Entrevista exclusiva para la MD al joven boxeador cubano residente en Panamá, Pablo Vicente: “El Gallo de Cuba”

8:28:29 PM

 

Por el amigo de la MD y de Cascajal, Villaclara: Yerislandy Conde

 

 

Cuando escuchamos decir, El Buque insignia de nuestro deporte, enseguida ya nos viene a la mente de que están hablando: boxeo. No por gusto se le bautizó así, siempre se ha hecho sentir en la arena internacional, en juegos múltiples, dígase Centroamericanos, Panamericanos, Olimpiadas, etc. Gran porcentaje de todas las medallas alcanzadas por nuestro país, se deben a la Escuela Cubana de Boxeo, reconocida así a nivel mundial. Profesores de la talla del mítico Alcides Sagarra, considerado por muchos el mejor de la historia, han prestigiado nuestro boxeo. Desde los tiempos de los Kid Chocolate-Gavilán y compañía, pasando por Yoel Casamayor y llegando a la actualidad con figuras como Rigondeaux, el boxeo cubano ha estado siempre bien representado a nivel profesional. Hoy, como siempre les digo, en exclusiva para la MD, quiero presentarles a uno de los jóvenes valores que de a poco, y a golpe de puños, se viene abriendo espacio en este mundo, complejo por cierto. Con un récord personal de 16 victorias y 1 derrota, ningún empate y 14 fulminados por la vía rápida, de 26 años y nacido en La Habana, actualmente residiendo en Panamá, de la división súper pluma, apodado como El Gallo, sin más, le presento a Pablo Roberto Vicente Carmona. Los dejo con sus palabras.

 

Pablo Vicente

 

MD: Coméntanos Pablo, de tus años aquí en Cuba, perteneciendo a la Escuadra Nacional.

PV: Bueno primeramente mi hermano, yo te diría que fui a mi primer Playa Girón, creo que fue en diciembre del 2009, o enero del 2010, perdón, no recuerdo bien, no estoy bien seguro, tenía 17 años cumplidos ya hacía 4 meses, venía de ganar el Nacional 15-16 en La Habana. Ahí tuve 3 combates, caí bye en mi primera pelea, peleé, gané la primera ya por discusión del bronce, contra un púgil de Cienfuegos, y después me enfrenté a Daniel Matellón, que venía del Mundial de ese año y perdí ante él, recuerdo que fue 9-2, cuando eso todavía se usaban las máquinas, las cuales tenían que coincidir tres jueces para que validaran un golpe; bueno, después de ese Playa Girón, si me subieron para el Equipo Nacional. Ahí estuve por 5 años.

Ese año 2010, unos meses después fui campeón del Cardín, ese fue mi primer resultado importante ya dentro del Equipo Nacional. En esa competencia, me tenía -que enfrentar nuevamente a Daniel Matellón, pero él no hizo el peso ese año y fue sancionado, perdió en la pesa contra mí, y entonces me coroné en ese Giraldo Córdova Cardín. Nada, te repito, estuve por 5 años, años que fueron muy difíciles para mí, porque como te dije, entré prácticamente siendo un Cadete, pues ese era mi último año como 15-16, y me suben al equipo; me faltaba experiencia, no pasé por la ESPA, el Equipo Nacional de los Juveniles; fue un poco duro.

MD: ¿Hubo en ese momento alguna persona que te tendió la mano, alguien al que le tengas que agradecer?

PV: Gracias que ahí yo tenía un excelente entrenador, recién fallecido, el campeón olímpico Jorgito Hernández. Fue mi mentor, como un padre para mí, nada, me enseño muchas cosas, me ayudó mentalmente, físicamente, técnicamente, personalmente también; compartí mucho con él, y gracias a él logré adaptarme a los entrenamientos del Equipo Nacional.

MD: ¿Cómo se sentía el prácticamente niño Pablo Vicente rodeado de tantas glorias del boxeo cubano?

PV: Bueno, eso es otra de las cosas que me enseñó Jorgito, adaptarme también a la tensión de estar compartiendo entrenamientos y competencias con grandes del boxeo en el país, con campeones olímpicos, campeones mundiales, medallistas en grandes torneos. Cuando yo entro había muchos estelares, estaban entre otros Andry Laffita, Yankiel León, Osmay Acosta, Emilio Correa, había excelentes boxeadores ahí.

