•  

 

CHICAGO — En un juego cada vez más extraño por la entrada, José Abreu, de los Chicago White Sox, brindó el momento más loco de un duelo salvaje al pasar a su compañero de equipo Tim Anderson en las bases, borrando un jonrón clave.

El bateador de Chicago momentáneamente le dio a su club una ventaja de 12-10 con una jonrón de tres carreras al jardín central en la parte baja de la séptima frente a Reed Garrett, de Detroit Tigers. Debería haber sido su segundo cuadrangular del juego y haberle dado seis carreras impulsadas en la noche. En cambio, mientras corría alrededor de la primera base, pasó a Anderson, que se había parado cerca de la base para volver en caso de que la pelota fuera atrapada en la barda.

Inicialmente, los umpires dictaminaron que Abreu no había superado a Anderson y recorrió las bases. Pero varios jugadores y coaches en el dugout de Detroit vieron inmediatamente lo que había sucedido y apuntaron con entusiasmo hacia la primera base. El manager Ron Gardenhire desafió la marcación, que fue revertida luego de una revisión de repetición, y Abreu fue declarado out.

 

La jugada se anotó oficialmente en un raro sencillo de dos carreras, fuera del parque. Abreu obtuvo crédito por dos carreras impulsadas en lugar de tres y fue out por el primera base John Hicks, quien obtuvo con un out sin asistencia. En lugar de una ventaja de dos carreras, Chicago lideró 11-10.

Inmediatamente, el error de Abreu trajo consecuencias para los White Sox cuando Ronny Rodríguez, de los Tigers, inició el octavo con un cuadrangular al izquierdo, empatando el marcador a 11. Fue solo el último giro en un salvaje duelo que incluyó 22 carreras y 35 hits durante las primeras 7 1/2 entradas.