Tope Cuba vs El Salvador: Un cubano en el equipo contrario

1:30 pm

 

 

El Salvador está apostando fuertemente por el béisbol. Foto tomada de La Prensa.

 


El Salvador es tierra futbolera y su popularidad sobre otros deportes es incuestionable. Ha estado en dos Copas Mundiales, aunque no ganó ninguno de los seis partidos jugados. Sin embargo, cuando en vez de fútbol se asocia a ese país con el béisbol, muchos lo califican como un territorio exótico en la práctica de la pelota. En el panorama internacional todavía se regodean del oro en los Juegos Centroamericanos de Tegucigalpa 1990, donde fueron campeones con un recorrido invicto que incluyó sendos triunfos frente a Nicaragua, en el inicio del torneo y en la final, con pizarra de 5-4, con un noveno inning que se resiste a ser olvidado.

Ese triunfo épico de casi tres décadas es, por mucho, lo mejor que le ha pasado a la pelota salvadoreña en el contexto competitivo internacional y más que ocurrió en una época marcada por un conflicto militar que involucró a la nación centroamericana. Ese pedacito de historia no se olvida. Pero la práctica del béisbol allí, realmente, dista de ser tan exótica como pudiera pintarse. De hecho, este año celebran la edición 24 de su semiprofesional Liga Nacional, conformada, en su gran mayoría por peloteros locales, aunque también juegan dominicanos, venezolanos y panameños.

Con el afán de fortalecer el desarrollo del deporte de las bolas y los strikes, la Federación Salvadoreña de Béisbol ha implementado un serio plan de trabajo que apunta a los Juegos Centroamericanos que se celebrarán en 2021 en Santa Tecla. Para este curso, esa organización contempla la celebración de tres importantes eventos: el Torneo Latinoamericano que recibirán en junio, un tope en noviembre contra un representativo de México y el más inminente, otro tope con una selección nacional cubana.

A partir de mañana el manager Eduardo Paret, subcampeón con Villa Clara en la pasada Serie Nacional, enfrentará su primer compromiso fuera de Cuba como timonel y lo hará al frente de un polémico grupo de 21 peloteros, que incluye a once atletas participantes en la Serie del Caribe de Panamá y prescinde de talentosas figuras jóvenes a las que este tope les hubiera servido, más allá de estímulo, como una oportunidad de desarrollo y conocimiento de un tipo de béisbol diferente al nuestro.

El enfrentamiento entre ambas naciones fue nombrado como Serie Internacional Laboratorios Suizos de la Amistad e incluye tres juegos, desde el viernes hasta el domingo en el Parque Nacional Saturnino Bengoa, en la capital salvadoreña. Dirigiendo al cuadro local estará el nicaragüense Jorge Luis Avellán, coordinador de Selecciones Nacionales de la Federación Nacional de Béisbol, manager del conjunto nica juvenil que participará en el Mundial Sub 18 de este año en Corea del Sur y varias veces rival de elencos cubanos en su época de pelotero.

En el alto mando salvadoreño encontraremos, además de Avellán, al curtido entrenador cubano Manuel Álvarez Lorente, quien fuera durante varias temporadas coach de pitcheo de los Tigres avileños y durante su trayectoria como atleta estuvo en 14 contiendas, ganó 68 juegos y aunque perdió 100, mostró muy buena efectividad de 2.84. Conformó la selección antillana al Mundial Juvenil de México 1973, dirigida por Pedrito Pérez, y luego viajó con el Cuba B a torneos en México e Italia.

Apodado como El Camión, el avileño colaboró en países como Nicaragua, Venezuela y México y en el presente su función en la pelota salvadoreña se enfoca al asesoramiento técnico de las selecciones nacionales de diferentes edades. En el tope contra el elenco de Paret, Álvarez entrenará a los pitchers.

El trabajo del avileño dará continuidad a lo hecho por Germán Mesa, Javier Gálvez y Ricardo Eizmendiz, quienes estuvieron con la selección nacional salvadoreña.

 

 

Tomado de: Cubalite.com

 

 

1 comentario

    • SIEMPRE NARANJA en 15 febrero, 2019 a las 10:39 am
    • Responder

    Estos juegos no los darán por TV?

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.