Entrevista exclusiva para la MD al lanzador pinareño y dueño de uno de los añejos récords del beisbol cubano, Maximiliano Gutiérrez.

12:01:25 AM

 

Por el peñista:
Efren Amaya Padrino

 

 

Maximiliano Gutiérrez, uno de los pilares en el triunfo de los Vegueros de 1978, sus confesiones y su añejo record de 47.1 entradas sin permitir carreras, el único jonrón de un zurdo fue el de Muñoz, era el “pastelito” de Cheito.

 

El pasado 20 de febrero se cumplieron 43 años del primer triunfo del equipo de Vegueros en las series nacionales, que abrió el camino y la senda de los triunfos beisboleros para nuestra provincia, para complementar ese trabajo en homenaje a dicha hazaña logramos entrevistar a varias glorias del beisbol pinareño que fueron protagonistas de ese equipo y que estuvieron en su formación.

Uno de ellos resultó ser el lanzador zurdo Maximiliano Gutiérrez, gran amigo mío desde hace muchos años, había convenido ir por su casa para entrevistarlo a fin de precisar detalles de su actuación en esa temporada, pero también para ampliar sobre otros aspectos relacionados con su carrera deportiva.

El pasado jueves sobre las 3 y 15 PM llegué a casa de Máximo, quien al verme expresó.

dale que te estoy esperando, yo sé que eres de la peña Martín Dihigo, pero también sé que ustedes tienen una muy buena página web, por lo tanto este va a ser mi confesiones de grandes, porque nunca me lo han hecho”.

MD: Bueno honor que nos haces si así lo consideras, pero vamos a conversar y dialogar porque a pesar de ser tu y yo amigos, nunca he tratado temas oficialmente como lo vamos a hacer hoy, así es que ves haciendo memoria de las 46 y 1 tercio sin permitir carreras limpias y otros momentos importantes de tu carrera.

MG: Ahí está la primera equivocación, son 47 entradas y 1 tercio, eso se lo he dicho hasta la gente que trabaja las estadísticas, no son 46, son 47 y un tercio.

MD: Me dijo Casanova que te preguntara a quien él le dio su primer jonrón en series nacionales.

..Risas..

MG: Mira ahí está el diploma, yo tuve ese honor, de que su primer jonrón en serie nacionales me lo conectara a mí el 4 de enero de 1977, yo lanzaba con Forestales, pero después no me dio ni uno más, porque por suerte para mí al otro año me pasaron con él para el equipo de Vegueros, entonces ahí me libré de unos cuantos jonrones más.

MD: Máximo, tu sabes que ahora el 20 de febrero se cumplen 43 años del primer triunfo de ustedes con Vegueros para nuestra provincia.

MG: Ahí fue donde yo implanté el record, que no solo fue el record, también fui el más valioso, porque fui el que más ganó junto con Pedroso con 9 y fui como el tercero en carreras limpias y el lanzador zurdo del todos estrellas.

MD: Cuando empezaste en series nacionales, empezaste con Vegueros o Pinar, porque en esa época un no existía Forestales.

MG: Empecé con el equipo de Pinar del Río con “Lacho” Rivero como director, en la XIII serie nacional 73 – 74, después cuando surgen los Forestales en la serie 74 – 75, se elimina Pinar y siguen ya los Vegueros, entonces forme parte de Forestales y después precisamente en el 77-78 pasé para Vegueros, que era el equipo más fuerte, sobre todo en la ofensiva.

MD: En el pitcheo estaba bien dividida las fuerzas entre los dos equipos, Guerra, Rogelio y tú, eran de Vegueros y Félix Pino, Julio Romero y Juan Carlos Oliva que eran ya del equipo Cuba, lanzaban por Forestales.

MG: Con Vegueros estábamos Rogelio, Guerra, Mario Negrete y yo.

MD: Se cumplen 43 años ahí tuviste un rol importantísimo.

MG: Fui el mejor lanzador zurdo del todos estrellas y José Riveira, que tuvo el mejor promedio de limpias fue el novato del año, fui el líder en lechadas, solo perdí un juego contra Santiago de Cuba.

 

Maximiliano, junto al trofeo con la pelota con la que logro el record aun vigente de 47 y 1 tercio sin permitir carreras.

 

MD: Ahí fue que se te paró el record en Santiago..

MG: Ahí ni Pineda, ni el prieto Páez querían que yo pitcheara, porque me dijeron que ya había metido muchos ceros, pero que pasa, yo le lanzaba bien a Santiago e iba al seguro contra Santiago, yo quería pitchearle, porque yo sabía que ya tenía la cadena de ceros bien alta, entonces yo quería lanzarle a Santiago, porque me dije para poner el record más alto, que pasó que en el primer inning me hicieron una carrera y ya en el 2do Pineda, cuando me dieron otro hit abriendo entrada me quitó, Ottamendi me impulsó las carreras.

MD: Ahora Máximo, para dar 5 lechadas seguidas, y para no permitir carreras, porque no solo es no haber permitido limpias, es que no permitiste carreras ni sucias, para eso tiene que haber sido una gran dosis de suerte, Casanova, me hizo varias anécdotas, que te defendieron bien, pero que también la suerte te acompañó amen de tu gran actuación lanzando.

MG: Si él mismo cogió buenas líneas, lo mismo hacia el centro, que para la raya, porque era muy rápido, muy seguro con el guante, en el brazo ni hablar era un cañón, mira contra La Isla fueron 11 inning contra Pablo Pérez que estaba encendido, yo tuve una vez hombre en 1ra y 2da y me dieron hit al jardín central, pero cuando el corredor dobló por 3ra base se cayó, se repuso y se volvió a caer, entonces ahí Juan Castro lo puso out en el home.

MD: Eso del corredor cayéndose 3 veces, fue también contra La Isla.

MG: No, no, eso fue con el equipo de Camagüey.

MD Y en ese mismo juego con Camagüey, como fue lo que pasó con Reynaldo Fernández, según me contó Casanova.

MG: Eso fue aquí en el “San Luis” efectivamente había hombre en 1ra y ya con 2 out, Reynaldo Fernández me da una línea larga por el jardín central que montó a David Sánchez, y la pelota se fue por un orificio o hueco que había en la cerca metálica que abre para el bullpen al primer bounce, entonces el corredor de 1ra se tuvo que quedar en 3ra al ser doble por regla, y entonces después saqué el tercer out.

Pero en otro juego me dieron jonrón, me dieron jonrón por el LF muy pegado a la raya, pero el árbitro que estaba en 3ra no vio la jugada, y entonces tu sabes que el que canta la jugada esa es el árbitro de 3ra, y era una bola que no se sabía si era foul o buena, y entonces hubo que virar la jugada para atrás, y ahí me da un rolling a 3ra por Hiram Fuentes y saca el tercer out, esto fue con los Henequeneros.

MD: O sea que en esos 5 juegos, fuiste muy bien defendido.

MG: Si, si teníamos un cuadro, ohh, en primera base estaba Lázaro Cabrera, Urquiola en segunda, Roilán en el shor stop, en tercera Hiram Fuentes.

MD: En 3ra también estaba Diego Mena.

MG: Si como no, Diego también en tercera, porque alternaban ellos dos, en el medio teníamos a David Sánchez, tremendo fildeador, como cubría terreno, y en las esquinas a Fernando y Casanova.

