Entrevista exclusiva para la MD a cuatro Balonmanistas cubanos integrantes de la selección nacional y que juegan en Ligas de España.

12:13:43 AM

 

Por el amigo de la MD y de Cascajal, Villaclara: Yerislandy Conde

 

 

España cuenta, con la que para muchos entendidos, es la mejor Liga de fútbol del mundo, además con la mejor Liga de baloncesto a nivel europeo (solo detrás de la NBA). En cuanto al balonmano, no se queda atrás, la Liga ASOBAL goza de mucho prestigio y nivel mediático, muchos de los mejores del mundo, han jugado o juegan ahí, incluyendo varios cubanos. Pero no solo de Primera División, existen también otros niveles, (Segunda o Tercera División) donde por supuesto, la presencia de los nuestros abunda. Con varios de ellos, Dariel García, Claudio Ramos, Frank Enrique Cordiés y Eduardo Valiente; tuvimos la posibilidad de conversar, como siempre, en exclusiva para el sitio web de la peña Martin Dihigo. Disfruten.

 

Dariel García Rivera: (Santiago de Cuba; 31/12/1996) Extremo izquierdo.

Dariel Garcia

 

MD: ¿Cómo fueron los primeros pasos en este deporte?

DG: Empecé a la edad de 10 años en el municipio Palma Soriano, Santiago de Cuba. Todo comenzó por embullo, porque habían compañeros de aula que estaban apuntados y un día se me acerca un entrenador y me dijo que si yo quería apuntarme y yo le dije que sí. En realidad me encantó. Un día me llevan a ver un partido de la Primera Categoría y le dije al entrenador Daniel que yo quería ser grande en este deporte. Él se empezó a reír y me dijo, “para lograr eso no puedes faltar a los entrenamientos y tienes que ser disciplinado”. Y yo le dije, “así va a ser”. Hice el equipo Santiago para ir al Campeonato Nacional, en el cual cogimos medalla de oro, a raíz de eso entro a la EIDE provincial Capitán Orestes Acosta.

Fue uno de mis primeros logros. Ahí aprendí mucho del entrenador Henry Hernández, como jugar al balonmano más detalladamente, a ser disciplinado, a estudiar, etc. El entrenador se va a Venezuela y ya las cosas no eran como antes, y terminado el 8vo grado decido marcharme de la EIDE por problemas con un entrenador. Sigo mis estudios en Palma Soriano, en la escuela Liberación de Palma, y luego cruzo al politécnico Hermanos Díaz Robert. Por momentos pensaba que no volvería a jugar más, pero mi madre tenía un amigo que era entrenador y da la casualidad que estaba entrenando al equipo juvenil de Santiago de Cuba. Me vio y me dijo que si yo quería volver a jugar que él me permitía entrenar con él. Pues le dije que sí, que iba a volver a jugar. Desde ese día mi vida cambió, yo sabía que era otra oportunidad que la vida me daba, que tenía que adaptarme a ese sistema rápidamente, y así fue, desde que el entrenador Rafael Cruzata me vio en pista, me dijo que tenía muchas condiciones para llegar a la Selección, que con sacrificio y entrega podía llegar lejos, y así fue como empezó todo.

MD: ¿Cómo fueron los primeros pasos en este deporte?

DG: Bueno, a raíz de que había participado en varias competiciones nacionales, me invitan a una Copa Cuba, ya yo sabía que estaba cerca, solo faltaba más sacrificio y dedicación; y el 1ero de junio del 2015, entro a la Selección Nacional al mando de Luis Enrique Delisle Cecé.

 

 

MD: Ya en la Selección ¿Cómo le haces para de a poco ir ganándote un puesto?

DG: Entro a la Selección muy joven, aun no se habían ido los primeros contratados, sabía que era jodido ganarse un puesto, pero mi mentalidad era muy positiva y yo tenía claro que podía, que tenía que entrenar mucho para poder obtener un puesto.

MD: ¿Cuándo llegan los primeros eventos internacionales con la Selección?

DG: Teníamos informado que había un torneo en Brasil, al cual yo me estaba eliminando, siempre supe que era mi primera vez, eso sí, trabajé, me esforcé, y terminé hiendo a Brasil; y acto seguido teníamos el Panamericano de Toronto 2015, donde también participé. Ya luego vinieron la Copa Caribe 2017, torneo clasificatorio al Mundial de Naciones Emergentes en 2019, y el propio Mundial en ese mismo año.

