Memorias de un Industrialista

11.00 PM

 

Por el amigo de la peña:
Yoan Azul

 

 

 

Menudo muchacho, de aquellos que cuando le regañaba un mayor bajaba la cabeza, bocaditos calzados, short a letras escritas por la costurera del barrio, camisita a cuadro, cabeza arriba, la raya al lado y ante mí un Gigante; un poco tarde a la cita, por la suspensión de la 61, habitual por aquel entonces; llegando eché una carrera loma arriba al sentir el rugir del latino, por el caminito frente a los baños que dan a 3ra, por cierto junto al café es del Latino lo único que siempre ha estado en candela.

“Un estadio que ruge”

Son de estas cosas que para entender tienes que estar, cuando llegas poco después o bajas a comer algo, te encuentras en sus entrañas, y los fieles en ese instante gritan la jugada, el sonido se cuela por las puertas hacia el cajón de abajo, algo así como los laberintos de un bafle, justo ahí es cuando le escuchas, cierto parecido a un rugido de León que te pone la piel de presa, te dispara la frecuencia cardíaca y acelera tu paso.

 

 

Entre aquellos fanáticos que tenían la manía de ver los partidos parados en los pasillos, por el cuadro todos corrían, el Coco frenaba a Germán, e Iván hacía el cristo. El mago retornó a tiempo, pero en 3ra estaba su tocayo Águila, ex antesalista de los Industriales, que en las jugaditas cerradas nos pasaba la cuchilla.

“Cuando al Latino le duele”

Otro de los sonidos característicos del gigante del cerro sucede cuando te enfrían, es una especie de murmullo, que si estás debajo se escucha en forma de queja, la sangre se hela, el corazón y las piernas se paran, sabes que no va bien, y prefieres antes de poner tus ojos preguntarle al que baja; zas, una puñalada más de Águila al Latino.Tercer out,y a buscar un espacio, poco cómodo, pero eso no importaba, ya dentro las preocupaciones eran otras, una vez fui con un par de zapatos apretados y me vine a enterar a la salida.

Vaya piquete que me tocó, entre ellos un santiaguero fuera de su habitad, de esos que se ponen por tercera a encender candela; debo acotar que un santiaguero en el Latino (hoy en peligro de extinción), era un fanático que no necesariamente nació o vivía en la Ciudad héroe, podía ser de GTM, LTN, HOL o CMG, no faltaban a la fiesta azul, siempre para echarle agua, le daba lo mismo Pinar, que la Isla, E la Habana, o mis queridos Metros que en paz descansen.

Javier entre Left y Center, 17 a la grada y la jaba colgando, entonces se vira en el momento justo …

Digo yo que para entender estas cosas tienes que haberlas vivido, y si las viviste, te enamoraste; yo he visto a Tabares robar un partido de espaldas al home de cabeza contra los 380 y delirar a la grada,pero….

Se viró en el momento justo, en ese instante donde un silencio sepulcral esperaba para estallar con el GUANTAZO; aquello se vino abajo, que momento, por dios, insisto, el que me lee y estuvo sabe, y le toca la fibra; a mi ahora mismo no sé si me urge en la herida.

Como casi siempre, el hombre del fildeo a la caja; algo atípico en cuenta completa le retrataron. En una ocasión entrevistaron a Vargas y comentaba que tras un ponche sin tirarle de Javier al llegar al banco le preguntó porqué no le fue a esa pelota, a lo que el 17 respondió “porque no le iba a conectar bien a esa bola”, para acto seguido reconocer al CF con el mejor sistema de bateo. Lo de Javi en el home era tremendo, era de esos bateadores que no se esconden y que siempre le dan bien a la pelota.

