Amplio combo de Opiniones de diferentes periodistas sobre descalabro de Cuba en el Premier 12

1:18:26 PM

 

 

Premier 12: Se acabó el sueño para Cuba

El timonel Miguel Borroto. Foto: Twitter/@WBSC.

 

 
 

 

Como sucedió hace cuatro años en la primera edición de este torneo, el equipo nacional de Corea, aprovechando el descontrol de los lanzadores y con bateo oportuno, derrotó con autoridad a la selección cubana 7-0, para privarle el pase a la siguiente ronda y truncarle el sueño de lograr el boleto olímpico en esta competencia.

Un total de cuatro bases por bolas y dos pelotazos se combinaron con nueve sencillos para que los asiáticos fabricaran todas sus carreras, con un racimo demoledor de cuatro cerrando el quinto episodio frente a los envíos de tres lanzadores utilizados por el timonel Miguel Borroto.

No pudo Yosimar Cousin —dinamitado del box en el segundo capítulo— con una responsabilidad sobre sus espaldas que pesaba toneladas. El camagüeyano de apenas 21 años, regaló un par de boletos y propinó un pelotazo que le abrieron las puestas a las dos primeras anotaciones rivales, remolcadas por un cohete de Haseong Kim sobre un lanzamiento del relevista Yariel Rodriguez.

El otro camagüeyano, de apenas un año más edad, también perdió el control de sus envíos en la quinta entrada, cuando los anfitriones inclinaron definitivamente la balanza del desafío a su favor; un pasaporte gratis, un pelotazo y un cañonazo impulsor lo mandó a las duchas, mientras las esperanzas de todos los aficionados del lado de acá del planeta, se hacían humo en el aire.

Lo que vino después, no eran más que aderezos para la victoria asiática: Hit remolcador de Bygungho Park (tres veces MVP en la Liga Coreana) saludando sin respeto a Yoanni Yera, seguidos de un elevado de sacrificio y otro imparable de Euji Yang que completó el ramillete, ya con Freddy Asiel Álvarez en el montículo.

Mientras tanto unos anémicos maderos que solo conectaron un par de incogibles en las 23 ocasiones que encontraron corredores en posición anotadora en este torneo, se mantuvieron en las manos de los bateadores cubanos durante todo el partido, dejando en esta jornada a ocho corredores fríos en las almohadillas ansiosos por pisar la goma del plato.

Estoy de acuerdo que se podían haber hecho cambios, trazar otras estrategias, darle movimiento a la banca y probar con otras alineaciones al comienzo del partido, pero lo cierto es que el béisbol cubano no está preparado —aunque nos duela aceptarlo— para enfrentar ese nivel de juego, muy superior en todos los aspectos al nuestro.

Nuestro deporte nacional se ha quedado detenido en el tiempo, con una filosofía envejecida y una lectura equívoca de lo que sucede en el terreno de juego, alejado de técnicas modernas y divorciado de ajustes y tácticas efectivas para producir carreras.

Un béisbol que está lleno de peloteros con excelentes herramientas para este deporte, pero escaso de recursos para canalizar calidades y para descifrar los movimientos de sus contrarios sobre la grama.

Muchas críticas caerán como siempre sobre los hombros del cuerpo de dirección, volverán los análisis y las sustituciones, las justificaciones y los conformismos, pero el problema es aún mayor y hasta que no escuchemos lo que tiene que decir esa gran fanaticada que sufre y que sigue llenando los estadios, seguiremos cayendo derrotados en el césped de los eventos internacionales. Nos vemos en el estadio.

 

Tomado de: Cubadebate


Sudcorea 7, Cuba 0: Hora de regresar a casa

Colaboración del peñista: El Dr. Reinaldo Guevara

 

Tomado de Cibercuba, por Michel Contreras

 

*De un lado, Sudcorea, que llegaba clasificada para la Super Ronda pero igual necesitaba la victoria. Del otro, Cuba, en busca de ganar un inesperado boleto de supervivencia. De un lado, No-sé-qué-cosa Park, de la escuela romántica de submarinos asiáticos. Del otro, Yosimar Cousin, un brazo sin comando pero pleno de ambiciones. Por allá, los locales, invictos, candidatos de fuerza a regresar al escenario olímpico del béisbol. Por acá, una visita muy distante del glamour de viejos tiempos. Tal era el panorama previo al choque de esta madrugada, hora insular. La constancia enfrentaba a la pasión en el ring del diamante.

 

*El abridor nacional duró muy poco: apenas una entrada. Andaba lejos de su velocidad y quiso enrumbar el juego con envíos rompientes. Por ese camino embasó a par de contrarios abriendo el inning dos –el recital del descontrol cubano se extendía- y abandonó el box en favor de otro camagüeyano, Yariel Rodríguez. Una nueva apertura lamentable de Cuba en el Premier, y a los ojos de este analista siguen siendo un misterio los criterios empleados para designar a los abridores del equipo. 

