ISASI, EL ARTIFICE DE LA BOLA ESCONDIDA HABLA EN CONFESIONES DE GRANDES

Por el peñista Efren Amaya Padrino.

 

 

 

 

Como ya expliqué ayer en la primera parte, fue Félix Isasi Mestre fue una de las segundas bases más inteligentes y habilidosas que han pasado por el béisbol cubano de todos los tiempos, fue característicos en él sus manos seguras a la defensa, rapidez y agilidad en la colocación, así como buen tacto y una elevada dosis de picardía.

A continuación, reproducimos fragmentos de la entrevista concedida por el estelar segundo base al periodista Aurelio Prieto Alemán para su programa Confesiones de grandes.

Su primer campeonato mundial fue en 1969 ¿Cómo recuerdas aquel campeonato mundial de Quisqueya y esa afición gritando “yanquis, go home”

 Cuando me dieron la oportunidad empecé a jugar. Y como estaba preparado psicológica y mentalmente, todo me salió bien. Además, yo siempre he tenido mucha confianza en mí. Salí por Andrés Telemaco. Él no pudo jugar más y optaron por mí.

Yo le llamaba mucho la atención a los aficionados, adelantaba mucho, corría, bateaba. Tuve la oportunidad y la suerte de hacerlo todo bien. Vaya eso era lo que me decían. Yo lo sabía, pero esperaba que la afición me lo dijera.

Un mundial muy bonito ¿eh?

Si, muy bonito, un mundial muy fuerte, además hubo mucha divulgación. Y entonces le ganamos a los norteamericanos, para eso fuimos para ganar el mundial y a los americanos.

Después de 1969, estuvo en Cartagena, 1970, con un hombre como Burt Hooton. Explícale a esta generación, que hizo Félix Isasi con la bola escondida frente a los americanos.

Yo lo había hecho mucho aquí en Cuba. Tenía la maña de esconder la bola siempre en los últimos innings, porque si lo hacía al principio, no sabía cómo iba a quedar el juego. Cuando estábamos allá en Cartagena, le digo a Iván: “oye tengo la bola”, y se quedó asombrado, entonces ya Rodolfo Puentes sabía que la tenía, y se echó hacia la tercera, y yo me desplacé a primera, hacía como que le daba la bola al pitcher y me quedaba con ella.

Eso le creaba confianza al corredor, y se separa de la base, era un blanco grande de seis pies, por ahí más o menos, de ojos verdes…, recuerdo que me fui acercando y cuando se vi las posibilidades, debido a mi rapidez, me desprendí, y él se quedó parado y lo toqué. Entonces Iván Davis dijo; “out”.

Cuando dijo “out”, recuerdo que le dio una patada a la almohadilla que la metió en el RF. Al momento, yo me desprendí y me fui para el dogaut porque era el último out. Allí, el difunto Lázaro Pérez me dice: “mi hermano, ¿tu viste la patada que ese blanco le dio a la almohadilla? y le contesté: “no, si me la da por el culo, me manda para Cuba”. Por la risa que causó, este cuento tuve que hacerlo a mi regreso, y también en el Lázaro Peña, delante de Fidel.

Nuestro Comandante siempre preguntaba: “¿dónde está Isasi?; que me haga el cuento de la bola escondida”; y entonces la gente contestaba: “no, no que le haga el cuento de todas sus boleas escondidas”.

En el juego contra Estados Unidos, cuando estaba el lanzador Richar Thompson, Wilfredo Sánchez, Rigoberto Rosique e Isasi le cayeron a toque de bola y los desestabilizaron por completo. ¿Cómo fue aquello?

 Eso fue porque nos percatamos que el terreno estaba mojado. Para jugar es juego tuvieron que darle candela, fue increíble. El terreno estaba congelado. Entonces pensamos; “bueno caballero, este es un gran pitcher, vamos a caerle a toque de bolas”. Hasta recuerdo que Urbano González, tocó bola también.