La tabla cerrada, los nervios de punta y un señor de blanco y negro con un gorrito y un termo de pitongo en la mano sirviendo un brebaje hirviendo en un vasito de papel fino como para que te preocuparas más por las quemaduras de los dedos que por el sabor de aquello,“las cosas de la pelota”

Aquel partido se ganó, mantuvimos la cima, y al final todos salimos bailando al ritmo de la conga, de la cual no tengo claro su nombre, pero debe haberse llamado algo así como “Mártires de la coronilla”

 

Entre tanta confusión e incertidumbre, en estos tiempos, y al final de la primera aun puedo escuchar…

“Primer Jugador al Bate por el equipo Industriales, número 11, Germán Mesa, Torpedero”

A mí me duele todo este desenlace de la pelota y en particular el azul, pero yo…, yo soy un tipo con suerte; en un asiento sucio, de palo, medio roto, en partidos quizás a media grada, Metropolitanos vs IND, he disfrutado de dos de los mejores Torpederos de la historia, Germán Mesa y Rey Ordoñez; Germán fue ese pelotero que ibas al estadio a verle, el más inteligente y espectacular que he visto, las agarraba en el hueco, donde nadie, luego disparaba a primera y sin mirar la decisión se iba para el banco, eso ponía loco a la gente, luego cuando se juntaba con Padilla era algo sublime, IND tenía algo diferente, podía ganar o perder, pero el espectáculo no faltaba. Cuando Germán estuvo fuera, le quitaron una letra a los Industriales, el vacío fue grande. Cuando volvió, ese partido calentó debajo, y fueron saliendo todos los jugadores, él fue el último, salió llorando y besó el campo corto, al industrialista le llegó; habían pasado par de jugadas y engarzó una escopeta cargada a segunda, cuando fue a tirar se le cayó la pelota, el Latino se paró y le aplaudió minutos. Algunos detractores, le atacaron con epítetos como si fuera el delator de Humboldt, o que se yo, no sé bien que sucedió, tampoco me interesa mucho; a este como las agarraba, lo demás quedó fuera, del Latino.

 

“Nunca pensé que en la felicidad hubiera tanta tristeza”

Hubo tristezas, momentos duros que no se olvidan, yo recuerdo cuando falleció Armandito, el último turno al bate de Pedro Medina, igual cuando a los de siempre nos sacaron en el partido de los Orioles, también cuando Enriquito lo tiró pá la tonga, aquello se puso feo, unos fanáticos fueron a discutir a industriales y terminó en bronca; recuerdo caminaba frente a Luque y a Dihigo, y un viejito habitual en años,  ante el dolor que pudo percibir en mi rostro me dijo “ tranquilo, ellos igual se equivocaron y mírales, la pelota como la vida te da revancha, mira yo venía a ver la curva de Changa Mederos y ahora no está”

Arocha era de mis favoritos, luego no pude volver a verle lanzar. El reglano un día fue sustituido injustamente por un director creo era Raúl Reyes, el hombre se equivocó en las visitas al box y sin querer tuvo que sacarlo, como lloraba René Arocha, no me olvido de aquello, que vergüenza deportiva. Después me enteraba en el estadio como le iba en las mayores, pues eso también tenía el Latino, fue durante muchos años donde te enterabas de todo aquello que no te ponían en los medios.

“La pelota como la vida te da revancha”

Y los Industriales siempre la van a tener, porque es un grande. Yo me acordé de aquel señor justo cuando el KIKI pisaba el cajón de bateo para decidir contra las Villas, él siempre estaba y se enfermó con una patología terminal esa temporada, le fuimos a ver al hospital y lo que más le dolía era no poder estar en la grada,al final fue a donde su querido Changa y no pudo ver desde el palco. Sabía que “la bala de centro habana” la iba a dar, ya en conteo pasó una paloma ante el silencio, y la depositó entre left y center. Muchas veces para que unos sean felices otros deben sufrir; estalló la habana y muchísimos industrialistas a lo largo de la isla, mientras a muchos otros le tocó tragar amargo, eso tenían los azules, alegrías y tristezas para todos. 

En una entrevista al eterno 26, él decía que siempre sería de los Industriales, y es que no importa donde estés, naces y te mueres industrialista, y fíjate que muchos después de muertos siguen vivos en la memoria de los aficionados, el verdadero salón de la fama. Por eso cada vez que yo leo o escucho a algunos abogando porque le cambien el nombre a los azules, me digo “perdónales Yoan, no saben lo que dicen”.

