MLB; Combo de noticias: ¿Decidirá Kimbrel esperar hasta junio para firmar? Y MUCHO +

7:35 PM

 

 

¿Podrá Báez repetir o mejorar lo hecho en 2018?

 
 

SCOTTSDALE, Arizona – Si se analiza desde una perspectiva estadística, el puertorriqueño Javier Báez tuvo una temporada única en el 2018. Y cuando decimos única, es porque nunca antes se había visto una campaña así.

Báez, que terminó segundo en la votación del JMV por la Liga Nacional, dejó 126 OPS+, lo que significa que su producción ofensiva (ajustada al contexto de su liga y los estadios donde jugó) fue 26% mejor que el promedio. Logró ese llamativo número a pesar de un alto número de ponches (167) y pocos boletos (29). De acuerdo con Baseball Reference, en la historia de las Grandes Ligas jamás hubo un bateador con los turnos para optar al liderato de bateo con un OPS+ tan alto, tantos o más ponches y tan pocos pasaportes.

Debido a la dificultad de repetir una cosecha tan particular, en algunos círculos analíticos Báez es considerado como candidato a sufrir un bajón en el 2019. Parten de la idea de que no puedes tener una diferencia tan grande de ponches y boletos y esperar mantener una producción de élite.

Seguramente no les va a sorprender que Báez no está de acuerdo con esa idea de que espera un bajón y tampoco le da mayor importancia al asunto.

“La gente siempre anda hablando de números y cosas”, dijo Báez. “Pero la pelota puede ir para cualquier lado. Yo no le ando poniendo atención a lo que dice la gente. Yo no controlo eso y tampoco lo controlamos como equipo. Eso es algo que pasó el año pasado”.

Al pelotero de 26 años de edad no se le va a escuchar diciendo que va a callar a sus críticos en el 2019. Báez es un tipo tranquilo, humilde, que a pesar del año revelación que tuvo la temporada pasada mantiene un perfil bajo en el clubhouse de los Cachorros. Su manager, Joe Maddon, especuló que la muerte en el 2015 de la hermana de Báez, Noely, que sufría de espina bífida, ha contribuido a la forma como se comporta Báez.

“Javy ha visto la parte más dura dela vida”, acotó Maddon. “Así que probablemente tiene una perspectiva con la que muchos no cuentan. La gente ve su forma llamativa de jugar, la cadena que usa, el tatuaje, lo que sea. Pero cuando lo conoces, ¿hay alguien más humilde? A él lo respetan mucho los demás”.

En el terreno, Báez tiene muchas destrezas que lo separan del resto. Es un pelotero habilidoso cuyo estilo, capacidad física y talento hacen de verlo jugar un placer. Su versatilidad – Báez volverá a suplir al suspendido Addison Russell antes de mudarse probablemente a la segunda cuando éste regrese— lo hace todavía más valioso.

Será interesante, sin embargo, ver qué tanto puede Báez mejorar su tasa de ponches (25.9%) y de boletos (4.5%), los únicos puntos criticables en medio de una temporada por demás espléndida.

Lo más cercano a Báez en cuento a comparaciones fue el dominicano Alfonso Soriano en el 2002 con los Yankees, que tuvo 129 OPS+ con 23 boletos y 157 ponches. Soriano terminó tercero en la votación del JMV aquel año, y por supuesto terminó teniendo una distinguida carrera durante la que fue llamado siete veces al Juego de Estrellas y ganó cuatro Bates de Plata.

Por ahora, Báez está enfocado en mantener su habilidad para batear la bola con fuerza cuando es capaz de hacer contacto. Sus avances del año pasado no fueron porque buscó menos pitcheos fuera de la zona de strike, sino porque hizo más swing (y más contacto) a envíos dentro de la misma. Atribuye eso a algo muy simple: ver siempre la pelota.

“Es sólo cosa de seguir la bola”, resumió. “En la caja cuando hago mi rutina, trabajo en eso. Porque ese era uno de mis grandes problemas, que no estaba siguiendo la pelota hasta el final. El año pasado lo hice mejor y tuve tremenda temporada”.

