Serie del Caribe; México domina de manera convincente a Panamá + O’Brien sacude HR y lanzadores de R.Dominicana dominan a Colombia. Y MUCHO +

9:41:11 PM

SAN JUAN, Puerto Rico — Los Tomateros de Culiacán (México) aprovecharon una débil apertura de José Mesa Jr. y una errática defensa de los Astronautas de Chiriquí (Panamá) para ganar su segundo juego seguido en la 62 Serie del Caribe el lunes en el Estadio Hiram Bithorn, con marcador de 6-1.

Numeritos México-Panamá

La tropa de Benjamín Gil contó con tres empujadas del torpedero José Guadalupe Chávez y dos producidas del cubano Dariel Álvarez, además de un batazo remolcador de Joey Meneses.

El abridor cubano Yoanys Quiala brilló en el montículo por el equipo mexicano, tirando 7.0 entradas de tres hits, una sola carrera permitida y cuatro ponches, sin bases por bolas. Zack Dodson y Aldo Montes se encargaron de los últimos dos episodios, respectivamente, sin permitir anotación alguna.

Por la escuadra panameña, el ex prospecto Mesa Jr., hijo del otrora cerrador de Grandes Ligas, el dominicano José Mesa, permitió ocho hits y cinco carreras (cuatro limpias) en 4.2 capítulos. Luis Ramos concedió otra anotación inmerecida ante los Tomateros, que aprovecharon errores del tercera base Isaías Velásquez y del segunda base Gerald Chin para consolidar su ventaja en el partido.

Sección: Serie del Caribe 2020

El lanzador ganador fue Quiala, mientras que Mesa Jr. cargó con la derrota.

Ahora los Tomateros llevan marca de 2-1 en la Serie del Caribe 2020, mientras que los Astronautas cayeron a 1-2.

El martes, México se medirá con Venezuela (Cardenales de Lara) en el segundo choque de la jornada. De su parte, Panamá realizará un juego crucial en sus aspiraciones de seguir con vida cuando choquen a primera hora con la República Dominicana (Toros del Este).

David Venn es el editor ejecutivo de LasMayores.com, la página oficial de MLB en español. Puedes seguirlo por Twitter en @DavidVennMLB.


 

O’Brien sacude HR y lanzadores de R.Dominicana dominan a Colombia

 

  •  

El estadounidense Peter O’Brien sacudió un cuadrangular de dos carreras y los lanzadores dominicanos amarraron los bates de los colombianos para brindarle este lunes a los Toros del Este una victoria vía blanqueada 4-0 a los Vaqueros de Montería en la tercera jornada de la Serie del Caribe 2020.

Con la victoria, la novena dominicana empató con los Tomateros de Culiacán de México en el segundo puesto tope del tablón de posiciones con marca de 2-1, detrás de Venezuela (2-0), mientras que el club colombiano cae a 0-3, al borde de la eliminación del clásico caribeño que se juega en el Estadio Hiram Bithorn, en San Juan.

Después de seis entradas sin anotar carreras, le tocó el turno a O’Brien de rayar primero en el séptimo episodio ante los lanzamientos del relevista Luis Escobar, quien entró para reemplazar al también relevista Ronald Ramírez.

La entrada la abrió Junior Lake con un boleto.

Entonces llegó O’Brien, y con un batazo largo entre los jardines centrales y derecho, consiguió el cuadrangular de dos carreras y poner arriba a la escuadra dominicana 2-0, provocando que los dominicanos en las gradas del estadio celebrasen.

Luego de esta sexta entrada, el dirigente de la República Dominicana, el puertorriqueño Lino Rivera, reemplazó al abridor Paolo Espino por Wirfin Obispo.

Espino terminó lanzando seis entradas, en las que ponchó a cinco bateadores y solo concedió tres imparables.

En la séptima entrada, la novena dominicana volvió a marcar un par de anotaciones más.

Tras Gustavo Nuñez poncharse, Jorge Mateo y Rubén Sosa pegaron sencillos seguidos.

Con el inatrapable de Sosa, Mateo avanzó a tercera base.

Esto llevó a que el dirigente de los Vaqueros, el venezolano Ozney Guillén, reemplazó a Carlos Díaz por Anthony Vizcaya, quien no obstante, tiró un lanzamiento salvaje, que adelantó a Mateo a anotar la tercera carrera, mientras que Sosa avanzó a la tercera almohadilla.

Lake prosiguió con un batazo en el diamante que le dio oportunidad a Sosa anotar y poner el partido 4-0.

El próximo juego de la República Dominicana es el martes a primera hora -10.00 hora local- ante los Astronautas de Chiriquí de Panamá, mientras que Colombia se enfrentará a Cangrejeros de Santurce de Puerto Rico en el cierre de la jornada.

