La MD no olvida a los grandes: Brown.

10:35 pm

Por el amigo de la peña: Rolando Ortiz Torres. 

 

 

Brown

 

 

Esta sesión no solo abarcará estrellas cubanas del pasado sino también de otras latitudes y sobre todo porque como veremos la mayoría de las grandes figuras de nuestra área geográfica antes de 1959 jugaron en Cuba como una prueba más de la gran calidad que poseía nuestra liga y nuestro béisbol y del gran intercambio beisbolista de entonces. Como botón podemos apuntar que todos los jugadores de las Ligas Negras exaltados a Cooperstown jugaron en Cuba, pero no solo eso. Grandes ligas inmortalizados como Willie Mays, Roy Campanella, Hoyt Wilhelm, Brooks Robinson,Jim Bunning o Tom Lasorda también desfilaron por la Liga Profesional Cubana. No se podría escribir la historia de nuestra pelota sin aquella ni la de los Estados Unidos y otras naciones sin la nuestra. Por ello hoy vamos a acercarnos a la figura del mejor lanzador foráneo que nos visitó.

Raymond C. Brown nació el 23 de febrero de 1908 y murió el 8 del mismo mes pero de 1965 en Ohio. Este tirador derecho de más de 6 pies y 190 libras y que bateaba a las dos manos estuvo dotado de un excelente control,gran velocidad y repertorio que incluía slider, sinker,curva endemoniada y el knuckleball que incorporaría en sus últimos años. A pesar de sus problemas con la bebida Brown tuvo una extensa y exitosa carrera de más de 20 años y fue por mucho el alma del pitcheo del poderoso Homestead Grays de las Ligas Negras con el que ganó muchos campeonatos además de dejar su huella en los torneos caribeños.

Tras su retiro su carrera cayó en el olvido y su muerte fue una continuidad del ostracismo al que fue sometido. Muchos años después su legado sería reconocido cuando fue elevado al Salón de la Fama del Béisbol Cubano en Miami en 1998 y a Cooperstown en 2006. Se había hecho justicia. Ya verás porque.

Brown por lo menos desde 1926 ya jugaba béisbol en el highschool y en 1930 mientras laboraba en una fundición se enrola con el Dayton Marcos, un team semipro del medio oeste con el que discute el campeonato amateur de Ohio. Pasa en 1931 al Kansas City Monarchs,en 1932 lanza y fildea en las praderas del Detroit Wolves y Cum Posey, dueño de los Grays le hecha el ojo y el guante a mediados de año. Brown se convertiría en el as del equipo desde ese momento. Debutaría en liga el 30 de abril de 1933, a los 25 años, ante el Columbus con triunfo de 5-2 tolerando apenas tres hits,uno de ellos triple. En julio los Grays saldrían de la Liga cuando ya Ray andaba con balance de 6-1 en 9 choques con seis completos, PCL de 2.60 y 41 ponches con 16 bases en 69 capítulos. Su única derrota vino el 14 de junio ante Baltimore por 8-4. En 1934 el equipo jugó independiente y en uno de esos choques de gira despachó un cuadrangular a principios de junio ante el Chicago American Giants, campeones de la primera mitad de la NNL,demostrando que no solo era una carta de triunfo sino también un bate eficiente. Siempre que no lanzaba Ray se ubicaba en las praderas y generalmente como quinto o sexto al bate. Desde 1935 los Grays estarían de forma regular en las Ligas Negras y Brown dejaría muestras de su excelencia. En 1935 encabezaría las victorias con 8 y los completos con 10 acápite que repetiría en 1936 con 7 antes de descocer la liga en 1937 cuando lideró la NNL en victorias(10),lanzados(19), aperturas (12),completos(12),salvados(4), entradas (119 ⅓),ponches(71) y boletos(37). Ray sería el pitcher dominante del circuito hasta 1944. Ojo a los números:

-En 1938 fue líder en victorias (14), promedio(1.000 al quedar invicto con 14-0), completos (11),lechadas(4),salvados(3),entradas(127),ponches (70) y PCL (1.91)

-En 1940 lideró las victorias con 16 así como el promedio (0.889,al cerrar con16-2), aperturas(17), completos (17),lechadas(3), innings (153) y el PCL (1.88)

-En 1941 volvería por sus fueros y sería líder en triunfos(11),lanzados(20),completos (14) y entradas (138)

-En 1942 encabezaría las sonrisas con 10 y en 1944 con 11,año este último en el que además quedó al frente en completos (12) y lechadas(3).