¿Es capaz Báez de tener otro gran año? Ya demostró que es capaz de ser un jugador muy productivo a pesar de un bajo promedio de embasarse, pero su edad y atención al detalle dentro de la caja de bateo hacen posible pensar en una mejoría de su OBP. Así que, aunque Báez probablemente no tendrá otra temporada realmente única, quizás no necesite hacerlo.

“Yo sólo estoy tratando de hacer el ajuste”, dijo, “y tener un mejor año para mí y para el equipo”.


 

 

Kyle Seager será operado y se perderá abril

 
 

PEORIA, Arizona — Kyle Seager ha sido el tercera base más duradero en las Grandes Ligas durante los últimos siete años, pero esa reputación de hombre de hierro sufrió un golpe el lunes cuando los Marineros anunciaron que el pelotero de 31 años será operado el martes para reparar un tendón en su mano izquierda y se perderá al menos el primer mes de la temporada.

Seager se lesionó la mano al tirarse de cabeza intentando tomar un foul la noche del viernes contra los Cachorros.

Seager nunca ha perdido más de ocho juegos en una campaña desde que se convirtió en el tercera base regular de los Marineros en el 2012, jugando 1,079 de los 1,134 juegos de Seattle en dicha posición. Evan Longoria le sigue en juegos disputados por un antesalista en ese lapso, con 917.

La lesión se produce un momento complicado para el nativo de Carolina del Norte, que viene de tener la temporada menos productiva de su carrera, bateando .221/.273/.400 con 22 jonrones y 78 empujadas en 155 juegos en el 2018.

Seager bateó .318 (de 22-7) con dos dobles en nueve juegos de la Liga del Cactus esta primavera.

Con Seager marginado, el manager Scott Servais espera usar a Ryon Healy en la antesala.


 

 
 

Ozuna juega en el OF por 1ra vez desde cirugía

 
 

JUPITER, Florida — Marcell Ozuna puso a prueba su hombro derecho, reparado por medios quirúrgicos.

El dominicano jugó en los jardines por primera vez desde que se sometió a una cirugía artroscópica el 30 de octubre. Trea Turner, el segundo bateador de Washington en el juego del lunes ante San Luis, conectó una pelota por la raya del bosque izquierdo, dio vuelta por la inicial y siguió corriendo.

Ozuna capturó la pelota de un bote y tiró a segunda. Por muy poco no alcanzó a retirar a Turner.

“Lo que me gustó de eso es que el brazo está fuerte”, resaltó Ozuna, quien no comenzó a lanzar de los jardines a las almohadillas sino hasta las prácticas del sábado.

Ozuna sintió un chasquido en el hombro durante una sesión de lanzamientos tras la temporada de 2014. Para el final de la campaña pasada, tenía problemas incluso para hacer tiros de rutina.

“Ese tiro fue ya más representativo que muchos del año anterior”, consideró el manager de los Cardenales, Mike Shildt.

Ozuna, de 28 años y dos veces elegido al Juego de Estrellas, se fue de 14-0 en el comienzo de su pretemporada, antes de conectar un sencillo el sábado ante los Astros de Houston.

El lunes, Ozuna se fue de 3-0, con lo que ha bateado de 20-1 en la pretemporada.

Su promedio fue de .312 con 37 vuelacercas y 124 impulsadas con los Marlins de Miami en 2017, cuando ganó su primer Guante de oro. En busca de reducir su nómina, los Marlins lo cedieron en canje.

Bateó para .280, con 23 cuadrangulares y 88 empujadas el año pasado. Pese a su lento comienzo de la pretemporada, Shildt percibe mejoría al bate.

“Está encontrando mejor la pelota, luce mejor”, dijo.

Ozuna es el último de los peloteros regulares de posición de los Cardenales que ha jugado en un encuentro. El dominicano Carlos Martínez y otro pitcher, Luke Gregerson, padecen dolencias de hombro y no han subido al montículo en esta primavera.

 

 

 

Hermanos Ramos patrullaron juntos el OF de S.F.

