Clasificación de las jugadas de ajedrez

5:59:31 PM

 

Por el amigo de la peña:
Por: Ing. Detroy H. Arjona Escalona (Gibara, Cuba)
detroyarjona@gmail.com

 

 

La gran mayoría de los ajedrecistas deben haber escuchado o leído que jugar al ajedrez consiste, en última instancia, en combinar jugadas; y a ciencia cierta resultará conocido que las jugadas de ajedrez tienen su propio léxico y nomenclatura. Este ensayo es una modesta invitación dirigida al amigo lector, para que recorramos juntos ese mundillo de la clasificación de las jugadas de ajedrez. Repasemos así los elementos fundamentales del tema, pero guiados por esa definición tan peculiar que legó para la historia el octavo campeón mundial de ajedrez de la era moderna:

 

«Un jugador de ajedrez es primordialmente un actor. Se sienta en el escenario preguntándose qué jugada le va a agradar más a la concurrencia.»

Mihail Tal

 

EL ABC DE LA CLASIFICACIÓN DE LAS JUGADAS.

 

Sin importar quien nos haya enseñado los rudimentos del juego, seguramente nos inició en la comprensión muy elemental que una jugada de ajedrez podía ser de desarrollo, de ataque, o de defensa. Esta clasificación muy lógica prácticamente no requiere explicación, acaso aclarar que en su conjunto son jugadas bastante fáciles de identificar durante la apertura o fase inicial de la partida.

En cambio durante el medio juego -por ejemplo- una jugada de desarrollo más bien sería preparatoria; e incluso una embestida rival podría impugnarse mediante una jugada de contraataque, bajo la máxima de que esa es la mejor defensa.

 

CLASIFICACIÓN MEDIANTE SIGNOS.

 

Los comentarios escritos en las partidas de ajedrez han sido posibles gracias al empleo de signos; su reproducción oral tributa directamente a la clasificación de las jugadas. A continuación varios de los ejemplos más comunes en la literatura ajedrecística (A partir del símbolo dos puntos, he tenido a bien incluir mi opinión).

 

(!)       Buena jugada o jugada fuerte (positiva): Alta probabilidad de no perder.

 

(!!)     Excelente jugada, muy buena, muy fuerte, brillante, magnífica: Alta probabilidad de ganar.

 

(!?)    Interesante: Jugada alternativa, quizá no sea la mejor pero tampoco es mala. Es pariente de la jugada sorpresa.

 

(?)     Error, mala jugada, incorrecta, débil, floja (negativa): ¡Peligro!, ¡conteo de protección! Alta probabilidad de perder la partida.

 

(??)    Error grave, muy mala, muy débil: Quien la comete, con total certeza estará a punto de rendirse.

 

(?!)    Dudosa, inferior: ¡Atención!, jugada que tiende a inclinar la balanza porque menoscaba la situación de quien la comete. A veces hay salvación, pero en otras lamentablemente no.

 

CLASIFICACIÓN DERIVADA DE LA ÍNDOLE DEL JUEGO.

 

Existe la clasificación derivada de la propia índole y fin del ajedrez. Las jugadas a las que se hace referencia son muy conocidas por todos: peón al paso, jaque, mate, enroque (corto y largo), y la coronación (promoción). Como suele decirse, sin comentarios.

 

ROBERTO G. GRAU Y SU CLASIFICACIÓN RESPECTO A CÓMO DEFENDER LAS PIEZAS AGREDIDAS (1).

 

Jugada de desplazamiento:  Acción muy simple, sin otro significado que el de mover la pieza.

 

Jugada de sostén: Otro de los nombres que se le atribuyen a las jugadas defensivas.

 

Jugada de interposición:  Igualmente conocida como jugada de obstrucción o intercepción, consistente en colocar un trebejo entre la pieza atacada y la atacante.

 

Jugada de anulación: Es cuando una pieza es clavada impidiéndole ejercer su acción.

 

Jugada de cambio: Como tal la captura o el intercambio de piezas (que parecen iguales mas no lo son). La captura podría ser en un solo sentido, mientras que el intercambio de piezas es una acción realizada por los dos bandos.

 

 

EN CORRESPONDENCIA A LOS TEMAS TÁCTICOS DE COMBINACIÓN (2).

 

Los temas combinatorios o tácticos determinan perfectamente otras de las clasificaciones de las jugadas.

 

La clavada: Se produce cuando una pieza inmoviliza a una o varias piezas enemigas pues detrás de ellas está el rey, una pieza o un objetivo importante.

 

El doble ataque: Consiste en atacar dos o más piezas del adversario -a la vez- con una pieza propia. Su mejor exponente es un “caballero que porta un cetro en forma de tenedor”.

 

El jaque a la descubierta: Una pieza se mueve y al hacerlo descubre otra atrás que da jaque al rey contrario. Además, también existe el jaque doble descubierto.

 

Atracción (extracción): Se atrae al rey a una zona del tablero donde enfrenta un mayor peligro y tiene menos posibilidades defensivas.

 

Desviación:  Se obliga a una pieza que defiende un punto o cuadro del tablero importante, a dejar de cumplir esa función.

 

Liberación del espacio: Se despejan los cuadros o puntos del tablero a fin de que una pieza o varias ejerzan su acción con un objetivo determinado (pudiendo ser a través de jugadas de rompimiento o ruptura). Sus antónimos son las jugadas de limitación de espacio (restricción y bloqueo).

 

 

LA TRAMPA Y LA TRANSPOSICIÓN

 

La jugada trampa o trap (que encierra un truco o celada), se diferencia de la jugada de combinación en que es menos segura, pues la ventaja se conseguirá a través del error del oponente. Mientras que la ejecución de una combinación bien pensada toma en cuenta las mejores réplicas enemigas, la celada sólo considerará las respuestas más aparentes (3).

 

La jugada de transposición no necesariamente se refiere a las que suelen efectuarse en la fase inicial de la partida; sino más bien al error que se comete cuando se ejecuta como primer jugada la que se había pensado como segunda, lo cual puede tener consecuencias funestas.

