NFL; SUPER BOWL; Combo de noticias: Tom Brady y los Patriots redefinieron el Olimpo con su sexto Trofeo Lombardi. Y MUCHO +

7:48 am

 

 

 

 
  •  
  •  

ATLANTA (Carlos Nava | ESPN) — Distó de ser el partido más eficiente o espectacular de los New England Patriots. Pero frente a Los Angeles Rams que a la ofensiva casi desaparecieron la primera mitad, fue suficiente para que llamarse campeones de la NFL, otra vez.

Los Patriots vencieron 13-3 a los Rams en un Super Bowl en el que Julian Edelman y Tom Brady dominaron por completo durante tres cuartos y del resto se encargó el juego terrestre.

New England es hoy el segundo equipo apenas de la historia que gana seis anillos de campeón, todos con Brady, el único quarterback que aquilata tal proeza en su carrera.

Para los Rams, es casi imposible pensar en ganar sin convertir primeros y 10, pero sobre todo terceras oportunidades en el peor juego de la postemporada para su mariscal de campo Jared Goff.

Los Rams llegaron a la mitad del tercer periodo sin convertir ninguno de sus ocho intentos en tercera oportunidad con apenas tres primeros y 10. Y mucho tuvo que ver la defensiva de New England.

Un pase a Rob Gronkowski a mitad del último cuarto colocó a los Patriots en la yarda 2 y en la siguiente jugada anotó Sony Michel el primer touchdown del Super Bowl para poner el marcador el 10-3, que comenzó a bajar el telón a favor de los Patriots.

El juego se sentenció por completo, cuando Goff lanzó una intercepción con 4:17 en el último cuarto, en la serie que parecía que los Rams se dirigían al empate.

Ya la siguiente serie, evidenció la frustración de la cansada defensiva de los Rams, a la que Brady y sobre todo los corredores de New England movieron el balón hasta terminarla con gol de campo de Rob Gostkowski y la victoria.

Para ser dos equipos que en temporada regular estuvieron entre los cinco con más puntos anotados, es difícil creer que llegaron al último cuarto del Super Bowl empatados 3-3.

Sin embargo, así fue por errores, falta de precisión, de conversiones en tercera oportunidad y castigos de los Rams, así como falta de contundencia de los Patriots ante una heroica defensiva de Los Angeles que hizo las jugadas cuando más se necesitaban.

Así sucedió por ejemplo cuando el apoyador Cory Littleton interceptó el primer pase que lanzó Brady en la yarda 34 de los Rams, cuando parecía que los Patriots anotaban en su primera serie ofensiva.

Ese fue el ritmo del partido en los primeros 30 minutos: Los Patriots moviendo el balón de lado a lado, pero sin traducir en puntos, incluido un gol de campo errado de Stephen Gostkowski, quien en su segundo intento puso el 3-0 en el segundo cuarto.

Los Rams apenas sumaron 29 yardas totales en el primer cuarto y sólo un primero y 10, mientras los Patriots 113 yardas y ocho primeros intentos, respectivamente.

El mariscal de campo de los Rams no jugó bien esta noche. A diferencia de sus dos más recientes partidos de postemporada, se veía nervioso, comenzaba a moverse en la bolsa de protección de manera precipitada.

El resumen de la primera mitad en tercera oportunidad para Goff fue de cuatro pases incompletos y una captura; en general completó cinco de 12 pases para 52 de las 57 yardas totales de los Rams en los primeros 30 minutos del Super Bowl.

El corredor Todd Gurley terminó la primera mitad con tres acarreos, igual número de primeros y 10 para sus Rams en general.

Los Patriots se fueron al descanso con 195 yardas totales, incluidas 160 por pase de Brady y con Julian Edelman quemando el estadio. 128 yardas totales, entre ellas 120 por pase en siete recepciones hasta ese momento.

La gran defensiva de los Rams y los problemas de Goff siguieron en el segundo medio, aunque comenzó a mover el balón. En el tercer cuarto tuvo completamente solo a Brandin Cooks en el que parecía un fácil touchdown pero el pase fue demasiado alto.