Y empezamos a tocar bola; cogían y como la bola patinaba, la tiraban para acá, la tiraban para allá, y así les hicimos tres carreras. Los sacamos de paso, y todo nos salió bien. La táctica que usamos nos salió bien, bien.

Mundial de 1972, aquel jonrón de Marquetti.

 Ese juego lo tengo en mi memoria. No se me olvida nunca. Recuerdo que cuando llegué a primera base, había dado un hit, había dos out; con dos out, el empate era yo y Marquetti al bate. Entonces traen a un pitcher muy bueno, Smith, un relevo, buenísimo y todo era foul y foul; y yo pensé; “déjame robarme la segunda, porque con un hit, desde primera yo no podía anotar, y de segunda puedo entrar fácil”. Yo siempre estaba libre en el equipo, sabía cuándo podía robar y cuando no. Me robé la segunda y cuando llegué a segunda me dije, “ay mi madre, que hice”, porque podían pasar a Marquetti, y después venía Blandino. Pero no, le pitchearon a Marquetti, y ¡pam!, dio un jonrón.

Entonces fui entrando dando saltos, y Marquetti me decía “te voy a matar coño, te voy a matar”. El caso es que cuando yo me fui para segunda, a él le podian dar la base. Y así ganamos el juego, todo eso fue muy emocionante, incluso hasta el Comandante nos llamó por teléfono. ¡vaya, pasamos un momento muy felíz.

Fíjate cuando nosotros llegamos allá estábamos muy confiados y bien preparados. Había mucha hermandad entre todos los atletas, una buena compenetración, todos dándose ánimo; justo como lo veo ahora.

¿Se llevaba muy bien con Marquetti?

Es mi hermano, mi hermano de verdad. Sinceramente, me encantaba hablar de él todo el tiempo, porque era algo más que un compañero de equipo. Él me ayudaba mucho, a pesar de ser menor que yo: me enseñaba, me guiaba…, en realidad, me sentía muy contento de tener un amigo así.

Después que terminé de jugar pelota quedé muy agradecido. Hemos ido a cumplir misiones a Japón, incluso por ahí creo que tengo una fotografía donde estábamos los dos juntos. Cuando estoy sentado en cualquier lugar, me pongo a pensar en él, y cuando lo veo hablando, lo admiro, porque es una persona que se expresa muy bien, sabe decir las cosas, le gusta ayudar a todo el mundo, da buenos consejos, y eso siempre me ha llamado la atención.

Volvamos otra vez a la segunda base. El mejor torpedero. ¿Con quién hizo las mejores combinaciones?

Con todos me llevé bien, pero a Tony González, lo considero mi maestro; me enseñaba a colocarme, me decía; “ponte para acá que esto es tuyo” …, y así aprendí. Le me ayudó a desarrollar mis cualidades como pelotero, y sinceramente le estoy muy agradecido. También compartí con Rodolfo Puentes, con uno del que no se habla mucho, Pedro ova, y con Agustín Arias, quien era muy buen atleta, sabía lo que tenía que hacer.

Siempre ha habido rivalidad en todas las generaciones. ¿Cómo fue la rivalidad entre Andrés Telemaco y Félix Isasi?

 

 Telemaco era un buen atleta, tenía un pivot fulminante, excelente persona, hablaba muy bien… nosotros en lo personal nos compenetramos, fuimos buenos amigos, aunque mucha gente pensara lo contrario.

¿Qué sucedió después cuando pasaron los años?

Surgen otros atletas, como Urquiola y Anglada, aquí había muy buenas segundas bases, que no tuvieron la oportunidad de hacer el equipo Cuba, como Sergio Quesada, tremenda segunda base, a quien yo admiraba mucho, porque era el somatotipo mío. Otro era Miguel Rojas. Creo que Rojitas es la segunda base que menos errores ha hecho, y sin embargo, no se menciona.