 

ATAQUE, AMENAZA Y CAPTURA. LA JUGADA DE ESPACIO Y EL SACRIFICIO (4).

 

La jugada de ataque está íntimamente relacionada con la iniciativa. Consiste en situar piezas propias en relación con las del adversario, de tal forma que éste se vea obligado a defenderse. El ataque es efectivo cuando obliga al adversario a jugar a la defensiva en lugar de realizar jugadas constructivas para sus planes. Jugar al ataque solo encuentra justificación en las características de la posición.

 

Una jugada de ataque se puede observar a primera vista, descubrir una amenaza es más difícil. La jugada de amenaza casi siempre antecede al ataque; se corresponde con una situación latente que implica peligro para uno de los dos bandos, blancas o negras. Según Nimzowitsch «La amenaza es peor que la ejecución.»

 

La jugada de captura es la ejecución o materialización del ataque, es la eliminación del material adversario el cual desaparecerá del tablero.

 

Ya se ha explicado con anterioridad que, en el medio juego de la partida, una jugada de desarrollo será mejor interpretada si se analiza como una jugada de preparación. Como también, bajo determinadas condiciones, el desarrollo de piezas puede transformar en jugadas de espacio. Una jugada de este tipo es prima hermana de la jugada de iniciativa y de su análoga restrictiva. Así como el bloqueo restringe la movilidad de los peones enemigos, otro tanto harán las jugadas de espacio pero respecto a la movilidad de las piezas de ese mismo bando.

 

Hoy día se reconoce que por lo general las jugadas de espacio dejan el terreno listo para la concreción de la ventaja y con ello el alcance de la victoria en la partida. A veces la vía que se halla es la más arriesgada de todas: la jugada de sacrificio (enérgica, violenta).

Para el maestro argentino Grau, el sacrificio de material o táctico es uno de los procedimientos más eficaces para retrasar el desenvolvimiento del adversario. Y da preponderancia a quien lo ejecute, sobre todo bajo el principio de que el valor de las piezas de ajedrez no se sustenta en su simple existencia sobre tablero; sino que éstas valdrán por lo que hacen y por la facilidad que pueden tener para entrar en el combate (5).

 

 

JUGADAS ACORDES CON LA POSICIÓN SOBRE TABLERO

 

El elemento de la posición en ajedrez es tan relevante que muchas veces no se puede delimitar su alcance. A la vanguardia de su tiempo (sobre todo cuando era campeón mundial), Capablanca otorgó preeminencia al mismo; hasta por encima de los no menos importantes: material, tiempo y espacio. Por ello en determinadas posiciones las jugadas adquirirán nombres específicos, aun cuando sin muchos requerimientos les sean aplicables otras denominaciones.

 

Jugada de doble filo.

 

Se conoce que los trebejos tienen un valor dado por sus posibilidades dinámicas, que no es más que su valor absoluto. Sin embargo, a la sazón interesa más la definición del GM y pedagogo ruso Alexei Suetin: «La característica más esencial de las posiciones dinámicas consiste siempre en el hecho de que están relacionadas con todos los desarrollos estratégicos de la partida.» (6).

En ambos aspectos la jugada de doble filo disputa -como ninguna otra- su derecho a ser considerada la más dinámica de todas. Entres sus seudónimos se encuentran la doble amenaza, doble función, doble idea, doble intención, doble propósito y doble sentido.

 

Jugada flexible.

 

La jugada flexible o elástica es muy parecida a la de doble filo. Similar a esta última, las posiciones ajedrecísticas más apropiadas para su hábitat son:

  • El dinamismo favorable.
  • La notable coordinación y armonía de las piezas propias.
  • Y las condiciones de ventaja de espacio.

Normalmente la jugada flexible clasificará como activa, pero no necesariamente tiene que ser de ataque como suele ocurrir con la de doble filo.

 

Jugada de maniobra.

 

Existen muchas situaciones en las que es necesario emplear jugadas de maniobra, pero es en las posiciones de bloqueo y juego cerrado que las mismas se elevan a la categoría de método a considerar (7).

En estos casos, bajo los fundamentos de la armonía, las maniobras van encaminadas a mantener la coordinación entre las piezas. Para el jugador que está restringido (limitado en espacio), las jugadas de maniobra son el equivalente a las defensivas, y siempre que prevalezcan la armonía y coordinación de piezas se encontrará pleno de vida.

 

Jugada intermedia.

 

Este tipo de jugada es multiposicional. Se manifiesta en cualquiera de las tres fases de la partida, así como en situaciones propicias tanto para el ataque como para la defensa. La misma favorece a los ajedrecistas más dotados, aquellos con mayor poder de cálculo o visión mediata.

La jugada intermedia tiene cierto hermanamiento con la jugada oculta, pero es menos azarosa. Sale a la luz inesperadamente y socava o rompe de facto el plan urdido por el rival, en el cual este último había cifrado grandes esperanzas. No es de extrañar que en la práctica, luego de una intermedia correctamente ejecutada, el oponente decida abandonar.

 

Jugada técnica.

 

En ajedrez es sabido que cuando una jugada se muestra imprescindible, y se repite siempre porque lleva el sello de cabal, entonces se convierte en jugada técnica.

La jugada de calidad técnica, más que buena es la jugada correcta o eficaz de la posición. Con el tiempo puede terminar siendo teórica; pero también tiene una personalidad poderosa, por lo que en muchas ocasiones no perderá su nombre.

 

 

LA CONTRIBUCIÓN DE LAS ESCUELAS DE AJEDREZ (8).

 

La contribución histórica de las diferentes escuelas de ajedrez ha sido tan grande, que ha marcado directrices en el modo especial de jugarlo. Hay jugadas que forman parte inseparable de la escuela a la cual representan, he ahí una de las tendencias del ajedrez encausado como arte.

 

La jugada romántica como su nombre lo indica, es relativa o inherente a la escuela de igual calificativo. A la ofensiva su principal característica es la violencia en los ataques directos al rey, con todo lujo de sacrificios para dar mayor brillantez a la partida. A la defensiva su intención es el contraataque en la primera oportunidad.

