Combo de noticias sobre el Clásico español; Real Madrid vuelve a caer ante el Barcelona en el Bernabeu. Queda eliminado de Copa y prácticamente de la Liga en la misma semana por los Culé + Posiciones

6.20 pm

 

 

MADRID (Paola Núñez, ESPN Digital) — Barcelona quiso jugar como un digno aspirante a campeón de Liga, que para humillar sin hacerlo ya tuvo la Copa. Con un tanto de Ivan Rakitic bastó y sobró para pisar el acelerador y quitarse del camino a un teórico rival directo por el título firmando una victoria por 0-1 sobre el Real Madrid.

Les había alcanzado con muy poco para golear (0-3) en el clásico disputado tres días antes dejando expuestas las carencias merengues, irremediables hasta que en las altas esferas del club se decidan a abrir la cartera para traer a un jugador que sepa qué hacer frente a la puerta. Algo de trabajo bastaba y sobraba para ganar con comodidad.

Con Sergi Roberto cuidando la banda de Vinicius y Arthur en la media todo fue más fácil para los azulgrana. Lionel Messi quedó liberado para hacer lo suyo. Ya sea sacarse una jugada imposible de la manga para anunciar el gol, desquiciar a la defensa rival, o ambas cosas. También Ivan Rakitic, que se lució con un juego impecable haciéndose dueño de la situación en el centro de la cancha.

Ayudó algo el Madrid, que no estaba para clásicos, ni para la Liga en la que dejó de creer desde noviembre, aunque Solari y voceros merengues varios se empeñaran en convencer con palabras de lo contrario. Este sábado ha quedado a 12 puntos de distancia. Fuera de la contienda, diga lo que diga el entrenador.

Demasiado pronto llegó el partido “más importante del año” que no lo fue.

“Estamos de pie”, insistía el entrenador en la previa, pero el mensaje se perdió en el aire. No lo creyeron sus hombres, que siguen lamiéndose las heridas de la goleada (0-3) en Copa y tienen sus prioridades bien definidas y no están en el torneo perdido si no en la Champions. Menos lo creyeron sus aficionados, que acudieron a un clásico como si de un partido ante Levante se tratara. Tarde y sin muchos ánimos.

Tardó poco en amenazar el Barcelona, ya fuera con las internadas a velocidad de Dembélé o la manera en que Rakitic, casi silenciosamente, hilvanaba una jugada tras otra a sabiendas que tarde o temprano daría resultado.

 

 

El croata se salió con la suya antes de media hora. Y tampoco necesitó gran cosa para hacerlo. Tuvo con recibir un balón filtrado por la derecha para emprender la carrera dejando sembrado a Sergio Ramos para encarar a Courtois. Superó al belga en el mano a mano con un movimiento soberbio y definió mejor para poner el 0-1 en el marcador.

Ahí entendió el Madrid que se estaba jugando ‘algo’. La Liga, no. Para eso no le alcanza a un equipo en que un chico de 18 años, Vinicius Júnior, es el que carga con la mayor responsabilidad y no el ‘Balón de Oro’, la decena de candidatos al cetro y demás multicampeones europeos. Se jugaban la paz social necesaria para seguir aferrados a que algo podrán rescatar, pues, al menos, tienen la Champions por delante.

Pero Vinicius Júnior no puede hacerlo todo. Apenas se lograba escapar rompía las líneas del rival y amenazaba con problemas a Ter Stegen. Pero como ha ocurrido una y otra vez, se ha quedado en amenaza. Vinicius necesita que Karim Benzema le diga exactamente dónde poner el balón para centrar y sigue sin atinar en el remate. Peor aún, tampoco estuvieron acertados Benzema o Gareth Bale – que jugó de inicio para dar descanso a Lucas Vázquez y acabó llevándose una sonora rechifla cuando dejó su lugar a Marco Asensio pasada la hora de juego.

Asensio no fue la solución al atasco de la delantera y menos Isco, quien volvió, aclamado por la grada, para disputar los últimos 15 minutos después de un mes fuera por problemas físicos.