 
 
hace 32 minutos

SCOTTSDALE, Arizona — A Norma Ramos le preocupaba que si algún día veía a sus dos hijos, los puertorriqueños Heliot y Henry Ramos, jugando en las Grandes Ligas, se vería forzada a atravesar la peleada línea de batalla de la rivalidad entre Gigantes y Dodgers.

“Mi mamá solía decir, ‘Si juegan uno contra el otro en las Grandes Ligas, ¿qué se supone que haga cuando vaya al estadio? ¿Usar una camisa de los Dodgers un día y la de los Gigantes el otro?”, recordó Henry.

Pero ya no tiene que escoger bandos.

En el invierno, Henry dejó a la organización de los Dodgers para firmar un contrato de ligas menores con los Gigantes, que tomaron a Heliot en la primera ronda del Draft del 2017, juntando a los hermanos Ramos en el mismo equipo por primera vez en sus vidas. Los Ramos se llevan siete años de diferencia y nunca habían compartido el mismo outfield hasta el domingo.

Todo cambió en la sexta entrada del juego entre los Gigantes y los Rangers en el Scottsdale Stadium. Heliot, que fue llamado del campamento de las menores por el día, entró al juego para jugar en el jardín central y estuvo acompañado por Henry en el derecho, cumpliendo así un sueño de larga data para la familia Ramos.

“Para mí fue increíble”, dijo Henry, de 26 años. “Lo he visto crecer y siempre quise jugar al lado suyo”.

“Él siempre me ayudó y me enseñó a jugar pelota”, dijo Heliot, de 19 años. “Todo lo he aprendido de él. Es como mi padre”.

Henry, tomado en quinta ronda por los Medias Rojas en el 2010, bateó .297 con .817 de OPS, 10 jonrones y 58 empujadas en 106 juegos con Tripla-A Oklahoma City en el 2018, pero se convirtió en agente libre de ligas menores al finalizar la temporada y comenzó a buscar oportunidades con otros equipos. Cuando el presidente del departamento de operaciones de béisbol de los Gigantes, Farhan Zaidi, otro ex miembro de los Dodgers, lo llamó, Henry inmediatamente aceptó la oportunidad de unirse a los Gigantes para pelear por un puesto en los jardines.

“Me quedé así como, ‘Wow, esto es lo que siempre quisimos'”, recordó Henry. “Si uno trabaja duro habrá oportunidades. Quizás pueda ayudar a un equipo de Grandes Ligas y más allá de eso, tengo a Heliot en la misma organización. Sería bonito si pudiéramos jugar juntos en el futuro”.

Cuando se le pidió comparar sus estilos de juego, Henry dijo que tiene cualidades similares a las de su hermano menor, aunque ambos reconocieron que Heliot lleva la ventaja cuando de poder se trata.

“Él es más fuerte”, reconoció Henry. “Es un bateador de poder. Pero el resto yo diría que es igual. Buena defensiva. Jugamos duro. Y tenemos un corazón de guerrero, como me gusta decir a mí”.

Heliot, considerado el segundo mejor prospecto de los Gigantes por MLB Pipeline, tuvo un arranque lento el año pasado en Clase A Augusta, bateando sólo .204 con .601 de OPS y dos jonrones en sus primeros 25 juegos, pero fue mejorando con el paso de los meses. Terminó bateando .245 con .709 de OPS y 11 jonrones en 124 juegos y espera arrancar el 2019 en Clase A Avanzada San José.

“Me sentí mucho mejor al final porque seguí aprendiendo”, dijo Heliot. “Bateé mejor el último mes”.

Henry, que ha pasado las últimas nueve temporadas en las menores, dijo que cree que fue bueno para Heliot tener problemas rápido y aprender a seguir luchando en los momentos difíciles.

“Todo pelotero va a pasar por un slump, así que es bueno que empezara así el año pasado”, dijo Henry. “Así es como aprenderá a levantarse él solo”.