El unicornio azul, que se le perdió a Silvio, a pesar de los años no ha dejado de ser un Unicornio, y aunque tuviera dos, él solo quiere aquel; como el unicornio para Silvio, los INDUSTRIALES es para sus seguidores algo único, seguidores a los que dedico este escrito, a los que hoy están, a aquellos que han abandonado el país, pero no al equipo, a los que, como mi amigo Julián, el viejito, el tintorero y Changa, nos ven desde arriba, de todo corazón.

Al escribir esta prosa, pongo mis dedos en el teclado como el pianista en el piano, le acaricio y así trasmito mis sentimientos a todo aquello que no se puede tocar, la memoria,que ocupa el lugar de la vista; el partido no ha terminado aún,cada entrada intento no perder la razón, porque solo con recordar vivirás el encuentro, que al final es uno, y termina cuando cierran tus ojos… 

 

 

27 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Sentido escrito de un gran seguidor y fan de los azules de la capital como Yoan. Muy bonito hermano, como siempre tu tinta es exquisita. Industriales sin dudas es historia, es pasión, es Cuba. Un abrazo.

  2. Yoan no pierde el toque ni la magia de su pluma. Elegante y sentido escrito.
    Abrazos y respetos .

    • Yoan Azul en 9 julio, 2019 a las 1:08 am
    • Responder

    Saludos amigos, un cordial abrazo a todos, ojalá y aquellos SGO- IND y SGO- PINAR, aquellos Henequeneros que afilaban los tacos para llegar al Latino, aquellos juegos ante las VLC de antaño, en fin… mucha nostalgia de aquello.
    Se les quiere gente buena.

    1. Ufff, cuanto extraño a mi Santiago hermano y claro que si, esos choque estruendosos con los azules sea en el Latino o en el Guillermon, nostalgia, si, y mucha. Saludos.

    2. Que añoranza por aquella etapa. Duelos a muerte entre figuras de primer nivel.entre peloteros que amaban la camiseta.esos duelos que mencionaste eran historicos. Se extraña ese béisbol.

  3. tremenda señora cronica , magnifica cierto los indistrialistas recordam,os esos momentos , el hit de marquetti contra mineros , medina llorando en su ultimo turno al bate , vargas diciendole al chiqui que no le pitcheara a kinde y el chiqui junto a de la torre el pitcher mas guapo que hevisto pitcheandole a kinde , el jonron de marquetti en aquella memorable final , las jugadas de anglada en segunda , nada hermano te la comistes con esta cronica para guardar

    • ESTEBAN E. YERO PLA en 9 julio, 2019 a las 11:07 am
    • Responder

    Contra los Industriales todo ,pero hay que reconocer que era el equipo macho de nuestro béisbol se siente igual por Santiago señores mi equipo de toda una vida, cuando resurgirán para el bien de nuestro béisbol.

    Felicitaciones a Yoan por tan excelente articulo.

    Saludos del Club de los Alazanes

    • enrique15 en 9 julio, 2019 a las 11:38 am
    • Responder

    Recuerdo aquel último turno al bate de Pedro Medina. Sé que Víctor Mesa levanta el odio de muchos pero hay que reconocer que siempre estaba en la que se cayó y pendiente de todo. No sé si lo recuerdan, pero el primero en darse cuenta o en hacer notar que aquel era el último turno del Gran Medina, fue él, que cuando lo vio medio titubeando que casi no se atrevía a entrar al cajón, salió corriendo desde el centerfield y fue a darle ánimos. Lo recuerdo como si fuese hoy porque fue un momento muy conmovedor de nuestra pelota. Hoy lastimosamente extrañamos momentos así. Si uno se pone a hacer memoria, hay un montón de anécdotas de aquella pelota que demuestran de qué estaban hechos aquellos hombres, que eran sencillos pero que llevaban la pelota tan adentro que eran capaces de hacer cosas como aquel saludo de Giraldo Glez (Fue él, ¿no, Amaya?) a Marquetti mientras daba la vuelta al cuadro luego de dejar al campo a Vegueros en aquel famosísimo juego de play off.

