¡La más exclusiva de las entrevistas para la peña MD! Jaliesky García: “Siempre seré cubano (…) eso nadie me lo puede quitar”

4:27:19 PM

 

Por el amigo de la MD y de Cascajal, Villaclara: Yerislandy Conde

 

 

 

Le seguimos dando continuidad a nuestras entrevistas en exclusivas para nuestro sitio web de la peña Martín Dihigo. Logramos contacto en esta ocasión, con una voz más que autorizada cuando de balonmano hablamos. Con muchos años de experiencia en esos menesteres, primero como jugador, y luego como estratega. De corazón dividido, cubano de nacimiento (pinareño) e islandés por agradecimiento, hoy quiero compartir con todos ustedes, el testimonio de vida de este hombre, de este ser humano incansable.

Tanto es así la exclusividad, que a la pregunta de; ¿usted ha contado esta historia suya en otras ocasiones? La respuesta fue; “eres el primer privilegiado en escucharla y poder escribirla, en Alemania me entrevistan pero no sobre mi pasado, creo que es importante que las personas sepan la historia y el trabajo que pasamos los atletas para lograr alcanzar metas, y te aseguro que no es política; esto es aprovechar las oportunidades que nos da la vida para llegar a lo más alto de la carrera deportiva y profesional”. Disfruten de esta bella historia de vida que nos trae Jaliesky García Padrón.

 

Jaliesky García

 

MD: Un verdadero placer que haya accedido a nuestro llamado, comencemos por sus recuerdos del niño Jaliesky aquí en Cuba.

JG: Nací en Minas de Matahambre, Pinar del Río, es un municipio que la fuente principal era la minería (extracción de cobre, etc). Comencé el entrenamiento de balonmano dirigido por el entrenador Carlos Martínez, alias Ventorera. Mis recuerdos de infancia, excelentes, con mis amigos del barrio, aplicado a los estudios, pero mi pasión fue el deporte (balonmano). Comencé con 9 años de edad la práctica del deporte.

MD: ¿Cómo fueron esos comienzos en el balonmano?

JG: El programa de balonmano comenzó aproximadamente en el año 1984. Desde mi casa se veía como construían la cancha de balonmano y tenis de campo, pero no me resultó interesante, pues me mantenía entretenido en los juegos de época en el barrio. Hasta que un día yo estaba en mi salón de clases y llegó el señor que fue la base de mi fundamento como atleta, Carlos Martínez. Él solo hizo una pregunta: ¿quién quiere jugar balonmano?, y ahí levanté la mano sin tener idea de que se trataba. Entrenaba en las tardes de lunes a viernes y algunos fines de semana hacíamos torneos, poco a poco se convirtió en el amor de mi vida. Desde esos comienzos empecé en los torneos a destacarme.

MD: ¿Algún torneo de aquellos que recuerde en especial?

JG: La Federación en aquel tiempo hacía campeonatos municipales desde el año 1984 hasta el 1988, participaba de esos campeonatos. Pero en el año 1985, fui de los escogidos para entrar en la escuela de alto rendimiento, EIDE Ormani Arenado en Pinar del Río, en esa escuela fue donde me pulen un poco más. En el equipo aproximadamente de 16 jugadores, que entrenábamos todos los días y competimos en los campeonatos nacionales.

 

Jaliesky en un partido con la Selección de Islandia

 

MD: Esos años en la EIDE, ¿qué tal?

JG: En la EIDE fue en aquel momento el sueño de cada atleta. Mis mejores amigos, mis maestros, entrenadores, compañeros de clases. Todos se convirtieron en una gran familia con la que podía contar en cada momento. Las experiencias en los entrenamientos, viajes para competencias al convivir diariamente con ellos, ganar, perder, llorar y aguantar las horas bajo el sol en aquella cancha de cemento con los entrenadores que siempre pedían más y más para sacar de ti lo mejor. Entrenadores de los cuales estoy muy agradecido a día de hoy; Emilio Almenteros, Alfredo Marimón, Alberto Márquez.