MD: Poco a poco te vas asentando, y también vas subiendo de peso, cuéntanos al respecto.

PV: Estuve creciendo, mi primer año, no duré mucho en mi peso, entro en 48 kg y subí rápido, ese mismo año en diciembre ya era 52 kg, ya en febrero subí para los 56 kg, ahí me mantuve como un año o dos años, hasta que me estabilicé en los 60 kg. Ya en ese peso, logré 2 medallas de bronce en torneos Nacionales Playa Girón, fui 2 veces campeón del Cardín, una vez plata y una vez bronce.

Representé a Cuba también en dos torneos continentales, en los cuales perdí, uno frente a un argentino y otro frente a un puertorriqueño. No tuve buena participación dentro del Equipo Nacional cuando representé a mi país fuera de Cuba. Creo que aún en ese tiempo no había madurado como boxeador, no tenía la confianza en mí, principalmente para lograr buenos resultados, siempre iba con la duda, con la presión de que soy cubano, tengo que ganar, subía muy presionado a las peleas y eso creo que me estaba afectando. Gracias a Dios ya he superado eso.

 

Con la Leyenda del Boxeo mundial, el panameño Roberto “Mano de Piedra” Durán.

 

MD: Que pasa en tu carrera en el año 2014.

PV: En el 2014, en diciembre del 2014, perdí una polémica pelea contra un boxeador de Villa Clara que en aquel entonces era muy bueno, le decían Vitico, Víctor Águila su nombre, de muy buena calidad. Perdí una decisión polémica ahí, como te dije, 2-1, allá mismo en su tierra, el Playa Girón fue en Villa Clara; y ahí el colectivo técnico tomó la decisión de bajarme del Equipo Nacional. Fue un golpe muy duro, pensé que no iba a boxear más, que iba a retirarme porque ya eran muchos años que había luchado en el equipo, contra viento y marea, siempre estaba entre los medallistas, sea oro, plata o bronce, y en ese torneo Playa Girón me fui sin medallas, pierdo en la discusión del bronce. Prácticamente decidí no pelear más.

MD: Luego de ese mal momento, ¿Qué viene?

PV: Bueno, otro entrenador que para mí es mi padre, es mi amigo, es todo, se llama Manuel Alba, el entrenador que yo tenía antes de entrar al Equipo Nacional en provincia, allá en La Habana. Con él tuve mis mejores resultados en mi carrera a nivel nacional. Vino de una misión que estaba por Venezuela, fue, habló conmigo, me dijo “oye, como que no vas a boxear más, tú eres un excelente boxeador, nada, solamente vamos a trabajar, vamos a demostrarle a todo el mundo que tipo de boxeador tú eres, y de aquí, de provincia, vamos a prepararnos y vamos a ganarle a todos los boxeadores del Equipo Nacional”. Me convenció, y me puse a entrenar con él. Ese año perdí solamente una o dos peleas, recuerdo que en ese año, 2015, me enfrenté a excelentes boxeadores, todos los de 60 kg estaban en excelentes condiciones.

En el Playa Girón tuve 5 peleas, una competencia muy, muy difícil, porque de las 5 peleas, peleé una, la gané bien, descansé y después las otras cuatro fueron seguidas, sin descansar. Pelea hoy, baja de peso, corre, después que termine de entrenar, vuelve a pesarte para pelear, y así, esos cuatro días fueron bien agotadores, pero nada, gracias a Dios todo salió bien. Me enfrenté a un muchacho guantanamero, Armandito Martínez, que ya le había ganado en el torneo por equipos, fue una pelea bien fuerte, era muy aguerrido, pero le gané. Después me enfrenté también al villaclareño que me había ganado, y le gané, tomé revancha, gracias a Dios; y en la final me tocó contra Lázaro Álvarez, una pelea bien fuerte, como se sabe, ya era 2 veces o tres veces campeón mundial en esos años, los jueces lo vieron ganar a él, mi colectivo técnico y yo nos vimos ganar, una pelea bien cerrada, pero bueno, nada que hacer, cogí plata ese año. Hicieron una reunión conmigo, no me subieron para el Equipo Nacional y ahí fue cuando tome la decisión de que ya no tenía nada que hacer en el boxeo amateur en Cuba y tome la decisión de irme y buscar futuro en otro país.

