Los más completos (II)

2/9/2019

5:25 PM

Colaboración del peñista Janiel Izaguirre

Los más completos (II)

Le tocó el turno en esta ocasión a la primera base, una posición ofensiva y que a la defensa tiene sus complicaciones

Por: Sigfredo Barros Segrera

Tocó el turno en esta ocasión a la primera base, una posición ofensiva y que a la defensa tiene sus complicaciones, pues un inicialista no solo recibe los tiros de los jugadores de cuadro, sino también actúa como cortador de lances de los jardines y debe adelantarse a recoger toques de bola por su territorio.

Los defensores del primer cojín generalmente son hombres altos y de buen peso corporal y ocupan casi siempre turnos de responsabilidad en el centro de la alineación: terceros, cuartos o quintos bates. Revise los equipos de nuestra Serie Nacional o cualquier otra liga del mundo y se dará cuenta de lo antes expuesto.

En la tabla que acompaña este trabajo solo uno de los diez seleccionados bateó menos de 200 cuadrangulares y seis de ellos están por encima de los mil puntos de ops (average de embasado más slugging), una estadística que revela la efectividad de un bateador.

MUÑOZ, KINDELÁN, ABREU

Nadie puso en tela de juicio su elección al Salón de la Fama del Béisbol Cubano, en diciembre de 2014. Es el más completo de todos los inicialistas. Sus números hablan por sí solos: líder en bases por bolas recibidas, cuarto jonronero histórico, empatado con Romelio Martínez, segundo impulsador y único primera base con más de 16 000 entradas jugadas. No hay más que escribir: hablamos de Antonio Muñoz.

El segundo también es miembro del Salón de la Fama. Se desempeñó como receptor y designado, pero fue en la inicial donde más jugó. Solo dos números bastarían: 487 cuadrangulares y 1 511 impulsadas, puntero histórico de nuestra pelota en ambos departamentos. ¿Haría falta más? Es Orestes Kindelán.

Jugó diez años en la Serie Nacional y parecía que los números no le daban para estar entre los primeros. Es superior a los demás en slugging y ops; además de su average de bateo, 342, también resulta el más alto. José Dariel Abreu se ganó el puesto a palo limpio.

LOS DEMÁS

Dos hombres de elevada estatura y gran corpulencia ocupan los dos siguientes puestos, según indican los números. El primero es el tunero Joan Carlos Pedroso –integrante del Club de los 300 Jonrones–, más de mil de ops y solo cien errores en casi 10 000 entradas.

El segundo es el matancero Julio Germán Fernández, integrante junto a Lázaro Junco, Juan Luis Baró, Fernando Sánchez y Juan Manrique del equipo Henequeneros, ganador de las Series Nacionales 29 y 30.

Además de conectar 302 jonrones, Julio Germán fue un excelente defensor de la primera almohadilla con 991 de promedio en casi 11 000 innings, y es el tercero en extrabases: 600.

Otros cinco jugadores clasificaron en los puestos del sexto al décimo. El capitalino Antonio Scull promedió 312, más de mil impulsadas, 504 de slugging, 901 de ops y 990 a la hora de fildear. Detrás está Alejo O´Reilly, otro bateador de fuerza (240 cuadrangulares) con promedio de 302 en 16 temporadas.

Octavo y noveno en la relación son dos capitalinos, Alexander Malleta y Agustín Marquetti. Recién retirado, Malleta promedió casi 300 en dos décadas de labor, con 237 jonrones y más de mil fletadas.

Marquetti jugó la mitad de sus 22 temporadas con bate de madera (el aluminio se introdujo en 1977 y él debutó en la Serie 1965-66), así y todo promedió 288, le faltaron 65 jits para llegar a los 2 000 y disparó 207 jonrones, uno de ellos histórico para decidir una Serie Nacional a favor de Industriales y otro también memorable, fuera de Cuba, en Nicaragua, para derrotar al equipo de Estados Unidos.

El último en la lista de diez nació en Esmeralda, Camagüey, y se mantuvo 15 Series Nacionales sacando 272 pelotas fuera del terreno. Leonel Moa no solo era fuerza, sino también excelencia a la hora de fildear, con 992 de promedio y solo 84 pifias en casi 10 000 entradas. Esperemos qué nos deparan las mejores segundas bases.

Glorias del Béisbol Cubano

 

3 comentarios

    • Amaya en 2 septiembre, 2019 a las 5:36 pm
    • Responder

    Ahi si hubo estrellas Janie y Potencia, pues caben en esa lista Chapelli, Felipe Sarduy, Agustin Lescaille y Juan Luis Baró, Pinar nunca dio un primera base tan grande, pudo figurar en la lista José Camno excelente bateador y fildeador, pero jugó muy poco por sus indisciplinas.

    • enrique15 en 2 septiembre, 2019 a las 7:03 pm
    • Responder

    Estoy convencido de que cualquiera de los dos, Muñoz y Kindelán, hubiesen trascendido en la MLB de haber tenido la oportunidad. Julio Germán, de haber puesto más interés, hubiese discutido el puesto a cualquiera en una selección de los mejores primeras bases de Cuba. Una gran estatura, una fuerza tremenda (Práctica o no, ha sido el único que lo he visto sacar la bola de aire fuera del Latinoamericano)
    Hacía una tanda temible con Junco, Manrique, Fernándo, etc. en un equipo que en la década de los 80 debió ganar más de dos campeonatos.
    Eran muy parecidos él y Pedroso en cuanto a tamaño y corpulencia y además se parecían en que ambos daban la impresión de que podían hacer mucho más con ese don que les dió la vida. Por cierto, aunque no se hizo pelotero ni jugó por Matanzas, Pedroso es matancero por nacimiento, o al menos eso dice su ficha en ECURED. Debe ser que mi provincia sí da buenos jugadores de esta posición pues otro tremendo bateador, Juan Luis Baró, también coincidió con Julio Germán en los equipos Matanzas de las Selectivas. Y no olvidar a Michel Abreu, con buena actuación en la pelota mexicana y en japón.

    • José antonio en 3 septiembre, 2019 a las 4:43 am
    • Responder

    Excelentes primeras bases pero nunca olvidar al remolcador ariel borrero con sus mas de 2000 sencillos, 1000 empujadas, 400 tubeyes y 100 jonrones además de una defensa por encima de 990 y average de más de 310
    Si no es un grande de todos los tiempos….

Responder a Amaya Cancelar respuesta

Tu email nunca se publicará.