MD: Tremendo equipo.

MG Y de receptor casi nada, Juan Castro, que paraba lo mucho y lo demás.

MD: Máximo, tu no eras de velocidad, entonces por qué dominabas tanto.

MG: Mira lo que más yo tenía era el control sobre todos mis lanzamientos, la ponía donde quería, que pasa, yo no era de velocidad dura de esa, pero que no hacen los lanzadores ahora, yo tiraba mi recta de 83 hasta 85 millas, pero después tiraba una de menos 75 o 78 millas pero la tiraba para las esquinas, la pintaba, la dibujaba, le cambiaba el pitcheo, pero incluso de ángulo, me caía donde yo quería, entonces ese contraste de lanzamientos entre 84 millas y 75 o 76 hace un daño tremendo, era un cambio de bola, entonces tenía un buen tenedor, nacket boul, y yo tiraba el tenedor avisado.

MD: Me dijo Félix Pino que tú tiraste el tenedor primero que nadie, que después de ti lo tiró él y después Rogelio.

MG: Exactamente, lo que pasa es que el tenedor de Rogelio hacia tanto efecto, porque era muy duro y se caía muy rápido, pero yo lo combinaba con la curva, con el scruw bol, que lo tiraba y mucho tacto entonces yo te tiraba dos lanzamientos flojos esos y después te tiraba la rectica a 84 o 85 millas y parecía que eran 90 millas para el bateador, y el control, porque yo si las ponía donde más daño le hacía al bateador.

Y yo era de los lanzadores que cambiaba a los peloteros, quiere decir, venía un grande a mí no había que decirme pitcheale mal o dale 4 bolas malas, yo miraba para el circulo de espera y veía quien venía detrás y decidía que hacer.

MD: Alguna anécdota sobre eso en particular.

MG: Si como no, una vez en juego de la selectiva del 78 con Marquetti y Capiró, vino Marquetti al bate y entonces Pineda quita a Negrete, y me trae para que le pitchee a Marquetti, pero en ese año Marquetti estaba muy bien y yo que sigo el régimen de la pelota, me dije…este zurdo está muy bien.. yo era asesino contra los zurdos, pero me dije no me voy a arriesgar y entonces llamo a Juanito y le digo…. ponte para la esquina que yo a este no le voy a pitchear.. y me dice “pero Máximo si Pineda te trajo para que le lanzaras al zurdo”.., pero este no me va a matar, porque este está muy bien y cuando él está bien le da leña a los derechos y a los zurdos y entonces Juanito me dice…”bueno está bien, tira y haz lo que tú quieras, pero que Pineda no me diga nada”.. y le di cuatro bolas y Pineda salió loco para el box y me dice…” ven acá Maximito yo te traje para que le lanzaras a Marquetti, te voy a sacar”… y yo le respondo “fijate bien Conde, si tu tuviste valor para traerme a pitchear contra este, ahora tienes que tener valor para dejarme contra Capiró, porque ya tengo pensado como sacarlo de paso y yo le voy a meter out”… y me vuelve a decir, …”pero es que Capiró mata a los zurdos”… y yo le digo “pero a mí no me va a batear, yo tengo mi estrategia de como dominarlo, así es que déjame”…, y me dice “está bien, está bien, pero lo sacas out, lo sacas out” y comencé a lanzarle, y a provocarlo, le tiraba un lanzamiento y le caminaba para arriba y le hablaba, le decía cosas y él se ponía furioso y se le quejaba a Ivan Deivis, que era el árbitro del home, llegó un momento que le dijo a Pineda que me tenía que callar.

Pineda me hizo una seña, como diciéndome, sigue provocándolo, pero yo sabía que no me iba a botar, porque Pineda y él eran muy amigos y yo le caminaba para arriba y le decía,…”te voy a tirar recta al medio”… y le tiraba cerca de la zona y no le tiraba y me le volvía a acercar “te voy a tirar recta al medio, te la voy a repetir” y en 2 strike y cero bolas le dije “va para el medio” y entonces le separe un poco la bola, después le tiré recta bien pegada y él me miraba y ya en 2 y 2 yo dije una frase que a mí nunca se me ha olvidado, yo dije para mi…”héroe o mártir”… se la voy a tirar al medio, le volvía a caminar y le digo …”te la voy a tirar al medio para que tu veas”…y le tiré la recta al medio, estaba tan desconcertado que no lo esperaba y no le tiró y le metí ponche, déjame decirte que si él le tira a aquel lanzamiento el jonrón hubiese caído en la carretera, aquello era un manjar que iba por el mismo medio, pero no lo esperaba no le tiró, y ahí fue la controversia que al terminar el juego.

 

Maximiliano junto al autor y peñista de la MD, Amaya, este sostiene la pelota con que Maximiliano logró el añejo record de 47 entradas y un tercio sin permitir carreras.

 

MD: Como fue eso, porque no paró ahí?

MG: No, no, después que terminó el juego que ganamos, me fue a buscar al albergue aquí mismo, tu sabes que dormíamos en el mismo estadio y todos los peloteros de nosotros me decían “no salgas, no salgas” y entonces le digo a la gente….”no, no, yo si voy a salir, como voy a quedarme aquí y salí, pero le tome la iniciativa, cuando me asomo le digo….”fijate, fijate, yo voy a salir a hablar contigo, pero me dejas hablar a mi primero”… y salí y cuando llegamos a un baño, él dice….”a ver que tú me vas a decir”… y le digo…”mira, tu eres del equipo Cuba, y yo no, yo tengo una pila de pitcher que están por encima de mí, y yo estoy nuevecito ahora acabado de llegar ahí y tengo que buscarme un puesto aquí, porque yo tengo a Esquivel, a Changa, muchos zurdos y yo tengo que meter un número con ustedes los grandes, tengo que buscar la forma de dominarlos, así que dime ahora lo que tú quieras”…, se echó a reír, me tiró el brazo por arriba y me dijo ….”Maximito eres una trampa”…

MD: Pero es una gente noble, me han dicho.

MG: Es mi amigo, mi hermano, a cada rato lo llamo, hablamos buen rato y hacemos anécdotas, muy noble, buena gente.

MD: Ahora Máximo, pero como era el dominio entre los bateadores zurdos y derechos, como te sentías mejor lanzando a los zurdos, los dominabas mejor.

MG: Mira yo dominaba mucho mejor a los zurdos, pero que es lo que pasa, yo le digo a los alumnos míos ahora, se los digo, a Moinelo que trabajé mucho con él en los juveniles a este muchacho a Darién Fernández, al zurdo es difícil batearle, porque es la mano que se ve poco, el zurdo tiene que pitchearle a los bateadores el lanzamiento transversal, un ejemplo que yo te pongo, si uno pone un trozo de madera y le da horizontal o vertical, puedes que le des que la estilles, pero no lo vas a cortar, quiere decir que a un árbol para cortarlo tienes que darle transversal, entonces yo a los zurdos, que es lo que mucho lanzadores zurdos no dominan, les tiraba a los zurdos, todos los lanzamientos se los tiraba, del medio para afuera, y la curva igual, por qué, pero ese lanzamiento yo se los tiraba a tres cuartos del centro para afuera, para afuera el zurdo lo ve ahí y puede pensar que está ahí en zona, pero cuando hace el swing con el recorrido del bate, entonces como el lanzamiento viene transversal la bola se le va de la zona de conexión y es ahí donde falla y hay otro lanzamiento que es el que se usa para ponchar, que es el que se le tira al hombro, también transversal al hombro, cuando el bateador, la ve , él tiende a huir, porque nadie quiere un pelotazo, pero esa es la bola que cae en strike, por eso es que yo era efectivo contra los zurdos.