MD: ¿Qué le sigue posterior a esos años en la EIDE?

JG: A la edad de 16 años fui seleccionado para la Selección Nacional Juvenil, ESPA Nacional, en aquel tiempo estaba en el municipio Playa. Era un paso para llegar al sueño. El Equipo Nacional adulto era mi sueño en aquel momento. La ESPA era el escalón final para llegar al equipo adulto.

MD: Entonces te sientes cerca ya de ese sueño, ¿seguro que incrementas esfuerzos?

JG: Bueno. Puedes imaginarte que no fui el único que pasó por todo lo mismo, pero imagínate, desde 10 años en la EIDE, de domingos hasta viernes en la noche y después en La Habana, Selección Nacional Juvenil ESPA, y solo tenía la posibilidad de ir a casa cada dos o tres meses debido al transporte y la distancia. Tenía solo 16 años y estaba lejos de mis padres. El sacrificio tenía que valer la pena, cada entrenamiento contaba.

MD: ¿Cuándo se logra ese sueño?

JG: Todo dependía de los cambios en la Selección adulta y resaltar cada año en la juvenil para que vieran que podían utilizarme como jugador. El momento fue por el año 1993. Se cumplió lo tanto deseado, ya estaba en la Selección, pero la pregunta del millón, ¿qué hago ahora?

Tenía que esforzarme más para hacer el equipo y poder representar a mi país, era la única forma de demostrar que valió la pena todo el sacrificio.

MD: ¿Pues como le hizo para llegar al Equipo Nacional?

JG: En aquel tiempo hicieron un cambio. La ESPA Nacional dejó de existir y nos convertimos en la Selección B de Cuba. Tenía que probar en los entrenamientos, juegos contra la Selección A y jugar bien en los campeonatos nacionales para obtener un puesto en la Selección Nacional A. Se sentía la rivalidad y la lucha en los jugadores por obtener un puesto en la selección.

 

Jaliesky es cargado por sus compañeros tras un partido

 

MD: ¿En ese momento, tenías algún ídolo en esos jugadores que ya estaban establecidos?

JG: Bueno, desde pequeño siempre ves esos jugadores como ídolos. Yo siempre me acordé de los jugadores de mi provincia de Pinar del Río que tenía la Selección cuando yo era niño. No diré nombres para que no exista celos, jajaja.

Casualmente cuando llegué a la Selección A pude jugar con algunos de ellos: Daniel Rober, Osvaldo Povea, Vladimir Rivero. Compartíamos entrenamientos juntos y jugábamos el campeonato nacional para la provincia de Pinar del Río.

MD: ¿Cómo te aceptaron en la Selección?

JG: Era el jugador más joven en aquel momento y siempre sentía la presión de los más adelantados que tenían su nombre en el equipo. Fue después de un Campeonato Nacional que me nombraron para la Selección A. En aquel tiempo varios jugadores decidieron permanecer en Argentina y apareció la oportunidad de llegar al equipo

MD: ¿Su etapa en la Selección?

JG: Mi etapa en la Selección de Cuba fue solo de tres años. Los eventos que participé fueron pocos: Copa Paraná en Brasil, torneos de preparación en Alemania, y Juegos Panamericanos de Colorado en Estados Unidos. En este último fue una de las decisiones más importantes en mi vida.

MD: ¿Qué sucedió?

JG: Estábamos en una etapa difícil en esos años, el llamado período especial en Cuba. La meta de cada jugador era representar a Cuba internacionalmente, pero teníamos otra siempre como segunda, poder viajar y hacer dinero para poder mantener a los familiares y sobrevivir. Cada viaje contaba en desde antes y hasta el presente. Entiendo que todos teníamos como primer propósito representar al país y equipo, lo otro era parte del juego. En ocasiones entrenábamos todo el año para solo participar en un torneo internacional y eso era lo más difícil. Creo que cada uno de nosotros sentíamos eso, pero era una decisión difícil para los cubanos dejar atrás todo y comenzar una nueva vida.