Dentro de las jugadas románticas se encuentran las de gambito, coherentes con una forma de jugar que adquirió notoria popularidad entre los principales representantes de esa escuela.

Una jugada romántica está lejos de ser un disparate, aunque a veces se ha empleado ese término cuando se dice que el ajedrecista ha sido romántico en exceso. Por último, con el desarrollo del juego la jugada romántica evolucionó a jugada táctica, mucho más sensata y abarcadora.

 

Por su parte una jugada posicional se considerará mucho más estratégica que táctica, aunque a la larga ambos elementos sean bicondicionales. Las dos escuelas que encabezaron la defensa a ultranza del juego posicional fueron la moderno-posicional de Steinitz, y la moderno-científica de Tarrasch.

 

Las jugadas sólidas son pruebas fehacientes del juego posicional; baste leer el siguiente fragmento de una entrevista realizada al “León de Bohemia”: «Fui duramente criticado, no comprendían mis conceptos y los despreciaban. Me daba una enorme ventaja encerrarme tras la muralla de peones apoyado por mis piezas…, después sólo era cuestión de esperar. Cuando sus ataques fracasaban era mi momento de acometer, pero de forma pausada, sin tomar riesgos innecesarios. Acumulando esas sutiles y pequeñas ventajas que mis enemigos me otorgaban, sin siquiera imaginarlo, hasta que sus posiciones naufragaban.» (9).

 

Asimismo existe el sacrificio posicional o estratégico, que no es otro que aquel que se lleva a cabo en busca de obtener algún tipo de compensación; tales como: asegurarse la pareja de alfiles, debilitar las casillas del contrario o su estructura de peones, ganar tiempos, promover la coordinación de las propias piezas o ubicarlas en posiciones más activas, aumentar la ventaja de espacio, etc. (10).

 

Sin olvidar la jugada posicional de fianchetto, la cual es hija legítima de la escuela hipermoderna. El término fianchetto es de origen italiano, y en ajedrez se utiliza para denominar el desarrollo diagonal del alfil en la apertura, ocupando los escaques b2 ó g2 para las blancas y b7 ó g7 para las negras.

 

 

EL APORTE DE LOS CLÁSICOS.

 

Jugadas teóricas.

 

Para Chigorin las universalmente admitidas, pero que no tienen otra ventaja que la de estar estudiadas más detalladamente que las demás. Cabe agregar como negativo que las jugadas de libro (como también se les llama), tratan de encerrar el juego ajedrecístico en determinadas formas estrechas, en contra de la individualidad de pensamiento y la necesidad de la búsqueda creadora (11).

 

Jugadas naturales.

 

Son aquellas aparentemente normales porque son de desarrollo, o no son dudosas, o no constituyen errores inmediatos. Sin embargo, son jugadas que tienden a distanciarse de la estrategia a seguir según las peculiaridades de la posición (12).

La jugada natural atenta contra la jugada de iniciativa, es de por sí pariente de la jugada pasiva.

 

Jugada activa.

 

Típica jugada de iniciativa o de presión, en su versión álgida llamada incisiva o agresiva. Correspondiéndole la patente a Wilhelm Steinitz, primer campeón mundial de ajedrez de la era moderna; el cual afirmó: «El jugador con la iniciativa tiene el derecho de atacar. Cuando usted tiene una ventaja, está obligado a atacar, de lo contrario corre peligro de perderla.» (13).

Citando al gran Paul Keres, creo que alguna vez expresó que una de las estrategias para alcanzar la victoria en ajedrez es anular a cada instante todo plan enemigo. Que ello le restará confort en el manejo de la partida, haciéndole sentir inseguro en la posición al punto de equivocarse. El estonio, casi sin proponérselo, estaba planteando jugadas que han de oscilar entre las de tipo activas y las psicológicas.

 

Jugada psicológica.

 

La jugada psicológica atribúyesele al también fundador de la Escuela Psicológica de Ajedrez, el alemán Emanuel Lasker. El segundo campeón mundial opinaba que en algunas circunstancias era preferible no hacer el mejor movimiento, sino el más inconveniente para el adversario, teniendo en cuenta su estilo y preferencias (14). En opinión de Barreras, en la mayoría de los casos la jugada psicológica es una jugada dudosa o incorrecta pero realizada a propósito (15).

Las citas anteriores demuestran que las jugadas psicológicas poseen un diapasón de sinónimos bastante amplio. Algunos críticos son consecuentes con esa clasificación (jugada enigmática, sorpresa, intimidadora, arriesgada); en cambio otros la reprenden fuertemente (jugada poco clara, sospechosa, mediocre, bluff).

 

La jugada simplificadora.

 

La tesis a favor de la jugada simplificadora contó con un gran expositor en la figura del tercer campeón mundial de ajedrez, aunque tuvo fuerte oposición en sus análogas las jugadas de captura e intercambio. Para José Raúl Capablanca cada cambio (liquidación), debía estar suficientemente justificado. Aconsejaba eliminar las piezas accesorias al verdadero desnivel de la lucha, haciendo efectiva toda ventaja que se haya podido obtener (16).

Las jugadas simplificadoras deben hacer acto de presencia como parte de la explotación efectiva de la ventaja, o en el contexto de las jugadas de remate.

 

La jugada de sentido común.

 

Igualmente Capablanca como su principal adalid. Para el genial cubano la jugada de sentido común es un movimiento lógico-correcto, sin mucha profundización, a veces intuitivo, pero en cualquiera de los casos libre de errores. La jugada de sentido común es hija de la jugada natural, pero es superior a su progenitora. Del mismo modo se basa en las leyes generales o axiomas del ajedrez, comúnmente conocidos como conceptos; pero a diferencia de su madre es mucho más sólida, por lo que ofrece mayor seguridad a quien la ejecuta.

Para el Profesor Grau la prudencia radicaba en desconfiar de las jugadas naturales (ligeras), porque eran el resultado de una primera impresión (17).

Para el Capa las jugadas de sentido común eran guía eficaz ante lo desconocido (18).

 

Jugadas forzadas.

 

Por lo general una secuencia de jugadas obligadas (únicas), ante las cuales el jugador tiene que decidirse por hacerlas, o simplemente capitular. Para Max Euwe constituyen una cadena lógica que no puede ser dividida (19).

