MADRID — La crisis del Real Madrid como consecuencia de quedarse con las manos vacías desde marzo se agrava.

Florentino Pérez, presidente de la institución, habría protagonizado un fuerte pleito con su capitán, Sergio Ramos, en el vestidor del Santiago Bernabéu tras la derrota por 1-4 ante el Ajax que dejó al equipo merengue fuera de la Champions League en octavos de final por primera vez en nueve años.

Según revelaron los diarios españoles AS y Marca este jueves, Florentino Pérez habría acudido al vestidor para recriminar a los jugadores por la eliminación.

Ramos, que no jugó ya que cumplía el primero de dos partidos de sanción tras forzar una amarilla en la ida (1-2) con la intención de llegar ‘limpio’ a los cuartos, también bajó al vestidor, pero con la intención de apoyar a los suyos.

El defensa central había aprovechado su ‘descanso’ para grabar un documental en el palco de jugadores.

Siempre según la prensa española, Ramos habría salido en defensa de sus compañeros ante las palabras del presidente, recordándole que la responsabilidad de la fallida temporada correspondía no solo a los jugadores, sino a una mala planeación deportiva.

 

Trascendió que fue entonces cuando el presidente amenazó a Ramos con echarle del Real Madrid, a lo que el jugador habría respondido “págame (lo que le resta de contrato) y me voy”.

Sergio Ramos, con contrato vigente hasta 2021, es uno de los jugadores mejor pagados del equipo merengue, con un sueldo de cerca de 12 millones de euros. Sólo Gareth Bale, con un sueldo superior a los 15 millones de euros, gana más que el andaluz.

Según apuntó Marca, varios miembros del cuerpo técnico y los servicios médicos del club fueron testigos del intercambio.

Poco después de que tuviera lugar la discusión entre jugador y directivo, Florentino Pérez habría vuelto al palco de honor para llevar a cabo una reunión de emergencia con miembros de la junta directiva del club para encontrar una solución al fracaso de la presente temporada.