NPB; Resumen de los juegos del 14 de mayo + La desaparición de los jugadores mexicanos

7.58 pm

 

 

Batista suma 8vo vuelacercas en triunfo de Hiroshima

 Written by Béisbol Japonés.com

 

   El dominicano Xavier Batista conectó este martes su octavo cuadrangular de la campaña y remolcó 2 carreras para contribuir al triunfo de 9-4 de los Carpas de Hiroshima sobre las Golondrinas de Yakult en el Estadio Mazda de Hiroshima.

 

   El poderoso inicialista, que además anotó en 2 ocasiones, terminó el juego de 4-1 para mantener su promedio a .233 y elevar su total de empujadas de la campaña a 23.

 

   También por Hiroshima, su compatriota Gerónimo Franzua no permitió hits ni carreras y abanicó a un rival en un episodio de relevo para reducir su efectividad a 3.71.

 

Hanshin 4, Yomiuri 2, Tokyo Dome

 

   En otros encuentros de la jornada, el dominicano Jefry Marté se fue para la calle por tercera vez esta temporada y anotó 2 carreras en el triunfo 4-2 de los Tigres de Hanshin sobre los Gigantes de Yomiuri en el Tokyo Dome.

 

   El ex grandeliga caribeño, que también recibió 2 boletos, terminó el partido de 2-1 para mejorar su promedio a .200 y aumentar su total de empujadas a 6.

 

   Su compatriota y compañero de equipo Rafael Dolis se anotó su octavo salvado del año tras ponchar a 2 de los 3 bateadores que enfrentó en una entrada perfecta de relevo. Su efectividad bajó a 1.56.

 

   Por Yomiuri, el también dominicano Samuel Adames cargó con la derrota tras conceder 2 carreras y un hit en un tercio de labor. Su marca quedó en 0-1 y su efectividad subió a 5.40.

 

   Así mismo, su compatriota Jorge Martínez se ponchó en un turno como emergente para disminuir su promedio a .125.

 

Seibu 11, SoftBank 7, Kitakyushu

 

   En el Estadio Cívico de Kitakyushu, el cubano Yurisbel Gracial sonó 2 imparables en 4 turnos y anotó una carrera en la derrota de 11-7 de los Halcones de SoftBank ante los Leones de Seibu. Su promedio ascendió a .355.

 

   También por SoftBank, su compatriota Alfredo Despaigne se fue de 3-1, con un doble, una anotada y 2 boletos, para subir su promedio a .252.

 

Nippon Ham 13, Rakuten 1, Rakuten Seimei

 

   En el encuentro restante de la jornada, los Luchadores de Nippon Ham derrotaron por un contundente 13-1 a las Águilas de Rakuten en el Parque Rakuten Seimei de Sendai en un partido en el que ningún latino vio acción.

 

Chunichi vs DeNA, Yokohama

 

   El juego entre los Dragones de Chunichi y las Estrellas de DeNA que estaba pautado a celebrarse en el Estadio de Yokohama fue suspendido por lluvia.


La desaparición de los jugadores mexicanos de la NPB

 Written by Claudio Rodríguez Otero

 

   Esta semana fuimos testigos de algo que no habíamos presenciado en la NPB desde la temporada 2013: la ausencia total y absoluta de jugadores mexicanos en la máxima categoría del exigente circuito nipón.

 

   El pasado 29 de abril los Tigres de Hanshin decidieron bajar a su equipo menor a Efrén Navarro para darle paso en el roster al dominicano Jefry Marté, quien no había podido debutar antes debido a una lesión.

 

   Luego, el domingo 5 de mayo, los Búfalos de Orix hicieron lo propio con Joey Meneses, quien fue diagnosticado con una inflamación en su mano derecha después de quejarse de molestias en el área el día anterior.

 

   Y finalmente, el lunes 6 de mayo, el turno fue para Christian Villanueva, quien fue descendido al segundo equipo de los Gigantes de Yomiuri aparentemente con la idea de darle oportunidades de juego a los otros importados del club.

 

   Como consecuencia, ni un solo mexicano vio acción en las 7 jornadas que se disputaron en la liga entre el lunes 6 y el domingo 12 de mayo y eso es algo que no experimentábamos, como ya lo mencionamos al principio, desde la campaña 2013.

