Un 30 de agosto; día de Santa Rosa de Lima

12:17:41 AM

 

Por el amigo de la peña:
Eddy Luis Nápoles Cardoso

 

 

 

Un día como hoy, hace 140 años, Thomas Alva Edison presenta el primer aparato telefónico (1879), pero en el ámbito del deporte, el 30 de agosto está marcado por los siguientes acontecimientos:

 

El “Andarín” Carvajal, primer cubano en el atletismo olímpico

 

 

En 1904 se celebraron en San Louis, los III Juegos Olímpicos de la Era Moderna. La participación cubana en el atletismo olímpico se inicia aquí mediante la perseverancia del voluntarioso corredor Félix “El Andarín” Carvajal, un abnegado atleta que ya en los finales del siglo XIX había iniciado la práctica de las carreras atléticas en la capital cubana, como era de esperar este criollo no tenía planificación de entrenamiento alguno, ni entrenador y mucho menos apoyo económico para emprender el viaje hacia la cita olímpica, es entonces que recurre a la caridad del pueblo cubano, mediante la recaudación de fondos, realizando exhibiciones por las calles habaneras de la época.

Lo recaudado apenas le alcanza para sufragar los gastos del viaje, el que realizó en un vapor vía New Orleáns, ya en esa ciudad estadounidense, hambriento, mal vestido y con numerosas carencias, se dedica al juego, perdiendo con ello sus pocos ahorros y faltándole aun la travesía hasta la sede de la contienda olímpica.

Ahora mediante las ayudas del pueblo estadounidense, logra trasladarse a San Luis y nuevamente la generosidad le dan la mano, esta vez son los propios atletas locales en la persona del lanzador de bala y disco Martín Sheridan, quien le obsequia algún vestuario para la agotadora prueba de maratón, pues Carvajal pretendía presentarse en la línea de arrancada con botas, pantalón y camisa larga.

Así, el 30 de agosto de 1904, a las tres de la tarde y con más de 30 grados de temperatura, da inicio la tercera carrera de maratón olímpica, con 32 atletas de cinco países y entre ellos está ¨El Andarín¨, los kilómetros quedando atrás y la prueba es liderada por varios atletas, como es el caso de, Sam Mellor, Ed Carr y Arthur Newton; Mellor continua de líder cuando pasan sobre las 16 millas, secundado por Thomas Hicks, pero al paso por el kilómetro 30, el cubano comanda la prueba, ahora le saldrán los vestigios de su humilde procedencia, el hambre lo obliga a ingerir algunas manzanas, las cuales le producen males estomacales, teniendo que abandonar por momentos la competencia, se reincorpora a la carrera, ya a esa altura de la competencia se ha producido otro suceso importante, hay denuncias de que el norteño Fretz Lorz se ha montado en el vehículo de un amigo por varios kilómetros, llega a la meta como ganador, es premiado por la hija del presidente de los Estados Unidos, Teodoro Roosevelt, pero hay protestas y estas son aceptadas, el tramposo es descalificado, se proclama ganador a Thomas Hicks con tiempo de 3 horas, 28 minutos y 53 segundos, el segundo lugar es para el francés Albert Corey, el tercero para Arthur Newton y en el cuarto lugar llega “El Andarín” Carvajal, meritoria demostración de este humilde hombre, nacido y criado en la más humillante pobreza de la Cuba de esa época.

Una publicación de la época reseña así la carrera de El Andarín; “…La lástima y la burla lo golpearon al principio. Después, él fue quien golpeó. Se mantuvo al frente de la carrera hasta el kilómetro 35. Sin embargo, su más potente contrincante le cortó el paso… Un manzano. Dos, tres, cuatro frutas. Verdes y todo, para adentro. Eso ocurrió en el kilómetro 29 de un maratón calificado como el más terrible de la historia del certamen y de cualquier otra batalla de esta clase: siete colinas, tramos sin pavimentar o de pura piedra, mucho polvo, 32 grados centígrados de temperatura, carencia de agua…Los citados Nieto y Fuentes han escrito sobre ello: “… al extremo de que en un corredor de California, William García, que abandonó la carrera vomitando sangre, la ingestión del polvo fue de tal magnitud que le provocó una erosión en la membrana interior del estómago, que le condujo a la muerte… Entonces, a media hora de la medalla de oro, el abdomen del cubano: volcán. La colitis lo sacó del camino una y otra vez….”.