Para entonces, Barcelona ya se había dado por servido. Si el Real Madrid no ha podido con ellos cuando juega bien, menos cuando se han convertido en un equipo roto y desquiciado tanto en ataque como en defensa, donde Sergio Ramos, acabó siendo el vivo reflejo de la frustración merengue de saberse el bando inferior: jugó gratis 45 minutos después de golpear a Messi en la cara unos minutos después de cometerle una falta de tacón que intentó maquillar retorciéndose en el suelo, quejándose del gemelo.


Rakitic: “Con todo respeto al Madrid, aún queda mucha Liga”

 
El volante croata festeja su anotación frente al Real Madrid. Getty Images

 

MADRID– Ivan Rakitic consideró, tras vencer al Real Madrid en el Santiago Bernabeu por 0-1, que aunque el triunfo supone un “paso importante” para hacerse con el título de Liga, aún queda mucha competición por delante.

“Con todo el respeto al Real Madrid y a los otros equipos, aún queda bastante. Hemos dado un paso muy importante pero queda mucho y esta noche, a disfrutar juntos y que todos los culés se lo pasen bien y la semana que viene tendremos que prepararnos para lo que viene”, dijo el internacional croata a Movistar+.

El autor del único gol de partido dijo que la victoria es “merecida” y que para lograrla tuvieron que “luchar, pelear y meter la pierna” durante los noventa minutos. “Nosotros lo hicimos y estamos muy contentos”, añadió.

“Cuando se gana aquí, estamos muy contentos y orgullosos por el trabajo, no hay muchos equipos en el mundo capaces de ganar en tres días aquí”, destacó el croata.


La bronca entre Sergio Ramos y Lionel Messi en el Clásico

 

MADRID – Sergio Ramos golpeó con su mano el rostro de Lionel Messi en los instantes finales del primer tiempo del Clásico Español. El argentino presionó la salida del español, quien brincó para eludir al futbolista del Barcelona, pero al mismo tiempo extendió su brazo izquierdo.

Messi encaró a Ramos como forma de reclamó y luego se quedó tendido en el césped del Santiago Bernabéu, mientras el partido continuaba, sin que el árbitro central Alberto Undiano Mallenco lo detuviera para que revisarán a la ‘Pulga’.

 

Al concluir la primera parte los jugadores del Barcelona, incluido Lionel, se acercaron al silbante para pedir una expulsión al capitán del Real Madrid por el golpe, sin embargo, los colegiados solo escucharon sin sancionar al español a pesar de que el ‘10’ le mostró las huellas de la batalla.

 

Tomado de: ESPN


 

El manotazo de Sergio Ramos que enfureció a Lionel Messi: “Sos un mala leche”

El defensor español tocó involuntariamente la cara del argentino, que le reclamó la falta al árbitro.

La bronca de Messi con Sergio Ramos. (Foto: AP Photo/Manu Fernandez)

 

Barcelona ganaba 1-0 en el estadio Santiago Bernabéu, dándole un nuevo golpe a Real Madrid, tras eliminarlo de la Copa del Rey. Al primer tiempo le quedaban instantes, cuando la cámara de televisión se quedó con Lionel Messi, que estaba tirado en el piso tomándose el rostro.

La imagen impactó. Minutos antes, el capitán del Barsa había sufrido una infracción que lo había dejado dolorido y, los más pesimistas, ya pensaban en una lesión que impidiera su regreso a la Selección. Pero la repetición mostró que no se trataba de una molestia física sino de un encontronazo con el otro capitán de la cancha, Sergio Ramos.

En un avance del equipo de Valverde, el rosarino quedó mano a mano con el defensor español, quien le ganó la pelota e, involuntariamente, lo golpeó en el rostro. Leo cayó desplomado, tomándose la boca, donde parecía aflorar alguna gota de sangre.

 

Lionel Messi, el crack que cambió la historia del Superclásico universal

El árbitro, después de unos segundos y al notar que no se levantaba (y también ante la insistencia de los otros jugadores de Barcelona), frenó el partido y se dirigió hacia Messi. Antes de su llegada, el argentino se levantó y encaró a Sergio Ramos. Le dijo que era un “mala leche”. Hubo tensión y un cara a cara que no terminó en nada.

