Miembro del Salón de la Fama Hank Aaron fallece a los 86 años.

por ESPN Digital

El miembro del Salón de la Fama y quien ocupó por mucho tiempo el liderato de cuadrangulares en Grandes Ligas, Henry Louis ‘Hank’ Aaron, falleció en la mañana de este viernes a los 86 años.

Una de las grandes estrellas del deporte a pesar de jugar para el equipo de mercado pequeño Milwaukee/Atlanta Braves a lo largo de una carrera en las Grandes Ligas que se extendió desde 1954 hasta 1976, Aaron todavía tiene los récords de Grandes Ligas en carreras impulsadas (2,297), total de bases (6,856) y extrabases (1,477), y se ubica entre los mejores en cuanto a hits en MLB (3,771, tercero de todos los tiempos), juegos jugados (3,298, tercero) y carreras anotadas (2,174, cuarto).

Pero fue el dulce jonrón de Hammerin’ Hank lo que más fama le dio.

Aaron, que medía 6 pies y pesaba 180 libras, rompió la marca de jonrones consagrados de Babe Ruth a menos de una semana de iniciada la temporada de 1974, golpeando su bambinazo 715 para imponer una marca ante el zurdo de Los Angeles Dodgers Al Downing en la cuarta entrada mientras más de 50.000 fanáticos celebraban en Atlanta. El momento se convirtió en uno icónico en el béisbol, Aaron trotó por las bases, a pesar de haber sido interrumpido brevemente por dos fanáticos, incluido un joven Craig Sager, y finalmente tocó el plato, donde sus compañeros de equipo lo levantaron y sus padres lo abrazaron.

Aaron jugó dos temporadas más y terminó con 755 jonrones en su carrera, una marca que se mantuvo como el récord de Grandes Ligas hasta que Barry Bonds lo rompió en 2007.

Aaron terminó su carrera con una gran cantidad de elogios. Fue el Jugador Más Valioso de la Liga Nacional en 1957, dos veces campeón de bateo de la Liga Nacional (1956, ’59), tres veces ganador del Guante de Oro en el jardín derecho (1958-60) y un récord de 25 veces Todos Estrellas.

Marcas de Hank Aaron en MLB

Marca Número Puesto de por vida
Hits 3,771
Jonrones 755
Total de bases 6,856
RBI 2,297
Temporadas de 40 jonrones 8

Fue exaltado al Salón de la Fama del Béisbol en 1982, recibiendo un 97.8% de aprobación en su primer año en la boleta. En 1999, MLB creó el Premio Hank Aaron, que se otorga anualmente al mejor bateador de la Liga Americana y la Liga Nacional.

Fuera del campo, Aaron era un activista por los derechos civiles, y él mismo fue víctima de las desigualdades raciales. Aaron nació en Mobile, Alabama, y ​​no pudo jugar béisbol organizado en la escuela secundaria porque solo los estudiantes blancos tenían equipos. Durante el período previo a sobrepasar el record de jonrones de Ruth, varias personas que no querían que un hombre negro rompiera el récord amenazaron su vida.

Después de retirarse, Aaron se unió a los Bravos como ejecutivo y esperaba que más jugadores negros pudieran encontrar ese tipo de trabajo después de que terminaran sus días de juego.

“En el campo, los negros han podido ser súper gigantes”, dijo una vez. “Pero una vez que nuestros días de juego terminan, este es el final y volvemos a la parte trasera del autobús”.

Aaron recibió la Medalla Presidencial de la Libertad en 2002.

Tomado de https://espndeportes.espn.com/beisbol/nota/_/id/8072233/miembro-del-salon-de-la-fama-hank-aaron-fallece-a-los-86-anos


 

Fallece la leyenda Hank Aaron a los 86 años

 
 

ATLANTA — Hank Aaron, quien recibió amenazas racistas mientras se acercaba al récord de Babe Ruth y se convirtió en el rey de jonrones del béisbol en la era antes de los esteroides, murió, informaron los Bravos de Atlanta el viernes. Tenía 86 años.

Los Bravos indicaron que Aaron falleció en paz mientras dormía. No se ha revelado la causa de muerte.

“Hammerin’ Hank” (El Martillo Hank) fijó varias marcas de bateo en sus 23 años en Grandes Ligas, la mayoría con los Bravos, incluyendo para remolcadas, hits de extrabases y bases totales. Pero el miembro del Salón de la Fama será recordado sobre todo por un swing.

