Atlético sigue en la pelea con un triunfo pírrico + Afición del Atlético pide que se quede Santiago Solari en el Real

8:10 pm

 

 

  •  

MADRID (Paola Núñez | ESPN Digital) — El Atlético de Madrid se guardó las ganas para Turín. Algo de suerte en un gol de rebote en un penal fallado fue todo lo que necesitó el equipo rojiblanco para sacar la victoria por 1-0 sobre Leganés en el encuentro disputado este sábado en el Wanda Metropolitano.

El Atlético sigue vivo en Liga, pues se mantiene a cuatro puntos del líder Barcelona, pero más en Champions League y con eso en mente saltó a la cancha.

 

Diego Simeone dio descanso a los titulares Alvaro Morata, Diego Godín, Juanfran y Saúl Ñíguez, que solo jugó en la segunda parte, pensando en el encuentro frente a la Juventus del próximo martes en el que se juega el pase a cuartos de final de la competición europea.

Por el goleador español entró Niko Kalinic y en defensa dio la alternativa al colombiano Andrés Solano. Jugó hasta Vitolo, que solo había salido de inicio en una ocasión en lo que va de 2019, ante el Rayo Vallecano. Un equipo, aún con Antoine Griezmann en la cancha, a gran distancia del titular, si no en calidad, en efectividad, pero lo suficientemente sólido para resolver el trámite frente a un equipo de media tabla sin gran sobresalto.

No esperaba, quizás, toparse con un equipo fortalecido en defensa por una zaga de cinco hombres y que el arquero Andriy Lunin diera argumentos al técnico Mauricio Pellegrino para darle más minutos en la recta final de la temporada.

Pero hasta que el Atlético de Madrid no se encontró con un golpe de suerte, en un tiro desde los once pasos, le fue imposible derribar el muro. En parte porque no suficiente empeño, apenas el necesario para mantenerse a flote, y en parte porque cuando lo hacía, la zaga pepinera los mantenía a raya con bastante más soltura de la que se esperaría de tres hombres que apenas empiezan a compenetrarse, como Tarín, Omerou y Reyes.

Y cuando rompían el cerco Kalinic o Griezmann, que se mantuvo en la cancha 45 minutos antes de irse a ‘descansar’, Lunin aprovechaba para lucirse con un par de atajadas casi dignas de la portería de enfrente.

Atlético no fue ni para mostrar frustración. Con toda la calma del mundo esperaron a que el trámite se resolviera solo, como sucedió apenas iniciado el segundo tiempo cortesía de Omerou tras un derribo a Ángel Correa dentro del área.

Saúl, que acaba de entrar al terreno de juego, fue el encargado de cobrar desde los once pasos. Le pegó fatal, poniéndosela en bandeja a Andriy Lunin. El ucraniano metió las manos a tiempo para rechazar, pero con tan mala suerte que el balón le cayó en los pies al mediocampista español, que no desaprovechó su segunda oportunidad y puso el 1-0 prácticamente a puerta vacía.

Atlético no quiso más y, como de costumbre cuando se siente ‘satisfecho’, se replegó para defender su ventaja. Lo hizo con toda la calma, pues el plan del Leganés no preveía más allá de cuidarse las espaldas.

Molestaron poco y nada a Jan Oblak, y en todo caso, esperaron a los últimos minutos del encuentro para intentar sorprender.

Demasiado tarde. No hay equipo que se sienta más cómodo defendiendo una ventaja por la mínima en su casa que el Atlético de Madrid, que cerró el duelo sin sobresaltos y ahora podrá enfocarse en Europa.


En el Atlético Madrid reconocen la importancia de llegar en buena forma a Turín

 

MADRID — El equipo que venció por 1-0 al Leganés no fue el mejor Atlético de Madrid que se ha visto en el Wanda Metropolitano. Tampoco se le esperaba, y al final, no necesitó serlo para continuar en su racha ganadora y en la pelea por la Liga.