 

*Los ajustes en la caja de bateo parecen prohibidos por decreto en el team Cuba. De otro modo, no se entiende cómo un grupo de bateadores veteranos recibieron cuatro ceros de parte del referido No-sé-qué-cosa Park, cuya única y exclusiva defensa fue el ángulo de salida del disparo. Con una bola rápida más lenta que el tren espirituano, el derecho –castigado ferozmente este año en la liga KBO- tuvo un tránsito feliz como lombriz por el montículo.

 

*El score se abrió en el cuarto round, cuando los anfitriones se despacharon hasta ampliar su ventaja a seis carreras. La esperanza de los soñadores –por no emplear otra palabra- se esfumaba, y el pasaporte a Tokyo habrá que ir a disputarlo en el torneo panamericano, de calidad más concentrada aún. Atrás queda un (otro) humillante descalabro, resumido en terribles balances colectivos: un pitcheo de 17 bases por bolas y cuatro pelotazos en tres juegos, una ofensiva que se tragó dos lechadas y no logró extrabases, unos guantes que lucieron deficientes en la mayor parte del campo, Alexander Ayala exceptuado. Como he escrito montones de veces, mientras no exista Equipo Unificado no habrá equipo.

 

ALINEACIÓN DE CUBA

 

Roel Santos, CF; César Prieto, 2B; Yurisbel Gracial, RF; Alfredo Despaigne, BD; Yordanis Samón, 1B; Frederich Cepeda, LF (Pavel Quesada); Alexander Ayala, 3B; Yosvani Alarcón, C; Erisbel Arruebarrena, SS.

 

EL JUEGO AL DESNUDO

 

Positivo: La verdad, no tengo idea.

 

Negativo: La columna vertebral de la tanda (Gracial, Despaigne y Cepeda) cerró con dos imparables en 33 presencias oficiales, para average de .061.

 

Preocupante: Los bateadores cubanos no piensan en home plate.

 

Incomprensible: El inmovilismo del line up.

 

Recomendable: Dejar de levantar muros de optimismo en la previa de los partidos del team Cuba.

 

El héroe: Nadie en particular. Total, matar a un muerto nunca fue proeza.

 

El villano: El umpire, frecuentemente cruel en los conteos de esquinas.

 

Momento clave: Cuando dijeron Play Ball!, ya todo estaba decidido.


NO HUBO MILAGRO: Corea aplasta a Cuba y se nos acabó el Premier 12

 

Por Daniel de Malas / swingcompleto@gmail.com

El último partido de la ronda regular del Premier 12 concluyó como se esperaba, con triunfo de los locales sobre Cuba, 7 carreras por cero, dejando definidos los 6 equipos que avanzan a la siguiente fase y hundiendo, aún más, en su desastre a la mayor de las Antillas.

BOX SCORE

El juego, celebrado en el Gocheok Sky Dome de Seúl, capital de Corea, tuvo a los 4 lanzadores que utilizó Cuba permitiendo al menos una carrera, como indica el siguiente resumen:

CUB – PITCHERS IP H R ER BB SO PIT STR
COUSIN Yosimar 1.0 0 2 2 2 0 28 14
RODRIGUEZ Yariel 3.1 3 3 3 2 1 62 33
YERA Yoennis 0.0 1 1 1 0 0 2 2
ALVAREZ Freddy 3.2 5 1 1 0 2 50 33

La ofensiva volvió a ser pobre y vergonzosa, a tal extremo que los cubanos se van del Premier 12 sin haber conectado ni siquiera un extrabases.

El caso más renombrado es el de Yurisbel Gracial (tercer bate del equipo y de quien se esperaba más por sus resultados en la pelota profesional japonesa) que se fue de 12-0, con 4 ponches en el evento, mientras el otro de los titulares que se fue sin marcar hits fue el veterano Frederich Cepeda, de 9-0, con 6 abanicados y par de bases por bolas.

A Cuba solo le queda una oportunidad para buscar un cupo clasificatorio a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, a la vez que los resultados internacionales de este año van a afectar grandemente su actual 5to escaño en el ranking mundial del béisbol.

Corea, que solo permitió una anotación en estos 3 juegos en casa, va camino a la Súper Ronda del Premier 12, acompañada por Australia (vencedora de Canadá 3 por 1), mientras que los otros 4 equipos son Japón, México, Estados Unidos y China Taipei.

La siguiente fase arranca el 12 de noviembre y la final se jugará el 17 de propio mes.

Tomado de: Swingcompleto


Premier 12: Muy cerca y muy lejos

Cuba tenía en sus manos la posibilidad de avanzar a la Súper Ronda contra Corea del Sur, equipo al que, incluso, le convenía perder. Pero otra vez la escuadra nacional demostró estar a una buena distancia del nivel requerido.