Dos jugadas y una captura después, los Rams tuvieron que conformarse con gol de campo de Greg Zuerlein, para el 3-3 con 2:11 en el penúltimo cuarto.

El microcosmos de la mala noche para Goff fue la intercepción que sufrió de Stephon Gilmore con 4:17 en el último cuarto. Ahí mismo, los Rams dejaron cualquier aspiración de remontar o al menos alargar el partido, como sucedió ante los New Orleans Saints en el Juego por el Campeonato de la NFC.

Goff acabó con 18 pases completos en 35 intentos para 208 yardas con una intercepción y al menos ese pase mal lanzado a Brandin Cooks en el tercer cuarto que pudo cambiar la historia del encuentro.

Gurley tuvo 10 acarreos para 35 yardas en el desaparecido ataque terrestre de los Rams, que los dos juegos anteriores de playoffs habían borrado a sus rivales.

Brady terminó con 262 yardas 21 de 35 pases completos, incluidos 10 para 141 yardas de Edelman.

Y el novato Sony Michel, con 94 yardas y touchdown, tardó un año, pero finalmente se coronó en el Mercedes-Benz Stadium, esta vez en la NFL, después de que ahí mismo perdió con la Universidad de Georgia en el Juego por el Campeonato Nacional ante Alabama.


Bill Belichick debería ser el MVP del Super Bowl

 

  •  

 

ATLANTA — Bill Belichick se deshizo en elogios para con Sean McVay durante toda la semana.

Los ocho equipos que tuvieron vacantes de entrenador, en su vasta mayoría, hicieron lo posible para conseguir al “próximo McVay”.

Y a no malinterpretarme, los Rams tienen a un gran entrenador, pero hoy fue dominado de principio a fin por el mejor entrenador en la historia de este deporte.

Bill Belichick hilvanó un plan de juego maestro, limitó a una ofensiva que llegó promediando 32.8 puntos por partido a tres tantos, y los Rams nunca supieron adaptarse.

Tal fue el dominio defensivo de los Patriots, que Los Ángeles no supo aprovechar los inusuales errores de ejecución de New England, que tuvo una intercepción y un gol de campo fallado en el primer cuarto.

La diferencia era escasa en el marcador hasta ese entonces, pero el dominio era abrumador, sobre todo en cuanto a las laterales se refiere.

Belichick, en conjunto con Brian Flores, decidió anular el ataque terrestre de los Rams y forzar a Jared Goff a ganar el partido por aire.

Los Angeles totalizó 62 yardas en 18 acarreos, y Goff pareció intimidado desde el minuto cero.

Porque los Patriots dominaron las trincheras, disfrazaron sus cargas, y después de un par de golpes, Goff comenzó a perder la compostura, a lanzar pases predeterminados y a dejar oportunidades en el campo.

La defensiva de New England, con Kyle Van Noy, Danny Shelton y Stephon Gilmore como estandartes, se le metió en la cabeza a Goff y lo hizo tener su peor partido del año.

El ataque de los Patriots no tuvo su mejor día en la oficina, lo cual significó un partido monótono y sin muchas emociones.

Tal es así, que, pese al dominio desde las laterales, el partido llegó igualado al último cuarto.

Fue allí cuando los fanáticos, en su gran mayoría de los Patriots, empezaron a corear el nombre de Tom Brady.

Y nadie se hace más grande a la hora de la chiquita que Brady.

Con dos pases quirúrgicos a Rob Gronkowski, hilvanó la única serie del touchdown del partido, y sentenció el pleito.

Antes de dicha serie, a los Patriots les había costado mover el ovoide, y sólo parecían poder hacerlo mediante el receptor abierto Julian Edelman.

Edelman, quien ahora está en segundo en la historia en recepciones en playoffs, registró 10 recepciones para 141 yardas y fue nombrado el Jugador Más Valioso del encuentro.