Normalmente la jugada forzada tiene lugar en posiciones zugzwang; o cuando se amenaza al rey, ya sea mediante jaques aislados, o concatenados en función de una red de mate.

 

 

LA CLASIFICACIÓN DE NIMZOWITSCH (20).

 

Las ideas hipermodernas y renovadoras del genial y excéntrico danés, merecen un aparte en la historia del ajedrez. Nimzowitsch conquistó la popularidad no sólo por su capacidad como jugador, sino por la profundidad de sus concepciones estratégicas. Sin dudas ha sido uno de los más famosos grandes del tablero que no pudieron ser campeones del mundo.

 

Analicemos brevemente parte de su legado.

 

Jugada profiláctica.

 

La jugada profiláctica ha sido definida por Nimzowitsch con otros nombres ajedrecísticamente semejantes; tales como: necesaria, preventiva o de espera. Incluso en ocasiones el danés llegó a calificarla como jugada fina, ya que según él: «las operaciones restrictivas requieren de sumo cuidado y paciencia». Los aportes de este grande dieron vitalidad a las jugadas de espera al conceptualizarlas como el sacrificio de un tiempo para hacer posible la profilaxis. Hasta ese entonces (1925), una jugada de ese tipo se hubiese señalado como dudosa, error o un disparate.

 

Jugada de sobreprotección.

 

Nimzowitsch expuso que toda casilla estratégicamente importante debía ser súper-protegida, y que por tanto toda acción encaminada a ese fin habría de ser considerada como una jugada de sobreprotección (súper-protección). Cuando expuso su tesis, el canon conocido era que una cadena de peones debía atacarse siempre por su base, lo cual mantiene plena vigencia. Lo revolucionador radicó en la idea de sacrificar el atacado peón base, compensando temporalmente ese déficit material con la mejor ubicación de las piezas que colaboran con la súper-protección de la punta de la cadena. Esta alternativa también ha llegado a nuestros días, convirtiéndose en una de las tantas excepciones a las disímiles reglas que se conocen en materia de estrategia y táctica ajedrecísticas.

 

Jugadas restrictivas.

 

Para Nimzowitsch las jugadas restrictivas forman parte de la constante preparación de un ataque, y resultan solamente efectivas a la larga. Pueden ser muy amplias, y por ello difíciles de asimilar, pero fundamentalmente se asocian con aquellos planes encaminados a la reducción de la movilidad de los peones.

 

Jugada de bloqueo.

 

Nimzowitsch concluye afirmando que la restricción es el primer paso del bloqueo, y enumera las posiciones en las que por naturaleza se deben realizar jugadas de bloqueo:

  • Para prevenir la amenaza de un avance de peones hostiles.
  • Para emprender alguna acción contra el avance cualitativamente mayoritario de peones; que implicaría la apertura de líneas o la formación de una cuña, en ambos casos favorables a las piezas enemigas.
  • Y para llevar a cabo algún tipo de sacrificio (21).

Afirmó que la verdadera finalidad de las jugadas de bloqueo era impedir cualquier avance liberador en la posición contraria, incluyendo el rompimiento o ruptura.

Por su parte otros autores consideran que las jugadas de bloqueo impiden que participen una o más piezas en la defensa, obligando mantener las piezas del rival en una posición pasiva, donde disponen de poco espacio para moverse, mientras que las piezas bloqueadoras tendrán mayor libertad de acción y pueden dictar las acciones (22).

 

 

JUGADAS DE MARCADA PERSONALIDAD.

 

En tal sentido me atrevo a ofrecer mi propia definición. Entiéndase como jugada de marcada personalidad aquella que logra camuflar temporalmente su verdadera clasificación. Inicialmente reciben el beneficio de otro nombre, pero al final terminan siendo clasificadas tal cual son. Entre ellas pueden mencionarse:

 

El reto.

 

Probablemente el reto sea la jugada de mayor personalidad. La calificación consciente de la jugada reto, con plena certeza descubrirá su verdadero nombre; que puede ser: jugada interesante o dudosa, la típica trampa o celada, un gambito, cualquier otra jugada romántica o psicológica, un error, etc. Pero difícilmente lo denominen así. En la práctica los aficionados disfrutan llamándole: jugada arriesgada, atrevida, audaz, osada, provocadora, valiente, viril, de desafío o duelo, y muchas más. Todas señalando siempre al jugador que ataca.

 

Otro tanto ocurre con la jugada salvadora, cuyo nombre apenas será reemplazado por el de liberadora (y no creo que en todos los casos). La jugada salvadora apunta al jugador que se defiende; y quizá sea ese su olvidado nombre natural, es decir, jugada de defensa. También podrían citarse otros similares que tampoco nadie recordará (al menos en un primer instante); tales como: anulación, cambio, jaque a la descubierta, maniobra e intermedia.

 

La novedad teórica.

 

Para Gude (2011), la novedad teórica es una eficiente jugada aislada que no aparece en las partidas conocidas (23). En lo personal la entiendo como una jugada esporádica, que cambiará de nombre en la medida que su existencia se haga del dominio público. Al igual que todo ser vivo que nace, se desarrolla y muere; el ciclo normal de vida de esta jugada sería: 1.La propia novedad teórica, 2.La jugada de moda, y 3.La jugada teórica o técnica. La novedad teórica posee una personalidad tan fuerte, que a veces mantiene ese estatus aunque varios maestros de vanguardia no tarden en calificarla como dudosa, errónea o simplemente teórica. Cuando se manifiesta causa asombro, admiración u otro movimiento del ánimo; por lo que puede considerarse hermana de la jugada sorpresa.

 

La jugada de problema o de diagrama.

 

Otra de las jugadas con amplio espectro de sinónimos, que del mismo modo variarán en función del resultado de la partida. Para el jugador que obtiene la victoria es posible que la solución del diagrama se haya concretado a través de una jugada artística, brillante o genial. Pero cuando se desaprovecha la oportunidad de ganar, no serán pocos los cambios de nombre a justificaciones como: jugada oculta, difícil, superior, fuera de alcance, entre otras.

