OPINIÓN; Los 5-mejores peloteros cubanos de la década del 2010s

12:20 PM

 

Por el peñista:
Rubén Darío García Caballero

 

 

Poco a poco la década va llegando a su fin. Una etapa plagada de hechos históricos en los terrenos políticos, históricos, culturales y deportivos. En materia beisbolera, una década marcada por el boom de cubanos en las grandes ligas (con anillos de campeón incluidos para muchos de ellos), las continuas vergüenzas en torneos internacionales y la perdida de coronas en la mayoría de los mismos, las innumerables estructuras de nuestra serie nacional de béisbol y la firma de un acuerdo con la MLB que no llegó a ver sus frutos tras su rápido bloqueo. Hoy, en otra entrega de ´´Los 5´´, vamos a darle un vistazo a los peloteros que han marcado la década que comenzó el 1ro de enero de 2010 y que en menos de 5 meses verá su fin.

Por motivos de espacio he tenido que dejar fuera de nuestro conteo a la locura de Yasiel Puig, la sonrisa eterna de José Fernández, el aguante de Frederich Cepeda, la resurrección de Kendrys Morales o la truncada proyección de estrellas que nunca terminaron de germinar como Rusney Castillo, Yasmani Tomas o Jorge Soler, la veteranía de Yunel Escobar o Alexei Ramirez o el valor de Leonys Martín. Muchas son las luminarias que han brillado con luz propia en esta década, aunque solo cinco hayan conseguido su pasaporte a este listado. Sin más que decir, arranquemos este top, sin orden alguno, de los peloteros que han marcado con letras doradas su andadura por los diamantes en los últimos 10 años.

 

Jose Dariel Abreu

 

En Cuba, cuando nuestra serie nacional aún mantenía la estructura de una fase de grupos y gozaba de cierto nivel, Abreu era uno de sus máximas estrellas. Descocía la pelota a sus anchas, ponía los lideratos de average por las nubes y le desafiaba a Alfredo Despaigne el liderato de jonrones. Era titular indiscutible con la camiseta de las cuatro letras y uno de los mejores jugadores que quedaban en la isla. En 2014, entre el mega éxito de Bailando de Gente de Zona, Enrique Iglesias y Descemer Bueno, el tetracampeonato de Alemania en el mundial de Brasil y el inicio del deshielo entre Cuba y Estados Unidos, Pito vive un sueño en su primera campaña en la grandes ligas, un sueño que costó mucho, pero que le deparaba enormes alegrías. En su primera temporada en la mayores alza el premio de novato del año, encabeza a sus Medias Blancas de Chicago en varios departamentos ofensivos, viaja al juego de las estrellas y se hace con el bate de plata. Más no se podía pedir. José Dariel seguiría destrozando pelotas en las Grandes Ligas y siendo pieza clave en el hermano pequeño de la ciudad de los vientos, con el sueño de los play-off todavía revoloteándole la cabeza. Pito, el gigante cienfueguero que un día regresó a su tierra cuando las puertas aún estaban congeladas, se ha convertido en, más que un símbolo para el béisbol cubano, uno para los White sox, el mismo conjunto que alguna vez acobijó a sus paisanos Miñoso, Contreras y el Duque Hernández.


 

Yoenis Céspedes

 

Cuando la MLB aun era un tabú para muchos cubanos y la explosión del talento nacional en la tierra de las barras y las estrellas todavía no había llegado, Yoennis Céspedes irrumpió con una fuerza increíble, la misma con la que conquistó el Derby de jonrones en 2013 y 2014 ante estrellas de la talla de Bryce Harper, Chris Davis, Todd Frazier o José Bautista. En Cuba formó, junto a Alfredo Despaigne y Yordanis Samon, uno de los tríos de bateadores más temibles que se recuerden en los últimos tiempos. En las grandes ligas se convirtió en un trotamundos capaz de triunfar en Oakland, viajar a Boston, ser figura en Detroit y asentarse definitivamente en los Mets de Nueva York, llegando incluso a una Serie Mundial donde cayó ante los Reales de Kansas City de otro paisano como Kendrys Morales. La potencia ha sido un ídolo con todas las camisetas que ha defendido, ya sean en la ciudad que nunca duerme, en la del motor, en la casa de los A´s o en la Atenas de América, aunque hoy su carrera pende de un hilo debido a su doble operación de telón de Aquiles, de la cual esperamos salga victorioso para volver a verlo correr por las praderas del City Field.