Leo reclamó la falta, al igual que su amigo Luis Suárez. Sin embargo, Undiano Mallenco no aplicó ninguna sanción sobre Sergio Ramos y, poco después, dio por terminada la primera etapa, con el triunfo parcial de Barcelona por el gol del croata Ivan Rakitic.

Después del partido, en diálogo con Movistar+, Sergio Ramos opinó: “Ha sido una jugada puntual, no hay ningún gesto intencional. Se lo tomó mal, pero se queda en el campo“. Y dio por finalizada la polémica.

Tomado de: clarin.com


La pelea entre Messi y Sergio Ramos en el clásico español: ¿hubo golpe intencional del defensor?

 
 
 
 
Messi se cruzó con Sergio Ramos en el cierre del primer tiempo Fuente: AP – Crédito: Manu Fernandez
 

 

La acción más caliente del clásico entre Real Madrid y Barcelona por la fecha 26 de la Liga de España se vivió al final del primer tiempo y tuvo como protagonistas a Lionel Messi y Sergio Ramos . El defensor español se llevó la pelota en una disputa con el atacante argentino y pegó un salto para evitar la marca, pero dejó extendido su brazo izquierdo y golpeó a Leo, dejándolo tendido en el suelo.

Messi se lo tomó mal, pero fue totalmente involuntario. No hubo ningún mal gesto entre ambos y ha sido algo muy puntual

Sergio Ramos

La primera reacción de Messi fue tomarse la cara con sus manos. Pero, al reincorporarse, apuntó directamente contra Ramos: lo señaló, lo insultó y lo acusó de golpearlo intencionalmente. De manera instantánea, el capitán de Real Madrid, casi sin decirle nada, lo miró y quedaron frente a frente en un tenso momento que luego se disipó.

Más allá de la situación, el árbitro Alberto Undiano Mallenco no sancionó a ninguno de los dos, aunque los jugadores de Barcelona le reclamaron la acción al finalizar el primer tiempo: mientras Messi le mostraba el golpe en el labio, tanto Gerard Piqué como Sergio Busquets y Luis Suárez buscaron al juez para protestar ante la ausencia de tarjeta.

Luego, a los 15 minutos del complemento, Ramos finalmente fue amonestado por otra infracción sobre el 10: le dio un topetazo con el cuerpo y le cortó el avance de un ataque.

La bronca de Messi con el árbitro Fuente: Reuters – Crédito: Juan Medina

Los antecedentes entre Messi y Ramos

 
Ramos expulsado tras una falta a Messi en el 2017
Ramos expulsado tras una falta a Messi en el 2017 Fuente: AP – Crédito: Daniel Ochoa de Olza

Sergio Ramos debutó en Real Madrid el 10 de septiembre de 2005 con 19 años, mientras que Messi había hecho lo propio tan solo un año atrás en Barcelona, el 16 de octubre de 2004 con 17 años. Es decir, casi toda la carrera del astro argentino estuvo marcada por la rivalidad con el defensor en el clásico español.

Claro, con el correr de los años, el enfrentamiento se ha ido acrecentando y en los últimos años se han vivido situaciones muy similares a la que se produjo hoy en el Bernabéu. Sin ir más lejos, el 23 de abril de 2017, en la victoria 3-2 del equipo catalán por la fecha 33 de la Liga de España que conquistó Real Madrid, el astro argentino marcó dos goles e hizo expulsar a Ramos, quien le propinó una dura patada a falta de 13 minutos para el final del juego.

Más cerca en el tiempo, el 6 de mayo de 2018, los roles se invirtieron y fue Messi quien golpeó al capitán del equipo madrileño. Todo comenzó cuando terminaba el primer tiempo del empate 2-2 de la fecha 36 de la Liga que finalmente ganó Barcelona: Ramos le puso el brazo en la cara a Suárez y le impidió continuar un ataque, situación que derivó en un cara a cara similar al de hoy. Ambos vieron la amarilla, pero fue el astro argentino quien se tomó la revancha: al minuto, le fue fuerte al defensor español y fue amonestado.

 

Tomado de: lanacion.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.