 

El remate.

 

La alusión a las jugadas de remate es muy frecuente en los círculos de ajedrez. Nada hace exclamar más a la audiencia que su materialización en el momento exacto, y con la energía y carácter precisos. En el clímax del remate, dentro del auditorio se puede escuchar el susurro de otros nombres equivalentes; por ejemplo: jugada enérgica, durísima, contundente, poderosa, sensacional, espectacular, vigorosa, y más.

No obstante, Capablanca hizo el llamado de atención siguiente: «Las llamadas jugadas brillantes, con entrega de piezas, son brillantes si son las más fuertes; pero si no, lejos de ser brillantes son, a mi juicio, jugadas inferiores. El maestro, si es un verdadero artista, debe buscar la perfección y no fuegos artificiales con el objeto de deslumbrar a la concurrencia.» (24).

 

 

JUGADA DE SENTIDO COMÚN A LO CAPABLANCA EN LA DEFENSA CARO-KANN. PARTIDAS ILUSTRATIVAS.

 

Diferentes manuales de apertura incluyen la siguiente celada de la Defensa Caro-Kann:

 

1.e4 c6 2.d4 d5 3.Cc3 dxe4 4.Cxe4 Af5 5.Cg3 Ag6 6.Cf3 Cf6 7.h4 h6 8.Ce5 Ah7 9.Ac4 e6 10.De2 Dxd4? [10…Cbd7? 11.Cxf7! Rxf7?? 12.Dxe6+ Rg6 13.Df7#] 11.Cxf7! Rxf7?? 12.Dxe6+ Rg6 13.Df7#

 

Y aun en la Variante de los Dos Caballos de la Defensa Caro-Kann, la celada de referencia se torna mucho más peligrosa:

 

1.e4 c6 2.Cc3 d5 3.Cf3 dxe4 4.Cxe4 Af5 5.Cg3 Ag6 6.h4 h6 7.Ce5 Ah7 8.Dh5 g6 9.Ac4 e6 10.De2 Ag7? [10…Cf6? 11.Cxf7! Rxf7?? 12.Dxe6+ Rg7 13.Df7#; 10…Cd7? 11.Cxf7! Rxf7?? 12.Dxe6+ Rg7 13.Df7#] 11.Cxf7! Rxf7?? 12.Dxe6+ Rf8 13.Df7#

 

 

A continuación se muestra una partida de Capablanca que, a primera vista, parece un descuido del ex-campeón. Surge la pregunta siguiente: ¿acaso el Capa desconocía la celada?

 

Smith, M. – Capablanca [B18]

New York, 1911

1.e4 c6 2.d4 d5 3.Cc3 dxe4 4.Cxe4 Af5 5.Cg3 Ag6 6.Cf3 Cf6 7.Ae2 Cbd7 8.c3 Dc7 9.Db3 e6 10.Ce5 Cxe5 11.dxe5 Cd7 12.Af4 Cc5 13.Dd1 Td8 14.Dc1 Cd7 15.b4 a5 16.a3 Cxe5 17.De3 Ad6 18.0–0 Cf3+ 19.Dxf3 Axf4 20.bxa5 Axg3 21.hxg3 Dxa5 22.Tfd1 Txd1+ 23.Axd1 0–0 24.Ta2 Td8 25.Ae2 Db6 0–1

 

 

¿Cómo quedaría el guión de una obra que ha sido pensada para algunos de los “actores” mencionados en el presente trabajo?; repasemos un pequeño fragmento:

 

Jugada natural:    Esa soy yo, la jugada natural 6… Cf6. No recuerdan que alguien ya dijo que debían desconfiar de mí.

 

Jugada teórica:     Las negras debieron apostar por mí, que soy la jugada teórica 6… Cd7. Y además agreguen el signo final de exclamación porque conmigo se fiscaliza la casilla e5. En cuanto a la Defensa Caro-Kann yo aparezco en todos los manuales (se refiere a sí misma 6… Cd7!).

 

“Capablanca”:      La jugada 6… Cf6 negra es demasiado lógica para ser un error. No hay por qué temer, ante las amenazas 7.h4 y 8.Ce5, mi sentido común me hubiese guiado a encontrar la mejor respuesta.

 

 

Para finalizar se incluyen dos partidas adicionales, pruebas fehacientes de que Capablanca no estaba equivocado.

 

Mamedov, R. (2645) – Anand, V. (2783) [B18]

AZE. Bakú, 2009

1.e4 c6 2.d4 d5 3.Cc3 dxe4 4.Cxe4 Af5 5.Cg3 Ag6 6.Cf3 Cf6 7.h4 Ch5 8.Ac4 Cd7 9.Cxh5 Axh5 10.g4 Axg4 11.Axf7+ Rxf7 12.Cg5+ Re8 13.Dxg4 Cf6 14.De6 Dd5 15.Dxd5 cxd5 16.Af4 h6 17.Ce6 Rf7 18.Cc5 e5 19.Axe5 Axc5 20.dxc5 The8 21.f4 Cg4 22.Rd2 Cxe5 23.fxe5 Txe5 24.Taf1+ Re6 25.Thg1 g5 26.hxg5 Txg5 27.Te1+ Rd7 28.Txg5 hxg5 29.Te5 Tg8 30.Txd5+ Rc6 31.c4 g4 32.Re2 g3 33.Rf1 Tf8+ 34.Rg1 a5 35.b3 Tf2 36.Td6+ Rxc5 37.Td5+ Rb6 38.Tb5+ Ra6 39.a4 b6 40.c5 bxc5 ½–½

 

Harikrishna, P. (2685) – Mamedyarov, S. (2729) [B19]

