•  

 

El brasileño Neymar, castigado con tres encuentros por un altercado con un aficionado situado en la grada durante la final de la Copa de Francia, tuvo prohibido bajar al césped para celebrar el éxito liguero con el Paris Saint Germain, campeonato que el equipo francés había amarrado ya hace varias jornadas en la temporada y que este sábado disputó su útlimo partido en el Parque de los Príncipes con una goleada por 4-0 sobre Dijon.

Fue la de Neymar la principal baja del equipo de Thomas Tuchel que cerrará definitivamente la temporada el próximo viernes, en Reims. El español Juan Bernat, los brasileños Marquinhos y Thiago Silva, el italiano Marco Verratti Presnel Kimpembe, fueron otras de las ausencias del campeón.

Sin embargo, Tuchel sí tuvo de regreso a Kylian Mbappe, quien regresó al 11 titular del equipo tras cumplir tres partidos de sanción, para dar una nueva exhibición de calidad y ampliar su registro anotador.

El París Saint Germain ganaba ya por 2-0 a los cinco minutos después del gol del argentino Ángel Di María, en el 3, que asistió uno después al uruguayo Edinson Cavani para hacer el segundo.

Mbappe aprovechó un balón suelto dentro del área para anotar el tercero, nueve antes del descanso. Y marcó el cuarto en una acción rápida, marca de la casa.

El plantel parisino, que alcanzó en esta penúltima sesión su vigésima novena jornada y 104 goles para sumar 91 puntos, disfrutó con su afición del éxito liguero logrado en un curso.