En plena madrugada, Australia revolvió el grupo C del Premier 12 con una victoria sobre Canadá, la cual dejó a Cuba a un solo paso de meterse en la Súper Ronda del evento. De tener por delante un panorama sombrío, a la novena de Miguel Borroto se le abrió el cielo y una gran oportunidad.

Ganarle a Corea del Sur, esa era la única tarea, pero una demasiado grande para una selección sin alma ni liderazgo. Siete carreras en contra, apatía total en el cajón ofensivo y un nuevo episodio para enmarcar en el ya muy poblado salón de los fracasos del béisbol cubano.

Antes del duelo, había esperanzas, no solo por aquel viejo adagio de que un juego lo gana cualquiera, sino también porque a los sudcoreanos, de cara a su objetivo de clasificar a los Juegos Olímpicos, le convenía perder frente a los antillanos para dejar fuera del cuadra a Australia, que se elimina por Asia.

Si los asiáticos caían ante el combinado de la Isla, los asiáticos avanzarían junto a Cuba a la Súper Ronda, instancia en la que solo tendrían que enfocarse en quedar por delante de Taipei de China para obtener el boleto rumbo a Tokio 2020.

Pero nada de eso sucedió. Sudcorea mostró plena confianza en sus armas y Cuba estuvo muy lejos de exigirles algo a los anfitriones en el Gocheok Sky Dome, otro escenario aciago para la pelota caribeña.

Tokio 2020 está a años luz, son una quimera, no solo ahora que chocamos por enésima vez con un muro aparentemente invisible para algunos, sino desde mucho antes. En el contexto moderno, jamás hemos tenido opciones de clasificar.

Los números: Cero. Esa es la cantidad de lanzadores submarinos que la tanda cubana había visto en el 2019, hasta que se encontraron con Jong-hoon Park en el duelo decisivo de esta primera ronda.

Casi pegando su mano de lanzar a la tierra, Park sorteó algunos contratiempos en cuatro entradas y mantuvo en blanco la cuenta de los cubanos, incapaces de hacer daño a un tirador de 1.47 de WHIP, 4.63 de efectividad y 4.1 boletos por cada nueve entradas en su carrera profesional.

Después del submarino, los relevistas sudcoreanos fueron todavía más implacables, con cinco ponches y solo tres jits permitidos en la segunda mitad del choque. En total, Cuba no logró colocar ningún corredor en tercera y solo dos llegaron a segunda. Un infierno.

Cero. Esa es la cantidad de extrabases que los antillanos pegaron en el Premier 12. Sabíamos de los problemas de poder de nuestro béisbol, pero hemos llegado a un extremo triste. Cuando ya no se podía caer más bajo, pues hemos seguido abriendo el agujero negro.

Tres carreras anotó Cuba en el torneo, finalizado con respectivas blanqueadas a manos de Canadá y Corea del Sur. Los antillanos solo pegaron jits consecutivos en una ocasión (Roel Santos y Raúl González en el octavo episodio contra Australia), mientras que en 11 de los 28 innings que jugaron a la ofensiva fueron retirados a ritmo de conga.

Por el contrario, la selección cubana embasó a 24 rivales por boletos, pelotazos y errores en 119 comparecencias. Muchas de esas acciones negativas provocaron carreras en contra.

Los aciertos: Tenemos la oportunidad de pensar, desde ahora hasta el próximo Premier 12, cuáles han sido los aciertos de nuestro béisbol en los últimos 20 años. Es tiempo suficiente para escarbar en las profundidades a ver si algo se encuentra.

Los fallos: Podríamos mencionar aquí el pobre rendimiento de Gracial, Despaigne, Cepeda, Arruebarruena… Podríamos mencionar la pasividad de la dirección a la hora de mover las piezas… Podríamos mencionar las deficiencias marcadas de nuestro pitcheo ante bateadores capaces de ajustarse de lanzamiento en lanzamiento…

Podríamos mencionar un montón de fallas puntuales, podríamos, incluso, señalar una y otra vez a determinados jugadores, pero no seríamos totalmente justos.

Los problemas del béisbol cubano son estructurales, de base, de principios, de concepción, y mientras estos no se solucionen, será imposible aspirar a algo más en eventos internacionales frente a contrarios de muchísimo mayor nivel.

El béisbol cubano necesita una revolución, dinamitarse desde los cimientos, remover la podredumbre, sacar de circulación a todos los que por años y años no han hecho lo más mínimo por cambiar y corregir errores que se repiten una y otra vez.

El béisbol cubano tiene que apuntar a la base, plantearse estrategias de desarrollo que no sean pura palabrería, pensar en ideas que motiven a la juventud, que premien al esfuerzo y que no remuneren por igual a las estrellas y a los mediocres.