 

Yuliesky Gurriel

 

El Yuli siempre fue amado y odiado a partes iguales. Pocas veces un deportista ha causado tanta polarización en la afición. Cuando venía al Latinoamericano vistiendo el uniforme de los gallos de Sancti Spiritus escuchaba los peores improperios, incluso observaba como levantaban prendas de vestir nada acordes a su persona. Un día decidió vender su bicicleta y mudarse junto a sus hermanos a La Habana y, a partir de ahí, nunca más el coloso del cerro lo humilló ni le gritó ofensas, sino le dedicó gritos y ovaciones. Probó suerte en Japón, con los Yokohama Dena Baystars, siguiendo los pasos de Frederich Cepeda y en la tierra del sol naciente llegó incluso a cubrir con su rostro un edificio de la ciudad sede de las estrellas de la bahía. Cuando las estrellas tomaban nuevos rumbos, los prospectos perseguían el sueño americano y la serie nacional comenzaba a mostrar signos de decadencia, Gurriel se quedó en los azules de la capital mientras plantaba increíbles marcas que nunca llegarían a los libros y preparaba el terreno para aterrizar en la gran carpa. En Estados Unidos, menos de 6 meses después de dar el paso que muchos esperaban que diera desde hacía diez años y tras numerosos rumores de contratos con los Yankees y los Marlins, los Astros de Houston se hacen con sus servicios. Un año después y junto a figuras de la talla de José Altuve, Carlos Correa, Justin Verlander y George Springer, prospectos como Alex Bregman y veteranos como Carlos Beltrán, consigue el anillo de campeón, el primero de la historia de los Astros, el primero nacional en la carrera del piña. Pero, más allá de la consecución del título, aquel séptimo juego, en el Dodgers Stadium y ante YuDarvish y Clayton Kershaw, quedaría marcado para la historia del béisbol cubano por lo que haría Gurriel al concluir el choque. Allí, en el escenario que todo pelotero quiere pisar, el Yuli saca la bandera más hermosa que existe y la pasea con sumo orgullo por el terreno. Los bares, hoteles y todos los lugares donde se estuviera viendo el choque en el verde caimán estallan de alegría. El villano de todas las películas se convierte de pronto, en héroe nacional.


 

Alfredo Despaigne

 

Quizás sea la inclusión más polémica de la lista. Nunca ha pisado un terreno de la MLB. Nunca se ha probado en el mejor béisbol del mundo. Se quedó con su barco medio hundido y humillado ante buques como Curazao, Israel o Nicaragua. En Japón es un ídolo, capaz de viajar a juegos de estrellas, luchar por el liderato de jonrones e impulsadas y alzar dos títulos consecutivos. Sigue siendo el principal estandarte de la selección nacional. En 2017, entre el Despacito de Luis Fonsi y Rápidos y Furiosos 8 en La Habana, cuando estábamos con la soga al cuello ante los canguros australianos, el caballo de los caballos despachó la pelota más allá del Tokyo Dome en plena medianoche cubana para provocar el atragantamiento de Rodolfo García y la algarabía de 11 millones de compatriotas. En la maltrecha Serie Nacional cumplió el sueño de toda una provincia llevándolos a su primera corona histórica, multiplicada un año después ya con AD54 cansado por el sobreuso pero siendo un talismán espiritual. Si a todo lo anterior le añadimos el record histórico de jonrones en una campaña y que se ha convertido en el rostro del béisbol cubano dentro de nuestras fronteras nos da un explosivo coctel que coloca al jonronero alazán como uno de las figuras cimeras dentro del panorama del béisbol cubano en la década.


 

Aroldis Chapman

 

Pocas veces Cuba ha tenido lanzadores estrellas en la MLB. Y en el siglo XXI, más allá de El Duque y Contreras, pocos han tenido protagonismo en las mayores. Pero en medio de ese panorama apareció ese muchacho oriundo de Holguín con su recta de humo para alterar ese algoritmo. El misil cubano se convirtió en el pitcher más rápido de la historia del mejor béisbol del mundo (hasta que llegó Jordan Hicks). En 9 años Chapman ha pasado de ponchar a rivales en equipos sotaneros a alzar el título de campeón de la MLB con los Chicago Cubs rompiendo la maldición de la cabra hasta militar actualmente en los bombarderos del Bronx, donde rodeado de mucho, pero mucho poder, sigue soñando con alzar otro anillo de serie mundial. Por el medio, múltiples convocatorias al juego de estrellas, rectas constantes de más de 100 millas (si, sé que soy muy pesado con ese detalle), juegos salvados en grandes cantidades y algún que otro récord curioso, como el que implantó hace poco en el juego de las estrellas celebrado en Cleveland. The cuban misile sigue brillando con luz propia en los Yankees de Nueva York, acompañado de los Judge, Stanton y compañía se encamina a una nueva postemporada mientras buscan el primer cetro para la gran manzana en 10 años.

