Sus ojos no engañan: Hasta ahora hemos visto mucho pitcheo abridor de gran calidad en los playoffs de las Grandes Ligas. Ya se realizaron más aperturas de al menos siete innings (11) que las registradas durante la totalidad de las postemporadas de 2017 (10) y 2018 (9). En más de la mitad de los juegos (26 de 48), el abridor no permitió carrera o solo toleró una. En nueve ocasiones el lanzador completó al menos siete entradas y cedió menos de dos carreras.

Tenemos un gran duelo monticular el lunes en el Juego 3 de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional en el Nationals Park, con Jack Flaherty enfrentando a Stephen Strasburg. No sólo es probable que ambos terminen entre los cinco primeros en la votación al Cy Young, sino que se trata de dos de los lanzadores más encendidos en la actualidad.

De hecho, divirtámonos un poco y clasifiquemos a los mejores abridores del momento entre los activos en la postemporada, utilizando nuestra fórmula de ranking creada específicamente para la ocasión, conocida como STRIKES (Sistema Total de Conocimientos Enumerados Integrales de Ratings de Schoenfield), por sus siglas en inglés. Tomaremos en cuenta la actuación de este año en temporada regular, el desempeño en los playoffs y “otros factores” súper secretos, con cada categoría clasificada en escala de 1 a 5.

A continuación, presentamos el Top 10:

Gerrit Cole, Astros

Temporada regular: 5 | Postemporada hasta ahora: 5 | Otros factores: 5 | Total: 15

¿Alguna vez hemos visto a un pitcher hacer algo así? Cole toleró seis carreras contra los Chicago White Sox el 22 de mayo, dejando su récord en 4-5 con efectividad de 4.11. Desde entonces, ha sido imbatible; no en la forma exagerada de decir que “es un pitcher tan dominante que termina siendo imbatible” cuando pierde un partido de vez en cuando, sino imbatible en todo el sentido de la palabra. Desde el 27 de mayo, incluyendo dos victorias en la postemporada, Cole tiene marca de 18-0 con efectividad de 1.66, promedio de bateo en contra de .166 y 251 ponches en 162 1/3 innings. Su proporción de ponches en esas 24 aperturas es 41.4%. Su total de ponches en sus últimas 11 aperturas: 10, 12, 14, 14, 15, 11, 10, 14, 10, 15, 10. Se asemeja al pitcher de Pequeñas Ligas que tuvo un estirón precoz y comenzó a afeitarse a los 12 años: Parece ser demasiado bueno para jugar en esta liga.

Claro está, Cole no es invencible. No lanza ceros en cada salida. No todos sus envíos son a 99 millas por hora en medio de la zona (aunque así parece). Los Yankees estarán listos para enfrentarlo en el Juego 3 frente a lo que debe ser una multitud ridículamente ruidosa en el Yankee Stadium. “Obviamente se trata de un gran pitcher en el mejor momento de su carrera, atravesando por un gran tramo”, indicó el manager de los Yankees Aaron Boone antes del inicio de la Serie de Campeonato de la Liga Americana. “Por eso es difícil cada vez que enfrentas a un pitcher así. Pero también es algo sumamente divertido. … Creo que anticipan ese reto y ojalá, cuando él cometa ese error, puedan aprovecharlo. Porque uno está consciente de que (esos errores) serán pocos y distante uno del otro”.

Estadística clave: En las dos aperturas de Cole en los playoffs, cuando el conteo llega a dos strikes, los bateadores van de 34-2 con 25 ponches y dos sencillos.