MD: Y se dice Máximo también que en dos strikes tu deber tirar siempre tu mejor lanzamiento, eso es una teoría ehh.

MG: En dos strikes es verdad, uno debe tirar el mejor lanzamiento de uno, pero a veces el pelotero tiene dos strikes, y en parte yo coincido, y a veces no, porque a veces ese lanzamiento en dos strikes que el bateador está esperando, él le va a tirar a casi todo, casi todo lo que se acerque, porque él no va a querer poncharse, entonces ese no puede ser al mismo medio, porque le estás dando un manjar, entonces es tu mejor lanzamiento, pero tienes que tirarlo con control cerca de la zona, pero no al mismo medio, que es lo que hacen algunos incluso estelares lanzadores y ahí viene el jonrón y le deciden hasta los juegos en su contra, entonces tíralo, pero cerca de la zona, que puede confundirlo a él como bateador, pero también puede confundir al árbitro y cantártelo como strike, pero tampoco lo que hacen algunos pitcher que tiran en dos strikes un lanzamiento tan malo que no confunde a nadie y hay que subirse arriba de un taburete para cogerlo el cátcher (risas), entonces tíralo en la zona, para que pueda confundir al bateador, pero al árbitro también.

MD: Ahora, antes de seguir hablando de esa serie que ganamos, la primera vez siempre se recuerda con más añoranza, me decía Casanova, por suerte después ganamos muchas más y ya fuimos potencia, por qué hoy los lanzadores tiran tantas bolas, zurdos y derechos

MG: Hay, hay una cosa que yo la he estado hablando, ahí en el estadio, con atletas, directivos y entrenadores, a Urquiola se lo he dicho y me dijo “tienes razón”, a Gallardo, a Alexander le he dicho esto, y tenemos que cambiar de teoría, hoy los pitcher no pitchean en las prácticas, y usted tiene que prepararse en las practicas, como si fuéramos para un juego.

MD: EL Quini me lo ha dicho también.

MG: Claro el “Quini” es tremendo entrenador de pitcheo, no lo hemos explotado y hoy lleva pila de años en Italia, en la práctica tienes que prepararte como si fueras a jugar, si tú ahora mismo, por eso es que hay muy pocos bateadores zurdos que le batean a los pitchers zurdos, muy pocas veces los bateadores se encuentran a pitchers zurdos, a veces en una subserie no ven a ninguno, y que es lo que pasa, nosotros en nuestra época le lanzábamos en las practicas hasta ocho y nueve bateadores, pero nosotros decíamos, “los últimos lanzamientos son para mí, yo voy a tirar lo que yo quiera” y el bateador que se prepare también, para descifrarme los lanzamientos y entonces se preparaban ellos y también nosotros, porque eso prepara al bateador, pero el bateador, mira no es posible que tu pongas a pitchearle en la práctica a un coach, a un entrenador de pitcheo, entonces qué objetivo persigues con eso, porque ese no te va a lanzar en el juego de verdad, entonces en la práctica tú tienes que poner a un lanzador.

MD: Y ahí en ese juego de roles Máximo entrenas a los dos de verdad, el lanzador y el bateador.

MG: Exactamente, así mismo, lo decimos muchas veces, pero oye no nos hacen caso, y todos nosotros la gente vieja lo decimos, …”caballero que pitcheen en la práctica, y por eso es que se da mucha bola, porque no ensayan el juego, porque yo, yo te pongo un ejemplo, el tirador de fusil, tiene que estar tirando todos los días, porque sino después se le va la puntería, y el pre arranque ese que tiene, no lo pierdes, entonces tu como lanzador, el lanzador lanza hacia el cátcher hacia la zona de strike, pero es un bailarín, porque el lanzador lanza bailando en un pie con la pierna de péndulo, de pivot, ahí gira hace la frecuencia de pitcheo y lanza, quiere decir que tiene que hacerlo frecuentemente, no hacer bullpen, como hacen bullpen, bullpen, ni bullpen, no el bullpen se hace solamente para estirar el brazo, el bullpen no busca control porque es que tú no tienes ninguna sombra de ningún bateador, o sea el bullpen es para estirar el brazo cuando llevas mucho tiempo sin tirar, pero cuando ya usted va para la preparación, la final de esa que usted va ya preparado para la competencia tienes que tener una fase ahí de entrenar y lanzar con bateadores.

MD: Ahora Máximo, y en eso de la falta de control de muchos lanzadores, no incide también, Jesús Guerra me decía a mí que el corría mucho para fortalecer el tren inferior y que la resistencia era la base para ello, o sea la preparación física.

MG: Hay un defecto aquí y te voy a hablar de Pinar del Río, pero puedo hablar por todos los equipos, porque lo he visto, yo veo en este beisbol moderno, yo veo a los jugadores en el caso del pitcheo que le mandan resistencia, y se ponen los audífonos y están uno de los otros al lado corriendo ahí, y a veces se meten 15 o 20 minutos corriendo, usted no está haciendo nada, usted tiene que trabajar de manera tal que usted cuando termine, termine bien cansado, termine reventado, entonces si hiciste la resistencia bien, mira en la preparación han eliminado muchas cosas aquí, eliminaron las lomas, eso fortalece el tren inferior, hay que trabajar en eso, hay que correr por lomas.

 

Maximiliano junto a Juan Pita, amigo del INDER y pelotero que jugo series provinciales, este también sostiene la pelota con la que se logró el record.

 

MD: Eso es lo que te da una buena caída también al terminar el movimiento de lanzar.

MG: Exacto, las gradas, hay que correr en las gradas, subiendo las gradas, para fortalecer, cuando tú haces un edificio si el cimiento es malo, las paredes se rajan, y en nosotros no se nos raja el brazo, pero si se nos va el brazo y se nos lesiona, entonces hay que fortalecer fuerte ese tren inferior, no se hace y entonces se corre muy poca resistencia en velocidad, que es la velocidad esa pura que sale de extremo a extremo pero sin bajar y lo que yo veo ahora aquí es que dan dos vueltas, corren tramitos de 60 metros, y ya cuando terminan van a comerse la merienda y nosotros cuando terminábamos, a veces no teníamos la merienda, porque Pando nos ponía a nosotros a correr ahí en todas las lomas esas detrás de la pizarra y donde está hoy la pista de moto cross y cuando terminábamos llorábamos del cansancio, pero eso era lo que nos daba la preparación para lanzar mucho sin cansarnos, Pando era un látigo nos llevaba recio, yo le agradezco mucho a Pando, pero teníamos momento en que decíamos, “este viejo le tenemos un odio” porque él nos daba una preparación física a los pitcher que terminábamos reventados, pero nos daba la resistencia, después se lo agradecíamos, yo le agradezco mucho a él, el problema es que cuando terminábamos sentados ahí en la acera y me metía una hora ahí para venir para acá para la casa, pero eso fue lo que me llevó a tener tantas Series Nacionales y Selectivas y a lanzar mucho, yo me metí 10 series y 7 selectivas.