 

Jaliesky en un partido con el club Frich Auf Goepingen

 

MD: ¿Cómo afrontas el reto?

JG: Pues te diré la pura verdad. Estábamos preparándonos para los Juegos Panamericanos de balonmano. Llegó el momento de demostrar y ganarse un lugar en el equipo y teníamos una preparación antes de los juegos. Un torneo en Francia para prepararnos y cuando seleccionan a los jugadores, yo no me encontraba en la lista. La respuesta del entrenador en aquel momento fue…”debo darle la oportunidad a otro jugador”, jajaja, yo era en estadísticas el número uno en mi posición en aquel entonces (extremo izquierdo).

Tomé unas vacaciones de una semana con mi familia en la playa, pero ya tenía en mi mente que en cualquier momento, si el entrenador decidía, ya no estaría más en la Selección, y como puedes imaginar, tendría que regresar de donde salí, que aunque me siento orgulloso de mis raíces, sabía que no tendría más oportunidad de regresar al seleccionado.

Fui preparando mi mente para lo peor y de momento me localizaron en el lugar que estaba descansando con mi familia. Mi madre hizo una llamada para saber de mi abuela y ella le dio el mensaje. Jaliesky debe regresar al Cerro Pelado para los entrenamientos y poner al día su pasaporte que estará seleccionado para los Panamericanos. Y siempre me pregunté, ¿por qué no me llevaron al torneo de preparación y ahora quieren que participe en los Panamericanos? La respuesta en algún momento la entendí durante esos días. Hoy estás y mañana no, todo depende de cómo esté el entrenador. Ya no dependía de mí. Así que decidí cambiar mi vida. 1996.

MD: Ya en territorio de Estados Unidos ¿qué sigue en la vida de Jaliesky?

JG: Estando en Estados Unidos me despedí del balonmano. Apenas tenía 21 años y en mi mente solo estaba poder trabajar para tener un futuro mejor. Partí hacia Michigan con un familiar que ya estaba radicado hacía años y ahí después de todo el proceso para obtener la documentación necesaria, comencé con algunos trabajos.

Al pasar más de un año, hice contacto con la Federación de Handball USA, ellos me dieron la oportunidad nuevamente de entrenar y jugar pero me sentí obligado nuevamente a dejar lo que más amaba desde pequeño, me encontré con la necesidad de trabajar para sobrevivir, era solo lo que importaba en aquel momento, un cambio de vida radical, no más deportes ni ejercicios, solo trabajar para ayudarme y ayudar a los míos que había dejado atrás.

La forma deportiva se fue perdiendo y los deseos de seguir pensando en el balonmano se fueron de mi mente. Puedes imaginar, de estar en una Selección Nacional representando un país llegué a sentir lo duro que podía ser la vida de un extranjero tratando de sobrevivir en un país diferente por completo, pero sentía que si trabajaba podía seguir hacia adelante y ayudar a los míos, ya ni pensaba en mí, solo estaba en mi mente los que había dejado atrás.

 

Jaliesky (2do de derecha a izquierda) con la Seleccion de Puerto Rico

 

MD: Se te abre una puerta al cabo del tiempo, coméntanos al respecto.

JG: En la ciudad de Atlanta viví para progresar económicamente. Ya después de estar establecido y tener dos o tres trabajos para seguir adelante, conocí a alguien que me ayudó a hacer contacto con la Federación de Balonmano de Puerto Rico. Ellos me dieron la oportunidad de moverme hacia San Juan y comenzar con un proyecto para entrenar niños. En el pueblo de Río Grande logré trabajar con el proyecto de balonmano por un período de año y medio, en ese período recibí la visita de un jugador que había sido integrante de la Selección cubana hasta el año 1992 o 93. Uno de los que decidieron permanecer en Argentina. Platicamos en esos días y le expresé mis deseos de poder jugar nuevamente, él estaba activo en esos momentos, jugaba para un club alemán y lo habían nacionalizado en Iceland.