 

   No hay que entrar en pánico, por supuesto. Cada uno de esos movimientos tiene una razón específica, que explicaremos a continuación con detalle, y lo más probable es que sea sólo temporal, al menos en los casos de Villanueva y Meneses.

 

   Sin embargo, también representa una advertencia de lo que podría depararnos el futuro si la situación no mejora pronto para esos tres peloteros.

 

   Villanueva debería ser el primero en regresar, porque en su caso el manager Tatsunori Hara simplemente parece estar rotando sus piezas para darles el chance de ver acción a los otros extranjeros del club.

 

   Es decir, su salida del roster no tuvo que ver tanto con su modesto rendimiento, que sí influyó en la decisión, sino con el deseo del diregente de averiguar qué tipo de resultados pueden ofrecerle sus otros importados.

 

   Después de todo, el promedio del tapatío apenas estaba en .235, con 5 cuadrabgulares y 13 empujadas, al momento de ser bajado, por lo que el experimentado estratega sintió que era oportuno hacer un cambio.

 

   Además, Villanueva no fue el único foráneo afectado por la decisión, sino también el cubano Alex Guerrero. Ambos fueron desactivados para darle cabida en el roster a los dominicanos Samuel Adames y Jorge Martínez.

 

   Las reglas de la NPB indican que una vez que un jugador es sacado del roster, debe pasar por lo menos 10 días fuera de él antes de poder regresar al mismo. Eso quiere decir que el toletero azteca, que ya tiene 7 días fuera de acción, podría ser promovido al primer equipo de Yomiuri este mismo jueves 16 de mayo.

 

   Adames, un relevista de 24 años que todavía está en formación, no ha permitido carreras en 3 salidas desde el bullpen, pero al mismo tiempo no ha sido imprescindible para el éxito del equipo, que se mantiene en el liderato de la clasificación de la Liga Central.

 

   Martínez, un infielder de 26 años que también está en formación, apenas ha sumado un doble y empujado una carrera en 7 turnos al bate, por lo que su promedio apenas está en .143.

 

   Resulta evidente que ninguno de los dos ha sobresalido lo suficiente como para mantenerse en el roster activo durante el resto de la temporada, por lo que tarde o temprano tanto Villanueva como Guerrero, quien tiene un promedio de .226, con 4 estacazos y 13 remolques, regresarán al mismo.

 

   Lo único que podría atentar en su contra es un desacuerdo como el que tuvo Guerrero el año pasado con el manager anterior, quien lo dejó en la liga menor durante casi el resto de la campaña como castigo por no haber querido reunirse con él.

 

Meneses ya tiene 4 vuelacercas esta temporada

 

   En lo que respecta a Meneses, su regreso puede que tarde un poco más, pero no creemos que pase de una o dos semanas. El equipo lo desactivó para darle tiempo suficiente para recuperarse de su inflamación en la mano derecha y lo más probable es que lo vuelva a subir una vez que se recupere por completo.

 

   El estadounidense Chris Marrero, quien lo reemplazó en el roster, prácticamente no ha hecho nada desde que tomó su puesto, por lo que no dudamos que lo volverán a bajar una vez que éste se encuentre en condiciones óptimas para volver a la acción.

 

   El inicio del prometedor infielder en la liga fue explosivo, luego de registrar 2 dobles, 4 sencillos, 2 empujadas, una anotada y un promedio de .353 en sus 4 primeros encuentros de la temporada.

 

   Sin embargo, su nivel de contacto comenzó a descender después de ese momento y no se detuvo sino hasta llegar al registro de .206 que posee en este momento, si bien sus 4 jonrones y 14 remolcadas lo convierten en el segundo mejor de ambas categorías en su club.

 

   Es probable que su manager desee que vea un poco de acción en el conjunto filial antes de volver a subirlo, para que así trabaje en su mecánica de bateo y haga los ajustes necesarios para comenzar a hacer buen contacto otra vez.

 

   No obstante, insistimos en que lo más probable es que lo vuelvan a subir al primer equipo tan pronto como reúna las condiciones mínimas para hacerlo.