Estambul, 2012

1.e4 c6 2.d4 d5 3.Cd2 dxe4 4.Cxe4 Af5 5.Cg3 Ag6 6.h4 h6 7.Cf3 Cf6 8.Ce5 Ah7 9.Ac4 e6 10.De2 Cd5 11.Dh5 Dc7 12.0–0 Ad6 13.Te1 0–0 14.Dg4 Cf6 15.Df3 Cbd7 16.Cxd7 Cxd7 17.Ce4 Ae7 18.c3 Axh4 19.Dg4 Axe4 20.Txe4 Axf2+ 21.Rxf2 f5 22.Axe6+ Rh8 23.Axf5 Cf6 24.Dg6 Cxe4+ 25.Rg1 Cf6 26.Ad3 Df7 27.Af4 Dxg6 28.Axg6 Cd7 29.Ag3 Tf6 30.Ah5 Tf5 31.Af3 Te8 32.a4 h5 33.Ta3 Te6 34.c4 Cb6 35.Tc3 Cxa4 36.Tb3 Cb6 37.c5 Cc4 38.Txb7 Cd2 39.Ae5 Txf3 40.Axg7+ Rg8 41.gxf3 Tg6+ 42.Rf2 Txg7 43.Tb8+ Rh7 44.d5 cxd5 45.Td8 Tf7 46.Txd5 Ce4+ 47.Re3 Cf6 48.Td6 Rg6 49.Rf4 Td7 50.Ta6 Td4+ 51.Rg3 Td7 52.b4 Rf5 53.b5 Tg7+ 54.Rh4 Tc7 55.c6 Cd5 56.Ta4 Re5 57.Rxh5 Rd6 58.Ta5 Cc3 59.f4 Rc5 60.f5 Cxb5 61.f6 Rb6 62.Ta1 Cd6 63.Tb1+ Rxc6 64.Ta1 Rd5 65.Rg6 Cc4 66.Rf5 Cd6+ 67.Rg6 Rc6 68.Ta6+ Rc5 69.Ta1 Rb4 70.Tb1+ Ra3 71.Ta1+ Rb2 72.Ta6 Td7 73.Ta5 Rb3 74.Ta1 Tc7 75.Ta6 Td7 76.Ta1 Rc3 77.Ta4 Rb3 78.Ta1 Rb4 79.Tb1+ Rc5 80.Tc1+ Rb6 81.Tb1+ Rc7 82.Ta1 Rb8 83.Tb1+ Tb7 84.Td1 Tb6 85.Te1 a5 86.Te5 Ta6 87.Te6 Rb7 88.Te7+ Rc6 89.Rg5 a4 90.Rf4 a3 91.Te1 a2 92.Ta1 Rd5 0–1

 

CONCLUSIONES

________________________________________________

 

  1. El conocimiento de la clasificación de las jugadas de ajedrez, contribuirá de manera notoria a elevar el nivel cultural del ajedrecista aficionado. Para el practicante en activo, significará el repaso de un contenido ajedrecísticamente importante.
  2. Los tipos de jugadas de ajedrez que se han abordado en el ensayo, no han abarcado toda la gama posible de clasificaciones. Sólo se ha presentado un grupo específico, con el humilde propósito de que el lector haya disfrutado la lectura.

 

 

PALABRAS CLAVES

________________________________________________

 

178 vocablos ordenados alfabéticamente, de los cuales 59 aparecen en negritas (los brevemente desarrollados en el trabajo). La lista se cierra con el resto de las palabras que guardan relación con el título de la obra, aunque sólo hayan sido citadas o incluso aludidas.

 

A propósito

Defensa

Estudiada

Limitación de espacio

Abarcadora

Desafío

Excelente

Liquidación

Activa

Desarrollo

Extracción

Lógica

Agresiva

Desplazamiento

Fianchetto

Magnífica

Aislada

Desviación

Fina

Mala

Alternativa

Diagrama

Flexible

Maniobra

Amenaza

Difícil

Floja

Mate

Anulación

Dinámica

Forzada

Mediocre

Armónica

Disparate

Fuego artificial

Moda

Arriesgada

Doble amenaza

Fuera de alcance

Movimiento

Artística

Doble ataque

Fuerte

Multiposicional

Ataque

Doble filo

Gambito

Muy buena

Atracción

Doble función

Genial

Muy débil

Atrevida

Doble idea

Imprescindible

Muy fuerte

Audaz

Doble intención

Incisiva

Muy mala

Bloqueo

Doble propósito

Incorrecta

Natural

Bluff

Doble sentido

Inferior

Necesaria

Brillante

Dudosa

Iniciativa

Negativa

Buena

Duelo

Inmovilización

Normal

Cabal

Durísima

Intercambio

Novedad

Calidad

Eficaz

Intercepción

Obligada

Cambio

Eficiente

Interesante

Obstrucción

Captura

Elástica

Intermedia

Oculta

Celada

Eliminación

Interposición

Osada

Clavada

Enérgica

Intimidadora

Pasiva

Combinación

Enigmática

Intuitiva

Peligro

Compensación

Enroque

Jaque

Peón al paso

Constructiva

Error

Jaque a la descubierta

Personalidad

Contraataque

Error grave

Jaque doble descubierto

Poco clara

Contundente

Espacio

Liberación de espacio

Poderosa

Coronación

Espectacular

Liberadora

Posicional

Correcta

Espera

Libro

Positiva

Débil

Estratégica

Ligera

Preparatoria

Presión

Ruptura

Sorpresa

Transposición

Preventiva

Sacrificio

Sospechosa

Trap

Problema

Sacrificio de tiempo

Sostén

Truco

Profiláctica

Sacrificio material

Superior

Única

Promoción

Sacrificio posicional

Súper-protección

Universal

Provocadora

Salvadora

Táctica

Valiente

Psicológica

Sensacional

Técnica

Ventajosa

Remate

Sensata

Tenedor

Vigorosa

Restrictiva

Sentido común

Teórica

Violenta

Reto

Simplificadora

Tiempo

Viril

Romántica

Sobreprotección

Trampa

Zugzwang

Rompimiento

Sólida

 

 

 

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

________________________________________________

 