Vi la oportunidad nuevamente de seguir en el amor de mi vida (balonmano), pero la vida fue difícil para mí en esos años, no olvides que no estaba entrenando, el cambio de alimentación y la falta de ejercicios me llevaron a la obesidad. Cuando jugaba para la Selección cubana pesaba 187 libras con una estatura de 1.96, y en ese momento que recibí la visita mi peso era de 280 libras. Mi amigo me dice lo lógico en aquel tiempo…”hermano debes de bajar de peso si quieres nuevamente jugar”, jajaja. Tenía en mano un pasaje que podía utilizar por un año, que podía utilizar para hacer la prueba en Alemania cuando me sintiera preparado.

MD: Y a comenzar nuevamente de cero…

JG: Comencé nuevamente con mi preparación psicológica y hacerme un millón de preguntas, ¿cómo lo hago? ¿Cómo bajo todas esas libras? Pero gracias que tenía una buena pareja, ella me ayudó en los momentos más críticos cuando yo no podía más y me traicionaba la voluntad y las fuerzas, ella siempre estaba ahí apoyándome. Entrené cada vez que tenía la oportunidad, en todo momento, no importaba la hora, el día, yo solo tenía una meta y era volver a jugar balonmano en ligas europeas.

MD: Llega pues la hora de la verdad, la hora de la prueba.

JG: Llegó el momento de la prueba, mi amigo Julián Durañona me había conseguido una semana de evaluaciones con su equipo (ThSV Eisenach) en la Handball Bundesliga (Liga de Balonmano Alemana). Ya las libras estaban por 245, aún fuera de peso, pero tenía entrenamientos de balonmano que habían fortalecido otras partes del cuerpo, la resistencia estaba mejor pero muy lejos de lo que yo podía hacer. La evaluación fue precisa en aquel momento, el entrenador no vio en mí lo que él necesitaba. Traté con otros equipos de Segunda División pero tampoco me aceptaron.

MD: ¡Segundas oportunidades!..

JG: Ya cuando vi las esperanzas de todo mi esfuerzo y sacrificio perdidas, llegó la luz nuevamente, y mi amigo me dice, “tengo un colega de equipo en la Selección de Iceland que su suegro es presidente de un club y ellos pueden ayudarte”. Pues me dieron la oportunidad. El club pagó mi pasaje hacia Iceland y llegó el momento de entrenar con el equipo. Solo fue un entrenamiento con el club HK Kopavogur. Pasamos después del entrenamiento directo a firmar contrato. Pero yo sabía que no estaba en buena condición física, y ellos me habían aceptado por los logros de mi amigo en ese país, él fue Líder Goleador y Mejor Jugador en una temporada, y en ese momento jugaba para la Selección de Iceland, y jugaba para un club alemán en el cual no fui aceptado. Yo acepté los términos del contrato en aquel momento, era mi sueño anhelado y no podía perder la oportunidad. Tenía tres meses para mejorar mi condición física. Regresé hacia Puerto Rico y seguí entrenando para mejorar todos los días, literalmente.

 

Colección de Medallas

 

MD: Transcurren esos tres meses y debes partir para Iceland ¿tuviste el apoyo de alguien en especial?

JG: Llegó el momento de partir para Iceland y ¿te acuerdas de mi pareja? Ella formaba parte de mi vida y contrato, también para ella era una decisión difícil, pero todo estaba arreglado para que ella trabajara, pero no olvides que ella es puertorriqueña, no tiene la necesidad de dejar su país cuando lo tiene todo. Pero siempre estaba conmigo, firme como mi Ángel. Renunció al trabajo y todo lo que tenía, decidió dejar todo por ir hacia una aventura incierta.

Ella significa todo para mí, es la persona que me hizo lograr y apoyó en todo momento mi sueño, la que me levanta la cabeza cuando no podía más o cuando veía algo imposible que no podía alcanzar. No tengo palabras para describir todo lo que significa para mí. Más que orgulloso de mi señora.