 

Tomado de: ESPN


Colombia llegó a la Serie del Caribe, pero su meta es quedarse

SAN JUAN, Puerto Rico — Excepto por que perdieron sus primeros dos partidos, los Vaqueros de Montería viven un sueño de hadas como primer equipo colombiano en la historia de la Serie del Caribe, que monta la primera semana de febrero de cada año la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe (CBPC).

La Liga Colombiana pudo mandar un representante a la edición #62 del clásico caribeño, en el estadio Hiram Bithorn de San Juan, Puerto Rico, después que Cuba anunciara en la primera semana de enero que no participaría debido a “condiciones fuera de su control”. En el torneo compiten, además, los equipos campeones de la pelota invernal de México, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana y Venezuela.

“El béisbol colombiano está de pláceme”, dijo Pedro Salzedo, presidente de la Liga Colombiana De Béisbol Profesional (LCBP).

“Para nosotros era un anhelo hace mucho tiempo ir a la Serie del Caribe y poder pertenecer a esa organización. La participación ha revolucionado nuestro béisbol. Es increíble, la incidencia de la Serie del Caribe en nuestro país”, agregó Salzedo.

Colombia, el cuarto país más poblado del continente americano, ha jugado pelota organizada desde la misma época en que fue creada la Serie del Caribe (1949), pero por no fue hasta el 2004 que la CBPC aceptó a la nación sudamericana como miembro pasivo, con poder de voz, pero no de voto, y sin un puesto en el campeonato de campeones.

Pero todo eso cambió de un porrazo cuando se malogró la participación del campeón de la Serie Nacional cubana, lo que abrió la puerta para que Montería, que ganó el campeonato colombiano en su debut como franquicia, se metiera a la fiesta.

“Desde hace algún tiempo hemos estado trabajando con importantes amigos colombianos para que esto se hiciera realidad. Por eso Colombia está en San Juan”, dijo Juan Francisco Puello Herrera, el comisionado del béisbol caribeño.

En Puerto Rico, los Vaqueros dejaron escapar una ventaja 3-0 en la séptima entrada para caer 6-3 ante los Cardenales de Lara venezolanos el sábado y luego fueron blanqueados 1-0 por los Astronautas de Chiriquí panameños el domingo. Restando tres jornadas la ronda regular, la novena cafetera sigue en la carrera por uno de los cuatro puestos a las semifinales del jueves.

Montería choca el lunes con los Toros del Este de República Dominicana, el martes con los Cangrejeros de Santurce puertorriqueños y el miércoles con los Tomateros de Culiacán mexicanos.

“Esto no se acaba hasta que no termina. Creo que así es que dicen”, dijo el torpedero Francisco Acuña, quien lidera al equipo con promedio de .286 en la Serie del Caribe.

“Gracias a Dios estamos aquí, eso ya es ganancia. Tenemos un buen equipo y aún tenemos tiempo de ganar. Me siento contento de estar aquí”, agregó el prospecto de 20 años de los Pittsburgh Pirates.

“Muy bueno, es un gran orgullo ser parte de todo esto”, dijo el venezolano Ozney Guillén, quien a los 28 años de edad es el manager más joven en la historia de siete décadas de la Serie del Caribe.

“Creo que podemos hacer un mejor desempeño, que mejoraremos juego a juego, pero en sentido general, hemos disfrutado, viendo la competencia, lo que tienen los otros países, especialmente para los muchachos que no habían podido jugar fuera de Colombia”, agregó el hijo menor del ex manager de Grandes Ligas y campeón de la Serie Mundial del 2005, Ozzie Guillén.

Guillén y los Vaqueros saben perfectamente que este tipo de oportunidades podrían no repetirse en el futuro cercano. La Confederación del Caribe planea invitar a Colombia a la Serie del Caribe del 2021 en Mazatlán, México, pero su participación, en cierta forma, está amarrada a la decisión que tome Cuba acerca de seguir compitiendo como invitado especial.

Los cubanos quieren ser miembros oficiales de la CBPC, con todos los deberes y privilegios que eso conlleva, incluyendo montar la Serie del Caribe, pero el organismo rector de la pelota del área tiene su recelo debido a la situación política entre Cuba y Estados Unidos y los acuerdos de cooperación entre la confederación y las Grandes Ligas norteamericanas.

Pero incluso si la futura participación de Colombia estuviera garantizada, solamente el campeón de cada liga llega a la Serie del Caribe.