    1. Efectivamente, fue Giraldo González. Saludos.

      • Amaya en 10 julio, 2019 a las 3:47 pm
      • Responder

      Si Enrique, como dice Daimir, fue Giraldo González, el que saludó a Marquetti en aquel histórico juego, ayer en Confesiones de grandes nuestro Lazaro Madera dio una clase magistral de sencillez y humildad ante Aurelio Prieto, como dices que hombres esos, ayer telefonee a Juan Castro para saludarlo en nombre de la MD y desearle pronta recuperación tras una operación a la que fue sometido, ese es otro de los muy grandes que tuvimos

    • Yoan Azul en 9 julio, 2019 a las 12:30 pm
    • Responder

    Saludos amigos

    Momentos miles e inolvidables, turnos al bate de la voz ya sea de Tony Veiga o el carismático Rodolfo Martínez Antorcha que comenzó a inicios de los 90 si mal no recuerdo; y su manera muy particular de comentar los resultados en otros estadios.
    El HR de Rudy con las bases llenas a Ismel Jiménez, ha sido de los mejores momentos en los últimos años, recuerdo Ismel estaba intransitable en el latino no se escuchaba una mosca, le dije al socio de al lado, todo pasa por que se enrede, el latino estaba a tope, y Ismel era tremendo pícher, pero cuando la timba se calentaba se le aflojaban las patas, y así fue, cuando la pelota pasó la cerca aquello es lo más cercano que he experimentado a un sismo. Gourriel Padre le dijo de todo.
    De las últimas décadas ha habido dos lanzadores que para mí son los que más cómodo han picheado a estadio lleno en el cerro, Lazo y el Difunto Pedroso.

    El equipo no importa; puede parecer inverosímil, pues lo más lógico para un fanático es que el rival de toda la vida esté debilitado, pero no es así, cuando vez llegar a Santiago al Latino, o es la próxima sub-serie (cuando al inicio de la serie todos buscábamos el calendario para ver el clásico), y no despierta la misma motivación (supongo lo mismo pase con IND) que los últimos años muchas veces no han llegado al final, sientes que le falta algo a la pelota.

    Gracias por tan valiosos comentarios.

    • Janiel Izaguirre (Trinidad) en 9 julio, 2019 a las 1:10 pm
    • Responder

    Excelente cronica, va a ser muy dificil ver ese nivel nuevamente, cuantos no quisieramos disfrutar de tiempos como aquellos.

    Saludos Yoan.

  4. Tus recuerdos son los mios…y hasta muchos más, teniendo en cuenta mi edad y q desde q surgieron los Industriales no me perdí un juego… Sobre todo, recuerdo hoy como entonces, los duelos entre el reglano narizon iriundo de Regla, y el orienral picher-cantante, bebedor y farandulero q tuvo el más espectacular guainop q he visto en el beisbol y una de las frases más emblemáticas de la pelota: ¡ Cierren la Trocha… ” lo demás ya se conoce…¡Q tiempos aquellos!
    Me has llevado al pasado en tu Máquina del Tiempo… no sé si agradecerte o incomodarme. Orgullo, dolor, nostalgia, alegrias….en fin, recuerdos concordantes y contradictorios de un aficionado rojinegro y azul que experimentó en carne propia la categoría marxista de unión y lucha de contrarios.
    Un abrazo.
    PD: por cierto, siempre me sentaba detrás del dogout de los orientales cuando jugaban contra los azules. Parece q la balanza se inclinaba un tanto (no mucho) hacia mis raices.

      • Yoan Azul en 9 julio, 2019 a las 6:51 pm
      • Responder

      Un abrazo Juan, y a todos los hermanos que visitamos la MD
      Es bien rara esa mezcla de sentimientos Juan, yo creo que eres el primer industrialista he visto que le va a SGO, o el primer Santiaguero que le va a los IND; está duro eso Juan.
      Espero que un día no me salgas con que también le vas al Real Madrid jjj; solo broma amigo, un abrazo grande

      1. Hermano: soy un tipo “atípico”, pero pero bastante cuerdo…Cuando leas q soy fan al RM es un doble mio o me volví loco…JJJJ.
        Un placer tenerte por acá.
        Un abrazo.

