“La idea de escalar el Everest no se me quita de la cabeza” …El cubano Yandy Núñez plantó la bandera cubana a 5642 metros de altura

2:59:21 PM

 

Conversó con OnCuba y asegura que la pondrá mucho más alto.

El cubano Yandy Núñez en la cima de Europa. Foto: Cortesía del entrevistado.

 

Yandy Nuñez acaba de entrar por la puerta grande a la historia del alpinismo mundial. En tres días se convirtió en el primer cubano que escaló los 5642 metros hasta la cima del Monte Elbrus, la montaña más alta de Europa ubicada al sur de Rusia cerca de la frontera con Georgia. No existen registros, al menos conocidos,  de que otro cubano haya podido realizar la hazaña. Por lo que este habanero recuerda que explotó de regocijo cuando logró tirar de su cuerpo y de sus reservas de energía para conquistar el techo de Europa.

Yandy Nuñez emigró de Cuba en 2015. Vive actualmente en  Reykjavik, Islandia, donde aprendió a ser guía en rutas de exploración en glaciares.

El joven habanero, de 31 años, nacido en Calabazar, está en el aeropuerto ruso de Mineralnye Vody mientras conversamos vía WhatsApp. El montañista habla en ráfaga todavía sacudido por el envión de adrenalina que le recorre el cuerpo tras tocar el cielo europeo. Chequea el pasaje y toma rumbo a Moscú. En el aire termina de responder las preguntas sobre esa hazaña que guarda en el pecho como una medalla ganada en una batalla de vida o muerte.

Yandy Nuñez en la cima del Elbrus. Foto: Cortesía del entrevistado.

¿Por qué decidiste afrontar el objetivo de escalar el monte Elbrus?

Porque para mí es un gran orgullo llevar la bandera cubana hasta los puntos más altos de la tierra. Cuba siempre tiene que brillar para los cubanos que la aman. Y yo amo a Cuba, al pueblo cubano.

¿Qué tipo de preparación lleva enfrentar ese complejo reto?

Lleva una fuerte preparación desde mental y físicamente, y la necesidad  de conocer sobre técnicas de rescate y de autorescate. Tener experiencia con crampones caminando sobre el hielo glaciar, la utilización del piolet. Tener conocimiento de primeros auxilios. Todo es importante.

Yo me enlisté en las filas del equipo de rescate Islandés y terminé el primer año. No continué por el idioma que me afectaba mucho. Realicé con una compañía de guías durante 6 meses 57 ascensiones de montaña por toda slandia incluyendo las 2 más grandes: Hvannadalshnjúkur, ubicada a 2110 metros sobre el glaciar más grande de toda Europa y la otra fue Birnudalstindur. Además terminé un curso glaciar Hard Ice 1. Ahí aprendí técnicas de rescate en grietas glaciares y a servir de guía en el glaciar y a bajar en las grietas del glaciar.

Día de aclimatación, en Pastuhova Rock a 3800 metros. Foto: Cortesía del entrevistado.

¿En algún momento  pensaste en abandonar el proyecto de escalar el Elbrus? 

¿Abandonar? No, nunca, yo pa’lante ahí hasta la cima.

¿Cómo fue el proceso de llegar a la cima?

Nos levantamos a la 1:00 am para desayunar y estábamos listos a la 1:30 am. Salimos a coger el snowcar a la 1:50 am que nos llevó hasta 4600 metros. Solo yo y el guía.

Empezamos a caminar a 4600 metros a las 2:50 am y no paramos en ningún momento,  solo 2 veces y fue solamente 5 minutos cada una. Llegamos a la cima un poco antes de las 8:00 am Exactamente a las 7:50 am.

¿Cuál fue la parte más compleja del proceso?

La parte más dura para mí fue el recorrido desde el campamento base a 3800 metros hasta el final de Pastuhova Rock a 5100 metros. Después la ascensión continúa siendo dura dentro de lo normal en la montaña. Sobre los 5350 metros comienza la parte que bordea las dos cimas. Estás caminando entre las dos cumbres del Elbrus.

Después comienza una parte que le llaman The Saddle, inclinada y peligrosa a la vez, si resbalas caes y puede ser fatal.

Pasando ese punto ya al fin casi que puedes ver la cima. Al ver la cumbre sientes más ansiedad y corres hacia ella lleno de emoción y de alegría. Casi llorando y en un estado de excitación a mil. Corrí hacia ella para  coronar la cima con mucho más fuerza y plantear mi bandera.

Yandy Nuñez en la cima del Elbrus. Foto: Cortesía del entrevistado.

Tiré fotos e hice varios videos y fuimos hacia abajo, hacia el campamento base.  El descenso lo realicé en dos horas.

Llegué al campamento base del Elbrus (GaraBashi) a las 10 de la mañana.   Fui directo a comer algo que estaba súper hambriento. Nos tomamos una sopa y me fui hacia la habitación a recoger todas mis cosas y a tomar un descanso exprés.

Salí del campamento base sobre la 1 y 10 p.m.  hasta Terskol, adonde llegué como a las 2:00 pm. Fui a recoger el Certificado de ascensión entregado por el propio presidente de la Federación de Montañismo de Terskol.  Ahi pasé la noche en un hotelito al lado de la Federación de Montañismo. Al día siguiente me marché.

Reproductor de vídeo

 
 
 
00:00
 
00:18
 
 

¿Tienes certeza de que eres el primer cubano en alcanzar la cima del Elbrus?

Seguridad al 100% no. Pero consulté entre grupos de amigos cubanos que practican montañismo y todos aseguran que no ha habido hasta ahora ningún ascenso por ningún cubano a esa cima. Habrá que investigar si algunos de los cubanos durante la época de la Unión Soviética realizaron el ascenso.

¿Cómo describirías el proceso para otros que quieran seguir tus pasos?

Tener pasión y retos en la vida y sentir lo que estás haciendo y tomarlo como una vivencia única. Pero mis metas no se han acabado aún. Tengo otros proyectos. Mi meta es rodear de banderas cubanas todas las montañas del mundo. Si soy capaz llegaré hasta el rincón más extremo y más alto de esta tierra. La idea de subir primero al Aconcagua y luego al Everest no se me quita de la cabeza.

 

Tomado de: Oncubamagazine

 

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.