•  

 

El día después que los Golden State Warriors perdieron las Finales de la NBA, horas después de que caminara al lado de otra estrella que cojeaba mientras se aprestaba a practicarse una horrible resonancia magnética, Bob Myers despertó temprano para llevar a su hija al campamento de verano.

Myers, presidente de operaciones del baloncesto del equipo, se sentía emocionalmente aletargado.

“Como ser humano, sólo se puede procesar ciertas cosas”, indicó con respecto a las emociones que sentía en ese momento.

 

Sin embargo, la vida, como el campamento de verano, sigue su curso. Y es allí donde se encuentran actualmente los Warriors, prestos a enrumbarse a un verano en el cual su dinastía se encuentra caminando por el filo de la navaja. En los días posteriores a esas demoledoras Finales, en las cuales perdieron a Kevin Durant y a Klay Thompson por terribles lesiones, los Warriors han desarrollado un plan audaz para intentar mantener a su grupo actual y su estatus como equipo con argumentos para optar por el campeonato, indican fuentes a ESPN.

¿Stephen Curry, Klay Thompson y Kevin Durant podrán seguir juntos con los Warriors? Getty Images

Gran parte de ello gira en torno a un alto volumen de dinero. Para el momento en el cual se abra el mercado de agentes libres este domingo a las 6 p.m. hora del Este, los Warriors habrán ofrecido a Thompson y Durant contratos a sueldo máximo por cinco años completos. En el caso de Durant, eso implica $221 millones y para Thompson unos $190 millones. Incluso a pesar de la realidad de que Durant podría ausentarse durante la totalidad de la próxima temporada mientras se recupera de un desgarre en un talón de Aquiles y Thompson podría perderse la mayor parte del torneo mientras se recupera de una fractura de ligamento cruzado anterior, esto sigue siendo la primera opción para los Warriors.

En el caso que Golden State extienda ofertas máximas a ambos jugadores y retengan al agente Kevon Looney, quien también representa prioridad, su nómina para la venidera temporada podría elevarse hasta más de $375 millones, incluyendo más de $200 millones en impuesto al lujo, según las proyecciones de Bobby Marks de ESPN.

Esto crearía, en consecuencia, el equipo más costoso en la historia de la NBA, el cual podría ser costeado por los Warriors solo porque el nuevo Chase Center que será inaugurado el próximo año en San Francisco tiene ganancias estimadas en más de $200 millones en nuevos ingresos, según indican fuentes. Durante los dos últimos años, los Warriors superaron a los New York Knicks y a Los Ángeles Lakers como el equipo con mayores ganancias financieras en la NBA, eclipsando la marca de los $400 millones en recaudación anual, según fuentes.

Durant, quien sigue en alta demanda a pesar de su lesión, recibirá numerosas ofertas de equipos distintos. Si desea partir a otra franquicia, los Warriors preparan planes para hacer un giro e intentar potencialmente trabajar con Durant para sellar un pacto de “firmar y canjear”. Myers ha permanecido en contacto con Durant y su socio de negocios Rich Kleiman desde que terminó la temporada, según fuentes.

Lograr un convenio de “firmar y canjear” le daría Golden State la posibilidad de crear una excepción de canjes por $37.6 millones. Esto podría demostrar tener un valor destacable de forma instantánea y los Warriors podrían entonces convertirse en actores importantes en el mercado de agentes libres. No podrían utilizar la excepción para firmar inmediatamente a un jugador; sin embargo, podrían explorar pactos de “firmar y canjear” con varios agentes libres, abriendo así una ventana significativa para sumar piezas a su roster.

Esa excepción de canjes podría también ser utilizada para adquirir otros jugadores durante el próximo año. Para hacer que un equipo que contrate a Durant concrete esta clase de pactos, Golden State tendría que proponer incentivos al otro equipo, con algún activo tal como un futuro puesto de selección en el draft, escenario para el cual los Warriors se han estado preparando.

Si el convenio para firmar a Durant y canjearlo de inmediato no puede concretarse, los Warriors tienen la opción de intentar retener a DeMarcus Cousins. Bajo las reglas, los Warriors pueden ofrecer a Cousins un salario de apenas $6.8 millones para la próxima temporada. Muy probablemente podría ganar mayor dinero en otro lugar y los Warriors se han preparado durante largo tiempo para la posibilidad de perderlo.

No obstante, si Cousins estuviera dispuesto a volver, los Warriors podrían armar una buena parte de su ofensiva a su alrededor desde el inicio de la campaña y ponerlo en un rol más prominente, algo que era imposible de hacer la temporada pasada ya que se recuperaba de un desgarre en el talón de Aquiles. Esto podría ser atractivo para Cousins si este no consigue un contrato a largo plazo y quiere seguir recuperando su valor. La clase de agentes libres para 2020 será menos prolífica que en este verano, lo cual podría convencer a algunos jugadores a que acepten pactos por un año.

En el caso de Thompson, la organización se mantiene confiada de que pueda concretar un convenio con él. Adrian Wojnarowski, de ESPN, informó que Thompson se mostraba abierto a reunirse con los LA Clippers si no podía conseguir rápidamente un pacto con los Warriors.

Un tema fundamental que podría obligar a Thompson crear poder de negociación tiene que ver con los términos del contrato. Cuando los Warriors aseguraron los servicios de Stephen Curry con un convenio a sueldo máximo por cinco años en 2017, el equipo no permitió a Curry obtener una cláusula de rescisión en el último año del contrato y tampoco le concedió una cláusula para vetar canjes, dos temas valiosos que las súper estrellas negocian frecuentemente. Esto creó un precedente con respecto a la forma en la cual los Warriors buscan negociar con sus otras estrellas y esos temas de negociación podrían afectar las discusiones con Thompson, dependiendo de sus prioridades.

Asimismo, durante este verano los Warriors pueden negociar una extensión para Draymond Green, a quien le queda una temporada en su contrato. Green ha expresado interés en hacerse con un nuevo convenio con los Warriors en el pasado y se muestra dispuesto a un nuevo contrato este verano, según indican fuentes y se espera que las discusiones se lleven a cabo durante el transcurso de la temporada baja.

Tal y como han dicho reiteradamente los Warriors luego de sufrir sus desafortunadas lesiones durante los playoffs, nadie sentirá lástima por ellos. Como lo demuestran sus agresivos planes a desarrollarse en las próximas semanas, la organización tampoco siente lástima por sí misma.