  5. En aquellos juegos vi las jugadas de anglada unicas no ha habido otro como rey y siempre me he preguntado que hubiese sido de la combinacion anglada -german , tiraba para la tonga a una pila de combinaciones de la MLB me recuerdo de Muñoz,y cheito que me encantaba verlos dar hrs aunque eran contrarios algo que despues me paso con kinde , reynaldo mantecao linares con el permiso de javier y victor no he visto a otro center fildear asi sobre todo aquellos texas que iban a picar detras de 2da base , ayer pusieron en confesiones de grandes , al fin, a lazaro madera el bateador mas dificil de dominar en la pelota cubana aurelio prieto con algo de desconocimiento le pregunto si habia dado hrs con bolas de short bounce algo que el que haya visto aquella pelota recuerda que la boto unas cuantas veces asi, esa epoca por desgracia no volvera ya no hay aquella entrega , no hay aquella calidad de peloteros lei aca lo de cepeda vergonzozo y me recuerda la anecdota del hijo de martquetti cuando su padre le dijo ese que viste vendiendo aguacates es armando capiro uno de los peloteros mas grandes que haya dado cuba y ersa fue una de las motivaciones del muchacho para abandoner Cuba pues se pregunto si eso queda para Capiro que quedara para mi .

      • Amaya en 10 julio, 2019 a las 3:51 pm
      • Responder

      Fue impresionante ayer ver a Lázaro Madera con una gran humildad y sencillez, por cierto recordó cuando comenzó con Provincia Habana en la SN y después con el Habana en la selectiva de ese mismo año 1983 y habló mucho de Urbano González

        • enrique15 en 11 julio, 2019 a las 9:33 am
        • Responder

        Lástima que me perdí ese Confesiones, me hubiese gustado ver a Madera hoy, ¡qué bateador! Lo que sí pude ver, aunque sea un pedazo pues llegué tarde, fue un fragmento de un juego Cuba-EEUU de los Panam del 75 en México. Cuántos recuerdos me trajeron al ver a aquel equipo cubano que disfruté siendo un niño. Qué equipo: Marquetti en 1ra, Urquiola en 2da, Puente en el SS, Wilfredo, Laffita y Capiró en los jardines y el Changa y Vinent en la lomita, sin designado pues no existía. Y dejé para últimos con toda intención al 3ra base y al catcher: Osvaldo Oliva en la esquina caliente (gran bateador de la toletería azucarera) y Evelio Hdez, de quien poco se habla, pero que era además de un peligro bate en mano (llegó a ser hasta cuarto bate de equipos matanceros) era uno de los mejores catchers defensivos que he conocido. No recuerdo qué mánager del Cuba fue el que dijo que se le salía el corazón del pecho cuando Evelio salía a capturar los foul-flys con una mano y ¡sin quitarse la careta! y recuerden que aquellas caretas no tenían nda que ver con las de ahora, que prácticamente son panorámicas, no, aquello era hierro fundido que cubría casi toda la cara, con unas hendiduras en los ojos y la boca. Lástima que se fue pronto de la pelota, tengo entendido que a cumplir misión.

    • SIEMPRE NARANJA en 10 julio, 2019 a las 11:15 pm
    • Responder

    Muy bonita crónica amigo Yoan….. nostalgia de tiempos que vivimos y recordaremos por siempre, fuimos privilegiados al poder vivir aquellos tiempos de nuestro Béisbol…

    Aquí en el Sandino disfrutamos mucho los juegos ante los Azules….. recuerdo el 26 del Dime frente al 44 de Arrojo uffff….. que tiempos…..

    Saludos……

      • Yoan Azul en 11 julio, 2019 a las 12:40 am
      • Responder

      Partidazos, inolvidables, vaya banda que tenía las Villas Jorge Luis Toca( la locomotora de remedio), Jorge Díaz, Paret , Acebey, Víctor, Amado Zamora, Michel Perdomo, Osmani García, Oscar Machado y Eddy Rojas( uno de los brazos más potentes en series nacionales) , Además de Arrojo estaba Montes de Oca, Riscart, Manso; me acuerdo la jugada que cantó Alfredo Paz; Recuerdo Orbe Luis se cruzó en el Sandino con un Villaclareño que no alcanzo a Recordar; en fin tremendos juegos de Pelotas. Y Jova un Salvaje.
      Un Cordial Saludo

      1. Apelando a mi memoria, recuerdo bien que tuvo un encontronazo con el cátcher Ángel López, en una jugada en home, Orbe Luis le levanto el pie a la cara porque era out de calle, le desprendió la clavícula si mal no recuerdo al naranja y se formo tremenda trifulca estilo MLB, me parece que fue en la final primera de los tres que gano Villa Clara. Saludos..