 

   Ya lleva 8 días fuera del roster y, como ya lo explicamos, la normativa le exige estar fuera por un mínimo de 10, por lo que su regreso podría ocurrir este mismo miércoles 15 de mayo.

 

   No creemos que ocurra tan rápido, sobre todo si la exigencia es que vea acción con el equipo menor primero, pero tampoco debería tardar demasiado. En una o dos semanas más ya debería estar de vuelta.

 

Navarro se fue para la calle en la pretemporada, pero aún no lo ha hecho en la campaña regular

 

   La ausencia de Navarro sí promete tomar más tiempo, ya que Hanshin contrató a Marté con la idea de convertirlo en su cuarto bate titular y su principal motor ofensivo y le va a dar todas las oportunidades posibles para que lo logre antes de tirar la toalla.

 

   La presencia del ex grandeliga en el roster, sumada al de los estadounidenses Randy Messanger y Pierce Johnson y a la del dominicano Rafael Dolis, deja al club sin cupos disponibles para extranjeros, razón por la cual el azteca no puede regresar todavía.

 

   Messenger es el as de la rotación del equipo, por lo que sólo saldrá del roster por lesión. Dolis es el cerrador titular y ha estado haciendo un excelente trabajo en ese rol por las últimas 3 campañas, por lo que tampoco será sacado salvo que se lesione.

 

   Johnson apenas está debutando en la NPB, pero ya tiene una impresionante efectividad de 0.49 en 18 salidas desde el bullpen y además es segundo en hold points en la Liga Central con un total de 12, por lo que parece difícil que su manager lo baje en el futuro cercano.

 

   Por lo tanto, la mayor esperanza que tiene Navarro de regresar es que Marté continúe bateando tan modestamente como lo ha hecho hasta ahora (su promedio está en .168, con 2 jonrones y 5 empujadas en 13 partidos) y el club decida enviarlo otra vez al conjunto menor.

 

   Pero como ya lo explicamos, si eso llega a ocurrir no será pronto. Su manager esperará, por lo menos, uno o dos meses más antes de darse por vencido y decidir promoverlo de nuevo al primer equipo.

 


García: “2018 fue el mejor año de mi carrera profesional”

 Written by Claudio Rodríguez Otero

 

   Nishinomiya, Japón. Especial – Hace poco tuvimos el placer de entrevistar en el Estadio Koshien de Nishinomiya al lanzador cubano de los Tigres de Hanshin Onelki García, quien tuvo la amabilidad de ponernos al día con la actualidad de su carrera en la NPB.

 

   El zurdo antillano califica al año 2018 como el mejor de su carrera profesional y está muy agradecido por la oportunidad de continuar jugando en Japón, pero al mismo tiempo se siente muy apenado por el pobre rendimiento que ha mostrado esta temporada.

 

   Afirma que su problema es que está dejando sus pitcheos muy altos y ya está trabajando para corregir el problema, se las lleva muy bien con sus compañeros de equipo latinos y le encanta jugar siempre en un estadio lleno cuya fanaticada es tan apasionada.

 

Háblanos primero del increíble debut que tuviste el año pasado en la liga. Ganaste 13 partidos y quedaste cuarto en efectividad con 2.99. ¿Qué tal fue vivir esa experiencia?

 

   Fue algo demasiado maravilloso. Sin duda alguna, ha sido el mejor año de mi carrera profesional y estoy muy contento y agradecido por la oportunidad de haber podido jugar aquí. Esta es una tierra donde la pelota se juega caliente, se juega muy rápido, por lo que tuve que adaptarme a eso. Al principio fue difícil, pero yo nunca bajé la cabeza, seguí trabajando fuerte y afortunadamente todo me salió bien al final. Quedé muy contento por haber conseguido esas 13 victorias y por haberme convertido en uno de los latinos que más juegos han ganado en su primer año en la liga. Eso es algo que me motiva mucho a seguir trabajando duro todos los días. Fue un año inolvidable.

 

A pesar de todo, este año regresaste con un equipo distinto. Según entendemos, Chunichi te quiso renovar, pero al final firmaste con Hanshin. ¿Qué te motivó a cambiar de club?