El 8 de abril de 1974, con casa llena en el Atlanta Stadium y en un partido transmitido en todo Estados Unidos, Aaron quebró el récord histórico de Ruth al conectar su cuadrangular 715 ante el pitcher Al Downing, de los Dodgers de Los Ángeles.

Aaron terminó su carrera con 755 jonrones, un total que Barry Bonds superó en 2007, aunque muchos todavía consideran a Aaron como el verdadero rey de jonrones. Bonds cerró su carrera con 762, aunque Aaron nunca le tuvo rencor por romper su récord. Su lema: más de tres décadas como el rey fueron suficiente, es hora de que otro tenga la corona. Sin embargo, nadie podrá arrebatarle su legado.

“Sólo traté de jugar este deporte de la forma que se supone que se juegue”, subrayó Aaron.

Su nombre aparece por todos lados en los récords del béisbol, y, de hecho, Hank Aaron podía hacer de todo. ¿Batear con poder? Por supuesto. No se puede olvidar el promedio de .300, o la gracia con que patrullaba su posición en los jardines, o la sorprendente velocidad que exhibía al recorrer las bases.

De todas formas, “El Martillo” Hank será recordado por siempre por un solo swing.

Se trata del que destronó al “Bambino” Babe Ruth.

“Jamás vi a alguien conectar tantas líneas por todos lados”, señaló el excomisionado de Grandes Ligas, Bud Selig, quien creció como fanático de Aaron y luego se convirtió en su amigo. “Qué carrera tan maravillosa”.

Aaron fue exaltado a Cooperstown en 1982, en su primer año en la papeleta, y se quedó corto por apenas nueve votos de ser el primer jugador elegido de forma unánime al Salón de la Fama.

Henry Louis Aaron nació en Mobile, Alabama, el 5 de febrero de 1934, para sumarse a una larga lista de jugadores de esa ciudad — Satchel Paige, Willie McCovey, Billy Williams y Ozzie Smith, entre otros.

El toletero no estuvo presente cuando Bonds conectó su jonrón 756, aunque sí grabó un mensaje que fue transmitido en la pantalla del estadio de San Francisco poco después que Bonds mandó la pelota por encima del muro. Aunque siempre expresó tristeza por las acusaciones sobre uso de esteroides en el béisbol a fines de los 90 y principio de los 2000, Aaron nunca cuestionó las marcas fijadas por los peloteros que parecen haber tenido ayuda de fármacos.

Además, siempre tuvo el recuerdo de aquella noche de abril en 1974.

“Downing era un pitcher fino”, recordó Aaron poco antes del 30mo aniversario de su cuadrangular más famoso. “Creo que estaba tratando de lanzarme una screwball o algo así. Fuese lo que fuese, alcancé a conectarla”.

El camino que Aaron tuvo que recorrer hasta ese jonrón no fue nada agradable. El toletero recibió correspondencia ofensiva mientras se acercaba a los 714 de Ruth, en gran medida porque Ruth era blanco y Aaron era negro.

“Si yo fuese blanco, Estados Unidos estaría orgulloso de mi”, dijo Aaron casi un año antes de superar a Ruth. “Pero soy negro”.

Aaron era siempre acompañado por guardaespaldas y se vio obligado a alejarse de sus compañeros. También guardó las cartas con insultos, como un recordatorio del abuso que tuvo que soportar.

“Eran muy ofensivas (las cartas)”, recordó. “Me decían ‘maldito negro’ y todo tipo de insultos. Esas cosas no se pueden ignorar, están allí. Pero así son las cosas para los negros en Estados Unidos. Es algo con lo que uno tiene que batallar toda la vida”.

Tras retirarse en 1976, Aaron se convirtió en una figura reverenciada y casi mítica, aunque nunca buscó los reflectores. Se alegró cuando Estados Unidos eligió a su primer presidente negro, Barack Obama, en 2008, y el ex presidente Bill Clinton señaló que Aaron ayudó a forjar un ambiente de tolerancia racial que hizo posible el triunfo de Obama.

 

“Ahora somos un país distinto”, dijo Clinton en el festejo del cumpleaños 75 de Aaron. “Tú nos diste mucho más de lo que nosotros jamás podremos darte”.