Hasta aquí nuestro listado de esta semana. Que vengan los debates y las disputas, las dudas, inquietudes y sugerencias. Que vengan las piedras, las críticas y las opiniones. Usted, querido lector, anímese y díganos también su top 5, porque ninguna lista es igual a otra y para eso existen páginas y sitios tan maravillosos como este.

 

 

 

12 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • Juan Bermúdez en 21 julio, 2019 a las 3:37 pm
    • Responder

    Bonito artículo, qué bueno saber que ya es difícil hacer un top five. Kendry y Puig pueden estar en las listas de otros aficionados, me gusta tu lista porque no dejaste fuera al Yuli con su anillo y su estado de forma actual, en cuatro años nadie imagina todo lo que puede cambiar ese top five, la nueva hornada viene pidiendo vía. Yordan Álvarez, Yunito, Moncada, Yandy Díaz etc. Saludos.

      • El Alazán del Caribe. en 22 julio, 2019 a las 12:05 am
      • Responder

      Dario un hermoso trabajo, me ha gustado mucho tu selección….

    • Dr. Reinaldo en 21 julio, 2019 a las 3:50 pm
    • Responder

    Ruben 100 puntos. Pudieran estar otros para que el Top llegara a 10. Esperamos otro excelente trabajo como este. Un abrazo.

    • Alfredo en 21 julio, 2019 a las 7:45 pm
    • Responder

    Yo sacaría A Despaigne, por los demás lo veo bien. Saludos

  1. Que va hermano Despaigne se lo ha ganado en condiciones, en estos momentos es el mejor pelotero cubano que juega con nuestra selección y estoy seguro que si hubiese optado por estar en la MLB lo estuviera haciendo igual que siempre, saludos y estoy 100 % con tu trabajo Rubén; pero trata de llegar al Top 10

    • Guille 8 en 22 julio, 2019 a las 9:49 am
    • Responder

    al leer tu comentario, no estoy de acuerdo que haya dejado a Kendry morales fuera en tu lista, estamos hablando de un peloteros que posee la mayoria de los record de nuestra pelota como novato, quedo el mejor juvenil del mundo, era el primer pitche y cuarto bate de la selección cubana, por favor, cuando debuta en nuestra pelota de mayores termino ese mismo año el cuarto bate de nuestra selección y dandonos la victoria contra brasil……………. llega a los estados unidos a pesar de no contar con la suerte de otro tiene numeros impresionante, con premio y record y sobre todo el jugar 13 años en el maximo beisbol, como si los de afuera reconocen su merito y lo pone como unos de los peloteros más grande de los nacido en Cuba, …. y muchas cosas más que hacen que no olvidemos, trayectoria o presente, vale

    1. Pero hay que concentrarse en que se esta hablando a partir del 2010, es sobre esta década que esta al culminar. Saludos.

      • Dr. Reinaldo en 22 julio, 2019 a las 11:41 am
      • Responder

      Guille 8: Vale hermano por eso que el Top tiene que extenderse un poquito màs. Lo mejor de Kendry (9 temporadas despuès del 2010 en adelante) en la mayores es que supera a todos estos que dice Rubèn en departamentos como JJ, CA, H, CI, HR, pero todos estos los superan en AVE, OBP, SLG y OPS. En premios estos lo superan a èl, solo el Yuli que hasta ahora no tiene premios, pero tiene un anillo como Kendry. Pero en Cuba todos fueron superior a èl, a pesar de jugar en solo 3 SN……Un abrazo.
      PD: Voto por los 5 de Rubèn….

      • Osmel en 22 julio, 2019 a las 12:14 pm
      • Responder

      Soy fans de Kendry, pero no ha tenido esa consistencia en la MLB de la que muchos hablan, es cierto que llevan muchos años jugandola, pero no es un pelotero q todos los años de 25 HR y empuje al menos 100 carreras. Es verdad que es ambidiestro y bateador de fuerza, pero estadisticamente le falta.

    • El buril en 22 julio, 2019 a las 11:39 am
    • Responder

    Buen trabajo, de acuerdo 100%. Mis saludos

    • Chikungunya en 22 julio, 2019 a las 2:46 pm
    • Responder

    Buen listado, el hecho de que Despaigne no se haya probado en las mayores no significa que no tenga calidad para hacerlo.

    • Rojo de Metro en 23 julio, 2019 a las 11:24 am
    • Responder

    La verdad que son cinco monstruos, pero a la verdad, creo que Despaigne es el que mas opcciones tiene de salir de tu lista. De todas formas….que se quede, que cará.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.