 

   De verdad no sabría explicarte, porque mi agente fue el que se encargó de toda la negociación. Yo lo único que hice en todo el proceso fue poner mi firma, lo demás ocurrió entre mi agente y Chunichi. Igual, Hanshin es un equipo muy bueno y me siento muy contento de estar aquí, donde todos somos como una gran familia. Mis compañeros siempre me ayudan y me apoyan en todo, aunque el año pasado también recibí mucha ayuda y apoyo cuando estaba en Chunichi y de verdad que estoy muy agradecido por eso. El cuento es que ahora estoy aquí y me gusta mucho cómo juega la pelota este equipo. Yo sé que estamos pasando por un mal momento, pero estoy seguro de que vamos a salir adelante porque tenemos mucho talento.

 

Lamentablemente, no has empezado la temporada con buen pie, te han anotado muchas carreras en tus primeras aperturas. ¿Cuál ha sido la diferencia con respecto a tu rendimiento del año pasado?

 

   La verdad que me siento muy triste por eso. He tenido 2 salidas malísimas y eso me ha afectado mucho porque a mí me gusta hacer mi trabajo bien, como a todo el mundo. Sin embargo, tengo que mantenerme positivo. Yo estuve hablando con mis coaches y ellos me dijeron que la diferencia con respecto al año pasado es que mis pitcheos se están quedando un poco altos. El año pasado los dejaba a una altura de 64, mientras que ahora han subido a 84. Esa es la razón por la que me están bateando tanto, así que estamos tratando de corregir ese punto en este momento para poder mejorar mi rendimiento.

 

¿Tienes alguna meta en particular para este año, tu primero con Hanshin?

 

   Sí, me gustaría llegar de nuevo a las 10 victorias. Yo sé que las voy a lograr, lo que tengo que hacer es no desesperarme, porque cuando uno se desespera uno es el que pierde. Lo otro que quiero hacer con este equipo es ganar un anillo, porque ya tengo 8 años jugando pelota, trabajando fuerte, pero todavía no he podido ganarme un anillo. Yo sé que tenemos equipo para eso y lo vamos a lograr.

 

El equipo tampoco ha comenzado bien este año. El pitcheo parece estar bien, pero la ofensiva como que no termina de responder. ¿Cómo lo ves en este momento?

 

   Bueno, a mí no me gusta hablar del trabajo que deben hacer los otros jugadores. Todos somos compañeros y si perdió el equipo, entonces perdimos todos. Yo el pitcheo lo veo muy bien y eso es fundamental. En cuanto a la ofensiva, estoy seguro de que va a mejorar. No voy a decir que está mal porque son mis compañeros, pero no tengo dudas de que van a mejorar. Cuando todos se acoplen bien y cojan su ritmo, estoy seguro de que lo van a hacer muy bien.

 

Este año cambiaste de equipo, pero sigues teniendo varios compañeros latinos, como Rafael Dolis, Efrén Navarro y Jefry Marté. ¿Qué tal ha sido compartir con ellos?

 

   Bueno, el año pasado fueron mis enemigos, pero este años somos compañeros. Dolis es tremendo muchacho. Él me ha ayudado mucho en estos días tristes que he pasado. Me ha dicho que tengo que levantar la cabeza y seguir combatiendo, porque esto apenas está empezando. Navarro, que es mexicano, es de mi raza, porque mi esposa es mexicana. Él y yo nos la llevamos súper bien. Estamos ahí los dos, fajados, trabajando duro. Y a Marté lo conocí este año. No había tenido el chance de conocerlo antes y me parece que es tremenda persona. Es tranquilo, serio, siempre está concentrado en lo suyo y también ayudando a los demás.

 

¿Qué tal es jugar en el Estadio Koshien, que es muy famoso en Japón, y ante esta fanáticada, que es una de las mejores del país?

 

   El ambiente aquí es buenísimo. Es increíble cómo este equipo llena el estadio en todos sus juegos y la afición, además, es muy agresiva, siempre quiere que su equipo gane. No había tenido la oportunidad de experimentar eso antes, así que me siento muy contento de estar aquí. La pasión que muestran los fanáticos ayuda mucho, porque inspira al conjunto a jugar mejor. A mí me gusta mucho que vengan a apoyarnos en cada juego y que tengan ese espíritu.

 

Tomado de: Beisbol Japonés

 

 

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.