Aaron jugó 21 de sus 23 temporadas con los Bravos, primero en Milwaukee, y luego en Atlanta cuando el equipo se mudó al sur en 1966. Terminó su carrera en Milwaukee, tras ser canjeado a los Cerveceros después de la temporada de 1974.

Aaron también fue un gran defensor, aunque esa faceta de su juego casi siempre fue infravalorada porque su forma de correr, ágil y sin tener que esforzarse mucho, eran malinterpretada como desinterés.

Mike Schmidt, otro miembro del Salón de la Fama, describió a Aaron como “un hombre tranquilo, humilde, una superestrella de bajo perfil, que un jugador de los 70 como yo quería imitar”.

“El fue uno de mis ídolos de niño, y siempre será un ícono de la generación de la posguerra”, dijo Schmidt. “De hecho, si uno toma en cuenta todos los elementos involucrados y compara el juego de manera justa, su carrera nunca será superada”.

Aaron sacudió 733 cuadrangulares con los Bravos, el último en su último turno al bate con el equipo el 2 de octubre de 1974. Exactamente un mes después, fue canjeado a los Cerveceros por el jardinero Dave May y el pitcher de las menores Roger Alexander.

Aaron se convirtió en bateador designado con los Cerveceros, pero apenas consiguió 22 vuelacercas en sus dos últimas temporadas, y en 1976 bateó .229.

“Creo que ese jonrón que conecté es sólo parte de mi historia completa”, señaló.

El jardinero bateó al menos 40 bambinazos en ocho ocasiones, tuvo promedio de .305 en su carrera, ganó tres Guantes de Oro y sumó siete temporadas con al menos 20 bases robadas.

Aunque nunca conectó más de 47 jonrones, alcanzó al menos 20 en 20 temporadas consecutivas. Además, ganó un título de bateo y en un año acumuló apenas 63 ponches. Fue líder de la Liga Nacional en jonrones y remolcadas cuatro veces en cada categoría, y su único lamento fue no lograr la Triple Corona.

“Aparte de eso, conseguí todo lo demás”, apuntó.

De todas formas, Aaron no recibió la atención que merecía hasta el final de su carrera. Jugó apenas en dos Series Mundiales, y siempre estuvo lejos de la atención de la prensa en Milwaukee y Atlanta. Al principio de su carrera, la prensa se concentraba más en los jardineros Willie Mays, Mickey Mantle y Duke Snider, quienes se beneficiaron por jugar en los reflectores de Nueva York

“En mi época, los periodistas deportivos no respetaban a los peloteros a menos que jugaran en Nueva York o Chicago”, recordó Aaron en una entrevista en 1999. “Si no eras de una ciudad grande, era difícil que se fijaran en ti”.

Aaron fue descubierto por los Bravos cuando realizaba una prueba con los Payasos de Indianápolis, un equipo de la Liga de Negros. Los Gigantes también estaban interesados, pero Aaron fichó con Milwaukee, jugó dos temporadas en las menores y ascendió a las mayores en 1954 después que Bobby Thomson se lesionó en la pretemporada.

El toletero ya era una estrella en 1957, cuando condujo a los Bravos a un triunfo sobre los Yanquis de Nueva York en la Serie Mundial. Milwaukee volvió a la Serie Mundial al año siguiente, pero perdió la serie en siete partidos ante los Yanquis.

Esa fue su última aparición en el Clásico de Octubre, aunque se mantuvo como uno de los mejores peloteros y fue seleccionado en 24 ocasiones al Juego de Estrellas.

 
Tomado de: LasMayores.com
 

8 comentarios

Saltar al formulario de comentarios

    • Chikungunya el 22 enero, 2021 a las 12:41 pm
    • Responder

    En paz descanse este ícono del béisbol.

