Entrevista exclusiva para la MD a Yunis Camejo, jugadora de la selección nacional de Balonmano y actualmente contratada profesional en España: “Soy feliz, humildemente soy feliz”

3:49:32 PM

 

Por el peñista de la MD y de Cascajal, Villa Clara: Yerislandy Conde

 

 

 

Retomamos el tema del balonmano cubano, en esta ocasión del sexo femenino. Y nos pusimos en contacto desde España con una de las nuestras que actualmente se desempeñan en ligas profesionales, que tanta falta hacen para mejorar como deportista. En otra exclusiva para el sitio web de la peña Martín Dihigo, les traemos el diálogo sostenido con la pinareña Yunisleidy Camejo.

 

Yunisleidy Camejo

 

MD: Toda historia tiene un comienzo, un punto de partida, ¿cuál fue el de Yunis Camejo?

YC: Bueno pues, desde pequeña en mi casa se vivía muy intenso el ambiente deportivo por la Tele, mi hermana mayor hacía voleibol de sala, de playa; y mi padre en sus tiempos de infancia siempre le gustó mucho hacer béisbol, boxeo; y era el tema prioritario. Desde pequeña todo se respiraba un ambiente muy deportivo. Balonmano no era la disciplina que a mí me gustaba dentro del deporte, primeramente me gustaba mucho lo que era el baile, las artes escénicas, todo esto era un poco más allegado a mi; pero bueno, las preferencias de mi padre eran hacer deporte, de hecho, nunca me pasó por la mente practicar balonmano. Intenté seguir los pasos de mi hermana pero me decían de la EIDE de mi provincia Pinar del Río que no tenía estatura para jugar al voleibol; y finalmente terminé haciendo de portera de balonmano en la escuela primaria. Luego me presenté en la captación que hacen en las EIDE, en las primeras Escuelas de Iniciación Deportiva que hay en nuestro país, en Cuba; y al pasar las pruebas comencé como primera línea, era lateral; y pues nada, esto de jugar al pivote en el balonmano, pues no soy una pivote de base, así me han ido formando desde mis inicios ya, luego en la Selección Nacional, en el Alto Rendimiento, cuando pude llegar con 18 años.

MD: Y en la vida social, eres pinareña, ¿cómo fueron sus primeros años de vida, esa niñez de cubana?

YC: Pues soy nacida el 15 de febrero del año 1990, allí en Pinar del Río. Estoy muy orgullosa de haber nacido en mi provincia; y nada, mi infancia fue un poco corta diría yo porque añoro seguir siendo niña. Me gustó muchísimo lo que viví durante mi infancia; a pesar que ya con solo 9 años no vivía junto con mamá y papá; pero bueno, tenía a mi padre cerca de casa. Siempre fui de grupos, siempre fui de amigos, siempre fui de la gente de mi barrio, de pueblo, de mi familia, de mis primos; siempre me gustó mucho el argot popular, estar compartiendo, interactuando con todas las personas que me rodeaban. La verdad que tuve una infancia muy bonita porque creo que en mi educación influyó mucho el ambiente social en mi casa; influyó mucho el trabajo que hicieron conmigo mis primeros maestros, – que de hecho no tengo quejas de ningún maestro que he tenido en ninguna de las etapas de mi vida como estudiante – ; pero yo pienso que fue muy fundamental mis primeras educadoras en el pre-escolar, mis educadoras en la primaria, fue espectacular, yo la experiencia que viví en toda esa etapa, vamos, con gusto la volvería a vivir, a repetir.

Mi infancia fue muy diversa, fue muy versátil porque pude integrarme a muchas cosillas, era de la típica niña que llegaba un profesor de béisbol y yo quería hacer béisbol; llegaba un profesor de voleibol y yo quería hacer voleibol; llegaba una enfermera a impartir talleres de enfermería y yo estaba ahí; me apuntaba a todos los matutinos, a todas las presentaciones que hubiesen que hacer artes escénicas; siempre fui de participar en todas las actividades que se me asignaran. Participaba en eventos deportivos y recreativos, inter-barrios, inter-escolares; y nada, la infancia es algo que lo vivo muy intenso aunque ya haya pasado.

 

 

MD: Volvemos a lo deportivo, ¿a alguien en especial le debes mucho en ese comienzo en el balonmano?