MD: Ya con el club HK Kopavogur de la Liga de Iceland. ¿Cómo fueron esos años?

JG: Jugué tres temporadas en Iceland, desde el año 2000 hasta el 2003. En la primera temporada con el club HK Kopavogur: fuera de forma, aceptación baja en el equipo, adaptada pésima con el clima, en diciembre el club me notifica que puedo regresar a Puerto Rico pues no era lo que ellos esperaban. La inversión no valía la pena. Mi pareja regresa conmigo y decide quedarse trabajando en Puerto Rico, pero fue mi decisión, porque no quería que ella siguiera pasando trabajo con el clima y el trabajo. Yo regresé en enero y me enfoqué más en los entrenamientos para mejorar.

Al final de la primera temporada, decidieron darme la oportunidad de seguir en el club por ver la mejoría, yo sabía que todo era cuestión de tiempo, sabía que tres años sin jugar era difícil recuperarlos. Regreso en mayo del año 2001 hacia Puerto Rico y sigo entrenando sin piedad, para poder regresar mejor físicamente al club. Verano del 2001 comenzamos la preparación para la segunda temporada. Ya estaba preparado y me sentía mejor, en otras palabras, era otro jugador y ellos estaban contentos.

Temporada 2001-2002: Mi pareja regresa nuevamente, ya estaba más estable en el equipo y teníamos más seguridad de permanecer en el club. Jugador Más Valioso de la Liga, Jugador Más Valioso del Club, Líder Anotador en la Liga y rompiendo el récord de goles a mi propio entrenador, 210 goles en 22 partidos; su récord era 196. También había pasado los goles de mi amigo Julián Durañona. Temporada 2002-2003: Seguí escalando mis logros personales y ayudando al equipo, Mejor Lanzador de la Liga, Mejor Anotador de la Liga, Jugador Más Valioso del Club. En esa temporada, el entrenador de la Selección islandesa se acerca y me ofrece nacionalizarme para jugar con la Selección. En esa temporada quedamos campeones de la Copa Islandesa.

 

Colección de Trofeos

 

MD: Luego de ese primer año en el club islandés poco productivo, y de conseguir dos temporadas a un nivel excelente, te marchas a jugar en Alemania ¿otro reto?

JG: En la tercera temporada de Islandia, me nacionalizaron para jugar con la Selección. El primer partido fue en Berlín (Iceland vs Germany, amistoso) y de esa forma pude recibir ofertas de clubes alemanes. La primera oferta fue del Kiel, pero una lesión en la espalda me impidió ir a la prueba. Después fue el Hamburg y un jugador alemán quedó libre en el mercado y lo escogieron, de ahí fui directo al Frich Auf Goepingen, donde firmé por dos años. El primer contrato fue por dos años, después del Campeonato Europeo del 2004, me extendieron el contrato por otro año más, en resumen, jugué seis temporadas con el club; siendo dos veces subcampeón de la Copa Europea, Capitán del equipo las dos últimas temporadas.

MD: Vamos al plano como jugador internacional por Islandia ¿qué significó esa oportunidad?

JG: Pertenecer a la Selección islandesa me abrió las puertas para la contratación en Alemania, el equipo islandés tiene mucho prestigio. Dos Campeonatos Europeos y una Olimpiada con ellos. Entiendo que jugué cerca de 158 partidos internacionales con ellos. Una anécdota con la Selección. Partido amistoso Iceland vs Austria, quedan segundos para finalizar y tuve la dicha de anotar el último gol del partido. Saludamos al equipo de Austria, y frente a mí está el entrenador, nos saludamos y me pregunta, ¿dónde has estado todos estos años?, y yo respondo, “señor estaba jugando en Islandia”. Me acuerdo de la sonrisa en su rostro en aquel momento. ¿Saben quién era el entrenador? El que en algún momento fue entrenador de mi amigo en el club ThSV Eisenach…

MD: Haber participado en unos Juegos Olímpicos ¿otro sueño cumplido?

