La metamorfosis según Larduet

Tomado de http://www.periodico26.cu/index.php/es/deporte-es/item/16661-la-metamorfosis-segun-larduet

Por Dubler R. Vázquez Colomé

 

 

 

 

 

 

 

Las Tunas.- El pasado 4 de enero, tras 14 entradas y más de cinco horas de juego, un héroe improbable le dio a Las Tunas una victoria crucial ante Ciego de Ávila en el inicio de las semifinales de la 58 Serie Nacional de Béisbol.

Aquel día en que los Leñadores les ganaron a los Tigres varios juegos en uno para dar un primer paso definitivo hacia su primera corona de Cuba; aquella tarde noche en que el “Mella” vio con asombro el fildeo de Andrés Quiala, robándole un jonrón a Oscar Luis Colás, y el relevo casi perfecto de Yoalkis Cruz frente a los tricampeones de Cuba, fue sin embargo Yuniesky Larduet el hombre que se llevó los mayores honores con un doblete que dejó al campo al equipo de Róger Machado.

En el resto de la postemporada otros grandes nombres reclamaron indistintamente el foco mediático, pero de haberse perdido ese primer asalto ante un elenco tan competitivo como el avileño, quizás la historia no habría terminado en fiesta.

Seis meses después, el jardinero central tunero anda seriamente tras el puesto de titular en la Selección Nacional que dirige Rey Vicente Anglada. Si ya comenzando junio se mostraba capaz de decidir juegos en su gira por México, ahora mismo se ha convertido en uno de los puntales del elenco que juega en la Liga Canadiense Americana, un nivel superior de exigencia.

El juego de velocidad, el bateo de contacto hacia la banda contraria, el GPS acoplado a su mano enguantada para patrullar la pradera central… todo en Larduet parece aprovechable para el mentor Anglada y su filosofía de dotar al conjunto de un juego basado en la rapidez y el dinamismo.

Eso, y su capacidad para superar retos, una vez alcanzada la madurez como pelotero. El 14 de junio, en el primer compromiso de la temporada, frente a los Ottawa Champions, el colombiano cometió un error que terminó por costar el juego.

Pero, en lugar de venirse abajo, Larduet no ha parado de batear desde entonces. Este miércoles decidió el partido que Cuba le ganó 4×1 a los Rockland Boulders con un sencillo remolcador de dos compañeros. El cohete al jardín derecho rompió el empate a una anotación en el séptimo episodio y dejó su promedio en 378, con ocho carreras producidas antes del choque del jueves.

Todo esos números lo avalan como serio candidato a estar al menos en los Juegos Panamericanos de Lima, aunque lo verdaderamente determinante parecen ser las buenas sensaciones que despierta el tunero entre el colectivo técnico.

Larduet es un jugador útil y su polivalencia está lejos de pasar inadvertida: la metamorfosis anda cerca de completarse, luego de dos años en los que pasó de ser un actor de reparto en el conjunto de Las Tunas a convertirse en protagonista del Equipo Nacional.

1 comentario

    • Rojo de Metro en 29 junio, 2019 a las 10:49 am
    • Responder

    Yo no le veo mucha competencia en su contra para el puesto. Herramientas tiene.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.