Messi ahuyenta la tormenta en Barcelona con un poker en goleada al Eibar. Braithwaite: “No voy a lavar la ropa que usé… Messi me abrazó”

3:28:50 PM

 

BARCELONA (Jordi Blanco | Corresponsal en Barcelona) — El Barcelona tomó el liderato al asalto, aunque fuera de manera efímera, goleando por 5-0 a un Eibar que salió respondón y en un abrir y cerrar de ojos se plegó a la magnificencia de Messi, autor de un hat-trick en la primera mitad (que fue poker al final), líder absoluto del equipo azulgrana y que se convirtió, acaso sin pretenderlo, en el mejor aliado de Josep Maria Bartomeu, abucheado por la afición y a quien, milagrosamente Leo apartó del plano.

El Barçagate le ha pasado factura de manera evidente al presidente del Barça, que un día después de padecer una terrible junta directiva, en la que comprobó la pérdida de confianza de varios de sus compañeros, se encontró con la peor de las sorpresas, recibiendo una monumental pitada antes de comenzar el partido, con gritos pidiendo su dimisión que se fueron repitiendo de manera periódica durante el encuentro, silenciados en la medida de lo posible por la grada de animación pero para nada disimulados… Por quien no fuera Messi.

Lionel Messi alcanzó los 14 goles esta campaña en LaLiga.

Apareció, como se esperaba, valiente el Eibar y comenzó, como es habitual, sin ritmo el Barça de Setién. En cinco minutos Ter Stegen ya había tenido que intervenir a un remate y un fuera de juego evitó que el golazo de Sergi Enrich caldease unos ánimos ya de por si críticos. Le costaba al campeón hacerse notar, se ampliaban los nervios en la grada, se aposentaba el Eiba en el campo y quien más quien menos empezaba a sospechar una tarde tormentosa. Hasta que apareció el capitán para cambiar el ánimo.

Cumpliéndose el cuarto de hora tomó Messi un balón en la frontal del área, se merendó nadie sabe como a tres rivales y superó con un disparo cruzado, a media altura, a Dmitrovic para abrir el marcador. Mejoró algo, no demasiado, el juego colectivo del Barça, entendió de pronto el Eibar que se enfrentaba a un coloso y las protestas contra el palco se espaciaron en el tiempo, remitiendo también en intensidad.

Pero para acabar con las dudas, y después de haber cerrado una sequía de cuatro partidos sin marcar, el astro argentino solventó la necesidad de convertir la primera mitad en un monólogo auténticamente personal. Lo hizo marcando con un disparo cruzado a pase de Arturo Vidal el 2-0 y, casi inmediatamente, el 3-0, después de regalar el gol a Griezmann y recibir de rebote el balón por el fallo del delantero francés.

Hat-trick y se acabó. El partido se diría que murió ahí, a los 40 minutos, aunque Busquets rozó el 4-0 antes del descanso y apenas comenzar la segunda parte el Barça tuvo hasta tres buenas ocasiones de aumentar la renta. Dándose a entender poco después que la cita de Nápoles ya estaba en la cabeza del equipo y del entrenador.

Los unos porque rebajaron su intensidad y le dieron cancha al Eibar, al que se anuló otro gol por juego peligroso y puso a prueba en un par de oportunidades a Ter Stegen. Al técnico porque removió pronto el banquillo, dando descanso a Busquets y Piqué primero y a Griezmann después, dando entrada a un Brathwaite recibido con una ovación atronadora.

El danés, voluntarioso sin disimulo, acabó siendo protagonista. Primero le dio la asistencia del 4-0 a Leo, que sentenció con magia, y después provocó una parada de Dmitrovic para que Arthur cerrase la manita. Otra vez, en la recta final, en un abrir y cerrar de ojos.

El Barça ganó a medio gas. Sentenció Messi en la primera mitad y sesteó el equipo en la segunda. Pensando en Nápoles, pensando en el Clásico y pensando en un futuro inmediato más tranquilo, después de una semana incendiaria que dejó señalado a Bartomeu. A quien el capitán salvó la papeleta.