“Un paso a la vez. Ahora mismo estamos enfocados en Puerto Rico y dejar una buena imagen”, dijo Loriam Argumedo Dau, la gerente general de los Vaqueros.
Argumedo Dau es la única mujer que desempeña esas funciones en un equipo profesional del área y probablemente la primera de todos los tiempos que lo hace en la Serie del Caribe.

“Estoy muy emocionada, es un orgullo y un honor estar acá representando al béisbol de todo un país como Colombia, que tenía muchas ansias de estar en la Serie del Caribe. Es un honor”, dijo Argumedo.

Tomado de: ESPN


 

Valentín quiere ser campeón, 20 años después

 
@DavidVennMLB
 

SAN JUAN, Puerto Rico – En su larga trayectoria en el béisbol profesional entre Grandes Ligas, Puerto Rico y ligas menores– tanto como jugador como instructor y manager–José “Tony” Valentín ha logrado muchas cosas. Entre ellas está el campeonato de la liga de la Isla del Encanto en el 2019-20 con los Cangrejeros de Santurce, equipo del que incluso una vez fue dueño y mudó a su ciudad natal de Manatí.

Esta semana en la 62 Serie del Caribe que se celebra el Estadio Hiram Bithorn, Valentín intenta “redondear” la historia. Justo hace 20 años en el Estadio Quisqueya de Santo Domingo, Valentín ayudó a los mismos Cangrejeros a ganar la Serie del Caribe de manera invicta con récord de 6-0. Ahora el ex infielder de las Mayores trata de ganar su primera corona caribeña como manager.

“No sólo sería bueno ganar en la casa, sino que sería mi primer campeonato como dirigente en la Serie del Caribe y con el mismo equipo, sería más grande todavía”, dijo Valentín, de 50 años de edad. “Ése es el propósito que tenemos”.

Por supuesto, la Serie del Caribe de aquellos tiempos era bastante diferente a lo que se ve ahora, empezando con la presencia de ligamayoristas en el evento. Por ejemplo, en la edición del 2000, José Cruz Jr. fue el Jugador Más Valioso del torneo y fue acompañado en el equipo puertorriqueño por nombres como Armando Ríos, José Vidro y Eduardo Pérez, entre otros—ni hablar del equipo dominicano que contó con nada más y nada menos que David Ortiz.

“Ahora mismo es diferente el panorama”, dijo Valentín. “Para aquel tiempo jugaban cuatro equipos; ahora son seis. Es diferente pelota. Creo que el nivel es muy bueno, pero no se puede volver hacia atrás. (A) olvidar el pasado”.

Cuando Valentín habla de “olvidar el pasado”, no sólo se refiere a las glorias de años atrás, sino también la derrota de su equipo en la Serie del Caribe 2020 el domingo, que puso su marca en 1-1. En dicho partido contra los Tomateros de Culiacán (México), los Cangrejeros batearon de 6-0 con corredores en posición de anotar y pagaron el precio de dos intentos de robo fallidos.

“Hay que tratar de controlar el juego, tratar de pensar las situaciones antes de que sucedan”, expresó Valentín. “Tengo toda la confianza en mi equipo. Si no me hubiera confiado en ellos, yo hubiera (traído) otros peloteros. Pero ésos son mis muchachos. Estoy seguro de que vamos a conseguir lo que queremos”.

A BRINDARLE ALGO DE ALEGRÍA A PUERTO RICO

En el último mes, fuertes sismos han impactado la isla, dejando efectos destructivos sobre todo en el territorio sur. Con eso en mente, Valentín y su tropa tienen la corona de la Serie del Caribe en la mira y con un objetivo claro:

“Dedicársela a la gente del sur de Puerto Rico, para llevarle algo de alegría, darle algo diferente a lo que han estado pasando y tratar de hacer lo que hicimos en el Clásico Mundial (del 2017)”, expresó el piloto. “En casi dos semanas, nosotros unimos a este país. Ése es el propósito con el cual nosotros estamos jugando también: Ganar ese campeonato, no solamente para la gente del sur, sino para todo Puerto Rico.

David Venn es el editor ejecutivo de LasMayores.com, la página oficial de MLB en español. Puedes seguirlo por Twitter en @DavidVennMLB.


 

¿Qué le falta a Benji? Ganar la SC como manager

 
 
@DavidVennMLB
 

SAN JUAN, Puerto Rico – Benjamín Gil ha levantado muchos trofeos en el béisbol profesional.

Como jugador, el bajacaliforniano ganó cuatro títulos de la Liga Mexicana del Pacífico con los Tomateros de Culiacán y, en dos ocasiones, fue campeón de la Serie del Caribe con dicho equipo (1996 y 2002). Dentro de su carrera de ocho años en Grandes Ligas con los Rangers y Angelinos, fue parte del equipo de Anaheim que conquistó la Serie Mundial del 2002.