No obstante, si se hubiese podido, yo le habría dado ese premio a Belichick, que constantemente coloca a sus jugadores en una posición idónea para tener éxito, que se adapta a su rival como un camaleón, y que hoy dirigió un partido prácticamente perfecto.

Los New England Patriots dominaron de principio a fin y son los merecidos campeones del Super Bowl.

Han ganado seis títulos en los últimos 18 años, y son a mi juicio la mejor dinastía de la historia. Y si bien tienen posiblemente al mejor mariscal de la historia, ésta no habría sido posible sin el capitán del barco.

Belichick igualó a George Hallas y a Curly Lambeau con seis anillos de campeón, y en mi libro saca cada vez más diferencia con el resto.

El Yoda elogió toda la semana a McVay y ahora no puedo parar de pensar que le hizo la psicología a la inversa.

Se dieron la mano después del partido y a Belichick le brillaba el ojo más que de costumbre.

Y cuando veía esa imagen, sólo podía imaginarme en lo que estaría pensando.

“Todavía te falta mucho Sean”.


Hecho: los Patriots igualan a los Steelers en SB ganados

  •  

 

Los New England Patriots sumaron su sexto Super Bowl en la historia de la franquicia y empataron a los Pittsburgh Steelers como el equipo con más campeonatos en la historia de la NFL. El equipo comandado por Tom Brady y Bill Belichick derrotó a Los Angeles Rams 10-3 y así firmaron su victoria 37 en postemporada y son los máximos ganadores de partidos de playoffs.

Además, Brady logró su sexto anillo de campeón, siendo el jugador que más campeonatos tiene en la historia y se consagró como el quarterback inicial más longevo en ser campeón a la edad de 41 años y 184 días. La jugada clave fue un pase que conectó con Ron Gronkowski de 29 yardas para 1ro y goal y así Sonny Michel se colara a las diagonales para romper el empate en el electrónico y ponerse al frente. Además, Stephen Gilmore interceptó un pase de Jared Goff a la zona de anotación e impidió que regresara la paridad.

Por su parte, Bill Belichick se unió a George Halas y Curly Lambeau como los Head Coaches con más campeonatos de NFL con seis. Y como Brady, se convirtió en el entrenador en jefe más longevo en llevarse el Super Bowl a la edad de 66 años y 293 días. El ‘Monje’ venció en la estrategia a Sean McVay y así impidió que fuera el Head Coach más joven en la historia en conseguir un anillo de Super Bowl.

Los Patriots lograron estos seis trofeos Vince Lombardi en 18 temporadas, mientras que los Steelers lo hicieron en 35. Y se convirtieron en el tercer equipo en ganar un SB luego de perder el anterior (Dallas Cowboys en 1971 y los Miami Dolphins en 1972).

Esta fue la segunda vez que los Patriots vencieron a los Rams en un Super Bowl. Anteriormente lo hicieron en la edición XXXVI durante la campaña 2001 al quedar 20-17. De la misma forma, los Rams van 1-3 en el juego final.


Sorprende a Julian Edelman ser elegido el Más Valioso del Super Bowl LIII

 
  •  

 

En un Super Bowl LIII que resultó un duelo física y mentalmente desgastante, alguien tenía que destacar y ese alguien fue Julian Edelman.

El receptor de los New England Patriots ganó el premio como Jugador Más Valioso del juego por el título de la NFL, luego de ser el objetivo que más buscó Tom Brady durante el encuentro al lanzarle 12 pases, de los cuales, Edelman atrapó 10 para 141 yardas.

Edelman es el séptimo receptor que gana el premio como Jugador Más Valioso en la historia del Super Bowl y primero desde que Santonio Holmes lo ganó en la edición XLIII.

“No estaba enfocado en ganar este premio. Tuvimos una buena semana y a veces, las cosas te favorecen”, dijo el receptor número 11 en la ceremonia de entrega del Trofeo Vince Lombardi.