Lo “importante” esta vez era llegar lo mejor posible al encuentro del próximo martes en que se jugará el pase a los cuartos de final de la Champions League frente a la Juventus de Turín. O así lo percibió incluso la grada, que lejos de recriminar la gris actuación, despidió al equipo con una ovación mientras éste daba una vuelta ‘olímpica’ a la cancha.

“Es normal que lo parezca”, respondió Simeone en rueda de prensa tras el encuentro al ser preguntado si su equipo estaba reservando energía para Europa.

“El martes hay un partido importante, pero intentamos buscar compensar el partido; intentamos ganarlo y llevarlo al lugar donde queríamos”, agregó.

El plan no pudo salir mejor. La victoria ha sido una importante inyección de confianza previa a la visita a Italia, pues el equipo llega al encuentro en el que probablemente sea su mejor momento de la campaña luego de hilar cinco victorias consecutivas, cuatro en Liga y una en Champions, todas sin encajar un solo gol en contra.

“Creo que el equipo viene en una dinámica positiva, cada vez más cómoda y el partido de Turín nos viene en un momento de gran forma”, dijo Saúl tras el encuentro.

Todo a pesar de tener bajas sensibles, especialmente en la zaga; algo que, por otro lado, ha sido una constante durante una campaña en la que el Atlético se ha visto especialmente mermado por las lesiones.

En esta ocasión no ha podido contar el sancionado Koke y los lesionados Diego Costa, Filipe Luis y Lucas Hernández. El delantero está prácticamente descartado para el martes debido a unos problemas musculares, mientras ambos laterales zurdos se mantendrán en duda los próximos días.

Y aunque el técnico recupera a Koke, perderá a Thomas Partey, otro hombre importante en la media, también por sanción. Ante tal panorama, Simeone se guardó a varias piezas clave. Morata y Godín, que no jugaron; Saúl, Lemar y Juanfran, que entraron en la segunda parte. Incluso a Antoine Griezmann, que ya no salió tras el descanso pese a que el marcador se mantenía 0-0.

“Entendí que ya había dado todo lo que tenía que dar en el partido”, se limitó a explicar el técnico Diego Simeone tras el encuentro. Con el de este sábado, el francés sumó cuatro partidos consecutivos sin ver puerta y ante la ausencia de Morata, autor de tres tantos en los últimos seis partidos, fue una suerte que Saúl volviera a vestirse de goleador.

El mediocampista insistió en que Europa no distrae a los rojilbancos, ya que “el partido a partido es nuestra filosofía y siempre que nos hemos distanciado hemos conseguido un mal resultado”.

“Nos estamos jugando cosas en Liga”, recordó Saúl. Y sin embargo, las esperanzas ligueras del Atlético, a once jornadas del final, se antojan remotas a pesar de encontrarse a cuatro puntos del Barcelona (antes de conocer su resultado ante Rayo Vallecano) y tener una visita pendiente al Camp Nou.

En cambio, en Champions League se sienten más vivos que nunca después de dar la mejor actuación de la temporada para vencer a la Juventus (2-0) en la ida de los octavos de final. Lo reconozcan en público o no.


Afición del Atlético pide que se quede Santiago Solari en el Real

 

La afición del Atlético de Madrid se burló del momento que vive su odiado rival, Real Madrid, en pleno partido ante el Leganés y a diferencia de lo que piden los seguidores Merengues, los Colchoneros le dedicaron un cántico a Santiago Solari, al que le pedían que se mantuviera en la dirección técnica de los blancos. “Solari, quédate”, fue el grito que comenzó a apoderarse en las gradas del Wanda Metropolitano, además de que hubo personas que llevaron bufandas del Ajax, equipo que eliminó al Real Madrid en los octavos de final de la Champions League.

 

Colchoneros y Merengues están eliminados de la Copa del Rey, los rojiblancos marchan en la segunda posición de la liga y en los octavos de final de la Champions League tienen ventaja de 2-0 ante la Juventus, llave que se definirá el 12 de marzo.

Los blancos están abajo del Barcelona y Atlético de Madrid en el torneo local, además de que el Ajax los dejó sin posibilidad de alzar la ‘Orejona’ por cuarta ocasión consecutiva.

 

 

Tomado de: ESPN

 

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.