 

 
 

Scherzer abrirá por Nacionales en el Día Inaugural

 

Para sorpresa de pocos, el dirigente de los Nacionales, Dave Martínez, ha elegido a Max Scherzer como el abridor para el Día Inaugural el 28 de marzo contra los Mets.

Scherzer se medirá en el Nationals Park a un conjunto de Nueva York que contará con su as y ganador del premio Cy Young de la Liga Nacional, Jacob deGrom.

Esta será la cuarta apertura de Scherzer en el Día Inaugural en cinco campañas con los capitalinos. Stephen Strasburg fue el abridor para el primer partido del 2017, cuando Scherzer se recuperaba de una fractura en un nudillo.

 

 

Reales oficializan contrato con Martin Maldonado

 
 

SURPRISE, Arizona — Los Reales de Kansas City formalizaron un convenio por un año y 2,5 millones de dólares con Martín Maldonado, para hacerse de un cátcher veterano que sustituya a Salvador Pérez, quien sufrió una lesión que lo marginará de toda la temporada.

El acuerdo anunciado el lunes incluye hasta 1,4 millones de dólares en premios por desempeño, con base en los juegos en los que el boricua Maldonado aparezca en la receptoría.

Maldonado pasó la temporada anterior con los Angelinos de Los Ángeles y los Astros de Houston. Bateó para .225 con nueve jonrones y 44 remolcadas en 119 duelos.

Pero su mayor fortaleza reside en la capacidad para colocarse a fin de capturar lanzamientos de tal suerte que se enmarquen en la zona de strike. Resaltan también sus virtudes defensivas.

Y su experiencia podría ayudar a un plantel de los Reales, donde abundarían los jóvenes para esta campaña.

El puertorriqueño ganó el Guante de Oro en 2017, con lo que rompió una racha de cuatro años seguidos en los que el galardón fue para Pérez.

El miércoles, Pérez se sometió a la cirugía de Tommy John, luego de romperse un ligamento de su brazo de lanzar, durante un entrenamiento de pretemporada.

 
 

 

D-backs concretan pacto de 1 año con Adam Jones

 
 

Adam Jones finalmente encontró equipo para la temporada 2019 y se trata de los D-backs.

Arizona y Jones concretaron su acuerdo por una temporada luego de que el veterano jardinero central pasara todas las pruebas médicas.

El contrato de Jones será por US$3 millones, según Jeff Passan de ESPN.


 

Martín Pérez aprovecha consejos de Johan Santana

 
 

BRADENTON, Florida — Este no es el Martín Pérez de antes.

Al serpentinero de los Mellizos se la ha visto velocidad extra en su recta. Ahora cuenta con su compatriota y también zurdo Johan Santana como mentor en el clubhouse. Aunque se trata de los Entrenamientos de Primavera, el trabajo de Pérez sigue rindiendo dividendos sobre el terreno al alcanzar las 97 millas por hora en cuatro entradas en blanco de la victoria de Minnesota en la Liga de la Toronja ante los Piratas el fin de semana.

Pérez dijo que ha empleado más sus caderas en sus lanzamientos después de trabajar con el nuevo coach de pitcheo Wes Johnson y sus conocimientos de la biomecánica. Aunque Pérez insiste que no se ha enfocado necesariamente en aumentar la velocidad, su recta ha demostrado estar por las 95 millas por hora con consistencia por segunda presentación consecutiva — un ascenso de un promedio de 92.8 la temporada pasada según Statcast.

“Antes solamente empleaba mis brazos”, explicó Pérez. “Ahora, estoy utilizando todo mi cuero y todos pueden ver los resultados. Ahora no tengo problemas con los lanzamientos pegados. Ahora me mantengo en línea y sólo tiro la bola al frente de mis ojos”.

Pérez dijo que ha estado puliendo su mecánica cada mañana y trabajando con Santana, quien ganó dos premios Cy Young de la Liga Americana durante su tiempo como el as de los Mellizos. Pérez está tratando de enfocarse en atacar a los bateadores con su recta en la parte interior de la zona de strike y empleando su cambio.