MD: Pero eso te dio la preparación, porque tú eras un pitcher controlado.

MG: Eso fue lo que me salvó a mí, esa preparación.

MD: Dabas pocas bases por bolas, en la época de ustedes Máximo, el único pitcher obeso que yo me recuerde era Tomas Creo.

MG: Ahh si el de Ciego de Ávila, llegó a ser preselección con nosotros, yo era flaquísimo, nosotros no eramos gordos, porque Juan Carlos y Julio, eran fibrosos y altos, no eran gordos, pasaban tremendo trabajo en los entrenamientos, pero tenían que hacerlo todo, los más chiquitos eramos Félix Pino, Lázaro Borroto y yo, por cierto Borrotico era guapo y daba strike de relevo, una vez en el 77 estabamos Forestales jugando contra Azucareros y vino a relevar con bases llenas y sin out, para pitchearle a Muñoz, Cheito y Olivera, sin out, y los dominó a los tres, ganamos ese juego, a dos de ellos los ponchó a Muñoz y a Cheo, Olivera le dio rolling al cuadro, tiraba mucho nacket ball, pero yo le decía Borroto el brazo se te va a ir, porque el nacket ball es un lanzamiento que hay que empujarlo y él lo tiraba con una facilidad tremenda.

MD: Que podemos hacer para volver a tener buena pelota.

MG: Hay cosas que hay que hacer, aquí que hay que cambiar en el beisbol, si queremos otra vez tener buenos resultados, porque estamos perdidos, estamos perdidos en mil cosas, porque hemos dejado de hacer muchas cosas que antes se hacían y daban resultados, entonces hay que oír a la gente, a los más viejos, porque por algo fuimos tantas veces campeones nacionales y selectivos, y por algo Cuba llegó a estar en la élite de la pelota, y eramos efectivos en muchas cosas, los sistemas de entrenamientos, nosotros jugábamos entrenando en situaciones reales, mira yo pondero eso que hizo Heriberto (comisionado provincial) de recoger un grupo de nosotros, de glorias deportivas para preparar asesorar y hacer labores de escauteo, eso es muy bueno, porque hay cosas que en la pelota hay que tener vista, y hemos hecho un trabajo que dio resultados, mira este mismo zurdo Darién Fernández, que no estaba en el equipo, ni Branlis tampoco y me dijo Raciel, hazte cargo de esos dos zurdos, y yo les dije si hacen lo que les voy a decir y enseñar verán que van a llegar y tener buena campaña, y ahí están, a cada rato me llaman y me dicen…”profe dígame que hice mal, y entonces yo los sigo aconsejando, mira estás haciendo esto mal, tienes que hacerlo de esta manera y lo corrigen, mira ver el pie de péndulo para caer y me oyen y le doy mucho elementos técnicos y a mí me gusta mucho trabajar con los pitcher zurdos, soy enfermo a trabajar con los zurdos.

MD: Y todo esto mira los resultados que te ha dado a ti y al equipo.

MG Claro que tiene que dar resultado, el equipo que no tenga al menos 2 buenos lanzadores zurdos está perdido.

MD: En tu época había muy buenos zurdos.

MG: Habían unos cuantos zurdos muy buenos, Elpidio Páez, “Changa” Mederos, Rigoberto Betancourt, Aniceto Montes de Oca, Leonel García, esos cuando empecé, más para acá Félix Pino, Darcourt, Riveira, Anselmo Martínez, antes para hacer equipo Cuba A había que tumbar una estrella del cielo a pedradas, y para más llevaban a uno solo, que era “Changa”, casi siempre, ya después entró Félix Pino al equipo Cuba en el 77, era muy difícil.

MD: Después empezaron a llevar dos zurdos.

MG; Si ya después eran al menos dos zurdos en la época de Jorge Luis Valdés y Ajete, eran ellos al seguro, aunque antes estuvieron Pino y Darcourt como 3 años seguidos también en el equipo grande, pero recuerdo en ese año 78 yo estaba en la preselección, estaba bien, pero bien y ya “Changa” estaba mal, ya no tenía esa efectividad, y fuimos a Japón y después cuando hicieron el equipo Servio no confió en nosotros se llevaron a Changa, que estaba mal, y Marquetti le dijo, estábamos en Matanzas en el Hotel Oasis y Marquetti le dijo…”Servio lleva a Maximito que es guapo está bien, para que le pitchee a los zurdos”….. pero que va al final no me llevaron, me dieron una visa para otra gira por Europa, los que estábamos en la preselección y no hicimos equipo, más otros que se incorporaron con nosotros.

Ese año yo era un cuchillo, salía contra cualquiera y salía bien, así estuve también en el 79, pero Servio se casaba con los hombres, los de él eran intocables, ya a última hora se casó con “Changa” para todo, no dejo de reconocer que Changa era mejor zurdo que yo, pero ya en ese tiempo estaba en declive, y no yo, otros estaban mejor que él, el propio José Riveira, y ese año yo estaba por encima de él y de todos, bueno en ese año a pesar de que hizo el equipo Cuba no pudo lanzar ni ganar un juego, pero ya era el nombre, entonces primero nos mandaron para una gira por México.

MD: Cuéntame Máximo lo que significó ya cuando en el viaje hacia Matanzas, se supieron campeones ese 1978.

MG: Estábamos en Holguín y veníamos bajando para el juego ese suspendido contra Henequeneros, recuerdo que en Camagüey nos quedamos en el estadio allí esperando el juego, pero salimos y por el camino por la radio nos enteramos que ya Camagüey con Oscar Romero le ganaron a los Industriales, ahí mismo se formó la fiesta, realmente Pineda traía en la guagua unas cuantas cajas de ron, porque se las habían dado en Holguín por si ganábamos allá, pero Pineda no los dijo en el viaje,…” aquí nadie se da un trago hasta que no lleguemos a Matanzas y le ganemos a Henequeneros”…, pero no hizo falta en el momento mandó a parar y ahí mismo se formó, entonces en un lugar se paró y se llamó a Pinar y entonces Camacho habló con Pineda y le dijo como era el recorrido.

Ese recibimiento fue del carajo, que alegría, era la primera vez, que quedábamos campeones, entramos por Candelaria, en el puente elevado de la carretera central de Candelaria, fue esperado el equipo, para de ahí en lo adelante montar en los jeeps descapotados y hacer el recorrido por toda la carretera central entrando por Candelaria, San Cristóbal, Los Palacios, Consolación del Sur hasta entrar a la ciudad de Pinar, era un mar de pueblo, en cada pueblo había que bajarse.

Yo no viaje en los jeeps, yo me quedé en la guagua Leyland, iba junto a Lucio Bencomo, el ron estaba sato y Casanova venía en un jeep, agarrado así con dos dedos, lo tenía que aguantar Dionisio “Papi” Pino, ohh cuando llegamos aquí a Pinar del Río, Camacho nos recibió y nos saludó uno a uno, nos tenía de todo, la calle llena de gente y de orquestas, ese hombre, que clase de hombre, en cada casa nos mandó 4 cajas de cerveza, dos cajas de ron y comida, bueno de todo, pero bueno nosotros salimos de todas formas para la fiesta con el pueblo, después a los dos días nos fuimos una semana para la playa de Bailén, esa fue una de las fiestas y de las celebraciones más grandes que hayamos tenido, mira que la de la primera selectiva en el 79 fue grande, pero como esa ninguna, es lo que tú dices era la primera vez.

