MLB; El 2019 será crucial para el veterano Kendrys Morales

7:37 PM

 

 

Muy lejos se ve aquel 2009, en el que quedó quinto en la votación del premio al MVP gracias a 43 dobletes, 34 jonrones y 108 remolques

 

Muy
lejos se ve aquel 2009, en el que quedó quinto en la votación del premio al MVP gracias a 43 dobletes, 34 jonrones y 108 remolques

 

Por Juan Páez / @jmanupz

Kendrys Morales ya no es ningún jovencito. Al contrario, es todo un veterano de 35 años (36 el 20 de junio) que cuenta con 12 temporadas de Grandes Ligas en su buen currículo como pelotero. Lo cierto es que el industrialista, usual bateador designado, parece venir en declive en lo que respecta a sus números como toletero. En 2019 entra a la última temporada del contrato de tres años y 33 millones de dólares que firmó con los Azulejos de Toronto a finales de 2016.

La venidera campaña, que arranca en poco más de 60 días, será muy importante para el nacido en Fomento. En pocas palabras, podría dictar si su carrera en la Gran Carpa se acaba o continúa a una edad que representa, salvo casos especiales y casi excepcionales, el ocaso en la trayectoria de cada figura de las Mayores.

Morales viene de batear para .249 de average y dejar un OPS de .769 para los canadienses. En 130 juegos, ligó apenas 103 imparables, con 15 dobles (la peor cifra en cualquier zafra de más de 100 compromisos para él) y 21 estacazos de vuelta completa (su segunda más baja cantidad desde 2012). 

Apenas impulsó 57 carreras y anotó en 47 ocasiones, sumó 50 bases por bolas y cayó por la vía del ponche en 95 oportunidades. Para un jugador que solo aporta a la ofensiva, esos números podrían ser considerados insuficientes.

¿En picada?
A juzgar por lo que han sido temporadas con los Azulejos, para el slugger las temporadas de más de 30 dobletes, 30 cuadrangulares y 100 impulsadas parecen inalcanzables o irrepetibles. 

Muy lejos se ve aquel 2009, en el que quedó quinto en la votación del premio al Jugador Más Valioso gracias a 43 biangulares, 34 jonrones, 108 remolques y un promedio de .306, todos topes personales.

De hecho, luego de 2016, su última campaña con sus estadísticas habituales, Morales atraviesa un declive en sus números. Aquel año sonó 147 indiscutibles y sacó 30 pelotas del parque, con 93 fabricadas y un OPS de .795, cifras que no ha podido tocar de nuevo.

En 2017 llegó al club canadiense y, en 150 desafíos, quedó con 25 batazos de dos bases y 28 jonrones, además de 85 producidas. Si tales guarismos representaban un bajón importante con respecto a lo que había hecho en 2016, todo empeoró en 2018.

Morales tiene algo a su favor para responder a la incógnita de este trabajo: en la Gran Carpa no abundan los zurdos de poder, mucho menos siniestros que puedan resultar incorporaciones de bajo costo.

¿Podrá la trayectoria del antillano tener continuidad en las Grandes Ligas luego de que su contrato expire? Debe protagonizar un ascenso en sus estadísticas. En 2019, con unos Azulejos que no aspirarán a mucho, tendrá su oportunidad.

Kendrys Morales desde su llegada a los Azulejos de Toronto:
Año
Edad
Eq
J
AB
R
H
2B
3B
HR
RBI
BB
SO
BA
OBP
SLG
OPS
2017
34
TOR
150
557
67
139
25
0
28
85
43
132
.250
.308
.445
.753
2018
35
TOR
130
413
47
103
15
0
21
57
50
95
.249
.331
.438
.769
Total:
280
970
114
242
40
0
49
142
93
227
.249
.318
.442
.760

 

Tomado de: Swingcompleto

 

3 comentarios

    • Rafacfgos en 31 enero, 2019 a las 8:27 am
    • Responder

    soy fan de Kendrys desde el año del novato con industriales, creo que su baja (supuesto) tiene que ver mas con la edad y con el los intereses de los patrocinadores MLB, no por los numeros,
    de hecho estos dicen que estuvo mejor que la campaña anterior, mas paciencia al plato , recibio mas bases, mejor BA , OBP y OPS, el resto de datos a la baja hay que destacar que tuvo 144 VB menos en la ultima campaña , no fue utilizado como regular y de los 130 juegos que jugo , fue varios de emergente (1 VB), de hecho relevo dos juegos 2 EL 0 CL , tambien creo jugo 3B.
    agrego que una lastima la lesion que le hizo perder casi año y medio, y tambien en cuba estuvo suspendido
    donde estuvo un tiempo alejado
    eso si de acuerdo que por la edad si no batea mas de 30 HR e impulsa mas de 80 (esto depende del turno al bate y bateadores anteriores) , sera su ultimo