El receptor de 32 años de edad, quien fue suspendido los primeros cuatro juegos de la temporada por abuso de sustancias prohibidas, atrapó tres pases en conversiones de tercera oportunidad, todas para primera y 10, y dos de ellas fueron de 25 y 27 yardas.

Sólo una de esas recepciones, la de 25 yardas, se dio en una serie que terminó en puntos, en el ataque en el segundo cuarto en el que los Patriots se fueron arriba 3-0 con gol de campo de 42 yardas de Stephen Gostkowski.

“Lo único que importa es que ganamos. Fue un año loco. Tenemos a un grupo con una actitud resistente. El apoyo de la gente (en Atlanta) fue como un juego en casa. Amo a todos los que están aquí”, dijo Edelman.

La actuación de Edelman, en particular en la primera mitad, ayudó a mantener a la ofensiva de los Patriots en el campo y, de alguna manera, desgastar a la defensiva de Los Angeles Rams.

Edelman suma al menos cinco recepciones en 13 juegos consecutivos de Playoffs, que es la racha mas larga en la historia de la NFL y sus 115 pases atrapados en Postemporada son ya el segundo total más alto en la historia de la liga, detrás sólo de los 151 de Jerry Rice.


Tom Brady listo para celebrar su sexto campeonato en la NFL

  •  

 

El mariscal de campo de los New England Patriots, Tom Brady, aseguró que su triunfo en el Super Bowl frente a Los Angeles Rams fue un partido muy complicado, pero que al final lo supieron resolver y se mostró feliz por conseguir su sexto anillo de campeonato tras ganar 13-3.

“Finalmente anotamos un touchdown y todo funcionó”, declaró Brady. “Llevamos estoy muy lejos y fue muy duro. Ganamos, no lo puedo creer y somos campeones del Super Bowl”.

De la misma forma, el mariscal de campo veterano, compartió que ahora quiere estar con su familia para descansar y poder relajarse después de la larga temporada que tuvieron.

“No cambia nada. No puedo esperar para pasar tiempo con mi familia”, sentenció. “No lo podía hacer sin su apoyo. Fue un buen año. Es un sueño hecho realidad para todos nosotros”.

Brady estableció una marca al ganar el Super Bowl con 41 años de edad, convirtiéndose en el mariscal de campo de mayor edad en conseguirlo, además de extender su marca de seis campeonatos.

Además, Brady mostró su apuro por encontrar al receptor abierto Julian Edelman y felicitarlo por el juego que tuvo, ya que el receptor tuvo 10 recepciones para 141 yardas.

“Estoy muy feliz por nuestro equipo. Tengo que encontrar a Julie”, concluyó.

Por otro lado, el propietario de los Patriots, Robert Kraft, defendió a su pasador y se mostró confiado por lo que hizo en el terreno, preguntando a los medios de comunicación pueden poner en duda la calidad de su jugador.

“Es genial. Todos los medios hicieron la pregunta de qué tan bueno es Tom Brady”.

Kraft también envió un mensaje a los aficionados en México por el cariño que expresaron a su equipo y asegura que se preparan para volver.

“A todos los fans en México, los amamos y vamos a regresar”, aseguró.

Finalmente, Kraft celebró el premio que recibió Edelman como el Jugador Más Valioso del Super Bowl.

“¿Quién fue el Jugador Más Valioso? ¿Edelman? Se lo merece”, indicó.


El Super Bowl LIII entre Patriots y Rams fue uno de esperas

 

ATLANTA — De cierto modo, el Super Bowl LIII fue uno de esperas, esperas y más esperas.

Esperamos hasta el segundo medio para ver que Los Angeles Rams involucraran a su mejor arma ofensiva, el corredor Todd Gurley II, en el partido

Esperamos hasta la mitad de tercer periodo, para que los Rams convirtieran una tercera oportunidad en el juego

Esperamos hasta el cuarto periodo para que cayera el primer touchdown del encuentro, un acarreo de 2 yardas del novato Sony Michel para los New England Patriots

“Finalmente tuvimos una serie de touchdown en el cuarto periodo”, dijo el quarterback Tom Brady al término del juego. “Nos tomó un tiempo, pero debes seguir trabajando, encontrar un modo”.