YC: Pues lógicamente siempre hay un antes y un después, siempre hay personas que marcan el comienzo de un corto o de un largo camino, y tendría que mencionar a muchísimas personas porque con mi vida, en lo deportista y en lo personal, tienen que ver muchísimas personas que me han extendido su mano, su apoyo; y en especial sus conocimientos y su educación. Mis primeros inicios quien me trajo hasta el balonmano fue un entrenador de la base cuando estaba en la escuela primaria Manuel Ascunce Doménech en mi Pinar del Río, que se llama Omar, actualmente trabaja como Metodólogo en la provincia referente a la disciplina de balonmano.

Pero tengo a una persona muy importante, que no tiene que ver con el balonmano y sin embargo me inculcó la disciplina, esa importancia de prestar atención, de focalizar, de querer tener actitud siempre para poder lograr un resultado deportivo, para esforzarte, para animarte, para autocriticarte, para saber cuando las cosas están bien hechas y cuando están mal; y yo creo que eso me pasó antes de llegar al balonmano cuando comencé desde el 2do grado de la primaria a practicar atletismo con un entrenador que venía a buscarnos a la escuela y nos llevaba a la EIDE a hacer prácticas; pero que es un entrenador que también tengo la oportunidad de decir que es amigo de mi padre, vive en el mismo barrio donde yo nací, me vio crecer, vio mi educación; su nombre es Isidoro. Es buenísimo entrenador de atletismo en la provincia de Pinar del Río, con muchísimos logros y muchísimos atletas que ha aportado a las Selecciones Nacionales, ha cumplido misiones internacionalistas. Creo que es la primera entrevista donde lo menciono porque creo que es la primera vez que me hacen este tipo de preguntas, y yo no quería dejar pasar por alto que yo le debo mucho en cuanto a lo que es disciplina y actitud para enfrentar una actividad deportiva y una actividad ante la vida; lo que es el respeto a los superiores, respeto a los entrenadores, lo que es escuchar, lo que es admitir críticas, lo que es recepcionar; eso creo que a pesar de mi corta edad en la escuela primaria; creo que él fue el pilar fundamental para yo empezar a entender todo.

MD: Adelantémonos ya en el tiempo, ¿cómo y cuando llega Yunis Camejo a la Selección Nacional?

YC: Pues yo estando en la ESPA en mi provincia, pues un poco que me llegó el 12 grado ya y no veía las posibilidades de llegar a la Selección, o sea, veía todo muy lejano, había un equipo muy bueno, con mucha calidad. Y también quería estudiar algo que tuviese que ver con la psicología; me decanté por la carrera de Derecho y estando en el primer año universitario en la Universidad de Pinar del Río; pues como cogí la carrera por un plan atleta que me permitiese seguir entrenando, seguir activa en el balonmano dos o tres días a la semana; pues me llegó la posibilidad de ir a presentarme a unas pruebas físicas y técnicas en el Cerro Pelado en La Habana. Esto fue en enero del 2009, o sea, que llegué con 18 años, ya cumpliendo casi los 19 años. Habíamos 4 o 5 atletas que veníamos de provincia haciendo las pruebas, optando todas por una sola plaza, una única plaza para la Selección Nacional. Satisfactoriamente pude ganar la matrícula e ingresar a las filas de la pre-selección Nacional en ese año 2009. Así comencé mis primeros pasos ya como atleta de Alto Rendimiento, y así despunté.

 

 

MD: Una vez ya dentro, ¿cómo te fuiste ganando de un espacio propio?

YC: Fue una etapa un poco dura, llegué en un momento a la Selección donde había un equipo muy contemporáneo en edad, en rendimiento, había mucha estabilidad en cuanto a resultados entre todas. Yo llego debido a que había salido una lateral de baja de la Selección; y a mí me habían traído como lateral. Una vez allí tenia buenísimas laterales por delante de mí; dígase Arasay Durán, dígase Suleiky Gómez, dígase Nadesha Valera que funcionaba de lateral también; Lisandra Lussón; habían muchísimas. Me empecé a ganar un poco muy puesto en defensa, poquito a poco defendiendo; y ya luego me dieron la tarea de entrar en el pivote.

