Juan Miguel Echevarría: Inalcanzable en Madrid, con 8.41 metros

 

La expectación formó parte del salto largo en el Meeting Villa de Madrid. La causa era el debut del cubano Juan Miguel Echevarría, un hombre que llegó al estrellato tras ganar el título en el mundial techado de 2018 y que en 2019 sorprendió con un brinco de 8.92 m, el segundo mejor de la historia con viento superior al permitido. Sin embargo, la curiosidad duró poco y el antillano la borró junto con el récord de la competencia: 8.41 m y al primer lugar.

Apenas bastó el salto de apertura para que el camagüeyano demostrara su forma actual y con un brinco de 8.33 m subiera hasta la cima del escalafón de la incipiente temporada atlética.

Tal demostración ofreció tranquilidad y el criollo saldó su segunda tentativa con otros buenos 8.31 m, igualmente superiores al récord del torneo y por encima de los 8.16 m que hasta hoy tenían al jamaicano Carey McLeod como líder del ranking.

Echevarría decidió no saltar en la tercera ronda y un nulo fue su resultado de la cuarta. La antepenúltima oportunidad también prefierió dejarla pasar y concentrar toda su energía para el intento conclusivo. La estrategia rindió frutos.

Fuerte carrera de impulso, llegada justa a la tabla, elevación, movimiento del cuerpo en el aire, y el torso cayendo a 8.41 m de la franja blanca que marca el punto de despegue. Juan Miguel está en plena forma.

Por detrás del criollo se ubicaron el griego Miltiadis Tentoglou (8.07 m) y el sueco Thobias Montler (8.02 m). El japonés Yuki Hashioka (8.02 m) fue el otro saltador que logró superar los ocho metros.

Aun sin la presencia de sus principales rivales de la última temporada, la marca conseguida por Juan Miguel lo reafirma como una de las principales opciones cubanas para luchar por una medalla y por el título olímpico en Tokio 2020. A su vez, significa el mejor comienzo de una temporada para él en su corta carrera en el atletismo mundial. 

Liadagmis Povea: Segundo lugar en el debut

Mientras tanto, la criolla Liadagmis Povea tuvo un mejor salto de 14.52m y terminó en el segundo lugar en el triple salto para damas, la competencia que marcó su debut internacional del 2020 y la primera presentación de su carrera en salas techadas.

La antillana de 24 años, una de las principales aspirantes de Cuba a incluirse entre las finalistas en los próximos Juegos Olímpicos de Tokio, abrió su ruta con brincos de 14.08m y 14.13m, dos cuotas que le sirvieron para ubicarse momentáneamente en el tercer puesto. Sin embargo, en la siguiente ronda llegó hasta 14.36m y se apoderó de una definitiva segunda plaza.

No obstante, Povea tuvo su mejor marca en la cuarta tentativa, cuando llegó a los definitivos 14.52m que concluyeron una secuencia de brincos válidos siempre en ascenso. Sus salidas quinta y sexta terminaron en nulos y la pinareña no pudo aumentar su cuota.

Esta es la primera vez que la antillana concurre a una competencia bajo techo, mientras representa su tercera salida oficial de la campaña. Sus dos anteriores acontecieron al aire libre durante las pruebas de confrontación en el Estadio Panamericano de La Habana, donde concluyó con registros de 14.78m con viento superior al permitido y otro de 14.49m.

El tercer puesto del encuentro de Madrid quedó en poder de la portuguesa Patricia Mamona, con un mejor rendimiento de 14.28m. Ellas vieron cómo la venezolana Yulimar Rojas hizo historia en la prueba y la ganó con récord mundial incluido.

Yulimar Rojas impone récord mundial en el triple salto bajo techo

En el triple salto femenino estuvo la gran noticia de la jornada para el atletismo, pues la venezolana Yulimar Rojas llegó hasta los 15.43m para convertirse en la nueva recordista mundial de esa especialidad en salas techadas. La también campeona mundial al aire libre consiguió ese registro en su sexto y último intento, luego de brincos de 14.65m y 15.29m y otros tres intentos nulos.

“Estoy muy feliz y todavía no me lo creo. Este es uno de los momentos más lindos de mi vida, porque buscaba la marca desde hacía rato. Le agradezco mucho a mi familia, a mis amigos y a mi entrenador. Estoy muy orgullosa del trabajo que hemos realizado. El récord del mundo se dice rápido y fácil, pero implica mucho esfuerzo y dedicación. Soy una mujer luchadora que trabaja por lo que quiere y esto es un buen ejemplo”, aseguró.

Los 15.43m logrados por Rojas no solo significan lo mejor visto en la historia de los eventos en pista cubierta, sino también la segunda mejor marca de todos los tiempos en la especialidad. Al aire libre, la venezolana posee un brinco líder de 15.41m, solo por detrás del récord mundial de la ucraniana Inessa Kravets.

La anterior primacía universal bajo techo correspondía a la rusa Tatyana Lebedeva, cuando saltó 15.36m en Budapest el 6 de marzo de 2004.

Juan Miguel Echevarría: Inalcanzable en Madrid, con 8.41 metros

1 comentario

    • Amaya en 22 febrero, 2020 a las 11:12 am
    • Responder

    Por una parte este resultado es importante y refleja su form deportiva, pero la competencia cumbre serán los Olimpicos de Tokio 2020, y allí es donde tiene que llegar en optima forma

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.