Eso, para empezar.

La NFL busca convertir todos sus partidos en juegos de Madden, con marcadores que parezcan de fantasía. El Super Bowl LIII demostró que ciertas verdades conocidas y comprobadas del fútbol americano aplican sin importar cuánto haga la liga por modificar sus reglas hacia un deporte más ofensivo. Aquí, sin importar quién sea el head coach o el quarterback, importa todavía el tiempo de posesión. Los Pats superaron por 33:10-26:50 a los Rams en tiempo de posesión.

En un juego donde las defensivas tuvieron un desempeño casi inmaculado durante los primeros tres cuartos, la unidad angelina terminó por quebrarse cuando la fatiga los venció, abriendo carriles para que Michel y Rex Burkhead le pusieran los últimos clavos al ataúd con acarreos de 26 yardas. Un gol de campo de Stephen Gostkowski desde 41 yardas cerró el marcador para puntualizar esa serie, faltando 1:12.

A partir de ese momento, ya era solamente cuestión de esperar, para ver a los Patriots levantando, de nueva cuenta, un Trofeo Lombardi

Por supuesto, las esperas no acaban aquí

Estamos a la espera de conocer si Rob Gronkowski, después de un partido de seis atrapadas y 87 yardas –incluyendo dos críticas en la serie del único touchdown del encuentro– ha de retirarse.

“Jugamos juntos como equipo y ganamos este partido como equipo. Todo este año fue la mayor victoria como equipo. el mejor equipo de Super Bowl del que he formado parte”.

Luego, habrá esperas que se prolongarán mucho más.

Habrá que esperar al menos otra temporada para ver si existe algún contendiente en la Conferencia Americana capaz de arrebatarle a los Patriots una hegemonía que incluye nueve apariciones en los últimos 18 Super Bowls, incluyendo cuatro de los últimos cinco. Los Kansas City Chiefs parecen el mejor candidato, pero como bien aprendieron los Philadelphia Eagles este año, es más sencillo llegar que quedarse.

Habrá que esperar para ver si Brady, el mejor quarterback en la historia del juego, cumplirá su deseo de jugar hasta los 45 años de edad. Mientras tanto, ha defraudado a quienes vaticinaban una abrupta caída en su nivel de juego. Brady comenzó el partido lanzando una intercepción –un pase desviado que aterrizó fortuitamente en manos del apoyador Cory Littleton. También, sufrió un balón suelto en una captura, aunque por fortuna no fue entrega de posesión. Pero asegurar que la versión de esta noche es dramáticamente inferior a la que ha impuesto récords de Super Bowl en producción aérea en el último par de años es una grosera exageración. Brady completó esta noche 21 de 35 envíos para 262 yardas. Fue letal encontrando a Julian Edelman –el jugador Más Valioso del duelo– toda la noche, y fue particularmente preciso en el cuarto periodo, cuando la presión afecta a aquellos que no están construidos como él.

Por lo pronto, es el único jugador en la historia de la liga con seis anillos de Super Bowl.

Sean McVay y los Rams deberán esperar otro año para demostrar que pueden dar el salto final. Esta noche, la ofensiva del prematuramente encumbrado McVay dejó mucho qué desear, incluyendo lo hecho por el quarterback Jared Goff, quien fuera reclutado primero global en el draft hace apenas tres años. Goff completó apenas 19 de 38 pases para 229 yardas y tiró una intercepción tan mala que por momentos parecía que deseaba entregar la posesión. ¿Es un pasador de élite? No, y está lejos de serlo. Esta noche, se le notó visiblemente afectado por la presión de los Pats, y en múltiples ocasiones fue incapaz de deshacerse del ovoide antes de recibir el golpe de los oponentes. También dejó pasar oportunidades de lanzar largo en el centro del campo, quizás por falta de confianza o quizás porque no vio las ventanas para lanzar. El plan de juego de McVay no le aportó suficiente ayuda y él no descifró cómo ayudarse a sí mismo ante una defensiva cuya mejor cualidad fue la disciplina y el orden.