 

 

“Ted” Williams

 

En 1918, nace en San Diego, California, Theodore Samuel Williams, más conocido por Ted Williams, pero también apodado, The Kid, o the Splendid Splinter, Teddy Ballgame y The Thumper, aunque sus allegados lo llamaban Teddy. Está considerados por muchos especialistas, como el mejor bateador en la historia del béisbol.

Desde la preparatoria Herbert Hoover, Williams practicaba el béisbol y aunque vio truncada su fecunda trayectoria, en dos ocasiones, logró participar en 19 temporadas en las Grandes Ligas, siempre con los Medias Rojas de Boston. La primera parada fue por la Segunda Guerra Mundial, contienda en la sirvió, entre 1943 y 1945, como piloto, miembro del Cuerpo de Marines. La segunda, entre 1952 y 1953, en la Guerra de Corea, con el grado de capitán.

Entrando en materia beisbolera, se hace necesario sintetizar, tenemos que Ted Williams, desarrolló como nadie, el arte de batear, tenía una habilidad para “halar” la pelota hacia el jardín derecho, y para tratar de anularlo, sus oponentes crearon un cerrojo defensivo, nombrado “Cambio de Williams”, dejando un solo jugado en el ala izquierda del terreno, el short stop, aun así, Ted siguió bateando a sus anchas.

En la temporada de 1941, podía terminar como líder de los bateadores con 399.55 que se debía redondear a 400, pero Ted decidió jugar los dos juegos finales, arriesgándose a perder el récord, pero bateó de 8-6, elevando el promedio a 406, nadie lograba batear sobre 400, desde que Bill Terry, lo hiciera en 1930 y nadie, tampoco ha logrado repetirlo. Esto se vio opacado por los 56 juegos consecutivos bateado hit de Joe DiMaggio.

Logró dos triples coronas de bateo de la Liga Americana, una en 1942 y la otra en 1947, también conquistó el título de bateo de este circuito en 1958, así como los de cuadrangulares, en 1942, 1947 y 1949. En este año repitió el MVP, había sido elegido, también en 1946

Williams, se retiró, el 28 de septiembre de 1960, en el Fenway Park, en Bostón, conectando un cuadrangular en su último turno al bate, frente al pitcher Jack Fisher, de los Orioles, en el octavo inning, poniendo a su equipo delante 4-3.

Sus números se resumen en, 2292 juegos, con 7706 veces al bate, 2654 hits, 525 dobles, 71 triples, 521 jonrones, 1839 carreras impulsadas, 1706 anotadas y 344 de average.

Posterior a su retiro, actuó como manager con los Senadores de Washington y luego los Ranger de Texas, siendo su mejor temporada, la de 1969 con los capitalinos, con balance de 86 y 76, es elegido manager del año, terminando así sus labores de dirigente.

Fue elegido al Salón de la Fama en 1966 y las palabras de su discurso de inclusión fueron tenidas en cuenta, año más tarde. En él, pidió un reconocimiento para los jugadores negros (Satchel Page y Josh Gibson), que no pudieron desempeñarse en Grande Ligas.

Ted Williams falleció en Crystal River, Florida, el 5 de julio de 2002, producto de un paro cardiorespiratorio.

 

Boxeo, La Habana 1974

 

En 1974, finaliza en La Habana el primer Campeonato Mundial de Boxeo Aficionado, evento que marcó un hito en este deporte en el mundo, revelando, además grandes boxeadores, tanto en la categoría amateurs, como posteriormente, entre los profesionales.

El evento tuvo como escenario el Coliseo de la Ciudad Deportiva, entre el 17 y el 30 de agosto de 1974, tomaron parte 263 boxeadores, representando a 45 países. En la ceremonia inaugural, la ovación fue para Eligio Sardiñas, Kid Chocolate, invitado de honor al evento, el público capitalino homenajeo así a una gloria del boxeo cubano y mundial. En lo particular, fue el segundo evento deportivo, que recuerde haber seguido cada detalle, el primero, fue el tope de béisbol Cuba vs Japón. Este campeonato me introdujo el bichito del boxeo en la sangre, pero el de Moscú 1989, me lo sacó de raíz.