Y así mismo pasa con Padilla y Pacheco quien es punto y aparte; un buen bateador, y ¡bueno!, capitán de capitanes.

También Urquiola fue una gran segunda base, una gran segunda base, Recuerdo en el 75, cuando yo estaba terminando le dije “ponte que tú vas a jugar. Él se quedó asombrado y demostró que era una gran segunda base.

Hay un atleta que siempre me impresionó mucho, desde que yo jugaba pelota. Se llama Rey Vicente Anglada pasaba en su carriolita, catorce años tenía más o menos, y se ponía a hablar conmigo, era un peludito porque cuando aquello se usaba el espeldrum, ¿Quién dice que ese muchachito después de dos o tres años iba a estar con Industriales? Y yo lo miraba grande y fuerte. Él siempre me llamó la atención y yo me decía: “qué clase de pelotero, mira eso todo lo hace como hay que hacerlo”. Como me gustaba y muy inteligente.

Recuerdo una anécdota que nunca se me olvida y se la hago a mucha gente. Una vez estábamos en un entrenamiento juntos, lo ponían en el RF y da la casualidad que se le dan dos o tres jugadas, y cogía y barría, lo hacía mejor que cualquier jardinero. Aquello era un fenómeno, jugaba short stop y segunda, con una facilidad tremenda, porque era muy versátil. Y yo encantado. Hicimos amistad, una amistad muy fuerte, y daba la casualidad que él siempre habla de mí.

Después estuvimos en Japón, en el año 74, allí hubo un movimiento de tierra y nos encontrábamos en el mismo cuarto. Yo sentí que todo se empezó a mover, y al momento me despierto y le digo “Anglada esto se está cayendo y bajamos al lobby”.

Sinceramente, no es que yo hable demasiado de él, porque antes mencioné a Marquetti, a Rosique, Wilfredo, todos muy buenos atletas; pero mi fijación fue con Anglada, porque me gustaba no como como segunda base, sino como pelotero.

Hablamos también de Félix Isasi internacionalmente. Y no dejé de mencionar su fidelidad por los tres Mosqueteros, la camiseta de Matanzas

Lo de los tres Mosqueteros fue que le dije a Tomas Soto “Tomas, el bate que me gusta ser, es el tercero”. El único que lo sabía era Tomás, y da la casualidad que entra un hombre en el equipo; Wilfredo Sánchez, idóneo para primer bate, y quedó la cosa así: Wilfredo, Rosique y después yo. Sabía dirigir bien la bola, y tenía fuerzas, que es lo principal, lo que no lo utilizaba mucho, porque yo quería batear siempre entre dos.

Bueno logramos el objetivo, se formó el one, two, three, y Salamanca nos apodó Los Tres Mosqueteros, y todo nos salía bien, Recuerdo que el octavo inning llegábamos, y estábamos perdiendo por dos carreras, o una carrera, y yo les decía, “embásense ustedes que yo los traigo”. Ellos se embasaban, y yo cogía y bateaba entre RF y el center, entre el LF y el center. Increíble todo nos salía bien. Y eso al pueblo le gustó mucho, y más a la provincia de Matanzas. Sinceramente aquello me llenó de mucho regocijo, y me llena, porque todavía son las santas horas que estoy retirado, y el pueblo por ahí, donde quiera me grita “Isasi, Isasi”. Muchas veces se me aguan los ojos, y a donde quiera que llego, todo el mundo me conoce, no solo aquí, sino también afuera. Porque como hoy hay INTERNET, sacan lo que yo hice y esas cosas me llenan de mucho regocijo.

