de su carrera.

Atalanta, todavía con el pleno de entusiasmo por la épica remontada lograda el domingo contra el Roma, en el que recuperó un 0-3 y empató 3-3, salió agresivo ante un Juventus con poco ritmo y que cometió muchos errores en fase de salida de balón.

A esa falta de ritmo se agregó la pésima noticia de la lesión de Chiellini, quien tuvo que retirarse en el 27 por molestias en la pantorrilla derecha. Le sustituyó el portugués Joao Cancelo, con Mattia De Sciglio, un lateral derecho, que se posicionó de central.

Sin su capitán, cuya baja se sumó a la de Leonardo Bonucci, también lesionado, Juventus perdió consistencia y acabó recibiendo dos goles entre el 37 y el 39 que pusieron cuesta arriba su duelo.

Castagne aprovechó un despiste de Cancelo para subir el 1-0 al marcador con un disparo desde el límite del área mientras que Duván marcó por quinta vez en su carrera al Juventus y amplió distancias, confirmando su tremendo estado de forma.

No estaba acostumbrado Juventus a estar por detrás en el marcador en la Copa Italia. El cuatro veces consecutivas campeón copero no recibía dianas en este torneo desde el cruce con el Napoli de 2017, hace dos años.

Además, los turineses perdieron a su entrenador Massimiliano Allegri, expulsado por protestar duramente al colegiado en ocasión del 2-0 de Zapata.

Apretó con rabia el Juventus en la reanudación, pero el Atalanta, empujado por su afición, se defendió con gran compromiso y a los turineses se les hizo muy complicado encontrar espacios para disparar.

Así, en el tramo final, otro error defensivo, esta vez de De Sciglio, entregó el balón a Zapata para que coronara la goleada con el 3-0 y su doblete personal.

El delantero de Cali, fichado por el Atalanta el pasado verano procedente del Sampdoria, lleva 17 goles en los últimos diez partidos disputados y está viviendo la mejor temporada de su carrera.

Los últimos minutos fueron una fiesta para el conjunto norteño, que llegó a torear al Juventus ante los “olé” de su hinchada.


 

 

Con doblete de Gio y uno de Muriel, Fiorentina aplastó a Roma y se metió en semis

(EFE) — La Fiorentina aplastó 7-1 a la Roma este miércoles en el estadio Artemio Franchi de Florencia, con doblete del argentino Giovanni Simeone y gol del colombiano Luis Muriel, y puso rumbo a las semifinales de la Copa Italia.

 

El cuarto gol consecutivo de Muriel, unido al doblete de Simeone, a un tanto de Marco Benassi y a un gran triplete de Federico Chiesa hundieron a un Roma que se despidió de la Copa con un resultado humillante y que acabó los últimos minutos en diez hombres contra once.

Fiorentina, letal en las transiciones ofensivas, se puso por delante 2-0 tras apenas 18 minutos (doblete de Chiesa) contra un Roma muy distraído defensivamente y que, pese a recortar momentáneamente distancias con el 1-2 del serbio Aleksandar Kolarov (m.28), nunca tuvo reales opciones de entrar en el partido.

Apenas cinco minutos después del tanto de Kolarov, Muriel, fichado en esta sesión de mercado procedente del Sevilla, anotó el 3-1 y abrió el camino para una goleada histórica, que se concretó en una reanudación nefasta para Roma.

El cuadro romano, que el pasado domingo desaprovechó una ventaja 3-0 contra el Atalanta y acabó empatando 3-3, recibió el 4-1 de Benassi, a pase de Muriel (m.66), y terminó padeciendo una auténtica humillación en el último cuarto de hora.

El bosnio Edin Dzeko fue expulsado con roja directa por protestar duramente al colegiado y Chiesa completó su triplete personal en el 75 para subir el 5-1 al marcador. Fue Simeone quien se encargó de redondear el resultado con un doblete firmado en el 79 y en el 89.
Los últimos minutos fueron un sufrimiento para el Roma y el colegiado decidió, de acuerdo con el capitán romanista Alessandro Florenzi, no dar tiempo añadido y enviar a los dos equipos a los vestuarios nada más llegar al minuto 90.

Fue una fiesta para Fiorentina, que disfruta de una delantera en brillante estado de forma. En los últimos tres partidos, los toscanos anotaron 14 goles.

El rival de Fiorentina en la próxima ronda saldrá del duelo Atalanta-Juventus, programado para este mismo miércoles.