MD: ¿Cómo recuerdas esa actuación en el Mundial? Medalla de plata.

DG: Bueno, ese es uno de los torneos más bonitos que he participado, lo recuerdo como si fuera hoy, esa entrega que teníamos, disposición, compromiso, fue lo que nos llevó hasta la final.

MD: ¿Confías en la Selección para lograr grandes cosas?

DG: Sí, confiamos plenamente, como ya saben tenemos casi todos los jugadores insertados en Europa, más la nueva generación que viene de atrás, yo pienso que ya es hora de competir al más alto nivel.

MD: Vamos al plano de los contratos que la Federación Cubana les ha facilitado a un grupo de jóvenes dentro del cual estás ¿Cuándo te llega tu primera experiencia en Ligas profesionales?

DG: Bueno, yo me encontraba en La Habana entrenando con la Selección y de repente aparece un entrenador de España, el cual vio un partido de nosotros, y al terminar me dijo que si quería jugar en España. Yo le respondí que sí, que era un orgullo para mí, y él me dijo que tenía que hacer muchas pesas para poder jugar en Europa. Con toda sinceridad, no creía lo que estaba pasando. Pasaron unos meses y el Segundo del Club Logroño llega a Cuba con los contratos. Cuando firmé sabía que mi vida iba a dar un vuelco enorme, me sentí muy contento y motivado conmigo mismo. Acto seguido empezamos los papeles y el 28 de agosto partimos hacia España. Aquí me acogieron bien, me enseñaron muchas cosas del balonmano actual. El Club Logroño en ese momento era el segundo mejor equipo de España, al cual me parecía imposible adaptarme al sistema de juego de ellos. Hablaron conmigo y deciden cederme al Quabit Guadalajara, que es donde me encuentro. Esto es una experiencia muy bonita ya que a la vez que coges el ritmo todo es más fácil, la vida te cambia, ya que tienes que ser más responsable, disciplinado, tener una buena actitud y sobre todo, ser humilde.

MD: Háblanos de ese proceso de adaptación al mundo profesional.

DG: Este mundo del deportista profesional es un poco complejo, ya que salir de Cuba y dejar atrás a tus seres queridos, amigos, es una cosa muy difícil. En principio me costaba mucho adaptarme ya que me enfrentaba a otro tipo de balonmano, necesitaba mucha concentración, estudios, que aunque no lo parezca, el balonmano se estudia. Yo tenía muchos deseos de aprender y salir adelante, y a medida que pasaba el tiempo, me iba sintiendo más cómodo. Mi madre me ayudó mucho en ese aspecto, me daba muchos consejos, hasta que por fin, logré adaptarme un poco a ese sistema de vida.

 

 

MD: Valoración personal de ese primer año.

DG: El primer año en el Balonmano Logroño fue crucial para mí, ya que la vida me dio la posibilidad de entrenar con uno de los mejores equipos de España. Aprendí muchas cosas buenas, allí me sentí estupendamente, en todo tipo de aspectos, me enseñaron a ver el balonmano de otro punto de vista y como ser mejor persona, y sobre todo, tener humildad.

MD: ¿Y de este segundo año? Bueno, lo que se pudo jugar.

DG: Bueno, llegué al Quabit Guadalajara, sabía que tenía que ganarme la vida, como se dice aquí, o sea, un puesto. Tenía que dar lo mejor de mí, después de un mes de preparación tenía deseos que empezara la Liga para poder jugar y crecer como jugador. Este segundo año fue espectacular para mí, ya que me gané el cariño de mis compañeros, de la afición, por mi entrega y sacrificio dentro del 40×20. Empezamos la Liga por debajo en la clasificación, pero luego íbamos mejorando poco a poco, en la segunda vuelta, ya nos estaban saliendo mejor las cosas, que desde el puesto 13, subimos al 7. Estábamos muy enfocados y mentalizados en lo que teníamos que hacer y de repente llegó el problema con la pandemia. Tengo ganas de volver a jugar.

MD: Adentrémonos en temas de la Liga.