 

Pablo Vicente (a la izquierda) en una de sus peleas.

 

MD: ¿Cómo fue el proceso para irte del país, que vía, como fue todo?

PV: Nada, para irme del país hermano, me tomó como diez meses, proceso largo. Conocí a un amigo, mediante él conocí al que es actual entrenador mío aquí en Panamá; que por ese entonces estaba tomando unos seminarios allá en Cuba. El quería conocer boxeadores cubanos, porque confiaba mucho en su técnica, en su preparación, para boxear profesional. Nada, nos conocimos, estuvimos hablando, ya él estaba en conversación con algunos boxeadores. Todo fue legal, después que nosotros hablamos con él, que escogió a los muchachos, me dijo que me iba a ir con los que ahora son mis compañeros de boxeo aquí, con Daniel Matellón, con Leosdán Núñez, con Norlan Yera. Nos ayudó a sacar la visa, monetariamente nos ayudaron en todo, nos pusieron una cuenta bancaria de 500 USD, que era lo que se necesitaba tener en el banco para obtener la visa a Panamá. Nos escogieron una fecha, fuimos a la entrevista, todo bien, sacamos una visa de turista. La primera vez pudimos venir tres, Matellón, Damián Rodríguez y yo, los tres primeros que nos hicieron el proceso. Listo, con la visa en la mano, pasaporte y Panamá. Ya aquí no registramos, nos buscaron unos abogados para establecernos legalmente, y gracias a Dios, ya tenemos residencia, nos hicieron un contrato también, un contrato de Mánager, nuestro entrenador nos buscó un manejador para nuestras carreras, que es el que tenemos ahora mismo, que se llama Geor Sarantopoulus, panameño con descendencia griega.

MD: Ya establecidos en Panamá, ¿cómo le ha ido a Pablo y al resto de sus compañeros?

PV: Todo nos ha ido muy bien, gracias a Dios, Matellón pudo coronarse Campeón Mundial Interino de las 108 libras, nada, aquí estamos, en camino también para ver si podemos coronarnos. Te repito, nos ha ido bastante bien, ya estamos clasificados en varios organismos, en mi caso estoy clasificado en la AMB de número 11 del mundo, en el CMB de número 10; mis compañeros también están clasificados, ya Leosdán está clasificado en la AMB de número 8 y está clasificado de número 15 en la OMB. Así vamos, vamos poco a poco, lo primero es estar clasificados dentro de los primeros 15 del mundo para poder así optar por el Título. Estamos en camino, estamos más cerca de cuando venimos hace 3 años, a cumplir nuestro sueño.

 

Tras un pesaje previo a una de sus peleas.

 

MD: Que diferencias existe, según tu criterio personal, entre el boxeo profesional y el boxeo amateur.

PV: Bueno, diferencias que noto del profesionalismo al amateur, creo q está en la preparación, la preparación de un profesional es 5 veces, 10 veces, más fuerte que la de un amateur, amateur se boxea 3 asaltos, aquí en el pro, se llega a pelear hasta 12 asaltos, la preparación es más exigente, tienes que tener unas condiciones físicas óptimas, tienes que estar a un 100%, es el arma fundamental, tienes que estar bien fuerte, para aguantar 12 asaltos recibiendo y dando golpes. En el amateur uno boxea un estilo más bonito, es un boxeo más vistoso, es un boxeo donde se golpea para puntear, para sacar la mayor ventaja golpeando, pero en el boxeo profesional cada vez que sales a pelear tienes que ir y golpear fuerte, golpear para hacerle daño al contrario, tienes que hacerle daño al contrario, es un boxeo más exigido, se permiten golpes que en el amateur no, hay más golpes legales, me refiero a la diferencia en como uno tira los golpes, en el amateur es muy restringido, si golpeas con una parte del guante te llaman la atención, te dicen que estas golpeando de forma inadecuada, en el profesionalismo se ve eso muy poco, tienes que estar todo el tiempo pendiente a los golpes de tu contrario, hay que tener muy buena defensa, los golpes si hacen daño, si duelen, los guantes en el amateur tienen más protección, se cuida más al boxeador, aquí los guantes son más chicos, el vendaje es más riguroso, que te puedo decir, últimamente han fallecido varios boxeadores, el año pasado creo que fallecieron 5 en el boxeo profesional, debido al castigo que están recibiendo, es más sanguinario, más aguerrido, un boxeo donde cada boxeador va a salir a hacerle daño al contrario, la mayor cantidad de daño posible, para poder terminar la pelea lo más rápido posible. Para el profesional, te ayuda muchísimo que hayas tenido una carrera larga en el amateur, la mayor cantidad de peleas posible, así vas cogiendo experiencia, ya cuando cruzas al pro ya estás más adaptado a los golpes, tienes una técnica más depurada, vienes con agilidad en las piernas, casi todos los profesionales se plantan más encima del ring, pero cuando tú vienes del amateur y sabes caminar en el ring, sabes desplazarte, se te puede hacer un poco más fácil, te le haces un objetivo difícil a tu rival.