JG: Los Juegos Olímpicos es un sueño para cada atleta, no importa a quien representes, es un sueño individual, pero ver todo el sacrificio pasado en mi carrera y estar jugando con uno de los mejores equipos del mundo, para mí fue un sueño hecho realidad. Una de las cosas más interesantes fue poder encontrarme con mis ex compañeros del Equipo Nacional. Carlos Reynaldo, Ivo Díaz, Vladimir Rivero, ellos jugaban para Hungría; Rolando Uríos, para la selección española. Juntos hicimos un sueño realidad en aquel momento.

MD: ¿Fueron entonces esos Juegos Olímpicos la mejor experiencia de su vida?

JG: Sí. Las olimpiadas fue la mayor experiencia en mi carrera deportiva. Los sueños vividos con la Selección fueron únicos. Poder estar rodeados de buenos jugadores, ejemplo Olafur Steferson, y compartir derrotas y victorias, es inolvidable.

MD: ¿Cuándo decide poner fin a su carrera como atleta?

JG: En la temporada del año 2006 sufrí una lesión grave en mi rodilla derecha, ligamento cruzado, meniscos y banda lateral. Sentí que todo se había acabado para mí. Después de operaciones no tenía un futuro cierto, pero aún tenía contrato por dos años más. Me tomó nueve meses recuperarme nuevamente, y perdí esa temporada. Luego de mi recuperación jugué mis dos últimos años y puse fin a mi carrera deportiva en el año 2009.

MD: ¿Qué se viene en su vida ya retirado del deporte activo?

JG: Bueno, cuando mi carrera estaba al punto de culminar, recibo la oferta de entrenador Nacional para Puerto Rico. Año 2009. Trabajé con ellos hasta el verano del 2010, y hasta el momento, cada vez que me contratan trabajo con el equipo. El trabajo con la Selección es por temporada, depende si hay torneos internacionales en ese año: Juegos Centroamericanos y del Caribe, Mayagüez, Puerto Rico 2010; Juegos Panamericanos de balonmano en Argentina; Copa del Caribe en Colombia; Juegos Panamericanos de balonmano en Groenlandia; Juegos Centroamericanos y del Caribe, Barranquilla, Colombia; Juegos Panamericanos, Lima, Perú.

Fundé una compañía de entrenamiento para atletas y personas que deseen mejorar su condición física en el año 2013. El nombre es JGFITZONE.CORP.

MD: ¿Qué opinión le merece el balonmano en Puerto Rico?

JG: El handball acá tiene altas y bajas, es difícil poder trabajar y tener resultados cuando no entrenas a un equipo por seis meses, teniendo en cuenta la situación que enfrentan los jugadores acá. Tener que trabajar largas horas diarias para poder sustentar la familia y después entrenar. Y aún así tenemos buenos resultados a nivel centroamericano.

MD: ¿Y el balonmano cubano actual?

JG: El talento siempre lo han tenido, cada jugador tiene el físico necesario para jugar en las ligas europeas, todo depende de la adaptación al sistema de juego europeo, que es más disciplinado tácticamente. Ahora mismo tenemos varios jugadores en las ligas de Portugal y España, y deben de estar jugando otros más que no conocemos, pero ameritan el respeto como atletas. Para mi todos tienen mi respeto, pues se el trabajo que pasan para llegar a las ligas europeas.

MD: A su opinión, de los jugadores cubanos que has visto jugar ¿quiénes son los mejores para usted?

JG: Rolando Uríos Fonseca, el número 1; Julián Durañona, el número 2; Carlos Reynaldo, el número 3. Y el mejor portero Vladimir Rivero.

MD: ¿Se siente realizado tanto en lo deportivo como en lo personal, o sientes que le queda algo por hacer?