Hubo combates memorables, como el sostenido entre, el entonces yugoslavo Mate Pavlov y el cubano Gilberto Carrillo, el criollo lo envió en dos oportunidades a la lona en el primer round, pero luego, el europeo lo derribó en cuatro ocasiones, venciendo finalmente 3-2. En los olímpicos de Münich, Pavlov había vencido a Carrillo, por nocaut en el segundo round. Ese fue el mejor combate del mundial.

El boricua Wilfredo Gómez impresionó por su fuerte pegada para la división de 54 kilogramos, venciendo en la final al cubano Jorge Luis Romero por fuera de combate en el segundo round.Otros buenos combates ofrecieron el ugandés Ayub Kalule y el búlgaro Vladimir Kolev (63.5); los soviéticos Vasily Solomin y Rufat Risquiet vs los rumanos Simeon Cotuv (60) y Alec Nastac (75); los cubanos Jorge Hernández vs el kenyano Steve Mushoski (48), Douglas Rodríguez vs el venezolano Alfredo Pérez (51); Emilio Correa vs el gringo Clinton Jackson (67) y Teofilo Stevenson vs Marvin Stinson (+81).Vasily Solomin resultó el más destacado y el más técnico del evento

Con posterioridad, boxeadores como Wilfredo Gómez reinaron en el boxeo profesional, Gómez conquistó tres títulos mundiales, el primero en 1977 (super-gallo), frente a Dong Kiung Yum, el segundo en 1984 frente Juan Laporte y el tercero en 1985 (junior ligero), frente al estadounidense Rocky Lockbridge. Su récord fue de 44 victorias, tres derrotas y un empate, con 42 nocaut.

Otros futuros danzantes en el ring profesional fueron, el yugoslavo Mate Pavlov, los ugandeses Ayub Kalule y Josef Nsubuga, los estadounidenses Howard Davies y Leon Spinks, este último con triunfo sobre el mítico Muhammad Ali.

El equipo cubano, ganador por países, estuvo integrado por Jorge Hernández (48kg), oro; Douglas Rodríguez (51kg), oro; Jorge Luis Romero (54kg), plata; Mariano Álvarez (57kg), bronce; Luis Echaide (60kg), bronce; Enrique Regüeiferos (63.5kg); Emilio Correa (67kg), oro; Rolando Garbey (71kg), oro, Alejandro Montoya (75kg); Gilberto Carrillo (81kg) y Teófilo Stevenson (+81kg), oro. Todos bajo la dirección de Alcides Sagarra Carón.

Démosle gracias a Edison, por aquel aparato telefónico, embrión inicial de lo que es en la actualidad la telefonía móvil, pero agradezcamos también al “Andarín” por regalarnos esas carreras, cuando en Cuba, era más fácil ser pobre, que hacer deportes, a Ted Williams por hacer del bateo un arte y al primer mundial de boxeo, por consagrar a unos y abrirles la senda de los éxitos, a otros.

 

 

17 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Excelente Eddy, me gusta mucha esta sección que se te ha ocurrido porque de verdad se aprende con trabajos como estos, casualidades interesantes los cumpleaños que nos has traído. Abrazos.

      • El Loko en 30 agosto, 2019 a las 8:38 am
      • Responder

      Gracias hermano, voy a tratar de hacerlo siempre que haya fechas significativas

  2. en lo ,particular esta seccion me encanta magnifica respecto a ted se llamo defensa boudreau pues fue lou boudreau quein la creo , en el debut de esa defensa ted bateo de 12-7 y de los 7 4 fueron hrs max mercier cronista deportivo expreso a boudreau se le olvido poner a alguein detras de la cerca del ritgh field , y lo de avbbreu ayer apoteosico de 5-4

      • El Loko en 30 agosto, 2019 a las 8:36 am
      • Responder

      Excelente complemento amigo, he escuchado algo de eso de Broudeaux

    • El buril en 30 agosto, 2019 a las 7:53 am
    • Responder

    Excelente trabajo amigo y además de enseñanza de la historia del deporte. Gracias