Posiciones Primera División de España

POS EQUIPO JJ DIF. PTS
1 Barcelona 25 +33 55
2 Real Madrid 24 +30 53
3 Getafe 24 +14 42
4 Real Sociedad 24 +11 40
5 Atlético Madrid 24 +8 40
6 Sevilla FC 24 +6 40
7 Villarreal 24 +10 38
8 Valencia 25 -2 38
9 Granada 24 -2 33
10 Athletic Bilbao 24 +3 31
11 Osasuna 24 -1 31
12 Real Betis 25 -5 30
13 Levante 24 -6 29
14 Alavés 24 -9 27
15 Real Valladolid 24 -7 26
16 Celta Vigo 25 -12 24
17 Eibar 24 -15 24
18 Mallorca 25 -16 22
19 Leganés 25 -19 19
20 Espanyol 24 -21 19

Lionel Messi vuelve a rescatar al Barcelona en otra crisis

BARCELONA — Dijo una vez Joan Gaspart, considerado por muchos el peor presidente de la historia del Barcelona, que si hubiera tenido a Lionel Messi durante su mandato “aún estaría en el cargo”. Afirmación palmaria, quizá exagerada, no es incierto, al contrario, que bajo el manto de Messi el palco del Camp Nou vive mejor.

Lionel Messi celebra un gol en la victoria del Barcelona contra el Eibar Getty Images

Leo Messi, en compañía de Pep Guardiola y a los mandos de un equipo irrepetible, convirtió la agonía de Joan Laporta en éxtasis entre 2008 y 2010; después mantuvo con sus goles y su juego la calma de Sandro Rosell hasta que el escándalo del fichaje de Neymar ya no pudo ser ocultado por más tiempo, y más tarde, en 2015, salvó una crisis provocada por él mismo y que amenazaba con llevarse por delante a Bartomeu. Triplete, elecciones, reelección y a otra cosa.

Gracias, Messi. Es una frase, simple, corta y clara, que resume el Barça de la última década. O casi ya de los últimos quince años. Desde su eclosión al abrazo de Ronaldinho y desde que tomó el liderato del brasileño de la sonrisa eterna, Messi ha mantenido, y mantiene, a un club en el que las crisis institucionales no son ya como en el pasado.

El Camp Nou, en 1996, se poblaba de pancartas, medio centenar al menos, pidiendo la dimisión del entonces presidente Núñez en respuesta al despido de Johan Cruyff. El Camp Nou, en la década de los 80 del pasado siglo, se llenaba de pañuelos, por miles, para protestar contra el mismo mandatario. Y antes eran los ya olvidados cojines que se repartían entre los hinchas, a precios módicos, y que volaban hacia el terreno de juego en señal de desaprobación. Ya fuera para el equipo o para el presidente de turno.

Todo eso ha pasado a la historia. Pero aunque hoy las protestas se gestionan a través de las redes sociales y en este mundo tan globalizado cualquiera puede tener su voz para aplaudir, animar, descalificar y hasta insultar desde el anonimato o a cara descubierta convirtiéndose, o pretendiéndolo, en alguien a seguir, el estadio sigue siendo el templo en el que se acaba descubriendo la realidad del barcelonismo.

La realidad, hoy, es que Bartomeu está tan tocado, tan contra las cuerdas, tan discutido, que el poker de Messi al Eibar le tuvo que saber a gloria a un presidente cuya permanencia en el palco más allá de final de temporada empieza a estar en duda.

Messi, por activa y por pasiva, es la verdadera razón.


Eibar elogia póker de Leo MessiESPN Digital

  •  
  •  

El Eibar elogió el sábado a Lionel Messi tras registrar un póker en el triunfo 5-0 sobre el conjunto vasco en la vigésimo quinta jornada de la LaLiga.

Foto: Captura de pantalla.