En 1936 Brown fue incluido en el equipo AllStars de las Ligas Negras que arrasó invicto en siete choques el torneo Denver Post,un prestigioso certamen integrado racialmente desde 1934 y que ofrecía un gran premio en metálico.

Con los Grays ganó nueve campeonatos consecutivos, participó en cuatro Series Mundiales ganando dos y jugó tres juegos de estrellas. En 1941 eslabonó 27 victorias consecutivas a todos los niveles pero ya en las campañas de 1936 y 1937 combinadas, había conseguido una seguidilla de 28 triunfos en fila. En la liga se lució con una lechada ante el New York Cubans en el choque decisivo del play off de 1939 contribuyendo con 3 hits,uno de ellos jonrón y otro doble mientras lanzaba completo con 6 abanicados y solo dos bases. En la Serie Mundial de 1942, a pesar de que los Grays cayeron estrepitosamente ante el Kansas City por 4 a 1 Brown, aunque estuvo mal como el resto del staff, se encendió al bate con promedio de 400. Sin embargo en 1943 y 1944 el team de Homestead demostró porque es considerado como uno de los más poderosos de la historia haciendo valer la presencia en sus filas de cinco futuros miembros del Salón de la Fama y se alzó consecutivamente con ambas Series. Brown se fue con 2-0 y seis ponches sin limpias en once capítulos en la primera y con 1-0 sin permitir anotaciones en la segunda con una lechada memorable de 9-0 sobre el  Birmingham el 21 de septiembre permitiendo un único sencillo en el segundo capítulo.

En el AllStars de 1940 se combinó con Henry McHenry y Silvino Ruiz para la victoria del Este por blanqueada de 11-0 sobre el Oeste. Ray lanzó las últimas tres entradas con 3 ponches y dos sencillos. En 1945 lanzó un juego perfecto de siete entradas ante el Chicago American Giants como broche dorado a su carrera derrotándolos 7×0 en el segundo de un doble juego interligas el 12 de agosto. En su andar por la Liga Negra Nacional trabajó en 180 partidos de los que completó 126,con 16 lechadas,12 salvados,PCL de 2.96, con 554 ponches y 318 boletos en 1236 ⅓ de entradas cerrando con un balance de 107-32 para un estratosférico average de 0.770 en 12 temporadas.

En su carrera solo en una ocasión superó las 20 victorias y eso sucedió en Cuba. Ray fue toda una sensación en nuestro país (donde lo apodaron El Jabao) y sobre todo en los años 30 luciendo el uniforme del Santa Clara. Brown jugó por primera vez en nuestra isla en el año 1938 con el  Homestead Grays durante la Serie Americana en octubre. Lanzó en tres partidos,dos como abridor, y concluyó con balance de 1-0,ganando el 19 de octubre al Almendares 2×1 y trabajando en la serie para 0.93 limpias y bateo rival de apenas 145 en 19 ⅓ de labor con 8 ponches y 10 bases.

Su debut en la isla fue sin dudas el mejor de cualquier lanzador en la historia ya que el 7 de noviembre de 1936 le recetó no hit no run al Habana de 7×0 en La Boulanger de Santa Clara pegando el mismo de 4-2 y solo embasando a tres hombres por boletos. Raymond Brown es el único lanzador norteño en lograr tal proeza en nuestros campeonatos y eslabonó desde ese momento una racha de 12 éxitos consecutivos rota el 16 de diciembre cuando Luis Tiant padre le derrotó 1×0 en once capítulos gracias a un error. Pero si algo le sobró siempre a Ray fue corazón y como ese día estaba calendarizado un doble choque, en el segundo el norteño le pidió la bola al manager Julio Rojo y amenazó con irse de Cuba si no le dejaban lanzar,tal muestra de carácter bien merecía un voto de confianza y Brown lo justificó tirando completa una espesa lechada de solo cinco inatrapables, lanzando en un mismo día 20 entradas sin permitir limpias y apenas 8 sencillos. Esa campaña el Jabao estuvo inmenso al cerrar con balance de 21-4 en un calendario de 62 desafíos,con promedio de ganados de 0.840 y completando 23 choques de 26 aperturas. Lideró todos esos departamentos igualando el récord de victorias para una temporada y para colmo ganó el 57% de los éxitos del Santa Clara que acabó con balance de 37-31 mientras el resto del resto del staff registraba de 16-28.

