Prospecto habanero amenaza con llegar y besar el santo

9:23 PM

 

Víctor Javier Labrada. Foto tomada de su perfil en Facebook.

 

 


Tal vez, más pronto de lo que él esperaba, el habanero Víctor Javier Labrada Rodríguez tendrá su primera oportunidad de demostrar su talento a organizaciones de Grandes Ligas. Según informó a nuestra revista una fuente, el jardinero estará en un showcase programado para el 30 de mayo —a las 10 de la mañana— en el estadio Franklin Ferreras, perteneciente a la Academia de igual nombre ubicada en Santo Domingo, capital de República Dominicana. Dicha organización promueve el desarrollo de peloteros jóvenes a través de la instrucción y la competencia.

Labrada reside en territorio dominicano desde hace poco más de un mes, tras marchar legalmente de la Isla. Su salida de la pelota cubana fue bastante llamativa, tras coincidir casi con la autorización realizada por la Federación Cubana de béisbol a 34 jugadores de categoría amateur con el objetivo de que acordaran con franquicias de Grandes Ligas. Pocos días después de la decisión del joven atleta, la Administración de Donald Trump canceló el importante acuerdo entre la MLB y la Federación Cubana. Parece que Labrada tuvo una premonición.

¿Quién es Víctor Labrada? Pues se trata de un prospecto, pero no uno cualquiera, sino un jardinero de 19 años —16 de enero de 2000— cuyo potencial le augura una posible firma en corto tiempo con algún equipo de las Mayores.

Su nombre sonó por primera ocasión con fuerza en nuestro principal torneo beisbolero el 12 de agosto del pasado año, cuando conectó un cuadrangular como emergente en su primera vez al bate en Series Nacionales, que influyó en el triunfo de Industriales frente a la Isla de la Juventud en el Latinoamericano. En 2008, el también industrialista David Remedios, consiguió esa hazaña ante Metropolitanos en el Coloso del Cerro.

El capitalino debutó con los Azules en la anterior campaña y tuvo acción en 34 partidos, mayormente como jugador de cambio. Promedió para .360 (nueve imparables en 25 oportunidades), con dos tubeyes, un triple, un cuadrangular, cinco ponches y OBP de .429. Mientras que en tres años de experiencia en Campeonatos Nacionales juveniles exhibió average de .331 (116 hits en 350 veces al bate), 13 dobles, cinco triples e igual número de cuadrangulares, 72 remolcadas y 29 bases robadas en 39 intentos.

Tuvo la responsabilidad de ser el capitán del conjunto cubano que intervino en el Campeonato Panamericano juvenil, celebrado en noviembre pasado en Panamá, donde los antillanos no pudieron obtener uno de los cuatro boletos para el certamen del orbe de la categoría. En el último partido de ese evento ante Canadá, ganado por el plantel dirigido por el pinareño Mario Luis Valle, Víctor resultó el mejor bateador, al irse de 4-2, con una impulsada y par de anotadas.

En julio de 2017 fue uno de los tres jardineros insulares con participación en la Liga Junior Élite de Québec, en Canadá, donde abandonaron la delegación al menos dos atletas. Esa fue la primera vez que una escuadra de nuestro país acudió a ese torneo.

Consultado por Cubalite, un agente de jugadores de MLB describió al habanero como un bateador de contacto con posibilidades de aumentar su poder, “veloz, hábil con el guante, brazo de la media para arriba y buen desplazamiento. Es, además, dueño de un background envidiable: capitán del equipo nacional al Panamericano juvenil de 2018 y con un debut por todo lo alto en la Serie Nacional”.

 

Tomado de: Cubalite.com

3 comentarios

    • Chucho en 16 mayo, 2019 a las 11:06 pm
    • Responder

    Suerte para el.muchacho.

    • ESTEBAN E. YERO PLA en 17 mayo, 2019 a las 8:13 am
    • Responder

    Suerte y que se le abran los caminos.

    Saludos

    • Amaya en 17 mayo, 2019 a las 4:07 pm
    • Responder

    Buneo calidad y talento tiene para imponerse, debe triunfar

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.