Spring Training 2020: ¿Por qué este puede ser el gran año del “breakout” para Lourdes Gurriel Jr.?

8:55:49 PM

 

Lourdes Gurriel Jr.

 

 
 

Contrario tal vez a lo que usted piensa, la primera noticia que Lourdes Gurriel Jr. recibió con alivio en 2019 no fue solamente el anuncio de su regreso a las Grandes Ligas con los Blue Jays de Toronto. Fue, aunque parezca un enroque de segundo plano, la decisión de definir una posición para el talentoso jugador cubano.

¿Ahora recuerdas ese punto de giro? Entonces, en caso que lo hayas olvidado, vale la pena recordar algunos números: Gurriel Jr. bateó apenas .148/.258/.222 —sí, ¡menos slugging que OBP!— durante 31 PA (apariciones en home) cuando inició juegos como segunda base en 2019. Sin embargo, desde que Lourdes regresó a las Mayores el 24 de mayo y se probó como leftfielder, su ritmo ofensivo alcanzó un nivel estimulante. Después de aquel inicio desconcertante en el plato, Gurriel Jr. encontró la posición ideal que, a diferencia de la rutina y exigencia como jugador del infield, le permitió entrar al campo con mucha menos preocupación.

De aquella pobre línea que arrojó un OPS de .480, Gurriel Jr. activó todas sus habilidades en el plato para esculpir una línea de .288/.340/.572, con 18 jonrones y 39 RBIs. Pero, si recuerdas cuál era el tema principal alrededor de sus ajustes en el plato, ese cambio defensivo no recibió mucho crédito. Sin embargo, ahora, casi cinco meses después, el propio Lourdes aprecia lo importante que ha sido entrar al Spring Training sabiendo la posición que defenderá en los Blue Jays.

“Te da un poco más de estrés, yo diría eso”, le dijo Gurriel Jr. a The Athletic a través de su intérprete, Héctor Lebrón, antes de debutar en esta primavera. “Pero ahora estoy muy concentrado en la oportunidad que el equipo me está dando en el jardín izquierdo. Sé que puedo ser el jardinero izquierdo a diario y, por eso, también puedo concentrarme más en la parte ofensiva”.

El año pasado, Gurriel Jr. cubrió 532 innings en el leftfield antes de perderse el resto de la temporada en septiembre debido a una operación de apendicitis. Su muestra de entradas a la defensiva no fue lo suficiente como para considerarlo como un “outfielder calificado”, pero si agrupamos en FanGraphs a todos los leftfielders con al menos 500 innings jugados en la posición, podemos encontrar que Gurriel Jr. fue el quinto mejor ubicado con -2.6 DEF (una métrica defensiva empleada para medir el valor total de un outfielders en diferentes eventos).

Así que, al menos en su debut comenzando a probarse como outfielder, Gurriel Jr. demostró cierta destreza y se ajustó bastante rápido a la rutina de la posición. Eso sí, su atlético físico, el poderoso brazo y la habilidad para desplazarse en el campo, fue parte del potencial que rápidamente reveló Lourdes a sus 25 años.

Para el día inaugural de 2020, los Blue Jays esperan exhibir buena parte de su potencial con un lineup que se proyecta comenzando con Bo Bichett/SS como leadoff, Cavan Biggio/2B, Vladimir Guerrero Jr./3B y Lourdes Gurriel Jr./LF, atrayendo todas las miradas de la fanaticada gracias a sus perspectivas. De hecho, hemos visto esa reacción desde que el manager Charlie Montoyo presentó su tarjeta de alineación para el debut en este Spring Training 2020.

Si de proyecciones se trata, tanto Bichette como Vladdy Jr. han salido de favoritos para encabezar los titulares de WAR en el equipo, con 3.6 puntos según el sistema de “Steamer” de FanGraphs. Sin embargo, Gurriel Jr. ya demostró que su talento puede sorprender cuando logra total coordinación en el plato y su rendimiento también será crucial para las aspiraciones del team. Incluso, al acudir a Steamer, Lourdes tiene una proyección de 27 jonrones, que significa la segunda mejor de cualquier bateador de los Blue Jays para 2020, detrás de Randal Grichuk (30).

Entonces, ¿qué podría suceder si Gurriel Jr. se mantiene sano y puede jugar más de 120 partidos? ¿Podríamos ver una explosión de “breakout” muy pronto? Si crees en algunas muestras reveladoras, tal vez confíes en esto: Detrás del súper talento de los Nationals, Juan Soto, Gurriel Jr. produjo el segundo mejor slugging (.541) entre leftfielders calificados con al menos 300 visitas al home durante 2019.

Soto promedió .548 slugging tras completar 659 PAs en 2019, y Gurriel Jr. terminó con .541 luego de 343. Para 2020, Steamer proyecta a Lourdes con .472 slugging y ZiPS predice que caerá a .451. Ambas probabilidades son razonables cuando extendemos unas 150 PAs más a la línea de barra producida por Gurriel Jr., pero si el talentoso outfielder cubano tiene un ascenso en el plato, sus estándares de 2019 podrían mantenerse.

¿Qué ajustes deberá hacer? Según las tendencias que pudimos apreciar el año pasado, Gurriel Jr. sufrió una caída cuando atacó las bolas rápidas. Aunque su velocidad de salida bajó una milla por hora (de 92.8 a 91.8), promedió .259, un resultado bien distante del .328 en su debut durante 2018. Pero, además, he aquí el patrón donde Gurriel Jr. tendrá que trabajar fuerte: Su tasa de Whiff (Swing y fallo) aumentó el doble contra las bolas rápidas, de 14.3% en 2018 a 29.3% el año pasado.

A diferencia de eso, el menor de los hijos de Lourdes Gurriel Sr. y hermano del inicialista de los Astros, Yuli Gurriel, produjo sobre la media de la liga ante pitcheos rompientes (bateó .278 y registró 10 de sus 20 jonrones) y aplastó los lanzamientos fuera de velocidad, promediando .350 y .600 sluggings.

Ahí estuvo parte del éxito y los puntos débiles de Gurriel Jr., quien espera adecuar su swing y pulir varias deficiencias que tuvo en situaciones de juego durante 2019. Una de ellas, será buscar un mejor contacto de su swing en dos strikes, donde su OPS general de .869 bajó a .585. Tal fue la diferencia en su producción, que cuando estuvo delante en la cuenta, promedió .372/.495/.756, pero una vez que los pitchers oponentes tuvieron ventaja, sufrió una regresión hasta .202/.217/.394.

Con todos estos retos por delante, Gurriel Jr. está seguro de que la clave estará en mantenerse saludable y luchar por extender los ajustes que eviten altibajos. Sin embargo, como dijo dese su primer día en esta primavera, “se sintió aliviado de saber que recibirá la oportunidad de centrarse en una posición”.

Dicha oportunidad, los Blue Jays la fijaron para Lourdes desde abril del año pasado, cuando probaron enviando al cubano hacia el leftfield.

Este será el segundo año de aquel movimiento y, como esperan los Blue Jays, el definitorio para que Gurriel Jr. protagonice el breakout esperado.

 

Tomado de: baseballdecuba.com

1 comentario

  1. muy buen trabajo este de Yirsandy, pero a muchos seguidores nos gustaría un trabajo asi de otros cubanos, aunq sabemos q ya lo has hecho de varios en el pasado. en lo personal me gustaría ver las proyecciones de todos aquellos q logren abrir en el equipo grande el 26/3, incluyendo los lanzadores.

    saludos

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.