DG: Esta Liga es muy competitiva, apartando al Barcelona, que es muy difícil de derrotar, todos los equipos se ganan entre ellos, me gusta mucho jugar aquí por el nivel de táctica que tiene, por la competitividad que hay de un equipo y de otro de llevarse los dos puntos a casa. De la parte de los extranjeros creo que son ocho o nueve, aquí en mi equipo somos cuatro. Es una competición muy bonita, somos 16 equipos, descienden dos y ascienden dos, y se juega los fines de semana.

MD: ¿Ahora mismo como mantienes la forma deportiva?

DG: Bueno, yo aquí en casa monto un circuito con cuatro estaciones, flexiones, sentadillas a una pierna goma y abdominales, esto es todos los días, y dos veces a la semana entrenamos por video llamadas con los compañeros de equipo. Y a partir del 2 de mayo, ya nos dicen si podemos salir para correr un poco y mantenerme en forma en vista a la temporada que viene.

MD: ¿Metas, Sueños…?

DG: Bueno, mi primer sueño era llegar aquí, como todo deportista deseas jugar al más alto nivel, luego quisiera ganar un Mundial y Olimpiada con la Selección Nacional de Cuba. Y mi meta es jugar en la mejor liga del mundo, la francesa.


 

Claudio Leandro Ramos Madrigal: (La Habana; 28/07/1998) Pívot.

Claudio Ramos

 

MD: ¿Cómo fueron los primeros pasos en este deporte?

CR: En principio no tenía ni idea de este deporte, mi padre lo hacía cuando joven. Al haber pasado con pocos años (11) por béisbol, fútbol, judo, kárate, esgrima (en este era bueno, jajaja); después de pasar por todos esos mi padre desistió y le dijo a mi madre que me apuntaría en la EIDE Mártires de Barbados, donde comenzó todo. Al entrar no controlaba nada del deporte, era malísimo, jajaja; y fui aprendiendo poco a poco. Estuve en las convocatorias de las competiciones nacionales de esas categorías, cuando todos decían que no me merecía estar en los equipos, que todo eso era por mi padre, (también se pensaba lo mismo, estando yo en la Selección de Cuba). Fui creciendo y mejorando a medida que subía de categoría. Con las aspiraciones de llegar al equipo Cuba; inculcada desde chiquito por mi padre, de la cual mi madre siempre estuvo en desacuerdo con él. Ella decía que tenía que dedicarme al estudio y con ese miedo de que perdiera la educación que me había dado, de que me perdiera como otros niños de esas edades en malos vicios, drogas, bebidas, delincuencia…

Hasta que llegó la racha de buenas actuaciones en torneos siendo juvenil, compitiendo en mi categoría y una categoría superior. Ahí es cuando entro a la Selección Nacional con la que disputé algunos torneos internacionales.

MD: ¿Cuándo llegas a la Selección Nacional de Balonmano?

CR: En septiembre del 2016.

MD: Ya en la Selección ¿Cómo le haces para de a poco ir ganándote un puesto?

CR: Trabajando todos los días un poco más que el anterior.

MD: ¿Cuándo llegan los primeros eventos internacionales con la Selección?

CR: El clasificatorio para el Centroamericano en Cartagena, un torneo por invitación en Doha, Qatar, una clasificación y un Mundial de Naciones Emergentes Sub-24.

En dicho Mundial llegamos a la final, la verdad que no nos creímos donde habíamos llegado, lo que fue una lástima no poder llevarnos el oro, y para mi desgracia no poder jugarla ya que me había lesionado en la semifinal. Pero fue como un sueño.

 

 

MD: ¿Confías en la Selección para lograr grandes cosas?

CR: Ahora más que nunca. Ya que tenemos ganas de llegar a algo más, de hacer esa historia. De volver a los planos estelares donde estaba el balonmano cubano, que estaba cerca de los mejores. Ese sueño de ir a un Mundial y de participar en unas Olimpiadas. Ufff, ya me dirás, jajaja.

MD: Vamos al plano de los contratos que la Federación Cubana les ha facilitado a un grupo de jóvenes dentro del cual estás ¿Cuándo te llega tu primera experiencia en Ligas profesionales?

CR: Mi primer contrato como profesional es con Logroño, comenzando en septiembre del 2018.