    • Carlos Mario en 30 agosto, 2019 a las 8:42 am
    • Responder

    Hola a todos, gran trabajo Eddy, ese mundial de boxeo tuvo bastante notas fuertes, Douglas Rodríguez ganó su combate con ambas muñecas lesionadas, se infiltró antes de salir al ring, y fue el primer deportista que le entregó su medalla a Fidel. Una nota bien negativa fue el caso de Jorge Luis Romero, atleta desconocido para una inmensa mayoría, lo habian sacado del equipo injustamente y después por una emergencia lo llaman poco tiempo antes de la competencia y se tiene que enfrentar a Wilfredo Gómez que fue uno de los mejores que ha existido y tiraba muchisimo con una pegada demoledora. Tumbó 5 veces al cubano en una pelea que debió parar el árbitro, romero que era uno de los hombres más bravos que ha boxeado, se lentó siempre y siguió peleando. Se acabó el mundial y pasó al anonimato terminando paraléjico como consecuencia de los golpes recibidos en su carrera. Nadie lo recuerda, nadie lo ayuda, su hijo vive una odisea para poder atenderlo. No se si ha muerto ya pero este fue uno de lo9s hombres que merecían reconocimiento y fue tirado al olvido.

      • Ray en 30 agosto, 2019 a las 9:25 am
      • Responder

      Que esto sea un llamado de atención para la Comisión de Glorias Deportivas y para el Inder para que jueguen el papel que les corresponde. Ojalá que otros dentro y fuera de Cuba tomen el ejemplo de la acción que la Nación Naranja tuvo para otro de los olvidados.

      • El Loko en 30 agosto, 2019 a las 1:14 pm
      • Responder

      Hola Carlos, comparto 100% lo expresado por usted, la pelea de Gómez y Romero, el árbitro debió pararla, pero no lo hizo, como también debieron tirar la toalla, pero tampoco lo hicieron, UD sabe porque (¿?), luego lo olvidaron completamente, cosas de aquellos tiempos, lamentable amigo

    • Amaya en 30 agosto, 2019 a las 12:58 pm
    • Responder

    Excelente Eddy, lo del “andarín” Carvajal es toda una leyenda, del Mundial de Boxeo de 1974, me acuerdo, aunque solo tenía 7 años. pero de casi todo porque no nos perdimos en mi barrio ningun detalle de ese torneo

    • Amaya en 30 agosto, 2019 a las 1:54 pm
    • Responder

    En ese histórico Mundial de boxeo de 1974, Dougla Rodríguez en los 51 extraordinariamente corajudo, ecuerdo Eddy que terminó con una mano o muñeca practicamente fracturada, 4 años después en el Mundial de Belgrado 78 entonces el kenyano Steve Mushoski se desquitó de Jorge Hernández en los 48 y le derrotó, Emilio Correa en los 67 logró una sensacional victoria ante Clinton Jackson, y que recuerde realmente Marvin Stinson, lo único que hizo fue correr en el ring para evitar los golpes de Teófilo.

      • El Loko en 31 agosto, 2019 a las 1:15 pm
      • Responder

      Fue así mismo, Douglas terminó con una mano fracturada,, era un fajador nato, yo también seguí Belgrado 78, para mi el mejor combate de ese mundial fue el Gómez vs Tarmoo Usivirta

        • Amaya en 31 agosto, 2019 a las 3:16 pm
        • Responder

        Si ese lo sacó Gómez del cogelador, mu parecida a la semifinal de Moscú 80 contra el Coreano que tambien la sacó del congelador, cuando casi estaba perdido

  3. carlos lo mismo con douglas creo que de aquel mundial solo se salvo teofilo , los demas vpara la tonga del olvido

      • El Loko en 31 agosto, 2019 a las 1:20 pm
      • Responder

      Era un mundial en casa, imaginate “Había que dejar el alma en el ring”
      Stevenson, Garbey, Jorgito, fueron los que más lograron “caminar”, luego de salir de La Habana’74

    • El Vini en 30 agosto, 2019 a las 10:45 pm
    • Responder

    Este no para y ya dio el 38,ya lo espero con ansias en la MD para verlo,record este esta intratable

    • Dr Reinaldo en 31 agosto, 2019 a las 9:00 am
    • Responder

    Eddy esta sección esta para guardar. Siguela para siempre como la MD es para siempre. Un abrazo hermano.

      • El Loko en 31 agosto, 2019 a las 1:22 pm
      • Responder

      Gracias, siempre que tenga tiempo y argumentos, escribiré

Responder a El Vini Cancelar respuesta

Tu email nunca se publicará.