Los Rams enfrentan cuestionamientos financieros con algunos contratos para la próxima temporada, y su espacio proyectado bajo el tope salarial los colocaría por debajo del promedio de los 32 clubes en el 2019. Ndamukong Suh, Lamarcus Joyner, Rodger Saffold, Dante Fowler, C.J. Anderson y Littleton aparecen entre los nombres que podrían marcharse en la agencia libre sin un nuevo acuerdo.

Los Pats también deberán decidir qué hacer con elementos como Trey Flowers, Chris Hogan, Phillip Dorsett y el propio Gostkowski, quien ya arrancó el partido fallando un gol de campo que pudo haber sido más costoso, dado lo parejo del encuentro.

Pero por ahora, las cuestiones contractuales deberán esperar. Es momento de celebrar. Eso está permitido, incluso en el Foxborough donde rige Bill Belichick.

La dinastía más exitosa en el ámbito deportivo en la historia de la NFL lo volvió a hacer. Ahora, no resta más que seguir esperando para ver hasta dónde seguirá creciendo este inverosímil legado.


Ofensiva de Rams nunca llegó al Super Bowl LIII

 
  •  

 

ATLANTA — La ofensiva de Los Angeles Rams nunca llegó al Super Bowl LIII.

Por momentos, sólo tocó la puerta, aunque cada vez que parecía querían competir contra los hoy campeones de la NFL, fallaron la jugada clave.

Los Rams perdieron ante los New England Patriots 13-3 el Super Bowl, con un marcador que salió barato gracias a que su defensiva hizo jugadas en momentos trascendentes y a que Tom Brady tampoco tuvo su día más preciso o espectacular en el campo de juego.

Para el quarterback Jared Goff y para el entrenador Sean McVay pareció quedar grande el partido, en el que fueron aleccionados por Bill Bellichick.

Golf completó 19 de 38 pases para 229 yardas, la gran mayoría en la segunda mitad, luego de que en la primera fue borrado casi por completo del campo.

Fue menos mal su desempeño en los dos últimos periodos, pero una intercepción con 4:17 en el último cuarto sepultó cualquier esperanza de remontada para unos Rams que anotaron la menor cantidad de puntos en un Super Bowl, a pesar de que habían promediado 34.5 puntos por partido en temporada regular, la segunda mejor marca de la liga.

Alvaro Martín y Raúl Allegre analizan los factores que llevaron a Los Angeles a perder el Super Bowl LIII ante los Patriots.

”Es la derrota más dolorosa que he sufrido jamás”, dijo Goff al final del partido, después de ser capturado cuatro veces. ”Duele. Es terrible. Es un partido en el que me hubiera gustado jugar mejor. Desearía poder repetir un millón de jugadas. Ni siquiera quiero ver el video del partido”.

Fue también la menor cantidad de puntos que los Rams han anotado en 36 partidos bajo el mando del entrenador McVay, quien fue llevado a la escuela por su colega de los Patriots.

”Estoy bastante abochornado en este momento, pero definitivamente me superaron”, reconoció McVay. ”No hice un trabajo suficientemente bueno para nuestro equipo de fútbol. Este partido va a quedarse contigo. Son de esos partidos que duelen en las entrañas”.

Gran abrazo entre Edelman y Brady

Los jugadores de los Patriots se fusionaron en un gran abrazo que te sacará las lágrimas.

Los Rams sólo produjeron 260 yardas totales y 14 primeros y 10, aunque sólo seis en los primeros tres cuartos y tres antes del medio tiempo, cuando tuvieron en tercera oportunidad cuatro pases incompletos y una captura…

El estelar corredor de los Rams, Todd Gurley, desapareció. Tres acarreos para dos yardas en la primera mitad y otros siete en el resto del partido, que terminó con 35 yardas.

