Cuba dio este miércoles un importante paso para la recuperación de su béisbol, venido a menos en los últimos años, al firmar un memorando de entendimiento que le permitirá participar en el sistema internacional de Pequeñas Ligas.

La Federación Cubana de Béisbol (FCB) y las Pequeñas Ligas de Béisbol Internacional (LLBI, por sus siglas en inglés) anunciaron en La Habana la firma del documento por Higinio Vélez y Stephen Keener, titulares de ambos organismos.

A tenor del memorando, Cuba está obligada a crear una organización de Pequeñas Ligas para desarrollar sus torneos territoriales y nacionales basados en el lugar de residencia de los pequeños peloteros, reto que la FCB aseguró que asumirá con toda seriedad.

 

Para Cuba, el acuerdo busca no sólo desarrollar el béisbol en las categorías inferiores e incrementar el interés de los niños por su práctica, sino que ayudará la actualización teórica y metodológica de los entrenadores de la isla.

Por su parte, la LLBI se beneficia con la llegada de un invitado de lujo que faltaba en su fiesta, por tratarse de una potencia internacional en las categorías infantiles y juveniles.