«El mundo pertenece a quien se atreve»

2:06 pm

 

Voleibolista cubano, Luis Tomás Sosa, será indemnizado por el Estado finlandés.
Foto: Granma

Los seis voleibolistas que en el Campeonato Mundial de 2018 ocuparon con regularidad la cancha, juegan contratados en Argentina, intentando crecer cualitativamente ante el futuro reto de los Juegos Panamericanos de Lima.

Los atacadores Miguel David Gutiérrez (1,97 metros de altura y 22 años), Osniel Melgarejo (1,95-21), Miguel A. López (1,89-21), Jesús Herrera (1,94-23), Liván Osoria (2,01-25) y el pasador Adrián Goide (1,91-20) componen el sexteto en tierras sudamericanas, quienes serán convocados junto a otros jóvenes de la preselección nacional, para integrar el elenco a la cita limeña.

Los alumnos de Nicolás Vives finalizaron en el puesto 18 entre los 24 contendientes del Mundial 2018, sin embargo, se caracterizan por ser un grupo que ha promovido junto a la escuadra grande, donde hoy lanzan una meta atrevida, con ribetes de quimera.

Vives, un hombre que en sus tiempos de pasador del equipo Cuba fue catalogado como un jugador versátil y atrevido, rememora su época osada al plantear –teniendo en cuenta que en América se hallan algunos de los punteros mundiales del voleibol– que sus muchachos buscarán una medalla en los Juegos Panamericanos de Lima 2019, programados del 26 de julio al 11 de agosto.

Aun cuando los cubanos tengan diversas competencias como preparación para el certamen limeño, en esa búsqueda de preseas es preciso tomar en cuenta la talla de Brasil y Estados Unidos, dos oponentes que ocuparon los puestos segundo y tercero en el Mundial de 2018, ganado por Polonia, líder también en el 2014.

Igualmente es apreciable el resultado de la Liga de Naciones del pasado año, donde entre 16 contendientes, los norteamericanos capturaron el bronce y los brasileños fueron cuartos, planteles que junto a Argentina, Canadá y Puerto Rico deben entrar en la puja por las medallas panamericanas. Rusia y Francia, oro y plata de la Liga en la que Cuba no compitió, completaron el podio de premiaciones.

Comprobadas las edades de los principales integrantes del sexteto caribeño que se desempeña en tierra gaucha y, teniendo en cuenta que no han participado en ninguna de las ediciones de la Liga de Naciones, sustituta de la Liga Mundial, se tiene una visión más clara del tremendo compromiso que
contraen al afirmar que trabajarán en Lima para lograr una medalla.

Ganar siempre es la meta de cualquier deportista, entronizar en ellos una mentalidad conformista, negativa, solamente contribuiría, en el caso específico de este elenco cubano masculino de voleibol, a sumirlo en una mentalidad de perdedores, algo que ya vimos en el pasado reciente entre nuestra selección de mujeres, a la cual en su momento fue preciso dejarla fuera de los Grand Prix, evento que nuestro país inauguró con el oro en 1993.

«Perder con clase y vencer con osadía, porque el mundo pertenece a quien se atreve», decía el genial Charles Chaplin. Y si algo nos ha gustado de esta hornada de voleibolistas, es haberlos visto en diferentes partidos sin dar su brazo a torcer, aun cuando el pizarrón les marcara una cifra desventajosa.

 

 

Tomado de: Granma

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.