Juventus se juega la temporada y el negocio ante Atlético Madrid+ Cristiano: “Podemos vivir una noche especial”

12.57 pm

 

 

 

 

 

La Juventus no se ha convertido en el mejor equipo de Italia en lo que llevamos de década por casualidad. El equipo bianconeri se ha manejado mejor que los otros grandes del Calcio durante las graves crisis económicas que han azotado el fútbol transalpino, logrando –entre otras cosas– mantener el control del club con capital italiano, mientras que los dos equipos de Milán están a día de hoy manejados por fortunas estadounidenses y asiáticas.

Parte de ese éxito ha sido el gran manejo de los recursos humanos en la primera plantilla. El equipo ha logrado fichar barato y vender caro, y así y todo mantener siempre jugadores de un gran rango en el equipo. El exdirector general Giuseppe Marotta fue el genio detrás de una operación que llevó al club a lo más alto.

Gracias a él, jugadores como Pirlo, Pogba o Fernando Llorente llegaron gratis al club, mientras que otros como Vidal (10 millones de euros), Álvaro Morata (22 millones) o Carlos Tévez (15 millones de euros) llegaron por traspasos irrisorios y ayudaron al equipo a llegar a su primera final de Champions League en 17 años.

 

Marotta dejó el club el verano pasado para probar su suerte en el Inter de Milán, aunque en el club su escuela sigue muy presente, a juzgar por el recientemente anunciado fichaje de Aaron Ramsey para el verano que viene, toda vez concluya su contrato con el Arsenal. Sin embargo, y quizás a modo de celebración tras la salida del directivo del club, la Juventus hizo el año pasado el fichaje más caro de su historia –y de la historia de la Serie A– al pagar 112 millones de dólares al Real Madrid por Cristiano Ronaldo.

La teoría era sencilla. El club había ganado los últimos siete Scudettos y las últimas cuatro Coppas de Italia. Además, había llegado a dos finales de la Champions League, en 2015 y 2017, y necesitaba dar el paso final para optar a ganar el trofeo más preciado en el continente. Ronaldo ofrecía eso: garantía de goles y hambre por seguir reinando en Europa.

El arranque de temporada fue espectacular, con el portugués adaptándose al club y al campeonato italiano en seguido y marcando goles por doquier. La Juventus parecía una máquina imparable que caminaba sólida a por el triplete. Arrasaba en la Liga, donde tiene al Nápoles a 18 puntos de distancia, también en las primeras rondas de Coppa con los suplentes y esperaba con ansia el cruce de Champions League ante el Atlético de Madrid.

Entonces, en un par de semanas, todo se tornó negro. El Atalanta, con un Duván Zapata inconmensurable, les sorprendía en la eliminatoria de cuartos de final de la Coppa de Italia con una derrota 3-0 que les apeaba de la competición, y apenas dos semanas después, era el Atlético de Madrid quien les ganaba 2-0 en el Wanda Metropolitana en los octavos de final de la Champions League.

Ahora llega el momento del partido de vuelta, y tanto Cristiano Ronaldo como su entrenador han emplazado a la afición a que apoye el máximo para intentar una remontada que tendría tintes históricos. El Atlético de Madrid es quizás el peor equipo que pudiera encontrar la Juventus en esta situación, pero lo cierto es que la Vecchia Signora necesita el pase tanto por motivos deportivos económicos.

A Massimiliano Allegri no le quedaría mucho recorrido en la casa juventina si, tras sus últimas cuatro temporadas, no es capaz de pasar de octavos de final de la Champions League justo en el año en que la entidad le fichó a Cristiano Ronaldo. Como además tampoco podrá ya ganar la Coppa Italia, el balance de la temporada podría ser verdaderamente desastroso, si tenemos en cuenta los medios puestos a su disposición por el club.

Pero es en el aspecto económico donde surge una duda inmensa. Tras años de triunfos con el cinturón bien apretado, sería pésimo para el balance financiero de la Juventus caer tan pronto en la Champions League justo en el año en que se hizo una inversión tan importante en verano.

Se estima que siendo eliminado en octavos de final, un equipo puede perder hasta 45 millones de euros en beneficios con respecto a los finalistas, a lo que habría que añadir los casi 20 millones que se embolsa el ganador de la final de la Champions, pues ese era el verdadero objetivo del equipo.

Por eso no sólo los jugadores estarán desesperados por limpiar su honor y darle la vuelta al partido en el Juventus Stadium el martes, sino que en las oficinas del club también habrá mucha gente tirándose de los pelos.

Quien a buen seguro estará feliz viendo el partido en Milán será Giussepe Marotta pues, pase lo que pase con su exequipo, él será el gran ganador; llevándose el crédito por armar un club súper potente en el que Ronaldo es la guinda del pastel, o convirtiéndose en el llorado líder que se fue y al que todos echan de menos.


Cristiano: “Podemos vivir una noche especial”

Getty Images

 

El portugués Cristiano Ronaldo, que liderará al Juventus el martes contra el Atlético de Madrid en la vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones, aseguró este domingo que su equipo cree en sus opciones de remontar el 2-0 adverso de la ida y de “vivir una noche especial”.

“El equipo tiene confianza en que puede hacer un gran partido y yo también la tengo. Podemos de verdad vivir una noche especial, tanto en el césped como en las gradas”, dijo Cristiano, en una entrevista a la televisión oficial del Juventus.

El 2-0 sufrido en el Metropolitano pone contra las cuerdas a Juventus, pero el luso está seguro de que su equipo puede volcar el resultado en Turín.

“El Atlético es un equipo fuerte, lo saben todos. Se defiende bien, no arriesga y sale al contragolpe, pero estamos listos. Queremos hacer cualquier cosa para ganarles. Los detalles harán la diferencia, pero queremos pasar de ronda e ir a los cuartos de final”, dijo.

“El fútbol es así. Nadie esperaba perder en la ida, pero todo puede pasar. Nosotros queremos dar una gran respuesta en nuestra casa, ante nuestra hinchada”, prosiguió.

El luso, que le marcó 22 goles al Atlético Madrid en su carrera, pidió el apoyo de los aficionados juventinos y les animó a pensar positivo, pese a que muchos de ellos dieran la espalda al club tras la derrota de Madrid.

“A los aficionados digo que piensen positivamente, que tengan fe. Es posible remontar, pero necesitamos vuestra ayuda, un estadio fantástico. Nosotros daremos todo en el campo”, afirmó.

Más allá de como acabe esta campaña, Cristiano aseguró que Juventus está viviendo un año “óptimo” y que, a nivel personal, se siente muy feliz por su primer curso vivido en Italia.

 

 

Tomado de: ESPN

 

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.