FORT MYERS, Fla. — A mi colega de ESPN, Tim Kurkjian, le gusta decir que los jugadores de béisbol son los mejores atletas del mundo -o al menos lo más subestimados-. Estoy de acuerdo. Por supuesto, Tim y yo somos fanáticos del béisbol y estamos absolutamente predispuestos en ese sentido, pero también tenemos razón. Eso no es una cuestión de debate.

Este tema surgió cuando estaba en el entrenamiento de primavera de los Boston Red Sox y estábamos discutiendo sobre Mookie Betts. Un par de días antes, MLB había tuiteado un video destacado de Bets en acción -no solo bateando jonrones y robando jonrones, sino también una clavada en baloncesto, un movimiento resbaladizo en un campo de futbol americano o en los bolos-. El tuit se volvió rival:

Is Mookie the Betts athlete alive? 😱

(🎥: @sbnation, @mookiebetts, @espn, @pbatour) pic.twitter.com/hnnoxZVWGR

— MLB (@MLB) 12 de febrero de 2019
 Incluso, Dave Dombrowski, presidente de operaciones de los Red Sox, vio el video. Cuando Betts se reportó al campamento varios días antes, Dombrowski lo saludó con un: “Hola, receptor abierto”.

Le pregunté a Kurkjian si Betts es quizás el mejor atleta en el mundo en este momento. Él me contó la historia de un jugador de la NFL -el mejor en su posición en este momento- en su primer lanzamiento en un juego de béisbol. Kurkjian cubrió el juego y el jugador se le acercó y le preguntó: “¿Cómo hago esto?”. Kurkjian pensó que el jugador simplemente estaba preguntando dónde pararse para lanzar la bola. No, el jugador estaba preguntando literalmente: “¿Cómo lanzo una pelota de béisbol?”. 
 Parece un ejercicio simple. Cualquier buen atleta debería poder lanzar una pelota de béisbol. Bueno, aquí hay un nueve veces medallista de oro Olímpicos Carl Lewis, al intentar un primer lanzamiento:

 

Y a John Wall, cinco veces Jugador Estrella de la NBA:

 

No es así de fácil. Ahora trata de batear con un zumbido a 98 mph. Como Adam Jones le dijo una vez a Kurkjian: “Le he dicho a los jugadores de otros deportes ‘podríamos jugar tu deporte mejor que tú jugarías nuestro deporte’”. 
 Eso nos trae de vuelta a Betts. Nosotros sabemos lo bueno que es en el béisbol: él es un Jugador Más Valioso reinante de la Liga Americana luego de batear .346 con 32 jonrones y 30 robos, ganar un Guante de Oro y liderar la liga en promedio en bateo, porcentaje de slugging, carreras y WAR. Fue una de las mejores temporadas de la historia de los Red Sox:

Highest Single-Season WAR – Position Players in Red Sox History
1967 Carl Yastrzemski 12.5
2018 Mookie Betts 10.9
1946 Ted Williams 10.9
1942 Ted Williams 10.6
1941 Ted Williams 10.6
1968 Carl Yastrzemski 10.5

— Buster Olney (@Buster_ESPN) 6 de marzo de 2019
El caso de Betts como el mejor atleta se basa no solo en su capacidad para dominar los deportes más difíciles, sino también en su capacidad para hacer todo lo demás. Cuando me dijo tímidamente: “Todo lo que jugué, encontré la forma de ser bastante bueno. Mi madre decía: ‘Si no eres buen en algo, entonces no lo hagas’”. 
 Con eso en mente, le pregunté a Betts acerca de su habilidad en algunas otras actividades. 
 Futbol americano: la madre de Betts no lo dejó jugar futbol americano en la secundaria, pero siempre estuvo presente en Overton High School en Nashville, Tennesse. “Fui un aguador de niño durante los cuatro años, así que fui a las prácticas, todos los partidos, no me perdí un juego en los cuatro años”, dijo Betts. Él quería estar cerca de sus amigos incluso cuando no podía jugar, así que en la práctica, lanzaría a los receptores o ejecutaría rutas para los mariscales de campo. ¿Cuántos aguadores se convierten en JMV?

En cuanto a sus habilidades futbolísticas, se veían impresionantes en el video. “Él probablemente podría vestirse para muchos clubes en este momento y jugar”, bromeó Dombrowski. Al considerar la abundancia de receptores de tamaño insuficiente en la NFL, parece que Betts podría encajar como el nuevo objetivo de Tom Brady. 
 Básquetbol: en su último año de secundaria, Betts promedió 14.4 puntos y 5.8 asistencias y fue nombrado Jugador Más Valioso de su distrito. “El deporte es algo que tengo habilidad de averiguar cómo jugar. Obviamente, estoy coordinando y todo eso”, dijo. Como buen compañero de equipo que es, agregó Betts rápidamente. “Como todos aquí. Todos somos buenos en otra cosa”.