    • El bombardero en 31 enero, 2019 a las 1:48 pm
    • Responder

    Buenas tardes, el artículo es bastante objetivo, pero como muchas otras cosas que he leído sobre Kendry, (sobre todo las que aparecen cuando al ¨ novato sensación¨ de la pelota cubana, no le va bien en una u otra temporada, dentro de la gran carpa) no se es todo lo necesariamente objetivo… Ahora se hace mención a la edad, a la cuestionable, pero objetiva razón de la edad y sin embargo se dejan de observar otros aspectos no menos importantes…
    Por ejemplo se obvia hacer mención que precisamente durante esta temporada el cubano tuvo problemas de visión, que lo afectaron fuertemente en sus inicios, PUES TUVO QUE EMPEZAR A USAR LENTES (algo nuevo para él) que le dificultó mucho lograr los ajustes necesarios, eso unido a la presión de juego continua, a las decisiones de la dirección de su equipo y a la necesidad de salir del slump, conspiraron contra su desenvolvimiento. El artículo también obvia que a pesar de los pesares, a pesar de un desenvolvimiento, que no refleja realmente la calidad del cubano, fue precisamente durante esta temporada donde el nombre de KENDRYS y su bate fueron a parar directamente a COOPERSTOWN, pues aunque no logró empatar el record de todas las grandes ligas de juegos consecutivos bateando de jonrón, si implantó otro impresionante, pues llegó a siete juegos bateando de jonrón, algo que ningún ambidiestro, ni ningún pelotero no nacido en los Estados Unidos ha conseguido en la HISTORIA DE LAS GRANDES LIGAS, eso con el perdón del autor es algo LOABLE. Otro elemento que el artículo elige dejar atrás es que a Kendry le asiste la filosofía de que el trabajo es la clave de todo y ha dado muestras de sobra de que cuando parece que todo acabó para él, de que no hay manera de que levante la cabeza, ahí mismo viene la subida, el levantón impresionante que deja a todos, seguidores y detractores, literalmente ¨con la boca abierta…¨. No se trata de negar lo innegable, lo objetivo, sino se trata de trabajar con las experiencias, con las características de cada cual, pues si nos atenemos a la lógica numérica, KENDRYS nunca hubiera podido volver a jugar beisbol de alto calibre, después de la increíble lesión del año 2010, o debería haber colgado los bates después de la PÉSIMA campaña del 2014 y sin embargo ahí está, dando ¨palos¨ en la mejor liga del mundo ¿Qué ha habido una baja en su rendimiento en esta última temporada? Es verdad, si analizamos fríamente los números ¿Pero se analizó correctamente que hay detrás de esos números, se tuvo en cuenta la variable impensada de un record impresionante dentro de ese slump, más en que momento fue dado cada batazo? No, no se tuvo en cuenta, no se tuvo en cuenta, que lo que él logró esta misma temporada, en pleno ¨declive¨ según palabras del autor, no lo han conseguido, ni el propio Kendrys durante la excelente temporada del 2009 o la del 2015, ni Big Papi, ni Ichiro Suzuky, ni Albert Pujols, ni Mark Texeira, ni otros encumbrados jugadores ya sean ambidiestros o oriundos de diferentes partes del planeta, con excepción de Estados Unidos (donde solo dos han conectado jonrones en más partidos consecutivos que él), COOPERSTOWN no inscribe un nombre o pide un bate por gusto… ¿Qué la temporada que se avecina pudiera ser la última de Kendrys en el BIG SHOW? Esa pregunta solo la vida puede responderla con objetividad, sin embargo en una cosa si coincido plenamente con el autor esta temporada será determinante y constituye un desafío, un fuerte desafío para el cubano (uno más), sobre todo si apreciamos que un talento sin par como Vladimir Guerrero Jr toca muy fuerte las puertas del Big Show y eso le hará mucho más pequeño el espacio a Kendrys dentro de la alineación de los Blue Jays, pero quizás ahí radica el kid de la cosa, pues alguien como él reacciona mejor, cuando las cosas se ponen peor… Creo fervientemente, que debemos confiar en la calidad que habita en este atleta que muchos seguimos, que debemos dar de este lado los mejores deseos para que ese extra de que está hecho, vuelva a salir a flote y destroce las teorías que sostienen que un atleta ya está viejo cuando entra a la edad que oscila entre los 36 y 40 años, demostrando una vez más que la edad, ES UN ESTADO MENTAL, Kendrys no está acabado, ni mucho menos, aunque tendrá que poner todo su empeño para que el terreno, el beisbol y la vida, decidan a su favor. Esperemos por el ¨play ball ¨ de la venidera temporada en la MLB y las sorpresas que nos tiene preparadas. Saludos

    • Dr Gonzalrz Font en 22 mayo, 2019 a las 3:20 pm
    • Responder

    Kendrys Morales es un fenómeno que si no hubiera sido por la fatídica lesión del 2009 hoy estaría como una super estrella en ls lmb pero aun así se ha mantenido y espero que se recupere pero de no ser asi ya escribió su historia

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.