Astros tuvieron una “probadita” de lo que viene

 @brianmctaggart
11:36 AM EST

LLAKELAND, Florida — Los Astros salieron el lunes para el encuentro de la Liga de la Toronja contra los Tigres con su infield titular de Alex Bregman, el puertorriqueño Carlos Correa, el venezolano José Altuve y el cubano Yuli Gurriel.

Este partido les dio a los jugadores una muestra de lo que la vida como visitantes podría ser esta campaña tras el escándalo de robo de señas.

Los aficionados en el estadio de los Entrenamientos de Primavera de los Felinos definitivamente siguieron de cerca la turbulenta temporada muerta del equipo de Houston y abuchearon a Altuve, Bregman, Correa y Gurriel cada vez que entraban a la caja de bateo. Cada uno agotó tres turnos, con Bregman pegando un doblete ante el primer lanzamiento que vio en la primera entrada. De su parte, Altuve sacudió un doblete en el tercer capítulo.

El dirigente de los Astros, Dusty Baker, dejó fuera del lineup a la mayoría de sus titulares para los primeros dos juegos de la Liga de la Toronja durante el fin de semana contra los Nacionales. El capataz optó por darles acción a sus jugadores del cuadro el lunes. Los jardineros George Springer, Michael Brantley y Josh Reddick tenían previsto jugar contra los Marlins el martes.

La reacción descortés de la fanaticada en el compromiso del lunes no sorprendió a Baker.

“Sabíamos que iba a suceder — cada día, hasta que comencemos a ganar y a castigar la bola”, expresó Baker. “No tenemos problema con eso”.

Para las figuras conocidas de Houston, fue su primer juego de cualquier clase desde que cayeron en el Juego 7 de la Serie Mundial contra los Nacionales en octubre pasado. Los Astros pegaron cuatro jonrones en la victoria por 11-1 — Garrett Stubbs, Myles Straw, Corey Julks (grand slam) y Jake Adams (batazo de tres vueltas).

“Muy entusiasmado de volver al terreno y jugar”, dijo Bregman. “Fue bueno que ya tuvimos el primer partido, los primeros turnos al bate, las primeras rodadas. Correr las bases. Fue maravilloso estar en el terreno con los spikes por cinco innings”.

Ninguna de las estrellas parecía estar molesta por la reacción de los fanáticos, quienes expresaron su disgusto por el escándalo de robo de señas que los jugadores emplearon en el 2017 y hasta el 2018, lo que resultó en una multa por parte de MLB, pérdida de selecciones del draft y suspensiones de un año para el gerente general Jeff Luhnow y el dirigente AJ Hinch (eventualmente ambos fueron despedidos).

“Normalmente estoy tan concentrado en el juego que no escucho nada”, explicó Correa.

Altuve, quien fue golpeado en un pie por un pitcheo en el quinto episodio, dijo que volver al terreno se sintió como algo de terapia.

“Hoy estábamos enfocados en jugar béisbol”, declaró el segunda base. “Sabemos que debemos salir al terreno y prepararnos para esta temporada. Eso es lo que estamos pensando ahora mismo”.

Por su parte, Correa dijo lo siguiente: “Me sentí bastante bien jugando béisbol otra vez. Ha pasado un buen tiempo. Es lo que me encanta hacer. Se siente bien cuando salimos al terreno”.

El abridor el lunes por los Tigres, Matt Boyd, dijo que es hora de dejar este escándalo en el pasado.

“Ya lo hecho, hecho está”, declaró el serpentinero. “Sé cómo todos se sienten, pero nadie puede cambiar lo ocurrido. Se repartió el castigo y todos saben cuál es la raya que no se debe cruzar. Esperamos que con eso todo desaparezca. Lo mejor es ir adelante. Ellos tendrán que vivir con esa decisión. No hay peor castigo que ése. Debemos avanzar y seguir jugando”.

https://www.mlb.com/es/news/astros-tuvieron-una-probadita-de-lo-que-viene

1 comentario

    • Chikungunya en 26 febrero, 2020 a las 8:25 am
    • Responder

    Este es el avance de la película.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.