El abridor de 27 años ponchó a tres en sus cuatro episodios de su presentación del sábado después de abanicar a cuatro en tres capítulos en blanco contra los Filis en su salida anterior.

“Ha hecho un gran trabajo en registrar entradas sin tener que realizar la cantidad de pitcheos que normalmente necesita”, indicó el piloto de Minnesota, Rocco Baldelli. “Por eso ha tenido aperturas productivas”.

Tras perderse más de dos meses de la temporada pasada con molestias en el codo derecho, Pérez dijo que desde el 2017 no se ha sentido como ahora. Se perfila a ser el quinto abridor de Minnesota, aunque el club podría contar con una rotación de cuatro abridores para las primeras tres semanas de la temporada regular.

“La verdad ha sido un gran obstáculo para los bateadores en estos momentos”, declaró Baldelli.

“Estoy trabajando. Estoy muy entusiasmado”, agregó Pérez. “Ha pasado un buen tiempo desde que me he sentido así de saludable. Este año habrá excelentes resultados”.


 

 

Villar llama la atención con su bate de práctica

 
 

SARASOTA, Florida — Tres inviernos atrás, Jonathan Villar estaba jugando pelota invernal en su natal República Dominicana cuando uno de sus compañeros se le acercó mientras cargaba algo que a lo lejos parecía como un implemento de béisbol. Se trataba de una pieza de madera que se asemejaba a un bate, pero su forma extraña llamó la atención de Villar.

“¿Eso es un bate?”, recuerda haberse preguntado Villar. “La primera vez que lo vi, ni siquiera pensé que se trataba de un bate”.

Esta primavera, es el propio Villar quien está dejando boquiabiertos a sus compañeros en el campamento primaveral de los Orioles. Cada mañana el quisqueyano camina hacia la jaula de bateo con un extraño artefacto en las manos: un bate de práctica de doble barril con el que comienza su rutina diaria. El modelo que utiliza es el Camwood Hands-n-Speed hecho de madera de fresno y con características diferentes a las de un bate común y corriente. Lo que separa el de Villar es lo que tienen en el medio: un segundo barril que está justo encima de la parte donde se agarra, una especie de segundo aro incluido. Parece más un remo, o la pata de una mesa de comedor, que un bate.

“Yo lo uso cuando siento que mi swing está un poco largo”, explicó Villar. “Este bate es muy pesado para hacer un swing largo. Cuando lo haces, la parte ancha siempre termina bajando”.

Técnicamente, el bate pesa lo mismo que el de 33.5 onzas que utiliza Villar en los juegos. Pero al distribuir desproporcionalmente el paso hacia el cabo, crea una sensación de más peso cerca de las manos, obligando al bateador a hacer un swing más directo hacia la bola. Cualquier intento de hacer un swing largo para buscar elevados termina ocasionado una pobre conexión, o un swing fallado.

En resumen, alienta a los bateadores a hacer un swing plano en una época de ángulos de salida y swings de gradas.

“Te fuerza a tirarle las manos a la bola”, siguió Villar. “Cuando tomo un par de swings con ese bate, siento que puedo mantener mis manos pegadas al cuerpo y darle por dentro a la bola”.

Hacer eso, asegura Villar, lo ha ayudado a sumar poder sin necesidad de cambiar su swing, lo suficiente como para poder seguirse ganando la vida con sus piernas. Desde el 2016, Villar ha dado 44 jonrones y se ha robado 120 bases, todo eso al tiempo que mantiene una de las tasas más elevadas de conexiones por el suelo.

Los bateadores siempre han buscado la forma de tener un swing más rápido y conciso, y Villar dista de ser el único pelotero de esta época usando formas creativas para lograrlo. En el mismo campamento de los Orioles, Eric Young Jr. utiliza guantines para batear más pesados que los normales. Otros utilizan esas especies de donas pesadas o bates con cabos más gruesos para emular efectos similares. Pero el coach de bateo de los Orioles, Dan Long, dice que jamás había visto un bate como el de Villar en sus tres décadas en el béisbol profesional.