Con los cuatro goles, Messi asumió el liderato de goles de la liga española con 14 tantos.

“Te sufrimos. Te padecemos. Te sobrellevamos. Y no nos queda otra que ponernos en pie y aplaudirte”, manifestó el Eibar a través de sus redes sociales.

La última vez que el futbolista rosarino anotó cuatro dianas en un compromiso fue precisamente, también, ante el Eibar, en 2017.


Braithwaite: “No voy a lavar la ropa que usé… Messi me abrazó”

  •  

BARCELONA — Martin Braithwaite salió feliz del Camp Nou, después de jugar casi 20 minutos en su estreno como jugador del Barcelona. En pocos días le ha cambiado la vida al danés, que ha pasado de pelear el descenso con el Leganés a buscar con potencia los pases de Lionel Messi.

El argentino parece satisfecho con el rendimiento de su compañero. Apenas saltó al campo, el argentino le tiró una pelota al espacio al danés, que pese a pelearla, no pudo ganarla. Messi se disculpó. Al cabo del rato, Braithwait se inventó una jugada que acabó con el cuarto gol del argentino.

“No me voy a lavar la ropa que usé en el partido y además, Messi me abrazó con ella”, bromeó Braithwaite. “Él me ha felicitado y es un detalle del mejor del mundo. Se pudo ver que me buscó varias veces. Me siento muy bien y feliz en estos primeros días en el Camp Nou”.

Del estreno y las sensaciones que tuvo, Braithwaiet remarcó que “de pequeño veía por la tele los debut de los nuevos jugadores y pensaba cómo de especial debían de ser estos momentos… y de repente verme aquí y con este recibimiento de la gente… ha sido espectacular”.

Sobre el equipo, el atacante danés apuntó que “estos jugadores son fantásticos. Solo tengo que correr y poco más, hacer movimientos en profundidad, que es una de mis virtudes principales”.


Afición del Barcelona abuchea a Bartomeu en el Camp Nou

BARCELONA — La afición del Camp Nou se hizo escuchar este sábado y mostró de una manera más que evidente su descontento con la directiva del Barcelona, con el presidente Bartomeu al frente y con gritos de ‘Bartomeu dimisión’ acompañados de muchos pitos que evidenciaron el ambiente de crisis institucional que sufre el club azulgrana.

Apenas 24 horas después de que la junta celebrase una reunión en la que el máximo dirigente comprobó de primera mano la fractura que hay entre sus directivos, la hinchada tomó la palabra, sorprendiendo con una reacción poco recordada en un estadio donde las protestas hacia el palco son cosas de un pasado cada vez más lejano.

No hubo pancartas como antaño ni tampoco los pañuelos blancos de desaprobación se contaron por miles como sucedía en otros tiempos, pero si durante el calentamiento del equipo no pasó nada y la interpretación del himno por megafonía se desarrolló con normalidad, al acabar el himno, minutos antes de comenzar el partido, explotó una protesta generalizada desde todo el graderío que sorprendió al palco, donde Bartomeu encajó con disimulado disgusto los pitos y gritos en su contra.

Ni el 1-0 logrado por Messi (magnífco), ni los ánimos multiplicados de una grada de animación especialmente activa para acallar las protestas con sus tambores evitaron que la sensación de crisis que se vive en el Barcelona desapareciera del plano y que a raíz de lo sucedido el viernes empiecen a hacerse cábalas respecto al futuro inmediato de Bartomeu, de la posibilidad de una dimisión pactada al acabar el curso (que ya no se da por descartada) y la entrega de la presidencia a Emili Rousaud hasta las elecciones previstas en 2021.

Tomado de: ESPN

 

1 comentario

    • isauro en 23 febrero, 2020 a las 10:52 am
    • Responder

    Increiblemente el Barcelona ha recuperado la punta de la Liga, cuando pensaba que a esta altura el RM tendria ventaja de varios puntos. La realidad vuelve a ser superior a la teoria.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.