Yirsandy Rodríguez

Por Yirsandy Rodríguez | Senior Writer en BaseballdeCuba | @Yirsandy

 

Posiblemente no hayas reparado en esto. Tal vez, ha sido una duda en tu mente desde que el dúo Yordan Álvarez-Yuli Gurriel comenzó a destrozar pelotas de béisbol desde el pasado 9 de junio. Ese día, “The Man-Child” debutó golpeando un jonrón de 413-ft, y era recibido por Yuli Gurriel en el plato aquel domingo, quien vivía la celebración de sus 35 años.

Desde entonces, Álvarez, de 22 años (los cumplió el pasado 27 de junio) y Gurriel han sido los principales bateadores en el lineup de los Astros, impulsando la ofensiva del equipo ante las ausencias de Carlos Correa y George Springer por lesión. Sí, no han sido Altuve-Bregman o Springer-Altuve o, quizás, Correa-Gurriel. No, esto se llama Gurriel-Álvarez, Álvarez-Gurriel, la nueva y sorprendente dupla implacable de los Astros.

De hecho, en este difícil proceso del equipo desde mayo pasado, viendo esquiva la posibilidad de tener a todos sus bateadores claves en la alineación, José Altuve también ha estado aquejado de lesiones. Y, por supuesto, sin poder estar al máximo de sus capacidades, el seis veces All-Star y MVP de la Liga Americana en 2017, no ha podido aportar al nivel acostumbrado. Desde el pasado 9 de junio, Altuve ha bateado apenas .278, con dos jonrones (uno de ellos fue el onceno de la temporada, anoche contra los Rangers de Texas) y solo cinco empujadas con un OPS de .719. 

Si necesitas una guía para saber qué tan buena ha sido esa unión de su slugging con el .301 OBP desde entonces, aquí tienes: El OPS más bajo de su carrera es de .740, cuando bateó para .290 y produjo .340 OBP con .399 slugging a los 22 años en 2012.

Pero, ahí no termina todo. Además de la baja de Altuve en parte debido a sus lesiones, Michael Brantley, quien ha bateado para una exuberante línea ofensiva de .330/.394/.479, acumula apenas ocho empujadas en sus últimas 104 comparecencias en home. El OBP de Alex Bregman es brutal (.411) y su bate sigue produciendo poder en la mayor parte de sus puestas en juego (.488), pero en sus últimos 25 partidos ha sido limitado a .244 de promedio. 

En otras palabras, el aporte de Yordan Álvarez y Yuli Gurriel va resultando tan decisivo para la ofensiva de los Astros, que cabe preguntarse dónde estaría el equipo si ellos no hubiesen mantenido el impresionante ritmo ofensivo desde inicios de junio. De cualquier manera, aquí tienes como comparar el impacto de los cubanos, analizando el rendimiento de todos los bateadores de los Astros:

Name Yordan Álvarez
WAR 1.4
G 21
PA 90
HR 9
R 15
RBI 27
SB 0
BB% 11.1%
K% 25.6%
ISO .425
BABIP .417
AVG .363
OBP .433
SLG .788
wOBA .490
wRC+ 218
 
Name Yuli Gurriel
WAR 1.4

Si has seguido el béisbol desde el debut de Yordan Álvarez, sus números ya no van a sorprenderte como al inicio. Sin embargo, aunque ya sabes que el poder de Yordan es legítimo, el valor de la consistencia prueba aún más parte de sus habilidades a los 22 años. Y, qué tal si unimos a ese ritmo demoledor el momento que está viviendo Yuli Gurriel en el plato. Su swing está siendo tan infalible, que a veces no sabes hasta dónde podrían crecer sus perspectivas aunque tiene 35 años. Pero sí, está sucediendo. Y como puedes apreciar en la tabla anterior, el dúo cubano Gurriel-Álvarez está salvando a los Astros de Houston. De hecho, si apartamos la contribución de ambos y establecemos una comparación con el resto de los bateadores calificados de los Astros desde el pasado 9 de junio, los resultados son aún más asombrosos:

Álvarez-Gurriel: 197 PAs, 20 HRs, 51 RBIs, .350/.408/.762/1.170

El resto de los jugadores: 577 PAs, 16 HRs, 54 RBIs, .250/.332/.406/.738

¿Qué? ¿Eso puede ser? ¿Cuatro jonrones más y sólo tres empujadas menos en 380 apariciones menos por el plato? Así es, ¡impresionante! Eso es lo que ha logrado el dúo Álvarez-Gurriel: 51 empujadas en sus últimos 45 juegos combinados con los Astros de Houston —aunque, de manera general, el rango es de los 26 partidos más recientes—.

Las diferencias entre los OBPs y sluggings del dúo cubano y el resto de los jugadores ha sido considerable: ¿Qué significa el .250 de promedio comparado con ese imponente .350? ¿O el .408 OBP con el .332? ¿.762 slugging contra .406? ¡Ya, ni siquiera basta mirar ese OPS! Definitivamente, las piezas que están logrando Yordan Álvarez y Yuli Gurriel en el plato han sido —después de comprobarlo con estas muestras— la principal fuente de energía para un lineup que ha sufrido importantes bajas en los últimos dos meses.

No obstante, gracias a buena parte de esos turnos definidos de manera magistral por Gurriel y Álvarez, la ofensiva de los Astros aún está compitiendo a gran altura para respaldar a su rotación de pitcheo, la segunda más efectiva (3.93 ERA) de la Liga Americana —los Rays siguen dominando ampliamente en las Mayores con un staff que lanza para 3.37—.

Después de una derrota anoche por 9-8 frente a los Rangers de Texas (50-42), la ventaja de 6.0 juegos de los Astros de Houston (57-35) sobre los Atléticos de Oakland (51-41) aún parece difícil de resolver tan rápido, pero lo único que responderá ciertas dudas será la consistencia que ambos equipos puedan mantener. Y, como de costumbre por estos días, anoche Yordan Álvarez y Yuli Gurriel se lucieron, aportando tres jonrones y cuatro de las ocho impulsadas de los Astros.

Ahora Álvarez (3-3) llegó a nueve vuelacercas, con el primer partido de multi-jonrón de su carrera y, Gurriel (4-2), sumó el bambinazo número 15, para alcanzar la remolcada 52. Todos los jonrones firmados por los cubanos marcaron diferencias importantes para los Astros. El de Gurriel, encontró a Yordan en circulación y dio ventaja 2-1 en el segundo inning. Y, por su parte, el primero de Álvarez, enviando la pelota a 430-ft en Globe Life Park, rompió un empate 4-4 iniciando el sexto capítulo. 

Un inning más tarde, llegó el segundo, a 414-ft, para aumentar la ventaja de los Astros 8-4, pero los Rangers decidieron el juego con un sencillo de Danny Santana frente a Roberto Osuna en el final del noveno.

Fue una noche más en que el aporte de Yordan Álvarez y Yuli Gurriel resultó clave en el ataque ofensivo de los Astros. Así ha sido en estos tiempos difíciles de Houston, sin poder competir con todas sus piezas del lineup día a día. Sin embargo, mientras George Springer y Carlos Correa regresan, José Altuve y Alex Bregman toman su forma habitual y Michael Brantley consigue contribuir produciendo más carreras, el dúo de cubanos de los Astros sigue siendo letal.

Así es, Gurriel-Álvarez es la fórmula del momento, los chicos que están robándose la mayoría de los titulares del lineup en Houston. 

Esperemos lo mejor de ellos, mientras podemos decir orgullosamente, que son cubanos.

 

Sigue a Yirsandy Rodríguez en twitter (@yirsandy), déjale un comentario o envíale una pregunta a su correo (yirsandybdc2018@gmail.com). ¡Comparte tus pensamientos y criterios con nosotros! ¡Nos une la pasión por el béisbol!