JG: Me siento realizado, totalmente realizado en ambos, y siempre le doy gracias a Dios por guiarme en todo momento, aún queda mucho por hacer, y sé que mis conocimientos adquiridos a lo largo de mi carrera, ayudarán a otras generaciones.

MD: ¿Cubano, puertorriqueño, islandés, o las tres?

JG: “Siempre seré cubano, nacido en las Minas de Matahambre, eso nadie me lo puede quitar”.

Fotos suministradas por el entrevistado.

 

 

17 comentarios

Saltar al formulario de comentarios

  1. Excelente Conde mi herma, tremenda historia esta inédita para los medios, por eso la titule como la entrevistas mas exclusiva para la MD, porque lo que cuenta Jaliesky es la primera vez que lo hace para un sitio deportivo y eso es un privilegio para nosotros la MD. Siempre te reafirmo que disfruto mucho estas entrevistas a figuras pocas conocidas en Cuba, yo mismo realmente no sabía nada de este pinareño y mucho menos por los trabajos que paso en la vida para imponerse en lo que más le gusto hasta triunfar. Genial todo, gracias para ambos y a Jaliesky decirle que le deseamos lo mejor del mundo ahora como entrenador y en su vida personal, y por supuesto el agradecimiento infinito por esta primicia. Conde mi hermano, mis respeto a ti. Abrazos.

    • Janiel Izaguirre (Trinidad) el 23 abril, 2020 a las 8:11 am
    • Responder

    Conde, otra de las buenas, realmente no lo conocia, increible hasta donde llegas hermano, gracias por regalarnos estas entrevistas, a lo grande.

    Un abrazo.

  2. Gracias por esta entrega en exclusiva!
    Mis felicitaciones.!

  3. Otra excelente entrega Conde ufff muy muy completa esta entrevista y de mas estadecir que la primicia el pone la medalla de oro,excelente continua con este hermoso trabajo y para Jaliesky el mayor de los exitos en su vida como entrenador yen su vida personal,pues de verdad es mucho lo que ha vivido en su carrerra,por eso cada deportista este donde este siempre merece nuestro respeto nadie sabe la historia que hay dettas de cada uno.

  4. Al final se impuso porque realmente tenía las condiciones para ser un buen balonmanista, supe de él en años anteriores, pero no había vuelto a saber nada de él, gracia ahora a esta nueva etrega del Conde Virrey y Duque ya estamos actualizado de ese magnífico deportista pinareño y cubano

    • Dr. Reinaldo el 23 abril, 2020 a las 10:00 am
    • Responder

    Coño Conde esta como todas muy buena, a este pinareño nunca lo había oído hablar, y eso que es contemporáneo conmigo…nada todos los días aprendemos algo nuevo de ti en estas entrevistas geniales que nos entrega en la mejor…gracias mi hermano, no te detengas en seguir trayendo artículos como este que Daimir tituló…

    • Yerislandy Conde Vasallo el 23 abril, 2020 a las 10:09 am
    • Responder

    Buenos dias a todos los hermanos, asi mismo es, seguimos produciendo material, y seguimos siendo lideres en exclusivas, aqui en la mejor, la MD…..

  5. Muy bonita, sensible e interesante entrevista. Siempre es bueno conocer las raices y el pasado de los deportistas.. Muy bien por reconocer el apoyo de su pareja.. Gracias Conde por tus series de entrevistas que nos permiten conocer mas a muchos de los cubanos que andan por el Mundo

    • SIEMPRE NARANJA el 23 abril, 2020 a las 1:12 pm
    • Responder

    Decirle a Jaliesky que ha sido un placer tenerlo por esta la web MD, conocer su historia y ver como con mucho esfuerzo llegó a cumplir sus sueños. A tejido una bonita trayectoria deportiva para lo cual vencer duros obstáculos fue su punto definitorio y decisivo, muy valiente en seguir luchando uffff………. Bajar esas 100 libras debe haber sido agotador jajaja……….