Luego de que marchara una de las más grandes jugadoras para mí que ha tenido en todos los tiempos el balonmano femenino cubano, Yoania Martí Pompa, producto a una lesión de rodilla, a su retiro, pues deciden probar conmigo en el pivote, y bueno pues ahí mas o menos lo que podía ir haciendo, tampoco les urgía tanto una pivote en ataque porque estaba Leanny Cuesta, estaba Aimara Valdés, buenísima y talentosa, mis respetos para ella siempre, la villaclareña; y tuve que empezar poco a poco defendiendo, poco a poco llenando los espacios donde faltaba una extremo en algún momento, donde faltaba algún lateral en defensa, y así fue todo. Fui cogiendo mucha confianza porque era un colectivo tanto de jugadoras como técnicos que exigían mucho; y eso te hacía exigirte a ti como atleta. creo que para tener el sueño de llegar a ser un poco de lo que he podido hacer hasta hoy, yo creo que se lo debo a esas exigencias, a ese colectivo que era levántate temprano y no tienes ni tiempo de mirar al lado ni de perder un segundo en tu vida, es todo, los cinco sentidos enfocados en ¿que quieres hacer?, ¿cómo te vas a ganar un puesto dentro de la Selección?, ¿cómo vas a fluir?, ¿cómo vas a interactuar?, ¿cómo vas a ganar algo?, porque a una Selección Nacional se viene por algo, yo venía pues lógicamente con toda la ilusión del mundo.

MD: ¿Recuerdas tu primer evento internacional?

YC: Mi primer evento internacional fue en competiciones juveniles, con 21 años, porque en el balonmano la categoría de Juveniles, por lo menos en nuestra área, es hasta los 21 años. Se ideó hacer en América el Challenge Trofeo en Colombia, fue mi primer evento internacional, fue tipo Centroamericano; y luego a raíz de la clasificación se hizo tipo Panamericano ahí en Guatemala, clasificatorio para un Mundial juvenil, que en esa cita no pude estar presente.

MD: ¿Y tu primer evento con la Selección Nacional Absoluta?

YC: Luego estuve casi un año de licencia de maternidad, que fue cuando tuve a mi bebita ya 21 años. Me incorporé con la Selección a un evento que jugamos en Brasil de las 4 Naciones, que además fue un evento más bien preparatorio, un evento con partidos de entrenamientos; fue una gira que se hizo por varias ciudades de Brasil, con encuentros con la Selección y grandes clubes de allí, esto fue en el año 2012, ya después de tener a mi bebé con 10 meses de nacida me incorporé, después de jugar la Liga Nacional que tuvo por sede a Pinar del Río.

 

 

MD: Desde que entras a la Selección hasta la fecha, muchos eventos en la arena internacional, ¿cuál o cuáles recuerdas con más cariño?

YC: En ese período de 2009 que me incorporé a la Selección Nacional, que fui matrícula, pues la Selección no tuvo eventos internacionales, se nos cayó también los Juegos Centroamericanos, que no participó la delegación cubana como tal; o sea, fueron unos 3 años y algunos meses sin que la Selección Absoluta viajara, solo tuvimos esos eventos juveniles, pero ya luego si vinieron más proyectos. Siempre cuando se tiene uno o más de un resultado, siempre son satisfactorios para cada deportista, pues todos quedan impregnados en un alto lugar, en lo que es el recordatorio. Creo que marca siempre el comienzo y mi primera medalla en eventos internacionales fue en Colombia, como ya le dije, pero fue una competición juvenil. Ya con la Selección Absoluta, cuando alcanzamos la medalla de oro en los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Veracruz 2014, para mí fue mi primera experiencia en juegos multidisciplinarios. Para mí el resultado más importante ha sido ese oro centroamericano, por el partidazo que tuvimos que gastarnos a última hora con la selección mexicana para lograr pasar a la discusión del oro. Y luego lógicamente ya para la final fui más mentalizada, más preparada, ya había sufrido en carne propia lo que era la alta competición, lo que era luchar por un primer lugar; esto nos conllevó a mí y a las que éramos primerizas en este tipo de eventos, pues llegar a la final psicológicamente con mayor preparación.

MD: Coméntanos de este último Mundial.

YC: Bueno, la experiencia de este último Mundial para mí fue totalmente diferente, porque a pesar que algunas somos continuadoras de la otra generación; que somos las menos; el equipo ahora está reforzado con muchísima juventud; viví una experiencia pues totalmente diferente a la del 2015 cuando participé en Dinamarca. Para mí fue una experiencia bonita porque fue la primera vez que vi un grupo de chicas jóvenes todas mirando hacia un mismo objetivo, todas enfocadas en mejorar a pesar de los resultados que dirán otra cosa, pero para todos tenemos el conocimiento que la potencia mundial de Europa es muy fuerte. Creo que supimos crecer juntas, supimos mirar cuanto nos falta por trabajar para llegar un poco más cerca de la verdad, creo que fue una experiencia única; además de que muy satisfecha, ya que aunque sea un solo lugar hemos podido mejorar en comparación con la última participación nuestra en un Campeonato Mundial, fue un paso para el balonmano cubano y sobre todo para las que estamos por aquí por Europa pues vemos cuanto podemos aportar a la Selección, y es una manera de ver que vale la pena el sacrificar este de no estar cerca de la familia la mayor parte del tiempo.