Villar tampoco había visto uno hasta que aquel compañero en la pelota dominicana, su veterano compatriota Ricardo Nanita, regresó de Japón con uno así. Aunque Villar se enamoró enseguida de la extraña herramienta, no fue fácil conseguir uno para él.

En el barril, se encuentra la razón: las palabras “Patente pendiente” están impresas en letras mayúsculas.

“¿Quieres ponerle un nombre”, terminó Villar con una risa.


 
 

Teherán afianzado como opción para Día Inaugural

 
 

JUPITER, Florida — ¿El colombiano Julio Teherán va rumbo a hacer su sexta apertura de Día Inaugural consecutiva para los Bravos? Es una posibilidad, debido a los dolores en el codo derecho que mantendrán marginado a Mike Foltynewicz para el inicio de la temporada.

Teherán hizo su segunda apertura de los entrenamientos durante la derrota 5-2 ante los Marlins, permitiendo una carrera y tres hits, más seis ponches y un boleto, en cuatro entradas de labor.

“Me sentí muy bien, igual que después de mi primera apertura”, dijo Teherán.

Lanzó 56 pitcheos, 39 de ellos en strikes, y 25 fueron en la primera entrada.

“Estoy mejorando”, aseguró Teherán. “Hasta ahora estoy teniendo buenos resultados. Me quedan dos salidas más y veremos si sigo mejorando”.

En su salida del 4 de marzo, Teherán permitió tres hits, incluyendo un jonrón, y tres carreras (dos limpias) con cuatro ponches en tres innings durante una derrota 4-3 contra Houston.

Si Teherán no es el abridor de los Bravos en el Día Inaugural, Sean Newcomb o Ken Gausman serían otras posibilidades.


 

 
 

Carrasco se sintió efectivo en su primera salida

 
 

PEORIA, Arizona — El venezolano Carlos Carrasco, que el domingo lanzó en su primer juego de los entrenamientos por los Indios, quedó satisfecho tras su labor de tres innings contra los Marineros en la victoria 16-2 de la Tribu.

Carrasco permitió dos carreras y tres hits, incluyendo un par de jonrones, y ponchó a cuatro durante su labor. Más allá de las dos rectas que dejó sobre el plato y que resultaron en bambinazos, se mostró contentó con lo realizado.

“Estoy lanzando como si estuviera en un juego de verdad”, dijo Carrasco. “Pero estoy tratando de arreglar algo en mi mecánica, de quedarme atrás un poquito más. Los dos jonrones fueron rectas en el medio. Pero al menos pude trabajar en eso que quería”.

“Yo creo que se manejó muy bien”, dijo Terry Francona, el manager de los Indios.

Cleveland ha llevado con calma a Carrasco esta primavera, manteniéndolo en juegos simulados para controlar la intensidad de sus presentaciones, al igual que con Corey Kluber, hasta que lleguen a 50 pitcheos.

Carrasco dijo que le gustaba este plan de empezar a abrir juegos un poco más tarde en los entrenamientos.

“He podido ir tirando mis innings. La próxima vez voy a ir cuatro y luego tendrá otras tres aperturas antes de la temporada. Es la forma normal de hacerlo. Me siento bien”.


 
 

¿Decidirá Kimbrel esperar hasta junio para firmar?

 
 

El corresponsal de MLB Network, Ken Rosenthal, especuló si el cerrador agente libre Craig Kimbrel y su agente David Meter considerarían esperar hasta después del draft amateur a comienzos de junio.

El objetivo de esperar hasta dicho mes sería para que el equipo que firme a Kimbrel no esté obligado conceder una selección del draft debido a que el derecho rechazó una oferta calificada de un año y US$17.9 millones los Medias Rojas en noviembre pasado.

Si Kimbrel vuelve a surgir como una alternativa a mediados de junio, los equipos contendientes estarían interesados en pagar un alto salario por el cerrojero (por casi US$20 millones) en vez de cambiar prospectos para adquirir a otro relevista antes de la fecha límite de cambios del 31 de julio. Kimbrel entraría al mercado libre en la próxima temporada muerta sin pensar en la selección del draft y volvería a ser uno de los principales relevistas disponibles.