MD: Háblanos de ese proceso de adaptación al mundo profesional.

CR: Me costó trabajo adaptarme a todas las cosas, tanto dentro como fuera de la pista. Una experiencia nueva de la que me siento orgulloso por pasar.

De pasar trabajo, de tener que valerme por mi solo y de todas las cosas externas e internas que vivimos a diario, pero al final, aprendes como parecer profesional.

MD: Valoración personal de ese primer año.

CR: Solo puedo decir que aprendí de lo bueno y de lo malo.

 

 

MD: ¿Y de este segundo año? Bueno, lo que se pudo jugar.

CR: Mucho mejor, más adaptado a las cosas, ya con mucho más conocimiento, confianza en mí mismo y todo lo que me rodea. Y no volviendo a tropezar con los errores del principio, sino con otros más leves. Mucho, mucho mejor. Aquí en el Club Atlético Valladolid me acogieron como otro más de la familia

MD: Adentrémonos en temas de la Liga.

CR: Ahora mismo se ha detenido la Liga, hemos quedado en el lugar 10, tenemos buenos jugadores aquí en la Liga; sin contar al Barça, entre los otros equipos se puede competir con ambición y ganas de ganar. Tienen que concordar muchas cosas para poder competir contra el Barça.

Te pides a ti mismo que tienes que exigirte al máximo en ese partido, para poder hacer; como también dar lo mejor de ti y usar eso como escaparate; que no importe el resultado, sino en centrarte en hacer lo que te toca.

MD: ¿Ahora mismo como mantienes la forma deportiva?

CR: Cada dos días entrenamos por Skype con el preparador físico del Valladolid; y dado que reciente me operaron del ligamento cruzado anterior, todos los días le dedico el mayor tiempo posible a la recuperación, mañana y tarde.

MD: ¿Metas, Sueños…?

CR: Crecer como jugador, persona y seguir siendo el mismo.


 

Frank Enrique Cordiés Castillo: (Granma; 23/06/2000) Lateral.

Frank Cordiés

 

MD: ¿Cómo fueron los primeros pasos en este deporte?

FC: Antes de dar pasos, primero se gatea, así que ya sabes, jajaja. Nada, era la etapa de los 10 años, en los que me gustaba probar cada uno de los deportes, había practicado tenis de campo, béisbol, baloncesto, boxeo, y para entonces estaba probando con el voleibol. Y me había quedado tranquilo ahí porque me gustaba. Hasta que un profesor me fue a buscar al aula todos los días durante dos semanas para que lo intentara con el balonmano, y yo que ya pensaba avanzar con el vóley. Pues nada, me negaba, hasta que un día, tenía día libre y no quería irme a casa sin correr un poco y cansarme, así que fui con él a probar; y justo ese día, fue donde comenzó todo esto de mi carrera. Me llevé el primer golpe en la cabeza, jajaja, creo que fue lo que me hizo cambiar de idea. Y pues así me fui abriendo paso, con resultados individuales, hasta llegar a la Selección Nacional.

MD: ¿Cuándo llegas a la Selección Nacional de Balonmano?

FC: Llegué allí apenas teniendo 16 años, siendo un niño entre todos los que estaban, y la verdad, que me costó mucho adaptarme al cambio. Ya no era un escolar chocando con un juvenil, si no chocando con hombres, así que ya sabes…

MD: Ya en la Selección ¿Cómo le haces para de a poco ir ganándote un puesto?

FC: Pues a pesar de que era un niño, bueno, aun lo soy con los 19 años, todavía sigo luchando por el puesto. Y nada, para esto tuve que olvidarme de que era un pequeño y trabajar como todos los que estaban allí, incluso, echarle hasta más ganas.

 

 

MD: ¿Cuándo llegan los primeros eventos internacionales con la Selección?

FC: Varios torneos sí. Torneos del área, ya sea el de Cuatro Naciones, una Copa Caribe, los de Naciones Emergentes, etc. Espero, con trabajo, estar en muchos más.

Esa medalla de plata en el Mundial de Naciones Emergentes, fue emocionante, la verdad. No todos los equipos novatos y debutantes en un torneo como este llegan a obtener este resultado tan importante. Pero todo se basó en el sacrificio y la entrega de cada uno dentro y fuera de la pista.