  1. Lo dije año jodido para el baseball ahora aaron ,se fue gibson , la sorda ,sutton , papa nudillos que malo hank es un extraclase si miramos sus numeros 1 en rbi , 3 en hits , 2 en HR Y SE LE SUMA QUE BATEO PARA 305 CREO toleton de señor bateador

    • Amaya el 22 enero, 2021 a las 1:36 pm
    • Responder

    En el año 1993 Aaron estuvo aquí en Pinar del Río, en ocasion de los play off en el Capitán San Luis, en el salón de prensa del estadio, se realizó un encuentro con los peloteros de Pinar del Río y una coferencia de prensa a la vez, yo estuve muy cerca de él en la conferencia de prensa que brindó, porque estaba en el protocolo al concluir un entrenamiento, y estaba bien atras al fondo, presenciando el encuentro, en ese momento era oficial y por supuesto, solo estuve como espectador, fue alli donde Girado González le preguntó a Aaron, que se sentía cuando uno hacía un error que costaba el juego, Aaron le dijo “el error está en la pelota, uno nunca quiere hacerlo, hoy tienes un día malo y mañana no, lo que hay es que sobreponerse cuando se hace y salir al otro día a jugar bien” Giri había cometido un error que costó carreras en un juego del play off ante Villa Clara, hoy al conocer su muerte ha sentido tristeza, tuvo también encuentros Aaron con Fidel, por eso el fin de semana voy a entrevistar a Giraldo González sobre tal suceso y para evacuar algunas dudas que ha dejado en Lautaro su decisión y el gesto de saludar a Marquetti cuando dio el jonrón en el play off contra Vegueros el 19 de enero de 1986, el lunes publicaré la entrevista

    • reinier rafull pelegrin el 22 enero, 2021 a las 1:44 pm
    • Responder

    Saludos MD hoy labantandome en la mañana y lo primero en recibir esta triste noticia el mundo del béisbol a perdido a uno de sus iconos y elegidos Aaron fue pieza clave para darle un antes y después a este deporte atleta ,caballero y ejemplo dentro y fuera de los diamantes logro lo de pocos materse a la gente en un bolsillo a base de calidad y modestia en épocas tan convulsas nosotros los de la isla tuvimos el privilegio que nos visitara a principios de los 90 donde yo y muchos otros vimos la entrevista especial de mas de 1 hora en el antiguo programa “hoy mismo” le consevio a Hector Rodrigues dando una clase majistral del béisbol y su vida, cosa que la deberían poner estos dias .él “martillo “como le apodaran fue todo consistencia sus números lo dicen todo lo considero entre los 5 mejores de todos los tiempos sin pensarlo para agregar otros datos fue llider en juegos que participo 1 vez ,3 anotadas, 2 hits, 4 doble,4honrones,4 impulsadas ,2 coronas de bateo, 4slugging,3 ops, 3ops plus,8total de bases y un war general 143.1 casi nada el mundo llora y lamenta esta insustituible perdida de paso engrosa el maléficos años 20 y 21 para HOF…nada cosas del baseball

      • Amaya el 22 enero, 2021 a las 2:35 pm
      • Responder

      Eso fue en el 93, cuando tambien estuvo aquí en Pinaren ocasión del play off final vs Villa Clara se reunio con el equipo Pinar en el salón deprensa del “San Luis” allí dio clase magistral, todo los peloteros escuchaban con mucha atención, no se oia ni una mosca cuando el hablaba

    • Dr. Reinaldo el 22 enero, 2021 a las 3:57 pm
    • Responder

    EPD, triste noticia esta, hace muy poco se habìa vacunado para el Covid…

    • Kikiriki el 22 enero, 2021 a las 4:01 pm
    • Responder

    Lamentable pérdida. EPD.

    • reinier rafull pelegrin el 22 enero, 2021 a las 4:54 pm
    • Responder

    Amigos md noticiero al medio día ni por asomo y meridiano la ultima información cuando debe ser un titular cambiando para seguir con el martillo Aaron recuerdo la entrevista con Hector Rodrigues a hank este le regalo su autobiografía cosa que Hector en algunos momentos llego decir que fue uno de los mejores privilegios que le dio la vida no es para menos para mi y muchos seria genial volver a ver esta entrevista para terminar 3 cosas mas dos fraces del martillo “no me siento bien a no ser que practique deporte, o al menos encuentre una manera para comenzar a sudar”. la 2 en el circulo de espera dice le hank a dusty baker compañero de equipo” vamos acabemos con toda esta trama me tiene cansado”acto seguido conecta el HR 756 para dejar atrás al bambino un coloso la ultima para remberto que lo menciono y demas peñistas una vez le preguntaron al toletero reggie jackson que creía del lanzamiento de nudillo que tiraba phil niekro decía ” es como comer gelatina con palitos chinos” en paz descansen estos señores… nada cosas del baseball

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.