Y como timonel de los Tomateros, Gil ha ganado tres coronas de la Liga del Pacífico. Lo que le falta ahora, por supuesto, es un título de la Serie del Caribe como timonel.

¿Lo podrá lograr este año con los “Guindas” en la edición 62 del evento en Puerto Rico?

“Sería algo fabuloso para mí en lo particular, pero la verdad es que los campeonatos son para los muchachos”, dijo Gil, de 47 años. “Lo deseo muchísimo para mis jugadores de Tomateros en especial y para México. Sería la décima corona del Caribe”.

Efectivamente, equipos mexicanos han ganado nueve títulos caribeños, dos de los cuales han sido de parte de los Tomateros con Gil como jugador—incluso en aquel 1996 cuando Culiacán se coronó campeón en Santo Domingo al superar a unas Águilas Cibaeñas que habían armado en su país una constelación de estrellas de Grandes Ligas. Ahora como manager, Gil desea llevar el cetro del Caribe nuevamente a la ciudad sinaloense.

“Es un logro bastante importante para nuestra liga, para nuestros jugadores que me han llevado al campeonato con Tomateros”, expresó Gil, cuyos pupilos llevan marca de 2-1 en lo que va del torneo del 2020 que se lleva a cabo esta semana en el Estadio Hiram Bithorn de San Juan. “Que tengan la oportunidad de ganar una Serie del Caribe y que sean recibidos por nuestra afición, todo el país y la gente que tanto nos apoya”.

David Venn es el editor ejecutivo de LasMayores.com, la página oficial de MLB en español. Puedes seguirlo por Twitter en @DavidVennMLB.


 

Ozzie emocionado de ver a Ozney en la cueva

 
@DavidVennMLB
 

SAN JUAN, Puerto Rico – En nueve temporadas como manager de Grandes Ligas, Oswaldo Guillén ganó 747 partidos y, por supuesto, conquistó al Serie Mundial del 2005 con los Medias Blancas.

Desde sus tiempos en cuevas de las Mayores, el venezolano ha dirigido en su país con Tiburones de la Guaira, además de otras tantas funciones en el béisbol profesional. Sin embargo, afirma el también ex torpedero de Grandes Ligas que la primera vez que le salieron las lágrimas en un ambiente de juego fue el momento de ver a su hijo Ozney coronarse campeón el mes pasado como capataz de los Vaqueros de Montería en la liga de Colombia.

Sección: Serie del Caribe 2020

“Para mí, eso es más importante que la Serie Mundial”, dijo Ozzie, quien se encuentra con sus familiares en el Estadio Bithorn esta semana para presenciar la 62 Serie del Caribe, en la que Ozney dirige a los Vaqueros. “Yo nunca había llorado en un terreno de juego, para nada”.

Reveló el mayor de los Guillén que estuvo presente para los últimos partidos de los Vaqueros en la serie final en Colombia, donde el equipo de su hijo derrotó a los Gigantes de Barranquilla para titularse.

“Para mí, eso fue mundial”, comentó Ozzie, quien también afirmó que pocas veces le ha dado consejos técnicos a su hijo en torno a estrategia de juego. “Fue muy emocionante, porque sabía que el equipo de Montería venía peleando, nadando contra la corriente. En nuestras ligas hay que hacer tantos ajustes tan rápido. Para mí, lo de Ozney fue maravilloso, especialmente para mi familia. Siempre tú quieres que las cosas a tus hijos les salgan bien”.

Ozney se hace un nombre propio

Ozney viene de dirigir a nivel de Clase-A con la organización de los Astros en el 2019. Y en San Juan esta semana, se ha convertido en el manager más joven en dirigir en la Serie del Caribe, además de hacer historia al ser el primer piloto de un equipo colombiano en un Clásico Caribeño. Se ve claro su compromiso con el progreso del béisbol colombiano, que dio de qué hablar en el Clásico Mundial del 2017 al darles mucha lucha a las fuertes selecciones de la República Dominicana y los Estados Unidos.

El papá de Ozney comparte esa misión.

“Yo creo que Colombia está ahorita en un momento dando pasos fuertes y firmes”, dijo Ozzie. “Eso es muy importante para nuestro béisbol. Yo creo que el Clásico abrió las puertas. Vimos a Colombia compitiendo con estos monstruos dominicanos, (estadounidenses). Fue un abreboca para las cosas buenas que pueden pasar en ese país”.

David Venn es el editor ejecutivo de LasMayores.com, la página oficial de MLB en español. Puedes seguirlo por Twitter en @DavidVennMLB.

Tomado de: LasMayores.com

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.