 

 

Con las limitadas estadísticas que disponemos a día de hoy podemos afirmar que esa campaña de Brown fue la mejor de cualquier lanzador de la era profesional. Para redondear lo increíble Ray aportó un promedio ofensivo de 311 a los Leopardos desde los jardines con 23 anotadas,41 hits,5 dobles,2 triples,un jonrón,27 impulsadas y dos robos. La nota negativa fue que los Leopardos desperdiciaron una ventaja de tres juegos al final de la temporada al ser barridos por el Marianao de Dihigo para provocar una serie extra de tres choques. Brown ganó el primero sobre Martín 6×1,pero Silvio García ripostó con éxito de 4×2 para igualar la serie. En el decisivo y con solo dos días de descanso el Jabao no pudo hacerse justicia ante Dihigo que venció 7×3 para dar el campeonato a los Tigres. Las siguientes dos campañas de Brown en Cuba fueron también exitosas ganando los títulos con el club del centro al recibir más apoyo con la adición de jugadores como Bob Griffith, Lázaro Salazar, Josh Gibson o Sam Bankhead. En 1937-38 lideró la liga en victorias otra vez con 12 éxitos,en porcentaje (0.706 con balance de 12-5) y completos(14),mientras igualaba en el casillero de cuadrangulares con 4. En 1938-39 copó los completos otra vez con 16,mientras registraba récord de 11-7 en 22 desafíos. Regresaría en par de ocasiones más en los cuarenta pero ya sin la gloria de antaño. En cinco temporadas en la isla Brown cerró con el segundo mejor porcentaje histórico de victorias (0.697) solo superado por El Diamante Negro,al compilar registro de 46-20 en 89 desafíos de los que completó 57.

La cercana isla de Puerto Rico también lo vio en acción,primero en una gira en 1936 y luego en la primera temporada de la Liga cuando saliendo de Cuba llegó de refuerzo del San Juan al cierre del invierno de 1938-39 y no lo pudo hacer mejor al terminar invicto con balance de 7-0 y liderar el PCL con 2.00. En la isla del encanto Brown fue un estelar y otro de los preferidos de la fanaticada y llegó a ganar grandes salarios para la época. En 1939-40 volvió a registrar 7-0 y en 1941-42 alcanzó cota de 12-4 mientras con 1.80 encabezaba otra vez el PCL,esta vez guiando al Ponce al títulomientras jugaba también en los jardines y se robaba 12 bases para dar muestras de velocidad. Para esa campaña Ponce pagó a los Cangrejeros la suma de 500,00 dólares por el traspaso de Brown, en una de las transacciones más sonadas de aquellos años en Puerto Rico. Su última aparición en esa nación fue el 23 de septiembre de 1947 cuando derrotó a los Yankees de New York 12×8 durante su gira caribeña de ese año trabajando ocho entradas. Al Salón de la Fama boricua fue exaltado en 1996al compilar balance de 40-20 en cinco temporadas para un promedio de ganados de 0.667, PCL de 2.16, 496 entradas y average ofensivo de 292.

Raymond fue una de las pocas estrellas de aquella época que no tomó parte en el torneo dominicano de 1937 pero si vio acción en la Liga Mexicana a la que arribó por primera vez en 1939 tras problemas contractuales en los Estados Unidos y descontento por la paga. Al no llegar a un acuerdo satisfactorio se fue al circuito azteca y compiló 15-8 desde la lomita. Sin embargo no regresaría hasta mediado de los 40, en pleno apogeo de la Liga Mexicana con Jorge Pasquel al mando, vistiendo diversos uniformes entre 1946 y 1949. Primero con Tampico tuvo balance de 13-9 en 31 partidos con 16 completos, 204 innings,93 ponches y PCL de 3.53 en 1946 contribuyendo positivamente al título de los Alijadores, al siguiente año tuvo registro negativo de 10-12 con 3.24 limpias pero el 19 de agosto estableció marca para la Liga Mexicana al tirar completo un choque de 16 entradas imponiéndose 5-4 al Monterrey. Enfrentando a seis tiradores rivales el Jabao sacó pecho y se mantuvo firme en la loma a pesar de recibir 13 cohetes y después del empate a 4 en la novena pasó de menos a más en el encuentro para colgar cero tras cero hasta que en el décimo el cubano Héctor Rodríguez anotó la del gane con sencillo impulsor de Ángel Castro. Brown se recompuso muy bien para la campaña de 1948 compartida entre Tampico y Veracruz con foja de 13-4 en 28 partidos con 2 lechadas y PCL de 3.24 mientras en 1949 con el México lanzó 32 juegos y 28 aperturas con récord de 15-11 con 4 blanqueadas, 231 entradas, 118 ponches y PCL de 3.23 siendo en estos años cuarto en triunfos en 1948 y quinto en 1946 y 1949.