  1. GRAU, Roberto G. Tratado General de Ajedrez, Tomo Primero “Rudimentos”. Editorial Orbe (p. 173).
  2. Ajedrez Integral, Tomo I. Colectivo de Autores. Editorial Deportes, 2003 (p. 97).
  3. GRAU, Roberto G. Tratado General de Ajedrez, Tomo Primero “Rudimentos”. Editorial Orbe (p. 53).
  4. Ajedrez Integral, Tomo I. Glosario de Términos. Colectivo de Autores. Editorial Deportes, 2003 (p. 337).
  5. GRAU, Roberto G. Tratado General de Ajedrez, Tomo Segundo “Estrategia”. Editorial Orbe (p. 9).
  6. SUETIN, A. Manual para Jugadores Avanzados. Editorial Ricardo Aguilera. Madrid, 1984 (p. 66).
  7. Tabloide de Universidad para Todos. Curso de Estrategia y Táctica (p. 23).
  8. Las diferentes Escuelas de Ajedrez.doc (Digitalización).
  9. http://caissadigital1921.cubava.cu. Steinitz el genio que derrotó a los magos (Digitalización).
  10. PACHMAN, L. Estrategia Moderna en Ajedrez. Ediciones Martínez Roca S.A. Barcelona, 1972 (p. 261).
  11. YUDOVICH, M. Garry Kasparov. Editorial Raduga, 1988 (p. 128).
  12. Ibídem (p. 53).
  13. http://caissadigital1921.cubava.cu. Steinitz el genio que derrotó a los magos (Digitalización).
  14. Ajedrez Integral, Tomo I. Colectivo de Autores. Editorial Deportes, 2003 (p. 295).
  15. BARRERAS Meriño, José L. El Fascinante Mundo del Ajedrez. Editorial Arte y Literatura, 2006 (p. 52).
  16. Tabloide de Universidad para Todos. Aprenda Ajedrez. Parte II, 2016 (p. 15).
  17. GRAU, Roberto G. Tratado General de Ajedrez, Tomo Segundo “Estrategia”. Editorial Orbe (p. 21).
  18. Revista Mensual Ilustrada No. 4. La Habana, enero de 1964 (p. 108).
  19. Ajedrez Integral, Tomo I. Colectivo de Autores. Editorial Deportes, 2003 (p. 338).
  20. NIMZOWITSCH, A. La Práctica de Mi Sistema. Ediciones Deportivas. La Habana, 1969 (p. 48–111).
  21. NIMZOWITSCH, A. Mi Sistema. Editor Ricardo Aguilera. Madrid (p. 219).
  22. Ajedrez Integral, Tomo I. Colectivo de Autores. Editorial Deportes, 2003 (p. 149).
  23. GUDE, Antonio. Dinamismo y cálculo en ajedrez. Ediciones Tutor, S.A. Madrid, 2011 (p. 85 y 236)
  24. AGUILERA, R. Capablanca. Ultimas Lecciones de Ajedrez. Editor Ricardo Aguilera. Madrid (p. 104).

 

 

9 comentarios

Saltar al formulario de comentarios

  1. Detroy hermano que buen trabajo este,. muy instructivo para lo que no somos muy ducho en la materia. Gracias por el mismo mi herma. Un abrazo.

    • DHAE el 29 junio, 2020 a las 7:24 am
    • Responder

    Gracias Daimir.
    Según me han enseñado, este trabajo clasifica como ensayo. Me llevó 11 páginas.
    Sólo tengo dos de esa magnitud. El otro también corrió con igual suerte de que lo hayas publicado (¡Las A del Ajedrez!).
    El léxico ajedrecístico es muy rico y, ¿por qué no?, también su argot.
    Yo creo que cuando el gran Héctor Rodríguez decía: “¡Está dominado!”, le estaba echando manos al vocablo dominación, que es propio del léxico ajedrecístico.
    En cambio, cuando en la calle escuchamos una frase peyorativa como: “no seas melón”, se está empleando así un recurso del argot ajedrecístico de barrios.
    Un fuerte abrazo.

      • Amaya el 29 junio, 2020 a las 12:27 pm
      • Responder

      Creo que ya tu trabajo aqui en la web se hace imprescindible, tanto para incrementar nuestra cultura sobre el juego ciencia, como para revelar importantes acontecimientos en las mas encumbradas competencias a nivel mundial, te pido que puedas relatarnos historias de nuestros grandes maestros como Silvino Garcia y Guillermo Garcia, saludos

    • Lautaro el 29 junio, 2020 a las 3:47 pm
    • Responder

    Gran enciclopedia ajedrecista esta que muestras amigo Detroy, realmente mucha informacion q sirve mucho para los iniciadores del juego ciencia asi como los los que quieran ampliar su cultura general.
    Agregar q los terminos de “Jaque” y “Jaque Mate” se utiliza en el ambito popular tambien jejeje… Cuando alguien está en una situacion complicada por diferentes circusntancias, algo asi como entre la espada en la pared (término que tambien se utiliza), alguien te puede decir que “Estas en Jaque”.

    • DHAE el 29 junio, 2020 a las 5:15 pm
    • Responder

    Así me acaba de poner Amaya, en jaque sin respiro. Je,je,je
    ¡Tremenda presión!
    Gracias, muchas gracias por los comentarios.
    Un fuerte abrazo a todos.

    • seguidor de la MD el 30 junio, 2020 a las 12:42 am
    • Responder

    Al autor del post que me disculpe por coger su espacio, pero sentí que debía replicar aquí esta noticia que tiene tan ENCENDIDAS las redes sociales. Mis disculpas también al palmero, no lo censures mi socio. Mis afectos y reconocimiento a ti y a la MD.

    Ajedrecista Lázaro Bruzón responde a ofensas de un medio cubano
    El canal provincial Telemayabeque –a través de su página en Facebook– tildó de esclavos y traidores a los ajedrecistas cubanos que residen en Estados Unidos. Lázaro Bruzón no tardó en dar una dura respuesta.
    Aliet Arzola Lima por Aliet Arzola Lima junio 29, 2020en Deportes

    En un arranque de ignorancia y odio injustificado, el canal provincial Telemayabeque –a través de su página en Facebook– tildó de esclavos y traidores a los ajedrecistas cubanos Leinier Domínguez, Lázaro Bruzón y Yunieski Quesada, radicados en Estados Unidos desde hace más de dos años.