 

 

MD: Ya en el plano personal, ¿cuándo le llega la oportunidad de ese contrato para España?

YC: Pues lógicamente, nosotras como todos los deportistas hemos sufrido siempre derrotas que duelen muchísimo, y luego del Panamericano en Toronto, que fue un duro golpe para nosotras el no poder avanzar hasta la final para poder ganar el cupo que nos daba el pase olímpico para Rio 2016. Luego participamos, – un poco que me subió la autoestima – , en el Campeonato del Mundo en Dinamarca, y bueno, al volver a Cuba fue un tiempo muerto, fue año muerto debido a que era año olímpico y ya nosotras lógicamente no estábamos en esos planes. Pues estando en Santiago de Cuba, jugando la Liga Nacional, me llega un mensaje, se pone en contacto conmigo un agente español, un representante, a lo que llamamos aquí. Y bueno pues, con la ayuda también, – que ya sabes que en Cuba en aquel momento se dificultaba mucho, no teníamos acceso a las redes sociales como un poco ahora, y no tenía acceso para enviarles videos de mis eventos internacionales – , de un amigo para mí, Yoel Moreno, que se encuentra hoy aquí en Melilla jugando también en un equipo de División Plata, que fue pivote de la Selección Nacional; pues ya él se encontraba en España y facilitó los videos nuestros en el último Campeonato Mundial del 2015.

A Yoel Moreno le estaré eternamente agradecida porque la verdad que me llegó esa oferta, esa propuesta, en un momento de mi vida, que tal vez no veía claro los nuevos objetivos de la Selección Nacional y estábamos un poco desilusionadas, muchas, por cuestiones que veníamos arrastrando ya, llámese de este mismo tema de las contrataciones, contratos que estaban en el aire y no llegaban, luego teníamos que enfrentar muchos años más de entrenamientos para volver a llegar al campeonato centroamericano, o sea, era un poco oscuro todo en ese momento psicológicamente para muchas jugadoras, y pues nada, aproveché la oportunidad.

MD: ¿Cómo le ha ido en lo personal y en lo colectivo desde que llegó a La Liga española hasta la fecha?

YC: Te cuento que al principio cuando uno llega aquí, uno viene con una imagen claro que no conoces, se te dificulta mucho, pues para nadie es un secreto que es un balonmano distinto y me costó muchos meses acoplarme. Ya luego poquito a poco mirando muchos videos, que aquí se estudia mucho cada partido, del sábado que vas a enfrentarte, y puliendo muchas cosas técnicas. Aquí hay muy buenos técnicos, sin menospreciar a mis técnicos en Cuba, que para mí, la escuela cubana, obvio, que siempre va a ser la mejor; y bueno, te vas incorporando poco a poco, aunque eso también depende de la actitud y el afán que tengas en aprender, puedes logras muchas cosas.

He estado jugando en cuatro clubes españoles desde que llegué, la temporada 2016-2017, mi primer año, jugué en el Cleba León Balonmano, actualmente Rodríguez Cleba; segundo año me fui a jugar a la División de Honor Plata Femenina, en Alcobendas Madrid; el tercer año lo jugué con el Super Amara Bera Bera, actual campeón de la liga española, donde gané ahí la Supercopa, quedé subcampeona de Liga en ese año y ganamos la Copa de la Reina, jugué la primera vuelta de Champions y luego pasamos pues a jugar a Europa; ahora es mi segundo año, o sea, he renovado con este club, Aula Alimentos de Valladolid. Creo que ya esta será mi casa, al menos es lo que tengo en mente, porque es un poco contradictorio; Yunis ahora es una jugadora con 30 años y creo que ahora en este club, la dirección técnica ha logrado pulir y sacar de mí, mis mejores resultados deportivos, que así lo puedo reflejar y estoy muy contenta cuando he estado en estos últimos tiempos con mi Selección Nacional. Todo eso es debido al buen trabajo físico, técnico-táctico que se realiza aquí en este club, yo estoy encantada, y sin que me quede nada por dentro, yo quisiera que si volviera a cumplir 18 años, haber fichado en este club, jajaja.