 

 

Durante la Cuarta Temporada de la Liga de la Costa del Pacifico (actual Liga Mexicana del Pacifico) en el invierno de 1948-49 Brown vistió la franela del club de Ciudad Obregón. El 5 de diciembre el club Triguero le propina a Hermosillo la mayor  paliza de la campaña 18×3 y el Jabao se lleva la victoria aportando incluso un cuadrangular en el séptimo. El 19 de febrero aguanta una igualada a tres ante Hermosillo hasta la duodécima entrada en que Obregón los deja al campo para llevarse el triunfo. El 12 de marzo se impone en un tremendo duelo ante Guaymas 1×0 anotando Obregón la del gane en el octavo con los dos únicos sencillos disparados por ellos en el desafío.A pesar de que los actuales Yaquis fueron una aplanadora quedaron segundos de Culiacán en la tabla. Ray, ya con 41 primaveras,culminó con balance de 9-4.

En 1947 el Jabao fue persuadido para jugar en la Liga de Maracaibo con un tremendo salario para la época de 1 500 dólares al mes para el conjunto Orange de Victoria. En el invierno de 1949-50 Brown jugó con los Sabios de Vargas en la Liga Venezolana y no le fue bien al concluir con balance de 2-5 en 10 juegos, PCL de 3.99 con 22 ponches y 24 bases en 67 capítulos dentro de una rotación perdedora en la cual solo T.Warren lanzó positivo con 3-2, pero con el madero en la mano el veterano ambidiestro computó 299 y encendió 7 cuadrangulares para empatar en el tercer lugar de dicho departamento. En la siguiente campaña dirigió a este conjunto y ocupó la tercera posición con récord de 27-27. Se dice que fue manager del Caracas en 1948-49 pero lo cierto es que el manager de ese conjunto fue José Antonio Casanova quien dirigió a los Cerveceros entre 1945 y 1952 llevándolos a los títulos de las campañas 1947-48,1948-49 y 1950-51.

Como otros muchos jugadores, Raymond jugó en los cincuenta en Canadá. Con el Sherbrooke de la Liga Provincial militó en 1950 promediando 353 al bate y aunque no ganó en sus primeras cinco decisiones resurgió en los playoffs al ganar tres desafíos pero lamentablemente su única derrota fue en el choque final para cerrar con registro de 6-1. En 1951 tuvo 19 aperturas y vio acción como relevo en otros desafíos con balance de 11-10 y 193 de promedio ofensivo,para contribuir al campeonato de su equipo. En 1952 jugó con el Thetford Miners de la Liga Senior de Quebec y tiró para 16-5. En 1953 como manager-jugador guió al Lachine Indians al título registrando 13-5 desde la lomita y reforzó a su anterior equipo,los Miners, en los play offs ganando su única decisión en dos juegos,marcando así el final de su carrera. En 1958 regresó a Dayton donde trabajó en una empresa confitera hasta su muerte.

En su carrera Brown ganó en campeonatos nacionales de liga 270 juegos y perdió 125 para un tremendo average de 0.684 durante su accionar de 17 años en las Ligas Negras, Cuba, Puerto Rico, Venezuela y México,sin incluir choques de exhibición,ligas independientes, menores, juegos de estrellas o playoffs. Es muy posible que si sigues esta serie, en algún momento te cuestiones si realmente Satchel Paige fue el mejor pitcher de aquella época de división racial. Conocerás varios lanzadores,como Raymond Brown,que probablemente te parezcan iguales o mejores que el legendario Satchel, quien si fue sin dudas un estelarísimo pitcher,quizá el mejor ponchador y también el más dramático, sensacional, carismático y mediático. Pero ¿el mejor?…ya has visto a Méndez, Dihigo y hoy te presenté al Jabao Brown. Vendrán Paige y otros más. Ya veremos.

Próximamente: Silvio García…Manuel García…Lázaro Salazar…Josh Gibson…Conrado Marrero….