    A destiempo y utilizando una foto que los trebejistas compartieron en las redes durante las celebraciones por el Día de los Padres, el medio local de la provincia Mayabeque cruzó la línea de las ofensas y dijo que “cuando te sientes atado por cuatro monedas dejas de ser un ser humano para convertirte en mercancía”.

    Ante semejante afrenta cuesta quedarse callado y precisamente, Lázaro Bruzón no ha podido contenerse. El Gran Maestro, uno de los mejores en la historia del juego ciencia en la Isla, respondió de manera enérgica a la publicación, la cual calificó de mediocre.

    Captura de pantalla del post publicado en Telemayabeque, el cual fue borrado en poco más de 24 horas luego de recibir un sinfín de críticas.
    El trebejista señaló que le cuesta creer que dichas palabras vengan de un medio oficial y guarda mucha razón. Desde que se hizo público el post, muchísimas personas reaccionaron indignados por los ataques gratuitos. Tanta fue la presión que en poco más de 24 horas Telemayabeque retiró el material.

    Los improperios contra estos tres hombres son injustificados, pues si bien ya no representan a Cuba, estuvieron siempre al pie del cañón y poniendo en alto el nombre del ajedrez antillano.

    Ellos salieron de la Isla por motivos personales, buscando nuevos horizontes y posibilidades de superación, las cuales les costaba obtener en su país, mayormente desconectado y sin facilidades para el estudio y desarrollo online, cuestión vital en el ajedrez moderno.

    “Ni siquiera nos quedamos con el pasaporte oficial, no abandonamos en ningún evento. Salimos de Cuba sin violar ninguna ley. ¿Cuál es nuestro delito? Que somos personas con criterio propio”, aseguró Bruzón en su comunicado, en el cual explica por enésima vez que sus intenciones al salir de la Isla siempre fueron mantenerse jugando por la selección nacional.

    “Para los que todavía cuestionan o tienen la duda sobre el motivo por el cual un deportista no puede competir de forma normal por su país residiendo en otro, eso pregúntenselo a los dirigentes del deporte y de Cuba, que han preferido que se hunda el deporte a flexibilizar políticas muy rígidas y pasadas de tiempo. En el mundo entero los deportistas viven donde entiendan y siguen representando a sus respectivos países, eso mismo yo quería hacer, pero no me dejaron otra opción”, puntualizó.

    Este es un tema sensible abordado en muchas ocasiones tras las salidas de Quesada, Leinier y Bruzón entre 2016 y 2018, período en el que la selección nacional se debilitó considerablemente sin sus tres mejores jugadores.

    “Salí con la firme convicción de seguir participando en torneos por Cuba como parte de su equipo (…) Yo vine a estudiar en una universidad, comenzar una nueva etapa de retos y aspiraciones en mi vida personal y profesional, pero siempre con las mejores intenciones de mantener mis lazos y jugar por Cuba”, dijo Bruzón en septiembre del 2018, luego de ser dado de baja de la selección nacional.

    En su más reciente comunicado, Lázaro Bruzón habló del fenómeno de la emigración y como el mismo no puede significar una ruptura entre compañeros y amigos, independientemente de sus afiliaciones políticas o de cualquier otra índole.

    “Cuando vivía en Cuba, a lo largo de mi carrera, varios de mis amigos se fueron a residir a otros países. Yo siempre mantuve excelentes relaciones con todos ellos. Seguían siendo mis compañeros de equipo, en infinidad de veces compartimos fuera de Cuba, me quedé en sus casas y jamás los vi de otra manera que como colegas y amigos. Puedo decir con orgullo que siempre mantuve excelentes relaciones”, expresó.

    “Hoy yo puedo dar las gracias a los ajedrecistas y los cubanos en general que me siguen y en todo este tiempo que llevo fuera de Cuba me han mostrado su apoyo y cariño. Eso me lo gané dándolo todo por mi deporte y siempre traté de dar lo mejor, no solo de forma individual, si no como parte del movimiento ajedrecístico cubano”, añadió.

    Este tema igualmente había sido abordado por Bruzón en el pasado. “¿Hasta cuándo va a seguir eso con los deportistas cubanos? Los artistas pueden viajar, vivir donde ellos decidan, cantar donde ellos decidan y regresan a Cuba y los reciben como héroes nacionales. ¿Hasta cuándo estos dirigentes van a seguir sin darse cuenta que los verdaderos protagonistas de esta película son los atletas y no ellos?”, refirió el segundo trebejista de más relevantes resultados para la Isla en los últimos 30 años.

    Evidentemente, estas interrogantes de Bruzón no tienen respuesta, y la más clara muestra es que un medio público puede atacar a los atletas de la diáspora sin un ápice de respeto, sin tomar en cuenta que ellos, da igual donde estén, siguen representando a los millones de fieles que se identifican con su juego, sufren sus derrotas y gozan sus victorias.

    1. Brother, yo he estado al tanto de todo y realmente es penoso este incidente, increible que haya sucedido, ni digo mas…… Gracias por tu opinión sobre la MD y mi persona. Saludos.

      • Amaya el 3 julio, 2020 a las 4:04 pm
      • Responder

      Desgraciadamente ha habido discriminación con los deportistas que residen fuera de Cuba (a diferencia del personal de la cultura), mas en el caso de Bruzón, es lógico que sienta esa reacción pues él mismo confirma que siempre quizo representar a Cuba

    • Ramón el 1 julio, 2020 a las 9:03 am
    • Responder

    Detroy, realmente fenomenal mi hermano, guardaré este trabajo para consultarlo a cada rato, porque necesito elevar mis conocimientos sobre ajedrez y este trabajo es una clase magistral. En cuanto a lo del articulo sobre Bruzón en Tele Mayabeque, no me asombra para nada, no quisiera hablar sobre estas cosas pero cuando veo que existen todavía personas que piensan de esa manera, no me puedo quedar callado; considero que no solo es penoso, también es lamentable que todavía persistan ideas tan retrógradas en nuestro país, el mundo ha cambiado y se mueve muy de prisa, por eso no podemos quedarnos detrás, porque nos aplasta la rueda del tiempo. Por desgracia no sabía sobre esto y me molesta mucho que sucedan cosas así. Un abrazo y saludos a la peña.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.