Justin Verlander, Astros

Temporada regular: 5 | Postemporada hasta ahora: 3.5 | Otros factores: 5 | Total: 13.5

Básicamente no estoy contando esa apertura en tres días de descanso; dudo que veamos a AJ Hinch elegir la misma opción. Pero incluso si degradamos su puntuación en postemporada debido a esa apertura, Verlander termina ubicándose segundo en nuestra lista. Verlander dominó a los Rays y después maniató a la potente ofensiva de los Yankees, con 2 carreras en 6 2/3 innings. Ha ganado muchos juegos importantes de postemporada en su carrera y uno sabe que la presión del momento no lo afectará. No ha ganado 18 decisiones consecutivas como Cole, pero las cuatro anotaciones que permitió contra los Rays en descanso corto representan apenas la segunda ocasión desde el Juego de Estrellas que permite cuatro rayitas en un partido. Su efectividad desde el receso: 2.22, con 167 ponches en 113 2/3 innings. Además, ha disminuido su cifra de jonrones concedidos. Colóquenlo en la lomita y me gustan las probabilidades de ganar.

Estadística clave: La slider de Verlander lo hace un pitcher letal contra bateadores derechos, pero también es fuerte contra zurdos. De hecho, en la segunda mitad de la temporada, su OPS contra toleteros zurdos es ocho puntos menos y su promedio de ponches es mayor (41.8% contra 35.4%) que contra los derechos.

Jack Flaherty, Cardinals

Temporada regular: 4 | Postemporada hasta ahora: 4 | Otros factores: 5 | Total: 13

Todos sabemos lo que Flaherty logró en la segunda mitad de la campaña: una efectividad de 0.91 desde el receso del Juego de Estrellas, 1.12 si se incluyen sus dos aperturas en la Serie Divisional de la Liga Nacional. Lo critiqué un poco por su primera mitad mediocre, pero le di crédito extra por su momento acual dentro de la categoría de “otros factores”. Realmente solo ha cometido un error importante en sus dos aperturas en los playoffs: un jonrón de dos anotaciones a Adam Duvall en el séptimo episodio del Juego 2 contra los Atlanta Braves, y fue en su pitcheo número 100 del desafío (se mantuvo hasta alcanzar los 117 lanzamientos).

Nuestro compañero Buster Olney gusta de comparar a Flaherty con un John Smoltz en su juventud por su repertorio y estilo de pitcheo. Smoltz fue uno de los mejores lanzadores de postemporada en la historia, y los Cardinals esperan que su dominio se mantenga en su apertura del Juego 3 contra los Nationals el lunes. Flaherty solo tiene 23 años, pero es el as del grupo de abridores. “No es la norma”, indicó al respecto el manager Mike Shildt el domingo pasado, “pero Jack no es un talento normal. Cuenta con muchas destrezas diferentes que le permitieron llegar al punto de merecer -y eso es precisamente lo que ocurrió – la oportunidad de encabezar nuestro staff de pitcheo, lo cual dice mucho de su calidad considerando el cuerpo de lanzadores que tenemos”.

Estadística clave: Durante la segunda mitad de la temporada, Flaherty ha permitido a sus rivales un promedio de bateo de .155, incluyendo .167 en roletas. Su proporción de roletazos en este periodo alcanza 46%.

Max Scherzer, Nationals

Temporada regular: 4.5 | Postemporada hasta ahora: 4.5 | Otros factores: 4 | Total: 13

Scherzer se ve perjudicado un poco debido a su ausencia durante una parte de la temporada regular por lesión, además de su efectividad de 5.12 en septiembre. Su apertura en el partido de comodín no fue su mejor; probablemente salió excesivamente ansioso y permitió tres carreras en cinco episodios. No obstante, desde entonces, logró una entrada en blanco en relevo, limitó a los Dodgers a una carrera en siete entradas en el Juego 4 y maniató a los Cardinals con un hit sin carreras en siete innings en el Juego 2. Es cierto que las sombras lo ayudaron un poco en ese partido, pero fue una actuación vintage de Scherzer, registrando 19 strikes en swings, empatando por su segundo total más alto en una apertura de postemporada.

Tal como dijo el inicialista de los Cardinals Paul Goldschmidt después del esfuerzo inútil de su equipo contra Scherzer: “Él es capaz de hacer lo que quiera. Cuenta con cuatro pitcheos realmente óptimos. Puede utilizarlos en todos los cuadrantes de la zona de strike. Puede encararte con strikes o te puede inducir a perseguir lanzamientos”.

