El tridente del Barcelona aplasta al Eibar

1:54:55 PM

 

  •  

(Jordi Blanco | ESPN Digital) — Barcelona pasó como un ciclón por Ipurua y sometió sin piedad a un Eibar incapaz de plantarle cara a un tridente que le arrodilló sin opción de protestar. Marcó pronto Griezmann y esperó a la segunda mitad para convertir la victoria en paseo, con protagonismo especial del tridente (marcaron los tres) y papel destacadísimo del francés, excepcional en la asistencia del 0-2 y magnífico en el pase del 0-3. Un triunfo que o coloca líder provisional, a espera de lo que haga el Real Madrid .

Quiso pero no pudo, nunca, el Eibar. Atrevido y valiente, le quiso plantear un partido cara a cara al Barça. Y se mantuvo con orgullo en pie tanto como pudo durante la primera mitad y hasta cerca de llegarse a la hora de partido… Hasta que le sentenció el campeón, casi, se diría sin despeinarse.

Getty Images

Entró decidido y vertiginoso, como se esperaba, el equipo de Mendilibar al partido. Presionando fuerte arriba y dificultando la salida de balón del Barça, antes de llegarse a los dos minutos disfrutó de un error del asistente, que sancionó un inexistente fuera de juego de Messi que habría podido darle un primer susto… Y que, de hecho, fue la presentación de lo que iba a ser esa primera mitad.

El campeón se lo tomó con calma en defensa, ocupado en evitar el juego en diagonal de un rival que llegó a colgar hasta 16 balones al área de Ter Stegen en la primera mitad sin encontrar remate. De hecho, sin rematar con peligro al meta alemán, que pasó el mayor susto con un rechace a corner de Lenglet durante esa primera mitad en la que bastó el gol de Griezmann.

Pudo aumentar su renta el Barça si Dimitrovic, a la media hora, no le hubiera robado el balón a Messi tras ser regateado o si Suárez, muy metido en el juego, hubiera tenido mayor acierto ante puerta…

DEFINICIÓN

Lo tuvo, el uruguayo, al comienzo de la segunda mitad en una combinación con el capitán, que le ofreció el remate franco para anotar el 0-2, pero que fue anulado por fuera de juego, muy justo, validado por el VAR y que ocurrió en pleno desmelene del campeón, decidido como pareció, de entrada, a sentenciar su triunfo.

 

Y lo comenzó a hacer, otra vez, rozándose el cuarto de hora. Si en la primera mitad fue por medio de Griezmann, en la segunda volvió a aparecer el francés, concretando una excelente combinación ofensiva del campeón que acabó con un remate cruzado de Messi tras excelente asistencia, de primeras, de Griezmann para dejar al Eibar al borde del KO.

Y en el KO definitivo poco después, cuando Griezmann observó la subida de Messi para regalarle un genial pase al hueco que dejó al capitán frente a frente con

Dimitrovic, al que engañó con su asistencia a Suárez para que el uruguayo marcase a placer un 0-3 que a los 66 minutos ya dejaba el partido decidido.

A partir de ahí rebajó la intensidad el Barça y se dio por vencido el Eibar, que buscó sin mucha intención el gol del honor mientras el equipo de Valverde se entregaba al juego de combinación, sin perder la calma pero sin más urgencias de las necesarias.


 

Griezmann se luce en el resurgir del tridente del Barcelona

  •  
  •  

Suplente contra el Sevilla tras haber sido titular en todos los partidos de la temporada, Antoine Griezmann regresó en Eibar al once de Valverde y acompañando a Lionel Messi y Luis Suárez en ataque disfrutó del mejor día del Tridente. El francés no tiene desborde, ni cambio de ritmo ni juego de extremo, se ha dicho y escrito, pero su calidad, mayúscula, se aprecia en multitud de detalles. En Ipurua los mostró todos.

Atento al resbalón de De Blasis para anotar el 0-1, rápido de reflejos para asistir a Messi en el 0-2 y magnífico en la visión para regalar un pase al hueco al argentino previo al 0-3, Griezmann ofreció una matinal poco menos que perfecta. Y acompañándose de sus dos colegas en ataque, con un Messi que ya suma ocho goles en seis partidos en este escenario y un Suárez tan hambriento como intenso.

