El cubano de 21 años que está invicto en 2019 en el béisbol profesional de EEUU

12:55 PM

 

En abril, Oviedo fue nombrado por sus compañeros como el mejor pitcher del mes. Foto: @Cardinals/ Twitter.

 


A. E. Schafer, de SB Nation, se refería al habanero Johan Oviedo como “el gran bonus cubano con la gran curva”. A fines del año pasado, Eric Longenhagen lo había colocado en el puesto 27 entre los primeros 40 prospectos de los Cardinales. Longenhagen hablaba de la necesidad de que el cubano ganase control en sus extremidades (mide 6‘ 6″). Esto, lógicamente, tiene que ver con cierta mejora en los comandos de pitcheo.

Antes del pasado año, acumulaba en tres diferentes certámenes desde 2016 (Liga Dominicana de Verano, Appalachian League y la New York-Penn League), balance de cuatro victorias y cuatro fracasos, 99 ponches y 42 bases por bolas.

Segunda mitad de la temporada de 2018: Oviedo gana 8 y pierde 4 en sus últimas aperturas. En la primera parte de la campaña, mostró una versión poco consistente en el box. La clave de la mejora la tenía su manager: “pudo llenar la zona de strike y comenzó a controlar sus lanzamientos”. Los rivales comenzaron a conectarle menos. Pese a que su K/9 se redujo en 0.1 puntos, dominó más en ocasiones en las que le pusieron la bola en juego. Finalizó con 10 triunfos e igual número de derrotas. Ponchó a 118.

Llega el 2019 y Oviedo, con los Cardenales de Palm Beach en la Liga Estatal de Florida (A Avanzada) no pierde y gana cinco partidos. Poncha a casi uno de cada cuatro bateadores que enfrenta; su porcentaje de boletos disminuye a 8,5% (el más bajo de su carrera en tres años). Hay un indicador, quizás menor: logra que casi la mitad de sus rivales le conecten hacia la banda contraria… ¿será verdaderamente un indicador menor?… piensen, a ver. Apenas le pegan líneas o flies… sigan pensando.

Lo promueven, luego, a los Springfield Cardinals (AA) y sigue sin perder. Antes de ayer, había ganado un partido. Le habían conectado 23 imparables en 21 y dos tercios. Ha permitido 12 carreras en cuatro salidas. A doce hombres ha enviado a primera por la vía del boleto y a quince ha eliminado después del tercer strike. De acuerdo a esos números, quizás pueda parecer que el joven no está preparado del todo para ese nivel, pero para ganar partidos aparece, a veces, el béisbol en su esencia primaria: el día en que ganó su choque en esta liga de Texas, lanzó seis completas, le hicieron tres carreras; cuando dejó el partido, su equipo tenía cuatro en el marcador.

P.D: Johan Oviedo es un pitcher derecho nacido en La Habana el 2 de marzo de 1998. Firmó en 2016 con la organización de los Cardinals por un bono de 1,9 millones de dólares. Durante su etapa en Cuba, formó parte del conjunto nacional sub-15 que se coronó en Sinaloa en 2014.

 

Tomado de: Cubalite.com

1 comentario

    • Amaya en 22 mayo, 2019 a las 1:15 pm
    • Responder

    Sin dudas por lo que aquí se explica se ve que tiene futuro, ya ha convencido en este nivel, además es bastante jovén y se aprecia un progreso constante en sus actuaciones

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.