La próxima apertura de Scherzer sería en el Juego 6, pero los Nationals aspiran acabar la contienda lo más rápido posible debido al alto conteo de entradas de su as en esta primera parte de la postemporada. El propio lanzador habló de un brazo agotado después de la apertura contra los Dodgers, aunque obviamente se recuperó. No obstante, concedió seis cuadrangulares en cinco aperturas en septiembre, dos contra los Brewers y una contra los Dodgers, así que la mejor posibilidad de superarlo es probablemente a la antigua: una línea y un cohete.

Estadística clave: Scherzer ha dominado a los bateadores derechos, con línea ofensiva de .186/.215/.299. Si pueden, llenen una alineación de bateadores zurdos cuando lo vayan a enfrentar.

Stephen Strasburg, Nationals

Temporada regular: 4.5 | Postemporada hasta ahora: 4.5 | Otros factores: 4 | Total: 13

Un dato que muchos de nosotros jamás esperábamos leer: Strasburg fue líder de la Liga Nacional con 209 innings lanzados. Tuvo un breve lapso a principios de agosto, incluyendo un partido contra Arizona en el cual toleró nueve carreras y tres jonrones, pero desde el 20 de agosto cuenta con efectividad de 1.91 y sus rivales batean .174 en su contra. Strasburg está empezando a armar un interesante resumé en postemporada: En 34 innings de carrera tiene efectividad de 1.32 con proporción de 45-5 en ponches y boletos. Se enfrentará a Flaherty en el Juego 3 de la SCLN en uno de los duelos de lanzadores más anticipados en lo que va de la presente postemporada. Si Strasburg lanza una joya, quizás lo subamos en esta lista.

Estadística clave: Desde esa apertura del 20 de agosto, los bateadores tienen promedio de .087 contra la curva de Strasburg y .114 contra su cambio. Ha logrado incrementar su uso de ambos pitcheos, del 50% al 56% y la cifra superó el 60% en sus dos aperturas contra los Dodgers.

Masahiro Tanaka, Yankees

Temporada regular: 3 | Postemporada hasta ahora: 4 | Otros factores: 4.5 | Total: 11.5

La temporada regular de Tanaka no fue nada especial, aunque realizó 31 aperturas incluyendo una de 12 anotaciones en julio pasado en el Fenway Park que ayudó a arruinar su efectividad. A pesar de eso, Tanaka parece disfrutar de los momentos importantes: Solo ha permitido cuatro hits y una anotación en 11 innings de postemporada hasta ahora, y su efectividad de por vida de postemporada es de 1.32 en 41 innings. Además, no ha permitido más de dos carreras en siete aperturas de playoffs. No es merecedor de un “5” en la categoría de postemporada porque no llega tan lejos por salida como otros abridores … aunque no ha sido necesario, gracias al bullpen de los Yankees.

Estadística clave: Durante la temporada regular, los bateadores tuvieron línea de .327/.390/.646 contra la recta de cuatro costuras de Tanaka, la cual utilizó en el 27% de sus envíos. En dos aperturas en esto playoffs, ha realizado dicho lanzamiento en el 21% de las oportunidades y los toleteros batean de 8-0 contra ella.

Adam Wainwright, Cardinals

Temporada regular: 3 | Postemporada hasta ahora: 4 | Otros factores: 3 | Total: 10

En lo que va de 2019, el veterano de 38 años tuvo su mejor temporada regular desde 2014 y suma dos excepcionales aperturas en postemporada; y realmente cuando lo piensas, es probable que no debía estar en la lomita para enfrentar a la alineación de los Nationals por cuarta vez cuando concedió dos carreras tarde en el Juego 2 de la SCLN. Wainwright tiene efectividad de carrera de 2.86 en postemporada, aunque la mayoría de sus mejores números son producto de su época como uno de los mejores abridores en el deporte. La interrogante en estos momentos es: ¿Lo veremos lanzar de nuevo esta temporada? “Eso espero”, afirmó después del juego del sábado. “No sentí que hoy fuese mi último día”.