MD: Que se viene para la carrera de Pablo Vicente en un futuro inmediato. ¿Con que sueñas?

PV: Tengo varias expectativas, varios sueños, quiero muchas cosas, quiero logar muchas metas. Por el momento, voy en buen camino, ya logré clasificarme en dos de los organismos más importantes que tiene el boxeo profesional. Ahora lo que me toca es trabajar fuerte, trabajar más duro de lo que he venido haciendo hasta ahora para ver si me llega la oportunidad por el Título Mundial y coronarme, que ese es el mayor anhelo de un boxeador profesional, ser Campeón del Mundo y tener varias defensas exitosas de mi título; unificar, tener los 4 cinturones más importantes a nivel mundial en mi peso, las 130 libras. Quisiera llegar a estar a la altura de grandes boxeadores cubanos en el profesionalismo como lo fue Kid Chocolate, Kid Gavilán, Mantequilla Nápoles, ser bien reconocido a nivel mundial, como un gran boxeador cubano.

 

Pablo Vicente (a la izquierda) con parte del equipo.

 

MD: Pues mi hermano, puedes contar con la bendición de un pueblo entero seguidor del boxeo, sigue así, que con esfuerzo y sacrificio, todo es posible, muchas gracias por regalarnos tu palabras en exclusiva para nuestra web de la peña Martín Dihigo.

PV: Muchas gracias mi hermano, estamos trabajando bien duro para eso, gracias a ustedes por la oportunidad.

 

Fotos suministradas por el entrevistado

Colaboración del peñista Dr. Reinaldo Guevara en hacer llegar la entrevista a la MD.

 

6 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Otra excelente entrevista a uno de nuestros jóvenes atletas esparcido por el mundo y que poco conocimos del mientras estaba en Cuba, gracias a Yerislandy vamos poco a poco dando con el paradero de muchos cubanos que le perdimos el rastro. A Pablo decirle que la MD le desea mucha suerte y éxitos en su carrera profesional y que ojala nos regale un título profesional, sería muy bien recibido por la afición cubana. El Conde de Cascajal esta “dopado” con sus entrevistas jaja. Gracias mi hermano por tu entrega para la MD. Abrazos.

    • Yerislandy Conde Vasallo en 22 marzo, 2020 a las 9:28 pm
    • Responder

    Faltaba el boxeo hermano, uno de nuestros deportes insignias, hay una verdadera camada de jovenes en el profesionalismo q prometen un futuro muy alentador, y Pablo es uno de ellos, un abrazo a todos, y seguimos…….

    • Dr. Reinaldo en 23 marzo, 2020 a las 5:44 am
    • Responder

    Excelente entrevista hermano, Conde ya llevas un buen porciento de average, de embasado y que decir de slugging….no te detengas, la MD siempre te espera..Abrazos….

    • Amaya en 23 marzo, 2020 a las 7:45 am
    • Responder

    Grandes aspiraciones las de Pablo Vicente de coronarse hasta campeón mundial profesional, para ello trabaja duro, por lo que no es infundada su pretensión

    • dariel en 23 marzo, 2020 a las 8:18 am
    • Responder

    Nuevamente exelente trabajo, muy buena esta seccion de verdad. Saludos.

    • SIEMPRE NARANJA en 23 marzo, 2020 a las 2:01 pm
    • Responder

    Buen trabajo del Conde ofreciéndonos este artículo. Difícil camino el de Pablo pero le deseamos mucho éxito en su carrera y que logre su sueño de Campeón.

    Ufff…………… el Conde está acariciando el título de MVP de este año en la MD jajajaja…………..

    Saludos al Conde y a Pablo……………..

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.