MD: Después vino la selectiva del 78 que estuvimos a punto de ganar.

MG: No me hables de eso, yo no quiero ni acordarme, porque nosotros estábamos jugando el último juego contra Matanzas, y yo lo estaba lanzando muy bien, estábamos ganando, esa anécdota yo estaba pitcheando y ganando y entonces está Jaime Crombet, Esteban Lazo y Lucio Bencomo por nosotros que era el 1er secretario de la UJC, entonces ya en el 7mo inning dice Esteban Lazo, …”oye Lucio, ya tienes en la mano el juego este y con ello el campeonato, quita a Maximiliano y trae a Guerra para que selle y Lucio se lo dice a Pineda y cuando él sale y me va a quitar le digo yo….” pero que es esto Conde, Conde como tú me vas a quitar, si estoy entero, esto lo cierro yo, y me dijo “dame la bola”…hice así y le dije…”Conde y por qué tú me sacas cuando la cosa está caliente, y esto lo tengo normal y dominado”…y me volvió a decir,…”no, no, dame la bola que voy a traer a Guerra para que Guerra cierre esto rápido … le di la bola y salí poco a poco y llegué al banco y me senté y me dije… “yo no puedo ser tan fatal que este juego se vaya a perder caballero, que es el del campeonato, llegaron y le empezaron a dar línea a Guerra, y línea y aquello no escampaba, y Lucio, dicen que Lucio se metió en un rincón y no quería salir, pero antes esos dirigentes seguían mucho la pelota de verdad y le sabían y decían y recomendaban algo y se respetaba mucho, y como que Pineda no era de aquí se dejó llevar por Lucio y le hizo caso a Lucio y se dejaron llevar también por Lazo, cierra con Guerra, lo que hicieron fue abrir la llave de paso, risas y risas, ya después Lucio le dijo a Pineda…” oye Pineda, Camacho no se puede enterar de esto, porque no me lo va a perdonar”.

MD: Pero bueno a partir de ahí ya fuimos grandes en la pelota, comenzamos a ganar nacionales y selectivas todos los años.

MG: Si fijate que en ese año 78 ganamos con Vegueros, después 2do en la selectiva, por hacerle caso a Lucio, en el 79 ganamos la selectiva, en el 80 volvimos a ganar la selectiva, en el 81 ganamos por segunda vez con Vegueros, y en el 82 ganamos con Vegueros y también ganamos la selectiva, no dejamos nada para nadie, y así a lo largo de esa década del 80.

MD: Cuando decides retirarte

MG: En 1983, ya me dolía el brazo, tenia, ya una bursitis, eso fue en el 83, yo le dije a Jorge Fuentes que ya no podía lanzar más, pero Felipe Álvarez quería que yo siguiera lanzando, pero ya no podía más, había perdido velocidad, ya no me sentía dominante y no quise esperar ni un año mas.

MD: Ahora a colación con eso en 1984, te debe acordar ya estabas en el ocaso de tu carrera deportiva y tu rendimiento había mermado, entonces en el primer juego de un doble te sacan a abrir, pero te batearon fuerte, te dieron duro y entonces Ferrer Pimienta que es muy ocurrente narrando, narraba el juego y dijo aquella frase “y señores está tan mal Maximiliano, que ya cuando abre un juego dura, lo que dura un merengue en la puerta del colegio”, te acuerdas tu reacción fue violenta.

MG: Si ,ohh como no me voy a acordar, yo subí para la cabina de trasmisión, porque me lo dijeron unos amigos que estaban oyendo el radio al concluir el juego, y subí para arriba a fajarme con Ferrer, porque aquello en ese momento lo vi como una humillación, yo que lo había dado todo por esta provincia y los equipos, entonces me sujetaron, allá se metieron la gente, porque la cosa se puso fea y nos separaron, ya más calmado le dije….” Oye tu puedes decir estas cosas, pero tienes que saber, como lo dices, en que momento y delante de quien, y eso lo oyó Pinar del Río completo, entonces tú no puedes decir eso de alguien que te ha dado tantos triunfos”, era mi último año, entonces él me pidió disculpas y yo también le pedí disculpa, pero eso es como el último año de Casanova que tú te pongas a hablar mal de él que fue el mejor pelotero de Cuba.

MD: Pero después siguieron siendo amigos.

MG; Claro, siempre fuimos grandes amigos, si yo era cargabate del equipo con el que él lanzaba en la provincial en el año 70 en San Luis, imagínate si no teníamos amistad.

MD: Bien en esa época había muy buenos bateadores, de esa época que bateador se te hizo más difícil.

MG: Mira a mí me dieron en toda mi carrera solo 41 jonrones, solo 41 jonrones, y Pedro José Rodríguez me deba haber dado 35, (risas), cada vez que me cogía me daba jonrón..

MD: Pero bueno Pedro José se los daba a todos los lanzadores, estelares y no estelares.

MG: Pero a mí me asesinaba, él esperaba que llegara la guagua cuando íbamos para Cienfuegos o para el “Sandino”, y llegaba y preguntaba “el pastelito mío viene ahí, dónde está? (Risas).

MD: Te llevabas bien con él, en lo personal.

MG: Ohh estrella, sentí mucho su muerte, de madre fue eso, me llegó al corazón cuando lo supe, en Cienfuegos me invitaba a su casa y a visitar amigos, en el Sandino de Santa Clara le estábamos ganando a Las Villas con buena ventaja, y cada vez que él venía al bate yo le daba cuatro bolas, y yo le decía …” olvídate que a mí no me vas a coger más”… y la última vez al bate entonces Marcos Páez me grita….”oye no le des más bases por bolas pitcheale y domínalo como a Muñoz”… y yo lo miré a él…

MD: Y tu empezaste junto con Cheo, o sea que te enfrentaste a él muchas veces, ustedes son contemporáneos.

MG: Y yo me dije ahh le voy a pitchear a este lo voy a dominar, y le tire recta aquí arriba, él no bateaba esa recta a esta altura, y se la tiré aquí, y el batazo déjame decirte, que el batazo fue tan descomunal que pasó por el tercer peldaño de la torre que está en el mismo center field, aquel batazo no caía, entonces me viré para el prieto Páez y le dije…” viste que no se le puede pitchear”.

MD: Bueno Máximo, yo que tan bien me llevo contigo, y ahora veo ese diploma que tienes ahí que dice que Muñoz te pegó el único jonrón que te dio un bateador zurdo.

MG; Así mismo un solo jonrón me dieron los zurdos y ese me lo dio Muñoz, fue aquí en el Capitán San Luis.

 

Maximiliano recuerda que fue Antonio Muñoz, el unico bateador zurdo que le conecto jonron

 

MD: Pero tú le lanzaste a Elpidio Mancebo, a Felipe Zarduy, a Sixto Hernández, a Eusebio Cruz, a Marquetti, a Luis Crespo, a Poulot, a Sixto Hernández y ningún zurdo estrella de esos te dio jonrón.