    No quisiera terminar sin antes pedirle a usted estimado Jaliesky hágale llegar el reconocimiento de nosotros a su Ángel puertorriqueño, esa con la cual como dice usted firmó. Sepa que sus palabras si trasmiten lo que ella significa para usted, por tanto una saludo a ella también, que bonito que siempre le haya apoyado en todos esos momentos difíciles……. Jajaja…….. Ella es su MVP…. Jajaja…………

    Conde hermano, ufff………………. Que decirte, complacido de tenerte aquí en la MD, solo que todavía no me trago bien tu debilidad AZUL jajajajaja………………………. Un abrazo……..

      • Jaliesky Garcia el 24 abril, 2020 a las 3:06 pm
      • Responder

      Gracias por sus palabras. En realidad sigue siendo mi MVP.
      Saludos

    • Jaliesky Garcia el 24 abril, 2020 a las 3:02 pm
    • Responder

    Gracias por las palabras de todos ustedes y está demás decir que es un placer para mi poder transmitir la historia y que todos los seguidores puedan tener conocimiento de los logros de atletas que en algún momento dejamos de escuchar .
    Aprecio mucho el trabajo de Conde y su profesionalismo en su entrevista , me sentí muy cómodo en todo momento.
    Un fuerte abrazo para todos.

    1. Que placer tenerlo comentando por acá hermano. Nos enorgullece que la MD brinde su humilde pagina para resaltar historias como la suya. Le ratifico mis deseos de que tenga muchos éxitos laboral y en su vida personal. Otro abrazo fuerte.

      • Allan de Centro Habana el 27 abril, 2020 a las 12:11 am
      • Responder

      Que bueno y que orgullo saver denuevo de usted, pues cuando estabas en el juvenil en el cerro pelado, allá por el año 94 yo era balonmanista y estaba en la EIDE Martires de Barbados, en ocaciones compartí con ustades tanto en el cerro pelado como en los campeonatos nacionales en la KID Chocolate, yo era alumno de Modesto Quintana (Papito) tambien pinareño y mi padre (el profesor Ignacio Font) fue entrenador de Durañona y de Carlos Reinaldo en la ESPA asi como de Odael, Felix Romero y otros no habia sabido mas de usted desde que dejo la seleccion nacional y creeme que me alegró muchisimo saver de tí y de tu vida despues que te perdí el rastro. Toda la suerte del mundo, y pa alnte, un abrazo.

      1. Caramba Allan mi hermano cuanto tiempo sin comentar en la MD, en hora buena!! Brother no sabía que practicaste deporte y específicamente el balonmano, pensaba que lo tuyo era solo el humor que bien, me alegra mucho saber que a través d e la MD hayas sabido de Jaliesky, por eso la MD la amo tanto, logra unir a los cubanos amantes del deportes cuando menos te lo espera. Abrazos.

          • Allan de Centro Habana el 28 abril, 2020 a las 1:29 am
          • Responder

          Seguro hermano, oye me acuerdo que todavia no habia subido al equipo grande y nosotros comentabamos mucho entre los muchacho del equipo que estaba fuera de liga, nosotros al estar en la habana teniamos la posibilidad de ir al cerro pelado muchisimo y veiamos todos los entrenamientos de ellos y los topes con el equipo grande, que tiempos aquellos,y eso que era pleno periodo especial, realmente era del carajo ser atleta en ese entonces.Pero bueno hermano aunque no comente mucho ya, sigo con mi ritual de estar al tanto de la MD que tambien la siento mia,siempre antes de acostarme la leo, espero esten bien tu y los tuyos, y yo sigo aqui como simpre en centro habana, que aunque ahora está en candela para la zona donde vivo que es pegada a la universidad todo esta tranquilo y yo no salgo a nada.Otro abrazo para ti y todos los peñistas

          1. Excelente que sigas junto a nosotros y que cada noche nos visite hermano, esa es la cosa, quedate en casa pero junto a la MD jaja. Un abrazo y oye, cuidate mucho…

  6. Excelente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.