MD: ¿Confías en la Selección para lograr grandes cosas?

FC: Claro, tenemos una plantilla bastante bien preparada y confiamos en el proyecto que tenemos en vista a los eventos que se aproximan.

MD: Vamos al plano de los contratos que la Federación Cubana les ha facilitado a un grupo de jóvenes dentro del cual estás ¿Cuándo te llega tu primera experiencia en Ligas profesionales?

FC: Pues otra vez otro cambio radical. De Cuba a Europa, fue difícil porque venía a uno de los equipos mejores formados de la Liga ASOBAL, y aunque no llegué a debutar con ellos, me sirvió de mucho el tiempo que estuve, aprendí bastante.

MD: Háblanos de ese proceso de adaptación al mundo profesional.

FC: Pues era un balonmano totalmente diferente, mucho más táctico, más de usar la cabeza en lugar del brazo, entrenos a doble sesión, nunca había estudiado videos en equipo antes, ufff, era totalmente diferente y me costó, fue chocar contra una pared. Pero con el tiempo le fui cogiendo la vuelta.

 

 

MD: Valoración personal de ese primer año.

FC: Ese año tenían en la plantilla tres laterales, así que se hizo complicado porque yo era el novato. Solo estuve hasta enero, hasta que se interesó un equipo alemán y me cedieron. Allí fue donde tuve todos los minutos que no tuve en La Rioja. Allí estuve en la Tercera División, con el club Weis Grün Werder. Bastante bien, no me incorporé de momento a la plantilla porque llegaba a media temporada y todavía los papeles no llegaban, pero la verdad, que bastante bien, a pesar de que el idioma no me acompañaba mucho. Por allá estaba el hijo de Rolando Uríos, con el que tuve buena amistad, y aunque no estábamos en el mismo equipo, me ayudó bastante en lo que pudo.

MD: ¿Y de este segundo año? Bueno, lo que se pudo jugar.

FC: Pues este año, estaba jugando en la División de Honor Plata, con el Alarcos de Ciudad Real. La Liga estuvo bastante reñida durante todo el año, todos los equipos parejos. De jugar no tuve muchos minutos aquí tampoco, y me quedé un poco tocado con eso porque me tocó vivir la misma experiencia del primer año. Pero bien, la verdad que cuando salía lo hacía bien, y eso es lo que me queda de consuelo. Esperemos el siguiente año que sea mejor.

MD: Adentrémonos en temas de la Liga.

FC: Es Segunda División, como ya le decía, el nivel es bastante parejo…hay bastante competitividad, no hay equipos favoritos desde el principio de Liga, como pasa en ASOBAL que todos saben que el Barça lo va a ser; y extranjeros por equipos, yo diría que promedia los tres.

MD: ¿Ahora mismo como mantienes la forma deportiva?

FC: Trato de no perderla a pesar de la situación que está viviendo el país como tal, hago mis ejercicios en casa y así; porque aún no se ha decidido nada sobre el NORCA de este verano.

MD: ¿Metas, Sueños…?

FC: Metas, creo que la de todo balonmanista es jugar en Champions, de fuera es impresionante, pero jugar debe ser mucho mejor. Y sueños, pues un título con la Selección, que aún no lo he conseguido; hay muchos más, pero creo que esos son los claves.


 

Eduardo Valiente Sarría: (La Habana; 15/08/1991) Lateral y Pívot.

Eduardo Valiente

 

MD: ¿Cómo fueron los primeros pasos en este deporte?

EV: Pues nada hermano, mis primeros pasos en el deporte fueron en el baloncesto, donde estuve en la Academia de Boyeros (Mulgoba), luego con 16 años integré la pre-selección de Capitalinos, donde no formé parte del equipo, y entonces al año siguiente si estuve en Capitalinos, donde fui campeón esa temporada con récord de victorias. Y ya luego, en el 2016, Enrique Delisle, me comenta de empezar a entrenar balonmano, y pues nada, me inserté en el balonmano, y hasta la fecha.

MD: ¿Cuándo llegas a la Selección Nacional de Balonmano?

EV: A la Selección llego por el entrenador Enrique Delisle, que estuvo hablando con Rainel Panfet sobre mí, y que tal; y llego finales del 2016 principios del 2017, llego como invitado, así entré a la Selección Nacional.