A pesar de que toda la semana aseguró que estaba sano por completo, es imposible de creer cuando un jugador candidato a Más Valioso tiene tan poca trascendencia en el plan de juego, como sucedió en los primeros dos de la actual postemporada.

En general, el ataque terrestre sólo logró 62 yardas, incluidas 22 del corredor que sorprendió al final de la campaña regular y playoffs, C.J. Wilson.

El receptor Brandin Cooks fue el más consistentes de todos los Rams, con ocho recepciones y 120 yardas. Pero tal vez dolió la única que no hizo, por culpa de Goff, cuando en el tercer cuarto, con el partido empatado 3-3, estuvo completamente descubierto en la zona de anotación y el pase llegó muy arriba como para atraparlo.

”No fue suficientemente bueno para hacer la jugada”, dijo Cooks. ”Debo jugar mejor para conseguir un campeonato. No importan las circunstancias, hoy perdí”.

El Super Bowl pasado, Cooks fue parte del equio que perdió frente a los Philadelphia Eagles pero con el jersey de los Patriots, con los que apenas jugó medio cuarto, tras salir lastimado.

”Espero tener otra oportunidad de ser campeón”, afirmó.


Sean McVay “me superaron como entrenador (en el Super Bowl)”

  •  
  •  

ATLANTA — Para Sean McVay, head coach de Los Angeles Rams, no existe mucho más que explicar después de la derrota por 13-3 ante los New England Patriots en el Super Bowl LIII.

“No hay otro modo de decirlo, pero fui superado como entrenador”.

La explosiva de los Rams se fue sin touchdown en el juego, y el quarterback Jared Goff completó apenas el 50 por ciento de sus pases en un partido que resultó inusualmente defensivo.

Sin embargo, McVay no quiso realizar ninguna evaluación sobre el trabajo de su pasador hasta que no tuviera la oportunidad de estudiar el video.

“Hasta que no regrese y estudie la cinta, es realmente difícil decirlo”, dijo McVay acerca de los problemas que mostró Goff a lo largo del partido. “Creo que lo más importante fue que la selección de jugadas realmente no le dio muchas oportunidades. Creo que comienza conmigo”.

McVay fue nombrado Entrenador del Año en la NFL por The Associated Press en el 2017, su primer año al frente de la franquicia, y las expectativas eran altas para la creativa mente ofensiva del coach en el 2018. Los Rams comenzaron la campaña con marca de 8-0, y el ataque ofensivo fue uno de los más productivos en la temporada.

Sin embargo, la escuadra careció de toda efectividad en el Mercedes-Benz Stadium ante los Patriots, quienes los limitaron a tres de 13 conversiones en tercera oportunidad, con la primera de ellas llegando hasta la mitad del tercer periodo.

“Ellos hicieron un gran trabajo”, reconoció McVay del partido de New England. “Fue un gran plan de juego”.


Maroon 5 tuvo un espectáculo explosivo en el Super Bowl LIII

 
  •  
  •  

ATLANTA — Explosiva, fue como puede describirse a la actuación de Maroon 5 en el Super Bowl LII.

La banda de Los Angeles, encabezada por el cantante Adam Levine, se presentó en el medio tiempo, actuando sobre un escenario que formaba una enorme letra “M” que alternaba sobre todo entre colores rojo y púrpura, arrancando con porciones de “Harder to breathe” y “This Love”.

 

Luego, las pantallas mostraron momentáneamente a Bob Esponja, en atención a una petición creada en Change.org para que se presentara su canción “Sweet Victory” como parte del espectáculo de medio tiempo, antes de que saltara al escenario el primero de los invitados especiales Travis Scott y su “Sicko Mode”.

Levine y los suyos volvieron a apropiarse de los micrófonos para seguir con “Girls Like You”, acompañados de un coro de gospel y una banda de preparatoria. En seguida llegó “She will be loved”.

