El carismático Chiflán Clark

10:33:49 PM

 

Por el profesor y peñista honorifico: Juan A. Martínez de Osaba y Goenaga

 

 

Para el amigo Oreidis.

 

Cuentan que, de origen humilde y piel oscura, jugaba a partirse el alma. Quiso desempeñarse en varias posiciones, quizás hasta como lanzador. Corría las bases con furia y no escogía los rivales, pues fue, según algunos entendidos, un temerario que chispeaba por sus alrededores. Hombre curtido por la vida, que reunía a los aficionados a su alrededor, con un talento envidiable.

Cleveland Clark desbordaba carisma por los poros. Se desempeñó en los jardines y la primera almohadilla. Bateaba y tiraba a la derecha. Conocido por Chiflán, nació el 14 de julio de 1919 en Victoria de Las Tunas, antigua provincia de Oriente. En otras fuentes aparece 1922. Alcanzó 5’ 11” de estatura y alrededor de las 180 libras de peso. Según Oreidis Pimentel Pérez, en documento enviado al autor de este trabajo:

Es uno de los ejemplos de “pichones” de jamaiquinos en el béisbol cubano. Chiflán comenzó a jugar con el club Victoria de Las Tunas, un equipo que enfrentaba a centrales y fábricas, sin campeonato organizado. Su fama con los jonrones se debía a los carteles que colocaban en las cercas por donde botaba las pelotas. Se dio a conocer en el contexto nacional con el Orbay y Cerrato de 1942, campeón semiprofesional. Entre 1946 y 1953 integró la llamada Liga de Pasillo, integrada por jugadores sobrantes en la liga invernal, y se enroló en varias selecciones itinerantes por las provincias…

 

 

En 1941, jugando con el Regimiento 5 de Santa Clara, en la Liga de las Fuerzas Armadas, rindió una faena que le permitió ser llamado al equipo Cuba para el Mundial de ese año, pero contrajo una enfermedad venérea y no pudo hacer el grado. Entre fines de 1943 y principios de 1944, Chiflán jugó para el Cuban Mining de Oriente.

Participó en cuatro temporadas de la Liga Profesional Cubana y en un torneo independiente. En 1942-1943 alternó entre Habana y Almendares (.214); 1944-1945, con el Almendares (.263); 1945-1946 (.141); 1946-1947, con el Matanzas del torneo independiente de la Liga de la Federación (.300) y 1947-1948, con el Almendares (203). Total incompleto: en 527 veces al bate consiguió 124 hits para promedio de .235, con 73 anotadas, 34 impulsadas, 9 dobles, 4 triples, 2 jonrones y 4 bases robadas.

Había integrado el New York Cubans (1945-1950), a las órdenes de Alejandro Pompez, en las Ligas Independientes de Color o Ligas Negras norteamericanas, donde en 247 comparecencias al home y 228 veces al bate, logró 53 hits (.232) con 30 carreras anotadas, 20 impulsadas, 7 dobles, 5 triples y 1 jonrón.

En 1946 promedió solo para .224, como quinto bate. Pero ya en 1947, de jardinero central, lo hizo para .338 y resultó campeón cuando el New York Cubans derrotó en la Serie Mundial de las Ligas Negras al Cleveland Buckeyes. Inestable en su bateo de 1950, solo alcanzó .210.

En 1952-1953 estuvo con el Campeche en la Liga de Yucatán, en México. Se le conoce por conectar batazos grandes que le dieron fama en varios estadios del país, al extremo de provocar el slogan “Por aquí pasó Chiflán”.

Cuando comenzó como reserva del Almendares, dirigido por Adolfo Luque, en un desafío contra el Habana, el mentor lo mandó a batear por el lanzador en un momento importante y le dio la orden de esperar el primer strike. Pero no pudo desechar una recta por encima de home y, según Daniel Acosta Valle, en Signos, (Santa Clara, No. 47 del 2002) p. 37:

Le tiró con todo, el bate chocó con la pelota y esta salió disparada, tan alta y suficientemente larga que pasó por encima de las cercas del jardín izquierdo (…) Al pasar por la almohadilla de tercera, Luque, inmutable, le susurró al oído: —¡Te felicito Chiflán, pero tienes diez pesos de multa por no haber esperado el primer strike

Sin dudas, Chiflán Clark fue un jugador carismático.

(Con documentación de Daniel Acosta Valle, Jorge Figueredo, James A. Riley, Guías del Béisbol Profesional Cubano y Mexicano, Oreidis Pimentel Pérez, Raúl Diez Muro, Severo Nieto, Eddy Martin, Seamheads.com, Miguel Ángel Masjuán, Baseball-Reference.com, Yasel Porto Gómez y otras fuentes).

Juan A. Martínez de Osaba y Goenaga.

Noviembre de 2019.

 

 

1 comentario

    • Andres R en 22 noviembre, 2019 a las 9:00 am
    • Responder

    Este jugador y el Guajiro Orlando Peña junto a Willy Miranda, han sido de los grandes del beisbol en Las Tunas en épocas anteriores, todavia en Las Tunas se hacen comentarios de Chiflán por su carisma. En un juego de semi profesionales metió dos jonrones que cayeron en un platanal que habia entre left center y uno de sus descendientes de haitiano le puso de sobre nombre ´Chiflán Plataná´. Cada que vezque iba a batear le gritaba Plataná, plataná…

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.