 

 

MD: Yunis, ¿qué opinión te merecen las demás chicas que juegan ahí mismo dentro de España y las otras que están igualmente en otras Ligas?

YC: Pues yo en lo particular, tengo la mejor opinión de todas, creo que todas hemos sido muy valientes de enfrentar estos retos, creo que todas hemos mirado con añoranza y con ansias, hemos deseado y mirado todas este mismo objetivo; y nada, para mi todas somos guerreras. Yo quisiera que estuviéramos todas juntas, que todas juntas pudiéramos seguir defendiendo los colores de nuestra bandera cubana con nuestra Selección, porque fue ahí donde nos formamos; pero bueno, por algunas circunstancias de decisiones que toman otros, ajenas a nosotras como jugadoras, pues no ha podido ser. Pero bueno, yo feliz, tengo la mejor opinión de todas, llámese Lisandra Lussón, Eneleidys Guevara; Eyatne Rizo, Gleynis Reyes, Lorena Téllez; Nahomi Márquez que estuvo en Italia, etc.

MD: ¿Qué sientes que falta para que el handball femenino cubano siga creciendo?

YC: Creo que hay que lograr, tenemos que lograr de una vez y por todas abrir más los canales de contratación, abrir más la mentalidad, cambiar un poco de cosas que son un poco típicas de nosotros como país. Que puedan salir más jugadoras y jugadores al exterior, dado el caso de los que estamos por aquí, chicas y chicos, hemos visto los resultados y lo que es capaz de hacer no un balonmanista, sino un deportista cubano cuando sale y está continuamente entrenando, compitiendo, pues eso es lo que da la medida de que es lo que estás haciendo, tienes un medidor. Muchas veces vamos a las competencias un poco medio que a improvisar, cuando ya nos hemos estado preparando un año entero en las instalaciones del Cerro Pelado, entrenando mucho físico, muchísimo en cancha, pero lejos de la verdad, tenemos que poner en práctica mucho más el sistema defensivo, que ahora se está fortaleciendo muchísimo la defensa en las Ligas, es la principal arma, lo que quiere lograr cada equipo internacionalmente, ser fuerte en defensa, porque para mí en lo personal, también es lo más importante para ganar campeonatos. Yo creo que voluntad, material y condiciones humanas tenemos.

Creo que hay que negociar más, hay que sentarse a conversar más, hay que planificar mejor, hay que sentarse y mirar a donde queremos llegar y que podemos hacer, como podemos llevar 5 jugadoras hasta esta Liga, 10 jugadoras a aquella Liga. Tenemos que abrir un poco más la mentalidad y enfocarnos mucho en eso. Ahora mismo en mi Equipo Nacional, yo estoy muy contenta con las niñas que hay en la Selección Nacional cubana; tengo mucha fe y mucha esperanza en que podamos seguir dando pasos, pero no vivo de espaldas a la realidad y sé que mientras la mentalidad no se cambie, no se dará un paso más adelante.

 

 

MD: ¿Contenta con tus logros personales y deportivos?

YC: Hombre, yo estoy más que feliz por la vida que me ha tocado vivir en lo personal y en el plano deportivo. Yo soy una persona muy happy, y me gusta lo que hago, me gusta lo que vivo, y me gusta hacer por vivir más, hacer por ser más feliz; y no me puedo quejar. He conocido un sinfín de personajes, maestros, profesores, jugadores, hermanos, amigos. El deporte para mí ha sido una familia, mi casa, mi zona de confort, donde mejor me siento y donde mejor me puedo encontrar yo en lo personal. Y de mi vida personal, satisfecha con la bella familia que tengo, cuanto me han apoyado, cuanto se dejan el alma por mi hija, Alexandra de la Caridad Martínez Camejo, la luz de mis ojos; estoy feliz, muy feliz de ser madre, estoy feliz de conseguir cada día un poquito más por mí y para mi familia, siempre se va de menos a más, pero “soy feliz, humildemente soy feliz”.

Fotos suministradas por la entrevistada.