          • Yoan Azul en 11 julio, 2019 a las 12:52 pm
          • Responder

          Daimir Mano, tremenda memoria, el otro día pensaba, el palmero debe ser una enciclopedia con tantas noticias, buenos trabajos y comentarios; yo creo que la televisión debe darte un chance, para que puedan extender el trabajo y los conocimientos a todos aquellos que no tienen esa oportunidad; serio brother, serio…
          Ahora me acordaba el de Vargas con Juan Castro, uffff, cuanta historia, ahora como los veteranos de guerra, viviendo de sus medallas.
          Un cordial abrazo

          1. Jajaja hermano, lejos estoy de serlo, gracias, pero creo que me conformo con unas horitas de internet gratis para seguir aquí con ustedes que se que les puedo ser útil también, desde chama como beisbol hasta dormido, pero igual soy uno mas como tu y muchos otros que aman al beisbol y lo tienen siempre presente. El caso de Vargas y Castro si no lo vi en vivo pero si lo he visto muchas veces e incluso tengo el video de ese momento, Castro se quiso hacer el listo y por poco se forma buena con Vargas que era echado palante jeje. Por cierto le mandamos los MD un abrazo a Juan Castro que se recupera de una intervención quirúrgica. Otro abrazo para ti y que tiempos aquellos brother..

    • Rojo de Metro en 11 julio, 2019 a las 1:56 pm
    • Responder

    Nada odiaba mas yo que tener que bajar al baño. Igual el Latino, igual el Changa. No fallaba, solo con penetrar al inmueble y en el justo momento, estallaban las gradas, el griterio te cortaba el placer de la micsion. !! Que carajo habra pasado. !!. !! Me la perdi coño, siempre me pasa lo mismo !!. Gracias AZUL por hacerme recoradar y por escribir como lo haces. Pero mas que todo, por hablar con respeto de los Metros, de la Bala, etc.
    Perdona por leer y comentar tan tarde….!! Es que estaba en el baño !!. Ja Ja
    Saludos

      • Yoan Azul en 11 julio, 2019 a las 4:15 pm
      • Responder

      Saludos amigo
      Me acuerdo aquellos PLAY OFF Metros vs IND; Metros vs HAB, del negro Scull “escopero” queridísimo por la afición de la capital; hace poco leí por acá de Michel Ford, tremendos palos que daba en el Changa más de una la mandó a la vía Blanca lo que era muy ponchon. Del Changa tengo muchos recuerdos, que en aquel tiempo no se llamaba así, aquellas provinciales con el equipo de “La Ligera”, que clases de partidazos aquellos, de ahí salían para ISLA Arnaldo Fonseca entre otros, MTZS Eduardo de Cárdenas, Carlos Kindelan; Metros, IND; que calidad y como se calentaban esos play.
      Saludos

    • Rafa en 11 julio, 2019 a las 2:06 pm
    • Responder

    Yoan, como has traído recuerdos a todos los industrialistas y los que no, porque nuestro equipo azul es insignia, y no por ser eslogan repetido.
    Lastimosamente ni Industriales ni la pelota en Cuba pasan por sus mejores momentos, yo mismo no me siento para nada motivado a ir al estadio, aunque cuando voy lo disfruto.
    El viaje al pasado no existe, pero añoro que vuelvan aquellos tiempos en que a todos nos hervía la sangre y se nos erizaba la piel en el Latino.

      • Yoan Azul en 11 julio, 2019 a las 4:14 pm
      • Responder

      Así mismo amigo, la falta que hace que los santiagueros y los azules levanten, recuerdo la como se ponía la peña del parque central, luego cuando ponían la de la plaza de Marte, nunca he estado en aquella, pero por la TV se veía caliente; en la Vieja Habana, muy cerca del parque viven muchos compatriotas del oriente del país, más los que nacieron en esa zona y los que pasaban y se bajaban para combinar otras guaguas y ahí quedaban, las que se armaban con los clásicos en aquellos tiempos. Ojalá y volvieran, ojalá y volvieran.
      Saludos

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.