Estadística clave: Wainwright sigue luciendo bien gracias a su curva de alto nivel. Los bateadores rivales tuvieron una proporción de 26% de swings fallidos contra ese lanzamiento en la temporada regular, el cual aumentó a 46% en la postemporada.

Aníbal Sánchez, Nationals

Temporada regular: 3 | Postemporada hasta ahora: 4 | Otros factores: 2 | Total: 9

Después de sumar efectividad de 6.09 con los Detroit Tigers en 2016 y 2017, Sánchez sumó una cutter a su repertorio cuando lanzó con los Braves y volvió a convertirse en abridor de calidad. Tuvo una sólida campaña regular de manera discreta y sus buenos resultados en lo que va de la postemporada son innegables: una carrera en cinco innings contra los Dodgers y un intento de juego sin hits contra los Cardinals que llegó hasta la octava. No es un lanzallamas, y por ende forma parte de esa clase de pitcher que los managers usualmente sacan más rápido en postemporada; pero su repertorio de lanzamientos de rompimiento y habilidad para pintar las esquinas han funcionado hasta ahora.

Estadística clave: Sánchez ha sido exitoso en los playoffs gracias a su combinación de lanzamientos. Apenas sacó dos de 15 outs contra los Dodgers con su recta (de cuatro costuras o sinker), pero igualó su total más alto de la temporada con siete outs en rectas contra los Cardinals.

Patrick Corbin, Nationals

Temporada regular: 4 | Postemporada hasta ahora: 2 | Otros factores: 2 | Total: 8

Es el cuarto abridor de los Nationals en nuestra lista. ¿Siguen creyendo que el ganador entre Yankees y Astros es candidato seguro para llevarse el campeonato? Corbin estuvo excepcional en su primera temporada con el equipo tras firmar como uno de los agentes libre más cotizados en el mercado; acumuló marca de 14-7 con efectividad de 3.25 y sumó 200 innings por segunda campaña consecutiva. Esta es la primera incursión de Corbin en la postemporada, ya que no jugó en el partido de comodín o la Serie Divisional de la Liga Nacional con Arizona en 2017. Corbin toleró dos carreras (una limpia) en una apertura contra los Dodgers, aunque regaló cinco boletos. Después fue apaleado con seis carreras como relevista en una intervención en el Juego 3 en la cual solo pudo sacar dos outs. Se recuperó para sacar cuatro outs importantes en el Juego 5 contra los Dodgers y retiró el único bateador que enfrentó en el Juego 2 contra los Cardinals. Será el abridor del Juego 4, quizás con la posibilidad de sellar el boleto de los Nationals a la Serie Mundial.

Estadística clave: Los zurdos apenas ligaron para .190/.260/.248 contra Corbin en la temporada regular, aunque cuentan con OBP de .438 en 16 apariciones al plato en lo que va de la postemporada.

Zack Greinke, Astros

Temporada regular: 4.5 | Postemporada hasta ahora: 1.5 | Otros factores: 1.5 | Total: 7.5

 

Lo sé, las dos aperturas de Greinke en estos playoffs no fueron las mejores y terminaron en derrotas para los Astros. Contra los Rays (lanzando por primera vez en 12 días), quizás estuvo un poco oxidado. Dejó un par de cambios de velocidad por encima del plato y Tampa lo castigó con seis carreras, incluyendo tres jonrones. Difícilmente se puede catalogar su apertura contra los Yankees como terrible (tres anotaciones en seis entradas) que incluyó un jonrón de obsequio a Gleyber Torres a las Crawford Boxes del Minute Maid Park (no habría sido cuadrangular en otro estadio). Su efectividad de carrera en postemporada ahora es de 4.58, peor que la de Clayton Kershaw. A pesar de ello, tuvo una buena temporada regular y parece ser la clase de lanzador que no permite que una mala salida perjudique su próxima.

Estadística clave: Greinke permitió esos dos cuadrangulares a los Rays con sendos cambios de velocidad… luego de haber tolerado solo tres jonrones con ese mismo pitcheo durante toda la temporada regular.