MG: Nadie de ellos, yo les lancé a todos esos zurdos que mencionas, sé que no dijiste a Wilfredo, porque no daba jonrones y ninguno de ellos me pudo dar nunca un jonrón, el único fue Muñoz y me lo dio porque me confié, porque yo dominaba a Muñoz, pero que clase de batazo, yo creo que ese jonrón de Muñoz, si buscas bien en el rio Guama, la pelota está ahí, porque fue tremendo estacazo, (risas), yo lo tengo en 2 y 1, no se me olvida, eso le había tirado una curva, mareado pero le tire una recta para sorprenderlo y fijate que esa bola empezó a elevarse y yo le decía al que estaba en el RF que era Castanedo,…está ahí, está ahí corre, dale que está ahí”, está ahí, aquello empezó a elevarse y a caminar, pasó por arriba por el segundo peldaño de la torre y seguía cogiendo altura, dicen la gente que cayó en el rio (risas) y después ellos se fueron y vino Azucareros a jugar otra vez y a mí eso no se me olvidaba y entonces él Muñoz me decía …”tira duro tira recta Maximito”…, pero que va lo llevé recio ese día le di dos ponchaos y lo dominé las 4 veces estaba loco, porque a esos peloteros grandes no lo puedes caminar con la recta, tírale suave lanzamiento que se muevan, para que tu veas como los dominas, pero entre más duro le tires más te batean y cuando terminamos el juego me dijo, ahí está en la frase de él, me decía …”zurdito, zurdito”.

MD: Y de esos grandes él que más fácil dominabas.

El que yo más fácil dominaba, era este, Ricardo Bent Wilians, él de Holguín que era buen bateador, pero yo lo dominaba muy fácil, yo le tiraba recta al medio y no le daba. Un día le pregunté y le dije “oye tu estas ciego, si mi recta no es tan gorda” y me dijo “yo no sé, pero eso que tu le haces así al brazo para tirar la bola”, porque yo le hacía así al brazo, “eso me vuelve loco, y cuando voy a batear no veo la pelota”.

MD: Wilfredo Sánchez.

MG: Lo dominaba fácil, me decía “Mirringa me tienes loco”, pero a Fernando Sánchez, si le huía porque me cogía y me mataba, yo le movía la bola, pero que va era tremendo bateador, la bola afuera te la halaba para el left field, era un fenómeno.

MD: Y cuando te enfrentabas a Carmelo Pedroso.

MG: A Carmelo no me gustaba lanzarle, porque no tenía lanzamiento, no tenía lanzamientos, lo mismo le tiraba a una alta que a una afuera, igual que Madera y me conectaba, porque era buen bateador, con tacto era de buen promedio, bueno hizo dos años seguidos el equipo Cuba grande en el mundial del 80 y la Copa del 81.

MD: Dice Casanova que Luis Crespo te sonaba, a pesar de que era zurdo y tu tenías más dominio de los zurdos.

MG: Si Luis Crespo era el mejor zurdo que me bateaba, a tal punto que a veces cuando jugábamos con Forestales, Pineda no me ponía a mí, para que Crespo no me pudiera batear, sin embargo a Amado Zamora lo mayoreaba también, porque él sabía que yo le caminaba para adelante a los bateadores y entonces no me podía tocar la bola, porque yo era bueno para coger los toques se paraba a batearme duro y ahí lo dominaba.

Esa tanda de terror de Las Villas, no era fácil, pero yo los dominaba.

MD: Máximo satisfecho con tu carrera deportiva.

MG: Si como no, a pesar de que mira a mí no me han hecho ni un confesiones de grande por la TV, ni Glorias deportivas y eso que tengo el record quizás más añejo de un lanzador, y ese record mío, va a ser muy difícil que alguien lo rompa, pero mira ustedes me han hecho un confesiones de grande, un beisbol de siempre, y eso me reconforta, porque yo sé que la peña de ustedes es bien seguida.

Concluimos y nos despedimos, no sin antes aceptarle un brindis con un buen ron, que tenía para la ocasión, junto a un gran amigo en común, Juan Pita, invitado para la entrevista por el propi Máximo.

Maximiliano Gutiérrez lanzó en 10 series nacionales y en 7 selectivas, en los que ganó 62 juegos y perdió 47, propinó 16 lechadas y tuvo una efectividad de 2,57 en la era del aluminio y frente a grandes luminarias, como aquellos bateadores del equipo Las Villas, Industriales, el Habana y Orientales, solo le conectaron 41 jonrones en 3534 veces al bate, por lo que permitió un jonrón cada 86,2 veces al bate, una frecuencia mejor que muchos estelares lanzadores derechos y zurdos de la época, lo que habla por sí solo de su excelente control y su gran calidad en el box.

Peñista Efrén Amaya Padrino

22 de febrero de 2021

Fuentes consultadas:

-Testimonios de Luis Giraldo Casanova, Rodovaldo Esquivel, Félix Pino y Rogelio García.

-Guia Oficial del Beisbol de 2011



33 comentarios

Saltar al formulario de comentarios

  1. Amaya mi hermano, espectacular entrevista, pese a lo extensa que es no me canso ni un tantito la lectura, la disfrute mucho, además conozco a Maximiliano por los libros, nunca lo vi lanzar, por eso cada dato, cada anécdota que conto, incluso su explicación sobre cómo deben lanzar los zurdos lo encontré muy interesante. Dias atrás cuando hable con Maximiliano gracias a ti, lo sentí que es un tipo muy jaranero, muy chévere, muy pinareño, gente noble y humilde, por eso me siento muy feliz por este “Confesiones de Grandes” que la MD le hizo mediante ti, era un justo homenaje a su figura, un hombre que aún tiene un de los records mas añejos de nuestro beisbol. Un abrazo para los dos, y dile que volveremos hablar.

    1. Fue muy enaltecedor y estimulante para él cuando le hablaste por telefono, excelente edición, como él dijo “este es mi confesiones de grande” en un rato se la imprimo para llevársela, ayer ya me llamó para ver si la teníamos

      1. Lo merece mi herma y el honor fue mío. Abrazos.

    • Amaya el 23 febrero, 2021 a las 12:38 am
    • Responder

    Fue muy reconfortante dialogar con Maximiliano, una persona especial, le toco coincidir con la epova dorada del pitcheo cubano y en particular con los lanzadores pinareños, me dijo que con Vegueros fue siempre abridor, pues los lanzadores estaban equitativamente repartidos entre Vegueros y Forestales, ya para las selectivas, aunque ocasionalmente abria, su rol fundamental ers de relevo, pues los abridores eran Rogelio Garcia, Julio Romero, Jesus Guerra, Felix Pino,, Mario Negrete y Porfirio Perez, Juan Carlos Oliva aunque relevaba tambien abria, entonces Pineda le decia “Maximito, en la selectiva, yo te quiero para relevar porque tengo muchos abridores, pero no te preocupes tambien te pondre a abrir” Maximo me han dicho Felix Pino y Rogelio y Casanova era todo coraje y valor, sus numeros y resultados en una epoca de grandes bateadores y con bate aluminio lo dice todo, ahora hemos cumplido con esta gloria deportiva que es poseedor de uno de los record mas añejos y dificil de romper en nuestras series nacionales