Nuestro Félix Isasi Mestre que muy pronto cumplirá años el domingo 18 de agosto, participó en 18 series nacionales y 5 selectivas, jugó para Henequeneros y Matanzas y representó a Cuba en eventos internacionales desde 1967 hasta 1976, conectó 1142 hit, dio 45 jonrones, robó 231 bases, impulsó 445 carreras y promedió para .293

Internacionalmente conectó 120 hit, disparó 8 jonrones e impulsó 59 carreras y compiló average de .336 

-Campeón Nacional con Henequeneros en 1970

-Campeón Mundial en 1969, 70, 71, 72, 73 y 76

-Campeón Panamericano en Cali 71 y México 75, Sub Campeón en Winnipeg 67

-Campeón Centroamericano en Panamá 70 y Santo Domingo 74

Felicidades campeón, feliz cumpleaños este domingo 18 de agosto, llegue este merecido homenaje desde nuestra peña y nuestra inigualable e insustituible página web.

EFREN AMAYA PADRINO

16.08.2019

12 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • Amaya en 16 agosto, 2019 a las 3:48 pm
    • Responder

    Muy merecido homenaje a este gran pelotero para su ya proximo cumpleaños, que tuve el altísimo honor de conocer y compartir el viernes 19 de abril de 2019 en el marco de las actividades por el IV Encuentro de nuestra peña, ese mismo día me surgió la idea de estos trabajos cuando le pregunté muchas inquietudes y las anoté todas en mi libreta de notas, ha sido uno de los mejores segundas bases de Cuba y como él mismo nos dijo, y mira que ha habido buenos intermedistas en Cuba.

      • enrique15 en 20 agosto, 2019 a las 2:46 pm
      • Responder

      Hola Amaya. Gran pelotero Isasi, y gran admirador suyo que era yo. Él mencionaba a Marquetti y aquel jonrón y me recordé una anécdota que tengo al respecto. En mi casa todos hemos sido de los equipos de Matanzas aunque desde el año 65, cuando yo tenía apenas unos meses y era el menor de mis hermanos, mis padres se mudaron a La Habana. Solo uno de mis hermanos, lamentablemente fallecido con apenas 17 años, era un industrialista furibundo, él los llamaba Los Indus, por eso muchas veces cuando hablo de ellos me refiero así a ese equipo. Bueno, por supuesto que él era un admirador de Marquetti y aquel día de 1972 estábamos ambos tirados en el sofá de la sala oyendo el juego por radio, un radiecito marca Varadero que teníamos entonces. Yo tenía apenas 8 años y no sé por qué razón, cuando Marquetti vino al bate, en mi cabeza de niño no cabía otra cosa que un jonrón. Debe ser porque mi hermano me dijo: Ahora Marquetti da un jonrón y ganamos. Es una cosa curiosa, era como si un saltador de altura intentara varias veces el salto y finalmente lo logra, porque cuando Marquetti la botó de foul yo salí corriendo por toda la casa gritando, ganamos, ganamos. Cuando regresé mi hermano me aclaró que no, que había sido foul, pero yo no entendía, jajaja, ¿cómo no vale si la botó? pero bueno, seguimos oyendo y yo tranquilo, era como si pensara: “bueno, esa no valió pero en el segundo intento lo logra”. Por eso cuando Salamanca dijo: le tira y conecta un batazo largo…, yo volví a salir corriendo por toda la casa, esta vez sí valió ¿no? y gritando ganamos, ganamos, jajajaja. Un gran recuerdo de la pelota y de mi inolvidable hermano Omar.

    • Amaya en 16 agosto, 2019 a las 4:09 pm
    • Responder

    Como él dice, y yo también pienso igual que él Pedro Jova, del que no se habla mucho fue todo un estelar, incluso Rogelio siempre me dijo que Jova se le hizo muy incómodo para lanzarle, que le bateaba como quiera

  1. Saludos.
    Buen trabajo, como ya nos vienes acostumbrando.

    Hoy estuve en el Latino para hacer un reportaje de Yaser Porto. Compartí con ambas bancas de Industriales y Granma…
    Un abrazo.

    PD: le transmití a Ciro Silvino la super gran admiración q siente nuestro hermano Santí por él y sus descomunales victorias q superan la cifra de 100.
    Otro PD: tuve la oportunidad de presenciar el calentamiento de Correa (ahora mismo on fire) y sus dos HR (lleva tres de forma consecutiva….¡Quién lo iba a creer!