Getty Images

“Sabíamos que ellos apretarían mucho arriba y por eso le dije a Lenglet que si había oportunidad me diera un pase largo… Y lo pudimos aprovechar”, solventó Griezmann al acabar el partido, contento con el equipo y, de alguna manera, restando trascendencia a la magnífica imagen de ese tridente que se entendería indiscutible y excepcional. “Hay días mejores y peores. Acabo de llegar y tenemos que entendernos más”, resumió el crack francés, quien repitió su frase más conocida: “Estoy aquí para ayudar al equipo”.

Ayudó. Y de qué manera. Combinaron con elegancia e instinto asesino los tres delanteros para mostrar que la pólvora del Barça está asegurada, con el empuje de Ansu Fati, la incógnita eterna de Dembélé y el crecimiento de Carles Pérez que le ofrece a Valverde posibilidades de todo tipo. Y que colocó este sábado en el escenario al tridente de lujo para estrenarse a lo grande.

Disfrutó Griezmann, lo hicieron a su lado Messi y Suárez y, a la vez, se alivió el entrenador viendo que por tercera jornada consecutiva en la Liga se quedaba sin encajar el Barça, presentándose esta temporada Umtiti por sorpresa y redondeando también un partido estupendo, tal como De Jong, magnífico como enganche entre el centro del campo y la delantera.

Venció y goleó el Barça en Eibar en lo que fue, sin duda, su mejor partido lejos del Camp Nou, previo a su regreso a la Champions, en Praga, donde, se espera, mantenga el tridente esta imagen. Como el resto del equipo.


Valverde: Espero jugar el Clásico antes de acabar la temporada

 
 
 

Satisfecho por la victoria, solvente de su equipo en Ipurua, Ernesto Valverde puso en el escenario el gran rendimiento del tridente, elogió la reaparición de Samuel Umtiti, destacó el papel de Frenkie de Jong… Y se mostró entre bromista y contrariado al referirse al Clásico, confiando, dijo, en jugarlo “antes de acabar la temporada”.

“Ahora está de moda no ponerse de acuerdo en nada en las cuestiones políticas, pero espero que en esto sí. No creo que sea tan difícil”, solventó el entrenador del Barcelona al ser preguntado por el aplazamiento del Clásico, que no quiso calificar y del que solo dijo que “espero que juguemos ese partido antes de que termine la primera vuelta… o al menos antes de que acabe la temporada”.

Sobre el triunfo ante el Eibar, Valverde recordó que Caparrós “decía que venir aquí era como ir al dentista. Ipurua es la prueba del algodón porque aquí te aprietan mucho, debes estar muy atento a los centros laterales y salir muy rápido. Aquí sufre todo el mundo y también lo hemos hecho hoy”, sentenció el técnico, a pesar del resultado final.

Un resultado, 0-3, apoyado en la chispa de un tridente que respondió a la perfección. “Han hecho un gol cada uno y se han entendido bien. Es cuestión de tiempo que se vayan entendiendo mejor”, resumió Valverde, elogiando su desempeño. “Al final, los grandes jugadores siempre se encuentran y adivinan dónde irá el desmarque y el pase del otro. Han participado y trabajado muy bien”, convino.

Elogió el rendimiento de Umtiti, cuya elección por encima de Todibo, reconoció, “no fue fácil”, explicando que Samuel “llevaba muchos meses sin jugar y nos ha venido muy bien. Sé lo fuerte que es Umtiti en los balones altos y en la salida de balón. Necesitábamos sangre fría y ha respondido en un partido especial”, además de repetir que De Jong “está haciendo un gran comienzo de temporada. Nos da mucho, por la fortaleza que tiene, tanto en ataque como defensa”.

 


 

Lenglet apoya el aplazamiento del Clásico

Clement Lenglet ve bien que la Federación española haya tomado la decisión de aplazar el Clásico que debía disputarse la próxima semana en el Camp Nou debido a las constantes protestas con incidentes que se están viviendo en los últimos días en la capital catalana.

El futbolista francés aseguró ante los medios de comunicación en la zona mixta del campo de Ipurua que “hablo por mí y hay que hacer bien las cosas. Dicho esto, con los problemas que hay en Barcelona, es bueno que el partido se traslade de fecha. Es la decisión de la gente, de LaLiga y de la Federación. Nosotros aceptamos bien sus decisiones”.

El central, que inicia con esta su segunda temporada en el Barcelona, fue sincero al indicar que “de verdad, no entiendo todo de este tema. No vivo hace mucho en Catalunya. La libertad de expresión es una cosa buena pero la violencia no me gusta. Hay cosas buenas y malas, pero no puedo mojarme más”.

Tomado de: ESPN

 

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.