Finalmente, Big Boi, el segundo invitado especial de la noche, llegó en un descapotable para interpretar “The way you move”. Big Boi era parte del dueto de hip-hop Outkast, originarios de Atlanta.

Finalmente, Maroon 5 cerró la actuación –una que incluyó bastante pirotecnia y tecnología– con “Sugar” y “Moves like Jagger”.

A inicios de la semana, Maroon 5 canceló su conferencia de prensa previa al Super Bowl. Su elección como espectáculo de medio tiempo fue criticada en algunos círculos luego de que reportes mediáticos señalaran que varios artistas habían rechazado actuar en el medio tiempo como medida de solidaridad con Colin Kaepernick, quien no ha jugado en la NFL tras la controversia por su protesta a la injusticia social durante el himno nacional

 

1 comentario

    • Lisandro Rene Duvergel Smith en 4 febrero, 2019 a las 10:40 am
    • Responder

    Super bowl mas o menos , solo fue justo en toda la medida , justo campeon New England , justo ganador Bellichick , justo MVP Edellman , JUSTO PERDEDOR LOS RAMS ni debian estar ahi (fiasco de los arbitros en la final de la NFC) y su running back Todd Gurley ?? jugó ? … no creo , o esta lesionado o le quedo grande el juego , solo eso

    dejo para el final algo que si me tiene pensando desde hace rato : sera Tom Brady el mejor quarterback de la historia de verdad ??? es dificil para mi decirlo o creeerlo despues de crecer viendo a un genio de este juego como lo fue Joe Montana , yo sigo los deportes desde 1985 con 7 anhos y recuerdo que la poquisima informacion que entraba en Cuba del deporte de EEUU , sino tenia en nombre de Joe Montana no era informacion , recordemos que eran los anhos 80 , LA GUERRA FRIA Y LOS BLOQUEOS , ESTaBAN A LA ORDEN DEL DIA … pero vi jugar a Montana desde 1986 hasta 1994 o la Huelga , y no he visto un jugador con esa vision y potencia en el brazo , ya que no vi a Roger Staubach , Johnny Unitas y a Terry Bradshaw entre otros , pero si vi a Dan Marino , Jonh Elway , Warren Moon , Troy Aikman , Steve Hoestetler , Jim Kelly ,Jake Plummer, Steve young o Mark brunnell y como Montana ..NINGUNO … ahora bien , Tom Brady … no puede ser que con 41 anhos usted este cabalgando a un equipo al super bowl , 6 superbowl ganados y dos perdidos , 2 en los ultimos tres anhos y con comebacks legendarios como el del LI contra Atlanta , o ese man esta dopado o es un genio o su jeva la grande Giselle Bundchen , lo que le pone en la cama es !!!!!AZUCAR ABANICANDO !!!!!!, PUES no entiendo como en el deporte mas completo del mundo usted esta con ese calibre , me quito el sombrero , hace rato di mi brazo a torcer … creo que esta polemica es mas dificil que la de JORDAN vs cualquiera en la NBA …pues el rating de quarterback , lo que seria el PER en la NBA esta facil a favor de Montana , nada mas , todo lo demas va a favor de Brady , mi gusto va con Montana y mis 49ers , pero hay que ser jsuto y no ciego , yo vi el dia del draft del 2000 que San Francisco dejo pasar a Tom Brady por un “chicho el cojo” que ni llego a jugar NFL y por eso no nos empatamos con la verdad desde 1995 gracias a Steve Young y a Jerry Rice ( para mi el mejor jugador de la historia), eso se llama KARMA o como decimos en Guantanamo : SALACION CHINA !!! me tendre que replantear la idea del mejor QB del mundo … creo que si , y me da mucho pesar por Joe Montana que va seguir siendo mi favorito , pero ahora mismo Brady esta un escalon encima … menos mal que esto no pasa NI PASARA EN LA NBA …TENDREMOS A MICHAEL JORDAN HASTA EL FIN DE LOS TIEMPOS .. como a Jesus … salvando las distancias

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.