Bolos: las habilidades en los bolos de Betts son legendarias por ahora. En 2017, lanzó un juego de 300 en las rondas clasificatorias de la Serie Mundial de Bolos. A principios de febrero, él y su compañero Tommy Jones ganaron el CP3 PBA Celebrity Invitational. Él dijo que enfrentar a Justin Verlander es mucho más difícil que enfrentar una división de 2-10: “Haces una división de 2-10 con bastante frecuencia cuando haces bolos tanto como yo”. (Por otra parte, Verlander es el único lanzador que parece tener el número de Betts. Él solo tiene un 2-24 contra el as de los Houston Astros).

Ahora, tal vez te estás riendo de la inclusión de los bolos aquí. Entiendo que los bolos no son necesariamente un deporte en el que las medidas tradicionales del atletismo (velocidad, agilidad, fuerza, resistencia) sean fundamentales para el éxito. Pero al igual que el béisbol, es un deporte de repetición y precisión. No es de extraño que Betts sobresalga en ello.

De hecho, esa es una de las razones por la que Betts es tan bueno para el béisbol. Él tiene la habilidad natural, por supuesto, pero ha perfeccionado esas habilidades a través de mucho trabajo. Mi juego favorito de la última postemporada se produjo en el Juego 4 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana, en el que Betts sacó a Tony Kemp, de los Houston Astros, al tratar de estirar un sencillo a un doble:

Fue un juego de belleza sublime que encapsula a la perfección el atletismo de Bettis: la anticipación de que Kemp iría por la segunda base, la velocidad para llegar a la bola, el equilibrio de girar rápidamente y hacer el tiro, y la ejecución para lanzar un cohete directamente al objetivo. Incluso Betts sabía que era una buena jugada. Rara vez muestra emoción en el campo, pero golpeó el puño en el guante después de la marcación de out. Después del juego, Betts explicó que él fue capaz de hacer la jugada porque la practica en el entrenamiento de primavera.

Él toma el mismo enfoque en su trabajo en el plato. De Betts y su compañero de equipo, J.D. Martinez, el manager de los Boston Red Sox, Alex Cora, dijo: “Si los escuchas hablar en la jaula de bateo, pensarías que son los peores bateadores de la liga”. En otras palabras: nunca contentos, siempre buscando formas de mejorar. Repetición y precisión -hasta que el atletismo se convierte en memoria muscular-.

Tenis de mesa: los Medias Rojas tienen una mes de ping-pong en medio su casa club de entrenamiento de primavera. Better dijo que Chris Sale es probablemente el campeón en la casa club. “Me siento como si estuviera a su nivel”, dijo riéndose.

Golf: Bettis no juega mucho, quizás algunas veces durante el entrenamiento de primavera en su mayor parte, pero dijo: “Estoy bien”. Él supone que su handicap probablemente sea 12 o 13. “Intento salir durante la temporada baja, pero hace frío y llueve en Hashville, así que no salgo mucho”. Simplemente no le dejes conducir el carrito de golf.

Carrera de la milla: “Creo que lo más rápido que hice en la escuela secundaria fue 6:45 o algo así”, dijo Betts. Tal vez hemos encontrado una debilidad aquí. Al ver a Betts hacer un simulacro de carrera un día en el entrenamiento de primavera, digamos que no estoy seguro de que sea una amenaza de romper cuatro minutos en la milla en un futuro cercano. Por otra parte, si le pones el desafío, ¿quién sabe?

Damas y ajedrez: “Mi papá me enseñó a jugarlo. No juego a menudo, pero tengo una idea de lo que estoy haciendo. ¿Por lo general él también gana ahí? “Sí”.

Cubo de Rubik: Sí, él también es bueno en eso. El video es la evidencia:

Su experiencia en el Cubo de Rubik ayuda a explicar mi teoría sobre Betts. Es uno de esos individuos que serían buenos en lo que fuera lo que él quisiera: cocinar, cirugía general, banca de inversión. Él tiene la disciplina y la ética de trabajo -y el deseo- de ser los mejores. Si hubiera querido ser contador, habría sido el maldito mejor contable que existe. Por suerte para nosotros, eligió el béisbol.

Lo que hace que el béisbol sea tan difícil es que requiere un balance de atletismo y habilidad. Eso es lo que Betts posee. Él tiene lo que los psicólogos denominan “inteligencia corporal-cinestésica”, en la que la coordinación mete-cuerpo es casi implacable.

Pero también parece tener “inteligencia lógico-matemática”, como se ilustra en el video del Cubo de Rubik. De alguna manera, los jugadores de béisbol son como robots finalmente afinados, que repiten habilidades específicas que los dominan. Resolver un problema de matemáticas se puede interpretar como algo similar a sacar en out a Tony Kemp o descubrir cómo hacer ajustes al batear una curva. Debes tener un cerebro que trabaje en cohesión con tu cuerpo.

¿Es Mookie Betts el mejor atleta el mundo? Tal vez ni siquiera el mejor en el béisbol. Cora sugirió que Betts, José Altuve y Francisco Lindor son “los mejores atletas del mundo” en este momento. Supongo que hasta que alguien reviva “The Superstars” -aquellos de ustedes que crecieron en los años 70 y 80 recuerdan el programa- nunca lo sabremos. Hasta entonces, asumiremos que Mookie Betts es el mejor que nosotros en casi todo.