      • Ariel Suárez cabo el 25 febrero, 2021 a las 11:01 pm
      • Responder

      No sólo lo veo como un jugador q coincidió con la época dorada del béisbol en cuba sino como q el fue parte fundamental de dicha etapa ya q existían en ese momento bateadores fenomenales con los cuales el supo lidiar e imponer un récord q para mí es inalcanzable simplemente me divertí y reí mucho con esta entrevista ya q fue un jugador q izo algo q es casi imposible hoy en día a pesar de q corrió con suerte como el mismo dijo en su entrevista ya q en 5 ocasiones gracias a la misma no permitió carreras pero tranquilo la suerte favorece a los grandes y tú sin dudas eres uno de ellos muchas gracias a ti a y Efrén por compartir ten bonito testimonio

    • Dr. Reinaldo el 23 febrero, 2021 a las 1:15 am
    • Responder

    Amaya mi hermano, sin palabras esta entrevista a una leyenda del picheo pinareño…el Maximiliano muy guapo cuando lo vi lanzar en el Capitán San Luis..orgulloso que nuestra Peña MD le haya hecho este trabajo…Amaya eres grande con la pluma escribiendo…te felicito doble por ser un gran peñista y por ser amante del beísbol pinareño. Salud y Abrazos.

    1. La entrevista fue el pasado jueves REI, y fue un intercambio muy fructífero con Maxino, quien por demás sabes es muy, pero muy amigo mio, su esposa Enma nos creo las condiciones propicias, pero yo que me llevo tan bien con él, me enteré de cosas que realmente no las sabía, fue sin dudas un grande entre tantos monstruos del pitcheo de esa época, su forma de narrar los acontecimientos, nos proporcionó muchos momentos agradables y risas, porque Maximo es muy ocurrente hablando

    • Ramón el 23 febrero, 2021 a las 8:28 am
    • Responder

    Excelente Amaya, como siempre. Que bueno poder conocer las experiencias de esta gloria deportiva de Cuba, he disfrutado mucho de la entrevista, pero lo más importante, por lo menos para mí, es conocer los criterios de este gran pelotero sobre las deficiencias que tenemos en estos momentos y sus propuestas para cambiar esta situación. Creo que en la sabiduría de estos grandes hombres, que lo dieron todo por nuestro pasatiempo nacional, es donde debemos buscar la motivación y una gran parte del conocimiento que necesitamos para revertir la situación, por supuesto que unido con el desarrollo de la tecnología. También considero que a lo largo de la crónica podemos comprobar el amor a la camiseta que tenían todos en esa epoca y su entrega total a la causa de su equipo. Gracias Amaya por permitirnos conocer un poco más a esta gloria del picheo pinareño y porque no, de Cuba. Un abrazo a todos y cuidense mucho.

    1. Saludos Ramón, dejame decirte que ese record de 47 y 1 tercio sin ermitir carreras, parece algo de otra galaxia, pero viste que disposición tenían para los momentos dificiles

        • Ramón el 23 febrero, 2021 a las 12:40 pm
        • Responder

        A eso me refería cuando hablé del amor a la camisieta y entrega total a la causa del equipo. El record, sin dudas es algo impresionante. Saludos.

    • Ramón el 23 febrero, 2021 a las 8:40 am
    • Responder

    Por cierto Amaya, ese hombre que aparece en la foto con Maximiliano y que estaba invitado para la entrevista, se llama igual que mi papá (que coincidencia) Juan Pita. Te lo comento porque decía mi abuelo (que era español y también se llamaba así) que junto con él venían otros dos hermanos y se separaron en La Habana y nunca más supo de ellos. Te comento esto porque es muy curioso para mí. Le reitero el saludo hermano y cuidese mucho

      • Amaya el 23 febrero, 2021 a las 11:38 am
      • Responder

      Ese Pita, es muy amigo de nosotros, cada rato echamos unos piquetes de Softbol, y eso se pone bueno, hace rato por la pendemia que no jugamos

    • El Loko el 23 febrero, 2021 a las 1:21 pm
    • Responder

    Excelente entrevista Amaya, sin palabras, Maximiliano fue un señor pitcher, con un récord que vale el 2.45 de Sotomayor, para nunca romper…
    Un abrazo

      • SIEMPRE NARANJA el 23 febrero, 2021 a las 2:10 pm
      • Responder

      Like…………………………..

    1. En dos días Eddy sale la de Casanova y Rodovaldo Esquivel, esa en una sola, mas corta, pero con muchas cosas inéditas también

    • SIEMPRE NARANJA el 23 febrero, 2021 a las 2:01 pm
    • Responder

    Amaya muy buena la entrevista le he disfrutado de un extremo al otro. Muchas las anécdotas contadas por Maximiliano y de seguro otras tantas quedaron en el tintero jjj…. Deja algunas para cuando, Dios mediante, la MD pueda realizar su Encuentro en la tierra beisbolera más occidental de Cuba.

    Coñooo… pero de verdad Ferrer se la comió, si le llega Máximo a dar un pescozón,,,,,, vayaaa… estaba bien dado jjjjj……………. Muy astuto en la lomita eso también le sirvió como arma para imponerse frente a aquellas tandas de excelentes peloteros.

    Muy bonito que Maximiliano Gutiérrez te haya dedicado ese tiempo y nos hayas traído todas esas historias……. Un honor que nos hace tenerlo en la web MD……………..

    Saludos Amaya y darle uno también a MG……………….

    1. Saludos Vicet, Maximo gente muy sencilla y ocurrente, gran humildad mira los numerazos frente a esos monstruos de bateadores que teníamos

    • Janiel Izaguirre (Trinidad) el 23 febrero, 2021 a las 3:02 pm
    • Responder

    Amaya excelentisima entrevista mi hermano, estas hecho un periodista de 1ra entrevistando a estas glorias que tantos alegrones le dieron a la aficion vueltabajera y a los cubanos en general, salud para Maximiliano y a ti hermano muchas gracias por regalarnos este trabajo.

    Un abrazo.

    • enrique15 el 23 febrero, 2021 a las 4:28 pm
    • Responder

    Así es como me gustan a mí las entrevistas con las glorias deportivas del pasado, dejándolos hablar, ellos solo hacen el trabajo. Es tremendo trabajo ese que haz hecho Amaya, mis felicitaciones. Interesante, tremenda la entrevista.
    Muy graciosas las anécdotas, muy relevantes del corazón que ponían los peloteros en el terreno. Muñoz, un problema para cualquier pitcher, Cheíto, Capiró. Me alegra que Maximiliano haya mencionado a Anselmo Mtnez un tronco de lanzador zurdo olvidado por todos. En fin, ojalá que siempre las entrevistas a las glorias deportivas fuesen como esta.

    1. Enrique me dijo que Gerardo Rionda se le hacia tambien dificil, pero no podia hacerla mas extensa, tambien que compartio mucho con Anselmo Martinez en la preseleccion y tambien me hablo de Rodolfo Mackbiin un lanzador que tenian ustedes a Wilfredo lo dominaba pero Fernando le halaba los lanzamientos afuera para el LF fijate con la rapidez que sacaba el bate, pero tenia mucho coraje para desestabilizar a los bateadores

    • Kikiriki el 23 febrero, 2021 a las 6:25 pm
    • Responder

    Maravillosa entrevista, la disfruté de punta a cabo.
    Ni recuerdo a Maximiliano, ni a Oliva, ni a Guerra, ni a Pino, los vi, claro q los vi pq yo veo pelota casi desde q nací, pero no los recuerdo lanzando, el pitcher pinareño más viejo q recuerdo es a Julio Romero, con sus espejuelos y todo.
    Una duda: el récord de Fredy Asiel en play off fue de 42 entradas, no?

