De acuerdo a un reporte de Deloitte, los clubes europeos de las “cinco grandes ligas” gastaron más de 5.000 millones de euros durante la ventana de transferencias de verano.

Los clubes de la Premier LeagueLaLigaBundesligaSerie A y la Ligue 1 batieron el récord anterior de 0.9 mil millones, que se estableció el verano pasado, al desembolsar un total de 5.5 mil millones de euros.

La Premier League uso 1.550 millones de euros – la liga que más gastó -pero el gasto neto cayó en más de 50 millones de euros a 635 millones de euros, que fue el más bajo desde 2015.

Manchester United estableció una nueva marca mundial para un defensa al fichar a Harry Maguire del Leicester City por 87 millones de euros, mientras que Manchester City gastó 70 millones de euros en el mediocampista Rodri y lo convirtió en el fichaje más caro del club este verano.

Varios jugadores abandonaron sus equipos a cambio de mucho dinero. Por ejemplo, Romelu Lukaku salió del United para unirse al Inter de Milán, equipo que pagó 80 millones de euros, mientras que Eden Hazard abandonó el Chelsea para firmar con el Real Madrid, que desembolsó 88,5 millones de euros.

Los clubes de LaLiga gastaron más de mil millones de euros por primera vez con el Barcelona firmando al francés, Antoine Griezmann, por 120 millones, mientras que el Atlético de Madrid adquirió a Joao Félix al pagar 126 millones de euros.

Real Madrid gastó más de 300 millones de euros por las incorporaciones de Luka Jovic, Ferland Mendy, Rodrygo y Eder Militao, así como Hazard.

La cifra de 1.510 millones de euros gastados por los clubes españoles pudo haber aumentado aún más si el Barcelona hubiera tenido éxito en su intento de volver a firmar a Neymar.

Los clubes de la Serie A gastaron un total de 1.17 mil millones con la Juventus firmando a Matthijs de Ligt y destaca el acuerdo del Inter por Lukaku, mientras que los equipos de la Bundesliga gastaron un total de 740 millones de euros con el Bayern Múnich rompiendo su récord de transferencia al fichar a Lucas Hernández del Atlético de Madrid por 80 millones de euros.

Los equipos de la Ligue 1 invirtieron 670 millones, con Paris Saint-Germain gastando más de 60 millones de euros por Abdou Diallo e Idrissa Gueye.