 

 

Bibliografia: sabr.org//bio-project//. Seamheads.com//Whoiswho in Cuban baseball. Jorge Figueredo//BaseballsotherAll-Stars. F.McNeil//desdemipalcodefanatico.worpress.com //Latinos en el béisbol. James D.Crockoft//BR Bullpen en Baseball-Reference.com//Historia de las Ligas Negras. Rafael Garcia-Toledo//El Inmortal del beisbol. Alfredo L. Santana//cnlbr.org//The California Winter League. William McNeil//agatetype.typepad.com//baseballhall.org//Latino Baseball Legends. LewFreedman//beisbolinmortal.blogspot.com//Baseball´s Great HispanicPitchers…Lou Hernández// The East-West AllStarGame, 1933-1953. Larry Lester//The Pitcher and theDictator.Averell Smith//Beisbolinmortal.blogspot.com//www.1800beisbol.com//www.listindiario.com//El besibol dominicano-1. En es.scridb.com//www.milb.com//dihigo.blogspot.com//The Pride of Havana. Roberto Gonzalez//Black Baseball Out of Season. William McNeil//Puerto Rico´s Winter League. Thomas Van Hyning//Who´sonfirst: Replacementplayers in WorldWar II// Black Baseball in Pittsburgh. Larry Lester y SammyJ.Miller//

 

 

 

8 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Gracias hermano por esta nueva entrega, estelar como siempre, seguimos aprendiendo y aumentado nuestros conocimientos sobre el beisbol profesional cubano. Gracias. Un abrazo.

    • SIEMPRE NARANJA en 2 julio, 2019 a las 11:23 pm
    • Responder

    Excelente amigo Rolando Ortiz, he.leido cada uno de sus trabajos y hasta.los he compartido con otros amigos.

    En este caso he escuchado muchas historias del Jabao aquí en Santa Clara…. principalmente de Ramírez Cal que conoce mucho de aquellas estrellas que jugaron en los Leopardos…

    Espero muchos mas de sus trabajos, como dice el Palmero, nos ayuda a conocer más de aquel BÉISBOL que sembró las semillas de lo que vino después…

    Saludos….

    • Dr. Reinaldo en 3 julio, 2019 a las 5:15 am
    • Responder

    Gracias Rolando por sus entregas, la historia del bèisbol en la MD no tiene final, seguimos con usted y sus excelentes trabajos que aportan mucho para todos los que amamos el bèisbol. un abrazo.

    • Amaya en 3 julio, 2019 a las 7:04 am
    • Responder

    No sabía que Tom Lasorda había jugado en nuestro país, tremenda trayectoria la de Brown, y especialmente en Cuba, cuantos bjuenos beisbolistas extranjeros dejaron su impronta en nuestras tierras, barbaro Rolo, por tí y la MD seguiremos ampliando nuestro acervo histórico sobre el beisbol cubano

      • RolyBF en 3 julio, 2019 a las 9:59 am
      • Responder

      Si hermano Amaya, Lasorda jugo cuatro temporadas en Cuba en la decada del cincuenta para Almendares y Marianao, tuvo balance de 16-13 en 54 juegos con 114 ponches, 172 bases y PCL de 3.47 muchisimo mejor que su accionar de Grandes Ligas que cerró con balance de 0-4, 6.48 de PCL y 37 ponches. Gran manager sin dudas, pero no muy buen jugador el Tommy. Su mejor campaña en Cuba fue la 1958-59 donde tuvo registro de 8-3 con 1.89 limpias. Lanzó un partido sin desicion con el Almendares en la Serie del Caribe de 1959. Saludos.

        • Amaya en 3 julio, 2019 a las 2:32 pm
        • Responder

        Coño Roly saludos, por esclarecerme esos números de Lasorda, sin dudas dejó brillar su calidad aquí

    • Janiel Izaguirre (Trinidad) en 3 julio, 2019 a las 11:11 am
    • Responder

    Rolando, otra de tus excelentes entregas, nos gusta mucho estos trabajos de aquella epoca dorada de nuestro beisbol, tiempos que se jugaba con un amor a la camiseta incondicional, Brown destacado pelotero, campeon con los Leopardos en las temporadas 1936-1937 donde lideró en promedio de ganados y perdidos 21-4 (840), 1937-1938 con 12 triunfos y en 1938-1939 se llevó el liderato en juegos completos con 16, unos de los buenos atletas extranjeros que han marcado historia en nustero beisbol.

    Saludos

  2. Gracias Rolando, con usted se aprende de nuestra história beisbolística. Saludos.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.