 

11 comentarios

Saltar al formulario de comentarios

    • El Conde MD el 20 septiembre, 2020 a las 5:32 pm
    • Responder

    Yunis, muchas gracias por la oportunidad, fue usted muy gentil, muy conversadora, excelente comunicadora. Disfruté mucho de su historia, pues desearle exitos en su vida deportiva y personal, q siga echando pa alante, q siga con esas ganas de triunfar, con ese espiritu de guerrera, un abrazo…

    1. Me sumo al agradecimiento para Yuni por compartir con la MD su historia. Le deseo muchos éxitos en su carrera deportiva, aun es joven,. apenas 30 años, así que a seguir luchando. Conde hermano como siempre genial tus entregas. Un abrazo.

    • Dr. Reinaldo el 20 septiembre, 2020 a las 5:33 pm
    • Responder

    Conde, muy buena esta entrevista a una coterranea mía.. la había leído en medios oficiales y oído hablar de ella….pero realmente gracias a ti mi hermano y a Yunis Camejo en exponer su vida personal y deportiva, puedo decir que ahora la conozco un poquito más….realmente ne gustó mucho, como recuerda su infancia, sus raíces y sus entrenadores, pero sobre todos las cosas su felicidad y humildad…Abrazos a esta pinareña de pura cepa…
    Conde, realmente sigues sigues encendido como el primer día…

    • El Conde MD el 20 septiembre, 2020 a las 5:52 pm
    • Responder

    Profe, muchas gracias por sus palabras hermano, siempre con las 4P q usted me enseñó desde el primer dia, ese es el secreto, la MD, LO MAS GRANDE…..

    • Dr Reinaldo el 20 septiembre, 2020 a las 6:26 pm
    • Responder

    Vale Conde, realmente te felicito…has y sigue buscando a figuras que nadie los ha entrevistado nunca y veras que ese será el gran secreto y los mejores trabajos…Abrazos..

    • Amaya el 21 septiembre, 2020 a las 8:03 am
    • Responder

    Buena entrevista muy objetiva, por cierto esta muchacha es de mi barrio Conde en la cerretara de Viñales y la recuerdo muchas veces cuando iba a buscar a mis chamas en misma escuela Manuel Ascunse donde ella estudió, quien iba a pensar que llegaría tan lejos, felicidades y suerte para ella

    • Dichel el 21 septiembre, 2020 a las 11:23 am
    • Responder

    Muy buen cierre de esta entrevista “humildemente soy feliz” eso dice mucho de la grandeza de Yunisleidy…
    De esta, como de las otras entrevistas de Conde podemos sacar elementos importantes, muy puntual cuando la atleta explicó que su dessarrollo deportivo se estaba frenando y lo que significó una contratación en un reimpulso a su carrera y su utilidad en la selección nacional, a veces criticamos algún contrato en una liga de poco nivel (que no es el caso) pero vean que no importa, si no hay nada más disponible, por lo menos el atleta siempre va a estar compitiendo y con el pertinente estimulo economico para el y su familia, es mejor que estar encerrado de entrenamiento y entrenamiento en el alto rendimiento.
    También Yunisleidy y claro Conde como interlocutor, nos avisan de lo puntual que debe ser la gestión de los federativos, por suerte esta balonmanista ha encontrado el club que explota al máximo sus potencialidades, donde se siente feliz y cuando llega al Cuba todo es positivo para el colectivo, conocemos muchos ejemplos de quienes se pierden en permutas de cubes en clubes que al final no le reportan nada.
    En fin me encantó mucho la entrevista y esperemos que esta pinareña nos guíe nuevamente a otro Oro Centroamericano en 2022.

    • El Conde MD el 21 septiembre, 2020 a las 12:00 pm
    • Responder

    Dichel hermano, muchas gracias por sus palabras, seguimos trabajando para la MD, un abrazo..

    • El Conde MD el 21 septiembre, 2020 a las 12:02 pm
    • Responder

    Amaya hermano, pues ahi tiene usted, la MD llega a donde quiera, jajaja, cosas de la vida eh, seguro q seguira triunfando, convencido estoy, un abrazo hermano..

    • Janiel Izaguirre (Trinidad) el 21 septiembre, 2020 a las 1:32 pm
    • Responder

    Conde, gracias una vez mas hermano por mantenernos actualizados de los nuestros por el mundo, a Yuni las gracias tambien por compartir con nosotros.

    Abrazos.

  1. Bonita entrevista a Yunisleidys.. toda una guerrera, digna mujer cubana que no se da por vencida..
    Muy jovial y muy humilde en sus respuestas. Todo el éxito del Mundo para ella y todas las Chicas que se Forjan en este deporte dentro y fuera de Cuba.
    Gracias Condesillo, estás hecho un paparazzi deportivo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.