MD: Ya en la Selección ¿Cómo le haces para de a poco ir ganándote un puesto?

EV: Empecé a ver videos de balonmano, a trabajar duro, a mirar a otros jugadores de la Selección que estaban ahí, de más experiencia, como Yailán Hechavarría, Yankiel Cruzata (Pocholo), Alain Vizcay. Ya ellos llevaban mucho más tiempo que yo dentro de la Selección Nacional, y empecé a observarlos, a mirar, y a coger cositas y cositas, jajaja, pero todo fue el trabajo duro de todos los días, gimnasio y trabajo.

MD: ¿Cuándo llegan los primeros eventos internacionales con la Selección?

EV: Mis primeros eventos internacionales con la Selección fueron una base de entrenamiento en República Dominicana, fue una base antes de la clasificación al Centroamericano en Colombia. Después, a principios del año 2018, tuvimos una invitación de Qatar a participar en un torneo de Cuatro Naciones; acto seguido a eso vino abril que fue la clasificación al Mundial en México, y ya después de eso, los Juegos Centroamericanos de Barranquilla.

Decirte que Barranquilla fue una experiencia, ufff, fueron mis primeros juegos internacionales múltiples, fue algo que no sé ni explicarte, super, super bonito, ya que en ese evento llegaron los jugadores que estaban contratados, ya habían muchas personas. A parte, era uno de mis sueños, estar en un evento internacional múltiple. Y además ser campeón centroamericano, fue mucho más todavía.

Viene el Mundial de Naciones Emergentes en Georgia, donde participé también ahí, fuimos subcampeones mundiales en ese evento y quedé como Mejor Pívot de la competencia. Esa medalla de plata fue otro logro más en mi carrera deportiva, y sobre todo el premio individual de Mejor Pívot, tampoco lo esperaba, pero bueno, viene también con el sacrificio y esfuerzo que se hace cada día.

En Lima, fue una experiencia que aún todos la recordamos, una experiencia muy amarga. Teníamos muchas expectativas, de muchas cosas, pero el objetivo tal de nosotros no fue logrado, pese a condiciones que solo nosotros sabemos, pero bueno, ya todos estamos enfocados y mentalizados a los próximos eventos internacionales que se pueden venir. Por ahora tenemos el NORCA en México, que es clasificatorio al Mundial.

 

 

MD: ¿Confías en la Selección para lograr grandes cosas?

EV: 100%, 100% confío en todos mis compañeros y en la Selección Nacional en lograr grandes objetivos en los eventos venideros.

MD: Vamos al plano de los contratos que la Federación Cubana les ha facilitado a un grupo de jóvenes dentro del cual estás ¿Cuándo te llega tu primera experiencia en Ligas profesionales?

EV: La experiencia llega después de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, ahí llega el contrato, donde me incorporé aquí al Club Santoña, en España, el 27 de noviembre de ese mismo año.

MD: Háblanos de ese proceso de adaptación al mundo profesional.

EV: El primer año fue un poquito duro, era mi primera experiencia internacional, lejos de mi familia tanto tiempo, era un nuevo sistema de vida, donde tenía que adaptarme a los horarios, a las horas de entrenamientos, pero nada, me fue super bien.

MD: Valoración personal de ese primer año.

EV: Ese año tuvimos la mala suerte que descendimos de División, pero a nivel personal, super bien, aprendí muchísimas cosas, mejoré individualmente, tanto en la técnica como en la táctica, empecé a jugar una nueva posición, como lateral derecho, ya que en la Selección yo siempre jugaba de pívot, y como le digo, a nivel individual, todo fue bien.

MD: ¿Y de este segundo año? Bueno, lo que se pudo jugar.

EV: Esta temporada estaba marchando más que bien, en el lateral derecho estaba jugando prácticamente todos los partidos, con minutos considerables, y hasta el momento marchaba de lo mejor. Lástima que esta situación del coronavirus decidió a que pararan las Ligas.

 

 

MD: Adentrémonos en temas de la Liga.

EV: Ahora mismo en este Club Santoña, estoy jugando en Primera División Nacional, un nivel que es muy parejo para todos, juegan entre 14 y 16 equipos, por ahí oscila, y por equipos permiten hasta tres extranjeros. Esta temporada ya se dio por terminada.