Vale agregar que Kimbrel preferiría firmar un nuevo contrato antes del Día Inaugural, pero ninguno de los posibles candidatos en la División Este de la Liga Nacional — los Nacionales, Filis y Bravos — han expresado tanto interés públicamente. Los Medias Rojas también parecen ya haber dado vuelta a la página.

El año pasado, el cerrador Greg Holland firmó por US$14 millones en el Día Inaugural que al final fue mucho menos que la oferta calificada que rechazó de los Rockies. Kimbrel también busca evitar ese mismo destino.


Cedeño no estará listo para inicio de la campaña

 
 

PHOENIX — El relevista puertorriqueño Xavier Cedeño no estará listo para el inicio de la temporada con los Cachorros, según informó el dirigente Joe Maddon.

Cedeño sufrió un esguince en la muñeca izquierda y no tendrá actividades de béisbol por casi 10 días. Esto le impedirá al boricua tener el suficiente volumen de trabajo para que esté listo para el Día Inaugural el 28 de marzo.

El zurdo de 32 años realizó 48 presentaciones entre los Medias Blancas y Cerveceros en el 2018, registrando 2.43 de efectividad y WHIP de 1.26. En su carrera también ha lanzado por los Astros, Nacionales y Rays con promedio de careras limpias de 3.69 en 175 2/3 capítulos.


 

 

Lorenzen verá acción el lunes como P, CF de Rojos

 
 

GOODYEAR, Arizona – El relevista Michael Lorenzen no trató de ocultar su emoción antes de su debut en la pradera central de los Rojos.

“Estoy bastante entusiasmado. No veo la hora de jugar”, expresó Lorenzen. “Ya comienza la diversión”.

El dirigente del conjunto de Cincinnati, David Bell, tiene previsto emplear a Lorenzen como lanzador en una entrada de relevo el lunes contra los Indios — probablemente en el quinto episodio — y el diestro luego verá acción como guardabosque. Se espera que agote al menos un turno en el encuentro.

“Será bueno para nosotros observarlo ahí en las próximas semanas”, dijo Bell. “Confío en que, si lo planeamos muy bien y lo manejamos de la manera correcta, nos podrá ayudar más allá que como pitcher”.

Lorenzen, de 27 años, bateó .290 en 55 juegos la temporada pasada y encabezó a todos los serpentineros con cuatro jonrones, incluyendo dos como bateador emergente. Ha pegado seis cuadrangulares en su carrera, incluyendo tres como emergente. Según Elias Sports Bureau, es uno de cuatro jugadores en la historia de la Gran Carpa con al menos tres vuelacercas como bateador emergente y 100 juegos como lanzador. Los otros fueron Gary Peters (1959-1972), Lynn Nelson (1930-1940) y Jack Stivetts (1889-1899).


 

Urías, Tatis Jr. están de vuelta con los Padres

 
 

SURPRISE, Arizona — El mexicano Luis Urías regresó a la acción el domingo, abriendo como campocorto de los Padres durante la victoria 11-6 sobre los Reales en el Surprise Stadium, su primer duelo en la Liga del Cactus desde el pasado lunes.

Por su parte, el torpedero Fernando Tatis Jr. se reincorporó el domingo al campamento del equipo en Arizona después de que le sacaran una muela del juicio el viernes. El coach de la banca, Rod Barajas, al mando del equipo mientras el manager Andy Green atendía un asunto familiar, dijo que Tatis entrenó y que estará libre el lunes, pero que debería jugar el martes.

En cuanto a Urías, que no jugaba desde el pasado lunes debido a lo que los Padres describieron como “fatiga general” en ambos tendones de la corva.

El domingo, Urías se fue de 3-0. Jugó cuatro innings en el campocorto y Barajas dijo que todo salió bien.

Urías ha tenido problemas musculares en las piernas antes, incluyendo el año pasado, cuando se perdió las últimas tres semanas de la temporada con una lesión en la corva izquierda.

 

Tomado de: LasMayores.com

 

 

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.