Tras una década de sequía: Industriales apuesta —18 años después— por Guillermo Carmona como manager

12:50:55 PM

(Foto: Guillermo Carmona/Rey López)


  •  
     
  •  

LA HABANA — Guillermo Carmona fue el primer manager de Industriales en este Siglo XXI.

Dirigió tres años, ascendiendo desde Metropolitanos (155-129), donde clasificó al equipo en su última temporada como manager (37 Serie Nacional). Ganó 183 partidos, perdió 121, registró promedio de .602 y un subtítulo en 1999. Con esa marca de victorias y reveces, Carmona se ubicó en el segundo mejor puesto entre los nueve managers que han dirigido a Industriales durante al menos 200 partidos.

En 2001, cuando los Azules fueron eliminados por Pinar del Río en el Juego 5 de los Cuartos de Finales, Carmona dirigió su último partido en Series Nacionales. Su sucesor fue Rey Vicente Anglada, quien tomó la dirección del equipo en 2002. Sin embargo, ahora, 18 años después, cuando las encuestas populares colocaban a Rudy Reyes de favorito para el puesto en la próxima 60 Serie Nacional: Carmona fue nombrado este miércoles, como se esperaba hace dos temporadas, cuando a última hora se le concedió el mando de los Leones de la Capital a Víctor Mesa en la 57 Serie Nacional.

Con balance de 20-19 en su historia dirigiendo series de playoffs, Carmona, quien trabajó como coach de Anglada en estas últimas dos campañas y se mantuvo vinculado a la Serie Nacional siendo “comisario técnico”, acumula promedio de 55 victorias por año con Industriales, un récord que solo supera el desaparecido José Miguel Pineda (61).

Sin dudas, el reto para Carmona esta vez no será nada fácil, pues en sus años como director a finales de la década de los noventa, Industriales contaba con un equipo de figuras establecidas. De hecho, habían ganado dos títulos en la década, bajo el mando de Jorge Trigoura en 1992 y luego comandados por Pedro Medina en 1996, quien ganó debutando en aquella temporada.

Cuando Carmona dirigió a los Azules en su primera serie (1998), llevaban apenas dos años sin coronarse. Sin embargo, en el día inaugural de la 60 Serie Nacional, presumiblemente en abril, cumplirán 10 años sin títulos, desde que los Leones se pusieron la corona al mando de Germán Mesa en 2010.

Obviamente, ese será el principal deseo de los jugadores, Carmona y su cuerpo técnico, ganar el campeonato, pero el desafío no será fácil, sobre todo por el calendario de 75 partidos que deberán afrontar en la venidera campaña.

Es cierto que, sin refuerzos, Industriales lucirá una poderosa alineación en comparación con otros equipos, pero sus resultados de los últimos años han sido preocupantes en todas las áreas de juego. Incluso en la ofensiva, los picos de rendimiento colectivo han sufrido inestabilidad: Han bateado .300 o más en seis de las últimas 15 campañas.

A eso súmele que los Azules han defendido para .973 en sus últimos cinco años —con solo dos series donde promediaron .978 de 2005 a la fecha— y el pitcheo promedia 4.51.

En su regreso a la silla más caliente del estadio Latinoamericano, Carmona no tiene otra meta que clasificar y luego luchar por el ansiado campeonato para la capital, más de dos décadas después de perder su única final dirigida, aquella histórica de 1999 entre Industriales y “La Aplanadora” de Santiago de Cuba.

 

Tomado de: baseballdecuba.com

 

2 comentarios

    • El bombardero en 23 enero, 2020 a las 5:44 pm
    • Responder

    Buenas tardes… pues suerte para él y para los azules que dirigirá… ¿Tendrá los resultados esperados? La vida decidirá ese particular, necesita pitcheo y para eso deben buscarse los lanzadores hasta debajo de las piedras y en la capital los hay ¿Pero hay la voluntad de buscarlos antes de que se dirijan a otros confines del planeta o sean ¨encontrados¨ por gente de otros confines del planeta? La vida también decidirá eso, aunque creo que la voluntad no existe en las autoridades deportivas, especialmente las de la capital… Saludos

    • Amaya en 24 enero, 2020 a las 7:36 am
    • Responder

    Bueno, vamos a ver que le depara a Carmona la 60 SN, suerte para él, yo bajaba muchas veces al dogaut de los “azules” cuando jugaban aquí en Pinar y el los dirigió y pude conversar en algunas ocasiones con él, siempre amable para sostener conversación con cualquier aficionado, recuerdo en aquel play off con nosotros, cuando decidió poner a De La Torre, por tercer juego consecutivo, le dije, “son tres días seguidos, hoy si lo van a matar” y así fue

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.