Cuba necesita también cambiar su voluntad política, engavetar la tozudez, eliminar el obstinado orgullo y establecer de una buena vez algún mecanismo para recuperar los vínculos con su emigración, sin que existan tantas trabas y pretextos.

Sin esos pasos, estamos condenados a repetir eternamente la historia reciente.

Tomado de: Oncubamagazine

 

8 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • El buril en 8 noviembre, 2019 a las 2:23 pm
    • Responder

    Cometario necesario:
    “Cambiar todo lo que debe ser cambiado”
    No llevar más al equipo Cuba a pitcher que no están aptos para lanzar fuera de nuestras series nacionales y que hace tiempo están haciendo papelazos en torneos internacionales, ejemplo: Vladimir García, Yera, Freddy Asiel ,
    No llevar a los peloteros que están en Japón y que no les prestan la atención debida a su equipo nacional ejemplo: Gracial y Despaine y si se llevaran no ponerlos en turnos de tercero y cuarto y si se les ve mal sentarlos de inmediato.
    Olvidarse de los Directores de equipo que sobrepasen los 50 años con conceptos del beisbol anticuados ejemplo: Anglada, Civil, Urquiola, Borroto, Carlos Martí, etc.
    Renovar la Comisión Nacional, ya se cambió al director, ahora hay que cambiar el equipo técnico que lleva años y más años enclaustrados y sin resolver los problemas.
    Actualizar los árbitros cubanos en la forma de cantar los lanzamientos y que se ubiquen en la misma forma que lo hacen los árbitros en los torneos internacionales porque los pícheres y bateadores nuestros sufren un cambio bastante drástico cuando salen de nuestro entorno.
    Renovar las academias de beisbol en las provincias.
    Pasarles cursos de actualización a los Directivos de los equipos de las provincias con profesores calificados, si no los tenemos todos en el país que se contraten en otros países.
    Usar la sabermetría en la serie nacional y en los equipos Cuba.
    Hacer la serie nacional en dos partes una de todos contra todos con los 16 equipos en 48 juegos (si renunciamos a los 16 equipos estaríamos frenando el desarrollo a los peloteros en las provincias) para que haya representación de las provincias y después hacer una serie selectiva con 6 equipos para concentrar la calidad y que los peloteros se puedan enfrentar durante más tiempo a pitcher con mayor rigor y los pitcher a bateadores con mayor nivel, de ahí saldría la preselección nacional y de los 6 directores de esos equipos saldría el más capaz para dirigir el Cuba.

    • Amaya en 8 noviembre, 2019 a las 3:36 pm
    • Responder

    Interesantes y objetivas crónicas, que debieran oir, escuchar y analizar nuestros principales dirigentes, tanto estatales, como del deporte, ya no aguabnta más la Revolución que urge surgir de inmediato en medilo de esta insostenible e inacabable crisis del beisbol cubano

  1. Parece un Ctrl+C, Ctrl+V desde el primer clásico a la fecha…

    • El Loko en 9 noviembre, 2019 a las 8:27 am
    • Responder

    Muy original Michel, como siempre….ya todo está dicho….para que emborronar cuartillas

    • Javier en 9 noviembre, 2019 a las 9:57 am
    • Responder

    Buenos días Daimir.
    Aunque ni escriba en la página yo casi todos los días me actualizo con ustedes. Yo tengo una solución sencilla para resolver el problema de los estadios y puedan encedencerse en todas las noches. No se Si mi idea pueda ser más allá de mi imaginación pero creo que es una gran solución para que volvamos a ver pelota en la noche. Mi idea sencilla es poner los famosos paneles solares en los techos de los estadios y con eso podría volver en la noche y También contribuye a dar energía a la red nacional después en las sudseries que se juegue fuera de cada estadio.
    No se Si estaré equivocado pero puede ser lo.mejor solución. Si puede me responde al email que dejaré porque me será más fácil revisar. Saludos y abrazo y sigan adelante con esta idea que llevan acabo y así Todos estaremos.mucho mejor actualizado de todo lo del deporte de todos los cubanos dentro y fuera de Cuba. Gracias.

    1. Hola Javier, toda i8dea para ayudar a nuestro beisbol es valida hermano, así que bienvenida sea y para nada la veo descabellada, mas bien me parece una buena opción. Ojala se pudiera materializar. Gracias por los elogios a la peña. Otro abrazo.

        • Javier en 9 noviembre, 2019 a las 1:59 pm
        • Responder

        Gracias Daimir. Espero que llegue a los que toman estas decisiones y quieran ayudar a nuestro béisbol de casa que cada día más atrás.

    • Ciro en 9 noviembre, 2019 a las 3:47 pm
    • Responder

    Buenas tardes para todos, a mí me gustaría que el director del equipo fuera un extranjero o un cubano que resida en el exterior. Que le parece la idea.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.