MD: ¿Ahora mismo como mantienes la forma deportiva?

EV: En casa, trabajo y ejercicios en casa, estimulo mi cuerpo en casa, más nada, eso es lo que hago, y estudio un poco balonmano, veo muchos videos, aprovecho el tiempo en balonmano, la mayor parte del tiempo.

MD: ¿Metas, Sueños…?

EV: Asistir a unos Juegos Olímpicos, ese es el sueño más grande, y en lo personal poder llegar a jugar en la ASOBAL.

 

Fotos suministradas por los entrevistados.

 

8 comentarios

Saltar al formulario de comentarios

  1. Excelente Conde, otro fenomenal post de entrevista, otros cuatros rostros “desconocidos” que la MD los muestra con mucho orgullo para que los cubanos sepan de cada uno sus atletas donde están. Menuda sorpresa me lleve cuando me comentaste hace días que había un palmero en las entrevistas, eso me dio mucha alegría y orgullo a la vez, así que Dariel compay, aquí está un coterráneo suyo orgulloso de nuestro pueblo que le brinda su mano para estrechar la suya cuando estés por acá, así que ya sabes hermano, me gustaría conocerlo personalmente. A todos les deseo muchos éxitos en sus carreras deportivas, que triunfen y que logren todos sus sueños aun por realizar. Conde hermano como siempre tu brillante para la MD, estas al full de producción jaja, este articulo es a mente te digo el 18 que te publico que son de entrevistas y 2 de ellos a 4 integrantes al unisonó, así que serian 24 entrevistados, tremendo paso mi hermano de verdad. Abrazos.

    • Yerislandy Conde Vasallo el 7 mayo, 2020 a las 1:20 am
    • Responder

    Pues, les digo q soy de los que tienen mucha confianza en todos estos muchachos para lograr grandes cosas con la Seleccion Nacional de Balonmano, hay talento de sobra ahi, ojala y algo grande nos regalen, saludos a los 4, mis hermanos, y desearle exitos, muchos exitos……

    1. Magnifico trabajo.
      Gracias al Conde. No por gusto tiene titulo nobiliario.
      Abrazos.

    • Dr. Reinaldo el 7 mayo, 2020 a las 8:53 am
    • Responder

    Uffff, el Conde ya tiene su premio de Periodista de execelencia en la MD….Hermano lo que usted esta haciendo no lo hace ningun medio Provincial y Nacional….no se detenga hermano…Suerte para todos estos jugadores y gracias Conde una vez mas por tus grandes entrega en exclusiva para la mejor..Abrazos..

    • SIEMPRE NARANJA el 8 mayo, 2020 a las 12:03 pm
    • Responder

    Conde sigues activado hermano………. Otra joya más de trabajo para la MD.

    Qué bien Dariel que le hayas seguido al pie de la letra el consejo del entrenador Daniel “para lograr eso no puedes faltar a los entrenamientos y tienes que ser disciplinado” esa es la clave del éxito……..

    A Claudio decirle que para nosotros también es un sueño volver a ver un equipo de balonmano fuerte en la Selección Nacional y como tú dices “volver a los planos estelares donde estaba el balonmano cubano”

    A los dos que se les cumpla los sueños y realicen todas sus metas, éxitos a los dos.

    Coño…….. un Palmero, oye Daimir vas a tener que echar un jueguito de balonmano con Dariel cuanto te visite por Palma jajajaja……….

    1. Será de anotador yo ehhh!!!!!

  2. Conde hermano ahora termine de digerir este grand Slam creo que ya dejare de darte las gracias por esto, pues al final agradecere toda la vida tu trabajo digno de admirar,gracias hermano por acercarnos a la historia de todos estos deportistas,cada 1 con historias distintas,sacrificios y escenarios diferentes pero con una sola mision lograr su exito deportivo, les deseo el mayor de los exitos a los 4 y en espera de que como mismo ellos desean nuestro balonmano regrese al mejor de los niveles.Suerte a todos.

    1. Me adhiero a tu comentario Hector, ahora es que leo esta excelente entrega del Conde, Virrey y Duque, porque estuve 6 días sin correo, buena historia y entrega la de estos 4 balonmanistas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.