      • Amaya en 17 agosto, 2019 a las 9:02 am
      • Responder

      Yo también le hice saber eso a Ciro cuando estuvo aquí en Pinar la semana pasada en la primera subserie, saludos, ya REI llega mañana

      1. Y Ciro dirá ¿Y quién es ese tal Santí q a donde quiera q llego me hablan de él?
        Antes del trabajo q ibamos a realizar, estuve conversando con el coterraneo Medina sobre su paso por Perú. Le pregunté q que era eso q llevaba en en vaso en la mano cuando pasaba por detras de home y salía por la TV ¿ron? ¿cerveza?…Té bien caliente, pues dice q hacía un frío de tres pares de eso q hacen an la fábrica de Camaguey…Insoportable, y esa es una variable q influyó en el rendimiento de algunos atletas, según él. No estamos acostumbrados a eso. (Vaya, una justificación pa q se agarren algunos).
        También saludé a Puente, con quien compartimos cada vez q se reune el CNMBS.
        Subí a la cabina de transmisión desde donde transmitían por la TV el partido Yaser y Renier, el de Las Tunas. Nunca había visto una panorámica como esa de un terreno de beisbol….Para llegar hastá allí hay q vencer mis obstáculos, muy peligrosos, pues los trabajos de arreglos del Latino están en dedsarrollo…Puedo decir, por lo q ví, q están trabajando con calidad, pero muy lento…Quizás para la Serie 65 culminen los trabajos…Pero indiscutiblemente q ha habido una mejoría dentro de las instalaciones del estadio…Noté, entre el poco público q había (tres mil quizás, q había un apreciable número de extranjeros).
        Al parecer, el beisbol resucita, aq lo asesinen mil veces.
        Un abrazo. Y me mantienes al tanto cuando llegue el amigo REI.

    • SIEMPRE NARANJA en 16 agosto, 2019 a las 9:10 pm
    • Responder

    Isasi fue un estelar 2da base de los que cualquier director quería en su equipo y como bien dices fue un privilegio contar con él en el Encuentro de la Habana este año. Casi no pude compartir con él pero cada vez que entraba a su cuarto estaba lleno de MDs a su alrededor, se veía muy feliz pero a la vez asobrado por todas las preguntas que le hacían jajaja…. el no pensaba que estas generaciones lo conocían tan bien.

    De Jova decirte que lo estoy casando y cuando lo coja va un trabajo espectacular para la MD…..

    Saludos Amaya….

      • Amaya en 17 agosto, 2019 a las 9:04 am
      • Responder

      Cuando te empates con Juva, Vicet tienes que hablarle de Rogelio García, dice Rogelio que Jova es su mejor amigo, compartian el cuarto juntos en el equipo Cuba

  2. Por cierto: tuve el gusto de conocer y saludar al hijo de Agustin Arias q juega con Granma. Ojalá q llegue a ser como el padre.

    • Dr. Reinaldo en 17 agosto, 2019 a las 6:58 pm
    • Responder

    JGGG. En el Cptan San Luis he subido a la cabina de transmision tbien en una ocasion. Estuve un buen momento con el anotador del juego. Excelente ver juego de esa altura. Me imagino en el latino. Vale hermano mñna llego a la capital de todos los cubanos alrededor de las 8.30 de la noche. Un abrazo. Ya estare haciendo Tierra con Amaya seguro el lunes.

    1. Pues bienvenido a la patria.
      Un abrazo.

    • ESTEBAN E. YERO PLA en 20 agosto, 2019 a las 2:41 pm
    • Responder

    Profe JGGG Ciro reunía todas las condiciones para ser un GRANDE los números lo dicen, fíjese que nunca tuvo dolencias en el brazo ,pero le falto eso que usted dice que hay una fabrica en camaguey jjjjjj.

    Saludos de los Alazanes

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.