      • enrique15 el 24 febrero, 2021 a las 12:50 am
      • Responder

      Kikiri, cuando leo que alguien no pudo disfrutar del placer de ver a esas estrellas que mencionas lanzar, no puedo menos que sentirme dichoso compadre. Yo también veo pelota desde que nací casi, uno de mis recuerdos más viejos es el famoso jonrón de Marquetti contra los americanos que escuche por radio junto a un hermano mío ya fallecido. Guerra, Oliva, Pino, Maximiliano y muchos más eran realmente MLB. Recuerdo que una vez en el Palante salió una caricatura de unos peloteros que estaban sentados en el terreno leyendo periódico en medio del juego y otro les decía, oye qué hacen uds. Y el tipo contestaba: “No te preocupes, está lanzando Pérez Pérez”. Juan Pérez Pérez tiraba cohetes para home, lástima que no había pistolas prque estoy seguro que su recta era de 98 millas lo menos. Dio tres no hit no run en su carrera, imagínate. Y lo ví lanzar muchas veces. Una gran suerte. No soy tan viejo, tengo 56, pero desde chama no me pierdo un juego de pelota.

    • El Conde MD el 23 febrero, 2021 a las 9:14 pm
    • Responder

    Amaya mi hermano, mis respetos. Usted siempre nos lleva a navegar por esas aguas de nuestros otroras estelares, y mas si son de su tierra, pinareños. Muy bonito todo eso q estas haciendo, merece toda la admiracion del mundo, un abrazo y esperamos más entregas.

    1. Yo tambien las tuyas, como digo ” cubanos por doquier” saludos es que tengo el privilegio de ser amigo de todas estas luminarias y eso me favorece el dialogo con ellos

  2. Buenos días ,como todos deseo felicitar a Amaya y a los integrantes de la MD por la extraordinaria confesión de tan ilustre lanzador del cual solo conocía de oídas pero muy conocedor ,muy buen trabajo como todos los suyos.
    Ahora si no es mucho pedirle a Ud. y a Daimir si es posible poder hacerme llegar el teléfono (Si no es violar la privacidad de Maximiliano) para conversar de mi lanzador que es zurdo y joven como puede enseñarle ,orientarle ya que los entrenadores que ha tenido solo hacen el llamado bullpen que yo lo llamo trapito ,trapito y por supuesto eso no enseña nada en primera tiene que darse cuenta que es una pieza que la anima Ud. y va para cualquier lugar no siendo así cdo Ud. lanza con un bateador al frente pq así traza la estrategia de quererlo dominar ,soy fémina y de pelota no se mucho pero siempre que puedo recopilo la mayor cantidad de documentación para enriquecer los conocimientos del muchacho como esta selección tan completa de Maximiliano para que la lea y guarde.
    Este año contaron con Costa quien he leído que fue buen lanzador pero a veces los seres humanos tenemos condiciones excelentes propias pero no sabemos enseñar ni trasmitirlas a otro, y al parecer eso es lo que ha pasado pues los lanzadores de la Perla del Sur quedaron como mismo empezaron sin adelanto alguno y si por casualidad decían algo se sancionaba como le paso a algunos y fueron inclusive dejado en alguna que otra subserie. Me parece que cuando se desea aprender y mejorar no debemos obviar el querer de esa persona sino ayudarlo porque cuando se es culto se es libre para hacer esto que hacen la MD ofrecer información,educar,comunicar y sobre todo hacer vivir a las personas que la visitan momentos vividos por otras glorias que muchos dejan en el olvido .Disculpen si es mucho pedirle ,y si no pueden no pasa nada .Hasta luego y continua dando a los lectores lo mejor de la MD y de sus integrantes siempre con la ultima y las mas completas.
    Gracias a todos…Cuídense.

    1. Ok gran amiga con Daimir te lo envio, tanto el Celular, como el de la casa, ya se lo dije y me dijo que te lo diera y que lo llames a cualquier hora que él esta en la mejor disposición, para servir, ese es Maximo, dispuesto a ayudar a cualquier lanzador en cualquier momento

      1. Ya están en sus manos ..

  3. Magnifica entrevista muy buena Maximiliano se ve una persona muy campeñana , con esta entrevista se demuestra que no es tirar duro solamente sino conocer a los contrarios y trabajar en el dominio de los lanzamientos, enfrentar a los contrarios que tuvo sumándole el bate de aluminio y tener ese promedio de carreras limpias dice mucho de la inteligencia que tuvo en el montículo

      • Amaya el 26 febrero, 2021 a las 12:29 pm
      • Responder

      Saludos David, así mismo como dices, era un lanzador muy controlado y con mucho coraje

    • Victor el 26 febrero, 2021 a las 4:18 pm
    • Responder

    Hola:
    Buenas tardes para todos los peñistas y aficionados del béisbol.
    Disfruté mucho la entrevista. Soy de aquí de Pinar del Río y quiero compartir algo con ustedes relacionados con Maximiliano; como tambien se le conoce. Yo nací en el 75, y como todo niño, jugaba a la pelota en el medio de la calle. Un día jugando con otros niños veo que se acerca una moto y pido tiempo para dejar que pasara el motorista, pero cuando se viene acercando me doy cuenta que es Maximiliano, y rápido digo: caballero es Maximiliano Gutierrez. Justo cuando pasa le gritamos: vas a pitchar hoy ??? Y el nos responde un gran si y nos saluda alzando una de sus manos. Aquel día no recuerdo quien ganó en el juego del barrio, pero si pitchó Maximiliano y ganó su juego. Hoy a cada rato cuando pasa por la calle Osmani Arenado o Rosario; como tambien se le conoce, nos saludamos con un simple gesto, pero él nunca sabrá lo que significó para un niño de 4 años aquel si.
    Es una persona súper humilde y muy querida aquí een Pinar del Río. Mis respetos para él, para Amaya y para todos los que hacen posible esta gran peña. Felicitaciones a todos !!!!

    1. Bien Victor ese que te respondio a tu pregunta, lo cual imagino entre 1982 y 1984 ese es Maximiliano, siempre fue asi, ese es Maximo siempre ha sido asi, recuerdo siempre esa epoca de oro de Maximiliano, siempre ha sido asi

    • enrique15 el 27 febrero, 2021 a las 9:55 am
    • Responder

    Yo lo recuerdo muy activo en el box cn el uniforme muy ajustado y tremenda guapería, provocando siempre al bateador.

  4. Amaya me hermano, excelente entrevista, muy amena, la leí completica…. jaja pero dicen que Luis Crespo le conectaba a cualquiera, lo conocí aquí en mi municipio Güira de Melena donde sentó domicilio muchos años, así que no me extraña lo que dice Maximiliano, de quien también mi padre me comentaba lo que ilustras en el intercambio, de que fue el primero en tirar el tenedor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.